21 nov. 1993

14-93. PEÑA OROEL POR EL NORTE. 21-11-1993.

Oroel desde Güé. 4-1-08.

Parador de Oroel, Neveras de Oroel y Arista Este. Descenso a la Ermita de la Virgen de la Cueva y vuelta por el Collado de las Neveras.
21-11-1993.
Salida 10 h. Llegada 15 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.

María Ainsa, Rosa Mª. Martínez y Biola y Mariano Javierre.

Mapa de Oroel procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            El día se anuncia frío a pesar de que las Neveras de Oroel no se ven cargadas todavía; es 21 de Noviembre de 1993 y queda mucho hielo para ello en este invierno que se avecina.
            Decidimos subir a Oroel con Biola pues la vez anterior que estuvo fue sobre mis costillas y bueno será que suba por sí misma. Es una caminata asequible y nos llevamos a su amiga María.
            No es preciso madrugar, por ello son las nueve y media cuando estamos los cuatro en el coche y nos vamos hacia Jaca.

Parador de Oroel. 2-3-05.

            -Esa es Peña Oroel.
            -Veis la cruz, ¿no?
            -Allí vamos, subiremos un poco más a la izquierda de la cruz.
            Tomamos en Jaca la Carretera al Puerto de Oroel y nos desviamos a la entrada de la carretera que transita la cara norte y que pasa junto al Parador de Oroel.

Comienzo del camino a Oroel. 23-8-16.

            Hay un poco de escarcha y paramos con la intención de localizar la calzada romana que existe por allí, que yo he visto alguna vez pero que no localizaremos en esta ocasión.
            A las diez estamos en el parador aparcando cuesta abajo como tengo por costumbre. Nos abrigamos un poquillo pues hace fresco aquí a la sombra y a 1186 metros de altitud, e iniciamos un camino que se adentra selva arriba, en dirección sur a base de lazos transitadísimos.

Aparece el conglomerado bajo las Neveras. 23-8-16.

            Sobre conglomerados de pudingas primos hermanos de los de Santa Orosia o Riglos se asienta el pino silvestre, el boj, el roble, la gayuba y el rosal silvestre para convertirse con la altura en un abetal distinguido en el que  se salpican delicadamente algunas hayas.
            Alcanzamos al grupo que ha salido delante de nosotros y con ellos más o menos cerca continuamos ascendiendo.
            Hace frío, un frío que ya era anunciado por las nieblas que intentaban asentarse  sobre la cresta.

Desde el Collado de las Neveras la Loma Terminal de Oroel. 2-2-03.

            En una hora alcanzamos las neveras y el camino se arrellana entre bojes para salir inmediatamente al sol y a la cresta.
            Me quito el segundo par de calcetines y se los pongo a María ya que las botas le van un poco grandes y además se le caen los calcetines que lleva. Nos queda todavía un largo repecho hacia el oeste que hacemos por la cresta a pesar del vientecillo que campa por estos parajes. Charlamos al sol y al aire con las gentes con las que hemos subido y sobre las once y media llegamos a la cruz situada en la cima más alta de Oroel a 1796 metros de altitud.

Arista Este de Oroel. 18-2-05.

            Las nieblas empujadas por el viento han desaparecido. El paisaje al norte es espléndido abarcando desde Zuriza hasta las Tres Marías que reconocemos y algo más al este que no se distingue bien como la Peña Montañesa, Cotiella e incluso el Turbón. Al sur, entre la neblina, Gratal, Guara y los Mallos de Murillo.

Llegando a la Cruz de Oroel. 2-2-03.

            Nos sentamos en el lado este de la base de la cruz para comer un poco pero el viento nos desaloja hasta el lado sur pero aquí tenemos un poco más de lo mismo y fresco.
            La gente que ha llegado con nosotros se ha bajado un poco hacia el sur, algunos que estaban por allí han iniciado el regreso, es una pena de día.

Ladera Sur de Oroel. 6-8-15.

            Hacemos una fotografía que no saldrá pues no llevo carrete como comprobaré después y nos vamos de vuelta para bajar hacia la Virgen de la Cueva después de preguntar pues sabemos que el camino arranca de las inmediaciones del lugar en el que hemos accedido a la cresta subiendo desde el parador.
            El inicio del camino no está señalizado y no es fácil de localizar si no se poseen referencias. Atraviesa el “arizonar”, masa de genistas hórridas en dirección sur descendiendo la ladera hasta alcanzar el pinar que se asienta sobre un pliegue de la ladera.

Entorno de la Virgen de la Cueva. 30-12-07.

