30 jul. 1996

8-96. DOCE DE LOS QUINCE DE NEOUVIELLE. RAMOUGN. 30-7-1996.

Nuestra vía en Ramougn. 3-10-09.

Cima de Neouvielle, Arista Nordeste, Glaciar de Ramoungn y Corredor Norte. Descenso al Glaciar de Ramougn y Lac Aubert.
30-07-1996.
10:30 h.
14 h.
Sol.
Bastante fácil.
Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Ramougn procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            A las diez y media, un poco pasadas, del 29 de Julio de 1996, cuando llega otra cordada abandonamos la Cima del Pic Neouvielle, situada a 3091 metros, por su facilísima arista norte  y dispuestos a no perder altitud que luego tengamos que volver a ganar, me asomo al collado al que llega la vía normal de ascenso al pico y le propongo a Juan destrepar directamente al Glaciar de Ramougn aprovechando que el nevero se encumbra bastante y el resalte rocoso no tendrá más allá de 50 metros de altura.

Una mirada desde Cap Long. 3-10-09.

            Efectivamente, encontramos vía a base de viras, repisas y pequeños corredores con alguna cita que en poco rato nos dejan en el glaciar salvada la correspondiente rimaya.
            Hay huellas en la cresta de los que han hecho la arista, hay huellas bajo uno de los difíciles dientes de la arista sur y dos corredores claros: uno al norte de aproximadamente 125 metros de longitud que llega directo a la cima y el otro, próximo al anterior, algo más corto, en el que el nevero se incorpora bastante y que desemboca en la arista oeste a media altura y que nos parece será el más utilizado para el ascenso al pico.

Ramougn desde Neouvielle. 30-7-96.

            Atravesamos el glaciar horizontalmente sobre los 2875 metros de altitud, dejamos las mochilas y con los piolets y la cuerda nos vamos a la entrada del corredor ,  por nieve sombreada en la que no quedará otro remedio que tallar pequeños peldaños por no ponernos los crampones y permitir que Rosa suba sin problemas.
            Alcanzamos el corredor  y progresamos  unos primeros 50 metros fáciles y con abundantes presas en el que hay que apoyar las manos continuamente.

Segundo largo en Ramougn. 30-7-96.

            Tras pasar un gran bloque empotrado característico casi al final desembocamos en una fuerte brecha que se asoma a Cap de Long y nos encordamos.
            Subimos unas primeras lajas graníticas a toda cresta que nos depositan en el inicio de un  pequeño corredor que nos saca de la arista y nos introduce, tras una corta travesía en la cara norte del pico.

Desde la Cima de ramougn los Circos de Cap Long y Tourrat. 30-7-96.

            La travesía se continúa con otro largo de cuerda que se inicia con un diedro bastante expuesto tras contornear una torre.
            El último largo de cuerda es más fácil alternando lajas con pequeños diedros y que en conjunto suponen una pequeña travesía al encuentro del corredor que llega directo a la cima. Nosotros no llegamos al corredor sino que proseguimos por nuestra “vía directa.”

Cara este de Neouvielle desde Ramougn.

            Son las doce y estamos en medio del amontonamiento de lajas graníticas que es la Cima del Pico Ramougn a 3011 metros de altitud, segundo tresmil del día y decimosegundo y último de nuestra actividad en el Macizo de Neouvielle.
            Saboreamos la cima. Había que subir a Ramougn porque es el pico más característico del macizo; su “vía normal” se las trae. Michel Sebastien se pasa unas rayas cuando dice: “Hay que ir a este pico extraordinario, que yo he admirado tantas veces como todos vosotros. No resulta muy difícil ni siquiera para los excursionistas de baja altura que somos.”

Destrepando con guantes en Ramougn. 30-7-96.

            A lo mejor podría haber precisado un poco más diciendo: los excursionistas, la mayoría ni se lo mirarán con intención de subir, muchos montañeros se darán la vuelta al ver su casquete somital, pero para escaladores con experiencia es fácil.
            Hacemos fotos y nos despedimos del macizo, es un excelente pináculo para una celestial despedida. Aquí, a tiro de piedra se quedan el Trois Conseiliers de Neouvielle, el Turón y el Reboul-Vidal por culpa del mal tiempo y de nuestra falta de ambición. Cualquiera le dice a mi chica que nos vamos por la Brecha Chausenque para hacerlos y bajar luego por Las Terrazas de Cap Long al Paso del Gato.

Ramoung desde encima de la Brecha de Neouvielle. 2-7-00.