             En media hora perdemos los 280 metros que hay desde la cruz y llegamos a la Ermita de la Virgen de la Cueva situada al amparo de una espaciosa cavidad característica de todas las formaciones de pudingas. El techo rezuma humedad y gotea el agua por doquier.
            Fuera, estamos a 1450 metros de altitud, en un paraje abrigadísimo y hace otro día. 

Ermita de la Virgen de la Cueva. 30-12-07.
       
            Nos sentamos un rato al sol y a la una menos cuarto iniciamos el ascenso que  nos llevará media hora entre protestas de Biola que dice tener una sentadura.
            Antes de iniciar el descenso final y al abrigo de unos enebros rastreros paramos a comer. El abrigo no es malo pero la hierba está fría y no invita a regalarse con un dilatado descanso a pesar de que la hora lo permita.

 La Zona Este de Oroel. 24-12-03.

            A las dos nos despedimos del sol e iniciamos el descenso de la cara norte. Una hora después llegaremos tranquilamente al Parador de Oroel que lleva ya ratos sumido en la sombra.
            Desde la balaustrada contemplamos como las nieblas se van asentando poco a poco sobre el Pirineo Axil.

Jaca desde Oroel. 2-2-03.

            Nos vamos hacia Navasa para recuperar el sol en los Capitiellos. Luego Jarlata, la Pista hasta Sasal y pasando junto a la caseta, por Sabiñánigo Pueblo nos llegamos a casa cuando todavía son las cuatro menos cuarto. Queda tarde para todo. Este año 93 hacemos cosas de principiantes y bueno… Pero a pesar de ello nos hemos puesto en los 900 metros de desnivel.

            

4 nov. 1993

13-93. PICO ROYO. 4-11-1993.

Royo desde el Barranco Lapazuso. 17-12-16.

Valle de Anayet, Barranco e Ibón de Lapazuso y Cara Norte del Royo descenso por el corredor Sudoeste, Collado de Izas y Barranco Lapazuso.
04-11-1993.
Salida 08:20 h. Llegada 13:15 h.
Mixto.
Bastante fácil.
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa del Pico Royo procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Desde nuestra vuelta de Benasque, no habíamos vuelto a salir al monte salvo una tarde que marchamos a Güé con Merche y en la que, por cierto, nos mojamos. Ha hecho un final de verano y principio de otoño de lo más lluvioso que se recuerda. Tan solo un esporádico domingo salió medio lucido pues en las últimas semanas se estropeaba el tiempo exclusivamente de cara al fin de semana.
            Hoy 4 de Noviembre de 1993 hemos decidido marchar al Pio Royo y hacer, si se puede, la Cresta de las Arroyeras. Este pico es el baluarte más oriental de la cresta que culmina por el oeste en Anayet a la vez que separa los Valles de Izas y Anayet.
            Nos levantamos a las siete y en media hora estamos en el coche. Biola se ha quedado en casa de la abuela Carmen.


El Barranco Lapazuso. 17-12-16.

            La mañana está bastante arañada pero siempre queda la esperanza de que sea localmente. A la altura de Sallent encontramos escarcha en la carretera y el firme fallado a tope. En el Corral de las Mulas dejamos la carretera y nos metemos pista adelante, la cadena está quitada, subimos alrededor de tres kilómetros  y aparcamos en el rellano de los casetones de la mina de carbón, a pesar de que la pista continúa para arriba.
            Son las ocho y diez, estamos a 1850 metros de altitud y tras calzarnos, diez minutos después y  tras especular sobre el mejor camino, nos vamos continuando por la pista en dirección sur-sudeste al encuentro del Barranco Desagüe del Ibón de Lapazuso por el que continuaremos el ascenso y en el que encontraremos las primeras manchas de nieve.
            La cresta está medio cubierta de nieblas que van y vienen, pero la parte francesa está hasta los topes de nieblas y no será de extrañar que se vinieran en manada hacia el sur.
            Poco después de meternos en el barranco tenemos que abandonarlo pues está helado para proseguir por nieve continua que está estupenda.


Pico Royo vertiente norte. 3-4-09.

            Subimos el primer resalte afrontando un corredor amplio y corto que tiene un par de pequeños aludes y alanzamos el rellano del ibón por su parte sur. Estamos a 2187 metros de altitud.
            Aquí hay que decidirse: por la izquierda del pico el tramo es mixto, aéreo y feo; el acceso a la cresta  por el collado frontal es fácil porque está bien vestido de nieve pero en este caso hay que crestear dos dientes para alcanzar el pico y tienen muy mal aspecto; por tanto, nos vamos un poco por medio para intentar alcanzar  un pequeño cuello que separa al pico de los dientes.