            El descenso es una repetición escrupulosa del ascenso pero más fácil por conocida y en veinte minutos estamos recogiendo los piolets, bajando la ya reblandecida nieve recogemos las mochilas y nos bajamos el Glaciar de Ramougn en dirección norte al encuentro del camino de subida  esquiando todos los neveros que nos lo permiten.
            Alcanzamos el Glaciar de Neouvielle en su parte intermedia. Ahora solamente resta continuar camino abajo al encuentro de los lagos.

Ramougn desde el Glaciar de Neouvielle. 30-7-96.

            Me adelanto para poner a refrescar en el agua unas latas que hemos olvidado en el coche a la mañana. Son las dos cuando llego al coche, he bajado mejor que nunca y ahora es cuando me empiezo a encontrar en condiciones. Hoy han sido 1300 metros movidos en seis horas y media. De algo han tenido que vales los 5000 metros hechos en los cuatro días anteriores.
            Llegan los socios, nos bebemos las latas todavía calentorras y decidimos volver a comer a nuestro refugio pues he olvidado una bolsa pequeña colgada en la que, entre otras cosas sin importancia, está el primer carrete de fotografías. Juan hubiera preferido comer entre pinos junto al lago pero agradecerá la sombra- penumbra del refugio, hoy estamos hartos de tanta luz a base de sol y nieve y también la comodidad y la frescura.

Lacs de Adoubert, Aumar y Laquettes. 30-7-96.

            Después de comer nos hacemos café y un segundo café con la cabeza a la sombra y el cuerpo al sol mientras contemplamos desde Reboul-Vidal hasta Ramougn, ¿quién da más?
            Pero a las cinco hay que irse para casa. Bajamos el valle con poca circulación y a buen ritmo nos subimos hasta el Túnel de Bielsa dejando aparcadas las nieblas en los fondos de los valles franceses.
            Salimos del túnel a la luz y al calor del sur; esto es otro país. Por eso los gabachos pegan tanto por estos parajes.

Croquis de Neouvielle procedente de Juan Buysé.


            A la entrada en Ainsa vemos a Alvarito Correas. Echamos unas cervezas y una charrada pues hace ya tiempo que no nos veíamos. Se hacen agradablemente las siete.

            A las ocho y cuarto dejamos a Juan al cuidado de Margarita y nosotros a lo nuestro que será Salou pasado mañana sin ir más lejos.

Para ver el Comienzo.

7-96. DOCE DE LOS QUINCE DE NEOUVIELLE. PIC NEOUVIELLE. 30-7-1996.



En el Glaciar de Neouvielle.

Aparcamiento del Lac de Aubert, Bareeras de Aubert, Glaciar de Neouvielle y Arista Noroeste.
30-07-1996.
Salida 07:30 h. Llegada 10 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Neouvielle procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            El martes 30 de Julio de 1996 amanece para nosotros a las seis y cuarto. Desayunamos, recogemos todo y nos metemos en el coche ya que nuestra actividad  debe iniciarse en el Lac de Aubert o en el de Aumar.

Neouvielle desde Cap Long. 3-10-09.

            Bajamos hasta el Lac de Oredon y nos introducimos en la Reserva Natural de Neouvielle por una estupenda carretera que va ascendiendo por medio de un extraordinario pinar de pino negro hasta alcanzar y bordear por el sur el Lac de Aumar en una zona plana y elevada a 2212 metros de altitud. Más adelante, un poco más abajo sobre los 2150 metros  se encuentra la Presa del Lac de Aubert.
            En el aparcamiento de las proximidades dejamos el coche y atravesamos la larguísima presa en dirección sudoeste para iniciar el ascenso hacia Neouvielle y Ramougn. Son las siete y media pasadas.

Hacia la Breche Chausenque. 

            Un grupo con un guía nos encamina pues suponíamos que el camino rodeaba el lago por abajo, pero lo que hace es dirigirse al frente hacia el Paso del Gato para  ganar altura, girar al oeste y cruzar un poco más arriba las Barreras de Aubert; atravesar un pedregal de enormes proporciones y desembocar en un amplio valle de altura orientado al oeste y sobre el que se asienta el pequeño Glaciar de Ramougn y el Glaciar de Neouvielle.

La este de Neouvielle desde Ramougn.

            El grupo con el que hemos empezada a caminar se ha quedado ya en el primer resalte y en el primer nevero alcanzamos a otro que se ha puesto unos innecesarios crampones. El glaciar está cubierto de una nieve que se sube muy bien, soleada ya a estas horas. Las rampas son largas y se encaminan a la Brecha Chausenque para girar luego al sur y erguirse posteriormente en la parte superior.

Ordesa desde la Cima de Neouvielle. 

            El casquete somital del pico está libre de hielo, la vía se dirige a la arista norte para acceder a la cima sin apoyar las manos siquiera pero nosotros nos vamos a la arista noroeste y con ella ganaremos los últimos 100 metros terminando por flanquear la cara norte del pico en medio de los fervientes reniegos de mi chica que prefiere algo menos “escogido.”

Desde la Cima del Tres Conseilliers la arista del mismo nombre. 2-7-00.

            No es más que una trepada entretenida en busca de pasos ente grandes lajas pero a Rosa se le hacen más grandes todavía.

Lacs de Aumar y Adoubert. 

            De cualquier forma, son las diez de la mañana cuando alcanzamos la Cima del Pic Neouvielle, estamos a 3091 metros de altitud con dos franceses que han llegado hace un rato.
             Desde la cima contemplamos la mayor parte de nuestros recorridos de días anteriores y añadimos la Oeste del Pic Ramougn, la arista que le une al Neouvielle y la Arista de los Tres Conseiliers. Sabemos que se trata de una prestigiosa arista de escalada en un estupendo granito que ofrece alternativas frecuentes. Al oeste aparece el Circo y los Lacs de Maniportet.

La Arista de Tres Conseilliers y Ramougn. 2-7-00.

            Comemos y bebemos un poco al sol de un espléndido día. También los franceses tienen, de cuando en cuando, buen tiempo en contra de lo que se pueda pensar, pero muy de tarde en tarde.

Croquis de Neouvielle procedente de Juan Buysé.

            En medio de un descomunal caos de bloques que es la cima, casi bicéfala damos de comer a unos descarados gorriones alpinos y contemplamos el Ramougn que no tiene nada de buena cara, pero habrá que abordarlo de alguna forma, ¿o no?

Para ver la Continuación.

29 jul. 1996

6-96. DOCE DE LOS QUINCE DE NEOUVIELLE. BUGARRET ENTRE LA PALE CRABOUNOUSE Y LA DENT DE ESTIBERE MALE. 29-7-96.

Desde el Col Tourrat Dent de Estibere Male, Bugarret y Pale Crabounouse.

Embalse de Cap Long, Col Tourrat, Lac Tourrat, Cara Norte, Pale Crabounouse, Bugarret, Dent de Estibere Male, Lac y Col Tourrat y Embalse de Cap Long.
29-07-1996.
Salida 07 h. Llegada 17:30 h.
Sol.
Bastante fácil.
3 p.
1 d.
Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Neouvielle procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            La madrugada del 29 de Julio de 1997 es un tanto fresca, no sabemos bien si porque el tiempo ha refrescado o por falta de calor animal. Nos levantamos  a las seis y cuarto, desayunamos a tren y a las siete estamos en el conocido camino que bordea el Embalse de Cap Long pero con unas diferencias sustanciales con la vez anterior: es más temprano y hay un sol radiante que lo invade todo.
            Atravesamos el barranco, parece ser que por el lugar adecuado y a media ladera y en dirección oeste nos vamos en busca del Col Tourrat. Casi sin querer y dejándonos guiar por nuestro olfato montañero enseguida encontramos una vía señalada con balizas blancas que nos conduce sobre la Pared Este de la Arista de Cap Long.
            Junto al barranco alcanzamos la cubeta colmatada del circo superior bajo el collado en la que el agua, el granito y las pratenses han compuesto un lienzo indescriptible.
            Tomamos la pedrera por la parte norte que es el lugar por el que se encuentra mayor cantidad de materiales firmes, de tal forma que el corredor queda reducido a un corto pasaje de alrededor de 40 metros fáciles sobre materiales descompuestos.

En Cap Long. 3-10-09.

            A las nueve y diez estamos en el Col Tourrat a 2604 metros de altitud contemplando el enorme circo en cuya cabecera de aloja el Lac Tourrat inundado de luz y de sol.
            Tenemos la alternativa de faldear hasta el lago pasando sobre unos escarpes importantes que no tienen muy buena cara y que a Rosa no le gustan nada, o bien bajar al fondo del valle y retornar por terreno más suave hasta el lago.
            Tomamos la segunda opción y nos vamos con Rosa mientras Juan faldea. Tendremos que perder alrededor de 200 metros de desnivel para atravesar el barranco desagüe del valle e introducirnos en unos corredores fáciles y sombreados que luego se convertirán en neveros soleados y que nos llevarán al Lac Tourrat en el que espera Juan.