Ibón de Lapazuso. 22-10-11.

            Llegamos a la pared y nos encontramos con un primer tramo mixto que desemboca en un feo corredor orientado al norte y del que habrá que apartarse lo antes posible, pues hay que iniciar el ascenso justo por encima del mismo.
            Rosa que si vamos a subir por allí, yo que empiezo. Rosa que si los crampones, yo que si voy a ver… Son unos pocos metros delicados que hacemos con el piolet los que nos permiten salir del corredor y alcanzar una pequeña faja inclinada, vestida de buena nieve.


Detalle de la Norte del Royo desde Campo de Troya. 13-4-06.

            Desde allí continúo hasta una pequeña arista nevada que muere en la base de la roca.
            Luego por una incipiente rimaya y alcanzo la cresta. Rosa viene detrás ya que  es posible la continuación al pico. Hacia el oeste la cresta se ve muy incierta y peregrina.
            Ya en la cresta, una trepada de cinco metros sobre materiales metamórficos firmes nos ponen en la Cima del Pico Royo a 2407 metros de altitud cuando son las diez menos veinte.
            El paisaje está todo visto: algún minúsculo claro en Telera y algo de luz sobre los Infiernos, el resto es todo niebla que ya baja incluso por las laderas del Puerto Viejo de Sallent. La temperatura es agradable a cubierto de esta bóveda celeste aunque los dedos están fríos del contacto con la roca y la nieve.


Arista Norte del Pico Royo. 22-10-11.

            Me acerco a la arista que viene desde el Collado de Izas para echarle una ojeada y lo que veo es la posibilidad de regreso bajando hacia el collado que es lo que intentaremos de inmediato para  contornear luego el pico por el sur.
            Desde abajo, volver a la Cresta de las Arroyeras más al oeste de los dientes es posible pero las nieblas lo llenan todo y en estas condiciones no merece la pena hacerlo.


La Norte del Royo desde la Antecima Culibillas. 22-10-11.

            Nos bajamos directamente al sur un poco a la izquierda del collado descendiendo primero por roca y luego por una pequeña faja de hierba que se pone bastante vertical en el tramo inferior cuando tiene que terminar  en la pradera próxima al collado.


Arroyeras, Culibillas y Royo desde Tres Huegas. 16-12-15.

            El primer corredor que intentamos se pone vertical y tenemos que dejarlo. El segundo paso que intentamos también tenemos que abandonarlo cuando estábamos a cinco metros del final. Tenemos que trepar toda la destrepada que hemos hecho con un paso de hombros incluido, continuamos un poco al este  hasta alcanzar una vira  muy estrecha y próxima al final pero tampoco tiene solución.


La Sur del Pico Royo desde debajo del Collado de Izas. 17-12-16.

            No queda otro remedio que volver al pico y bajar por el camino de ascenso, pero antes de tomar la roca hay un corredor nevado que hemos desechado anteriormente y que se inicia aquí. Por su lado izquierdo me bajo hasta el final de una proa con nieve buena, lo que me permitirá comprobar que el corredor no se corta y que termina en la inclinada pradera salvando la barrera rocosa.
            Le digo a Rosa que baje sobre mis huellas y de espaldas al valle descenderemos el corredor que en su tramo inicial supera los 45º pero que pronto pierde inclinación permitiéndonos continuar de cara al valle clavando tacones.

Pico Royo desde el Valle de Izas. 16-12-15.

            Son 100 metros de desnivel que nos ponen a la altura del Collado de Izas al que llegaremos flanqueando hacia el este.
            Pasamos el collado y seguimos contorneando el pico atravesando la cara sudeste con tres corredores de pizarras rojas un poco en ascenso en busca del collado que nos permita alcanzar la cara norte.
            Sorprendemos a un rebeco y al resguardo del viento paramos a comer un poco. Está cayendo aguanieve.


Dientes del Royo y Royo desde Culibillas. 18-10-05.

            Ya en el collado tomamos la cara norte y sin siquiera alcanzar la Hoya del Ibón de Lapazuso nos vamos por buena nieve directos al barranco.
            Son las doce y media pasadas y tranquilamente continuamos para abajo dejando atrás el pico entre nieblas. A la una estamos en la pista y un cuarto de hora más tarde en el coche. Sin pérdida de tiempo a pesar de que Rosa dice si no tenemos nada más que hacer por allí nos metemos en el coche y a las dos en casa en medio de un día espléndido. ¡Quién lo iba a decir!