Long y Pale Crabounouse desde el Lac Tourrat.

             Continuamos remontando al sur-sudeste por terreno granítico clásico y enseguida paramos a comer un poco ya que nos queda una larga y soleada pala y no es cuestión de quedarnos sin gasolina.
            Un cuarto de hora después continuamos con el ascenso directo al extremo norte de la Pala Crabounouse que es un enorme pedregal prácticamente plano situado sobre los 2950 metros de altitud.
            Ya arriba, la pala se afila y en discreto ascenso vamos aristeando. Pasamos por su parte oeste una fuerte brecha y afrontamos el ascenso al casquete somital apoyando las manos de cuando en cuando.

Bugarret difuminado en el Long.

            A las once y media alcanzamos la Cima de la Pala Crabounouse situada a 3021 metros de altitud- Ante nosotros hay una larga cresta fácil y horizontal que es el cierre del circo perfectamente orientado al norte al que le han salido un par de prominencias: el Bugarret y la Dent de Estibere Male y que se remata en la Norte del Long y el Maubic. Será un paseo contemplando  desde el Vignemale al oeste, el Valle de Especieres, el Circo de Gavarnie y los Circos de Estaube y Troumouse al sureste.
            Juan se queda fotografiando todo lo que pilla y nosotros nos alargamos hacia el este hasta que atacamos por su arista fácil, que es la oeste, la Cima del Pico Bugarret acotado a 3031 metros de altitud. Son las doce y media.
            Va saliendo alguna nube del fondo de los valles circundantes pero no nos preocupa. Llega Juan y nosotros desandamos el brevísimo ascenso, recuperamos las mochilas y faldeamos la cara sur del pico que es fácil aunque algo expuesta a juicio de mi esposa. Juan bajará por la arista.

Arista Oeste de Bugarret, detrás el Long.

            Tenemos que alcanzar el collado de separación con la Dent de Estibere Male y pensando que ya estamos frente al pico, tomamos un corredor vertical, fácil, con abundantes presas pero muy descompuesto que nos conduce no al collado sino a una zona de cresta blanquecina y horizontal perteneciente al Bugarret y que hay que bajar por el norte con cuidado, a través de unas lajas lisas y pendientes que suscitan las pertinaces quejas de Rosa, pues parece que lleva el calendario un tanto adelantado:  esto no es Salou, todavía.
         De cualquier forma alcanzamos el buscado collado de la Dent, dejamos las mochilas e iniciamos el ascenso por la arista. Poco más arriba nos esperan un par de pasos poco fáciles que  nos depositan en la Cima de la Dent de Estibere Male a 3017 metros de altitud, tercer tresmil del día.

Faldeando por el sur y por encima del Lac Tourrat.

            Es la una. Contemplamos la Arista Sur del Long que tiene algo de mejor aspecto que la cara norte que resulta un tanto hosca.
            El descenso directo desde la cima hacia el norte es más sencillo que destrepar la arista; así que Rosa y Juan se bajan  hasta alcanzar los próximos neveros superiores del circo, yo me vuelvo por la arista al collado, recojo las mochilas y deslizándome por uno de los neveros les alcanzo. Luego proseguimos esquiando neveros en dirección norte hacia el Lac Tourrat.

El Long y las tres cimas del día desde Reboul Vidal. 2-7-00.

            Casi en su orilla y en unas afloraciones graníticas junto a una escorrentía paramos a comer. Luego continuamos bordeando el lago por su orilla este y dejando el lago que todavía está  completamente helado abordamos los escarpes graníticos que Juan ha pasado por la mañana y que resultan, fundamentalmente, entretenidos.
            Salidos de los escarpes un terreno indeciso  se hace incómodo hasta el Col Tourrat. Allí nos separamos, Juan se va a volver por las Terrazas de Cap Long hasta el Paso del Gato y nosotros desandamos el camino de la mañana en dirección este bajando el primer corredor y parando en el maravilloso y solitario rellano para gozar un poco de los encantos del lugar.

Terrazas de Cap Long bajando del Col Tourrat.

            Luego continuamos por el barranco en el que encontramos casualmente los hitos de la mañana y sin prisa pero sin pausa nos bajamos la vestida pared de granitos y pratenses para atravesar el barranco y rodear el Embalse de Cap Long llegando al coche sobre las cinco y media.
            Esperando a Juan nos bebemos un aquarius  que hemos guardado en nuestra nevera particular. Juan llegará sobre las seis a todo trapo y le recibimos con unas Heineken a punto.
            Luego con el coche nos llegaremos hasta la puerta del refugio ya que estamos solos. Poco después descargará una tormenta que se ha formado en un visto y no visto.

Croquis de Neouvielle procedente de Juan Buysé.

            Cenaremos sobrados de espacio y de tiempo. Hoy hemos consumido nuestra ración diaria: 1150 metros de desnivel en diez horas y media con lo que hemos agotado nuestro proyecto en lo que concierne a  la parte sur del Macizo de Neouvielle, queda la norte y nos acostamos pronto, mañana será nuestro último día en Neouvielle y  puede ser interesante.

Para ver la Continuación.

            

28 jul. 1996

5-96. DOCE DE LOS QUINCE DE NEOUVIELLE. ESTARANGE, CAMPBIEIL Y CAMPBIEIL SUDOESTE.28-7-1996.

Campbieil fesfe Estaragne.28*7-96.

Valle de Estarange, Barranco de Estarange, Cara este, Pic de Estarange. Pic Cambieil, Pic Cambieil Sudoeste y Arista Sur. Vuelta por el mismo camino.
28-07-1996.
Salida 09:15 h. Llegada 17 h.
Mixto.
Fácil.
Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Campbieil y Estaragne preodecente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            Las nieblas alternan con los chaparrones durante una buena parte de la mañana del 27 de Julio del 96, pero a media mañana se levantan un poco, incluso querrá salir el sol.
            Nos subimos hasta la Presa de Cap Long, escuchamos el casete en español sobre las Obras de los alrededores, reconocemos el inicio del Camino al Paso del Gato por las Terrazas de Cap Long y nos bajamos para comer un poco y salir del valle.
            Con la calefacción enchufada a tope como procedimiento para que sequen algunas de nuestras pertenencias nos llegaremos hasta Piau-Engaly. Allí también están las nieblas por las alturas.
            Visitamos la original urbanización de la estación de esquí y como no hay más que hacer nos volvemos hasta el Lac de Oredon, recogemos las tiendas y nos subimos a nuestro refugio.
            Colgaremos las tiendas en los alambres para que vayan secando, cenamos pronto antes de que estalle la marabunta entre catalanes, vascos y franceses y nos empiltramos con la esperanza de que el día siguiente salga medio decente pues hoy ha sido un desastre.

La entrada al Valle de Estaragne tomada a la vuelta. 28-7-96.

            El domingo 28 de Julio de 1996 amanece igual que el sábado pero no llueve y el personal se queda empiltrado.
            Nosotros nos levantamos  a las ocho pasadas, desayunamos y tras recoger abandonamos el refugio. Las nieblas no parecen demasiado consistentes y nos bajamos hasta la Entrada del Valle de Estarange.
            Hemos sido los primeros y quién sabe si también los únicos en salir al monte pues la gente que ha venido de fin de semana parece que marcha para abajo.
            Son las nueve y cuarto cuando aparcamos el coche a la entrada del valle a 2070 metros de altitud para seguidamente meternos en un camino muy marcado en la pradera alpina y bastante llano.
            Enseguida abandonamos el plano fondo del barranco para encaramarnos en un espolón de la parte izquierda del valle, Con ello ganamos altura en dirección oeste siempre llevando a nuestra derecha la Montaña de Estarange y a la izquierda la accidentada Cresta de las Cintas Blancas que baja directamente del Pic Estarange.
            Volvemos  al barranco después y al fondo del circo ya cubierto de nieve y con gente por arriba, para continuar por la morrena izquierda del circo junto a la pared que baja del Cilindro de Estarange por donde localizamos a un trío.

Entrando al Rellano del Valle de estaragne. 28-7-96.

            Subimos un fuerte resalte alcanzamos un nuevo rellano herboso sobre los 2700 metros de altitud donde se nos ofrecen dos opciones: subir por el pedregal hasta el Collado de Estarange y proseguir por la cresta luego, o bien atravesar la pared este en ascenso como vía más directa al Pic Estarange.
            Las nieblas están altas y nos decidimos por la vía directa confirmada por hitos. Subimos en dirección sur-sudoeste atravesando neveros que se alargan hasta la ascendente cresta.
            La vía desemboca en la Arista de las Cintas Blancas, horrorosamente vertical en su cara sur. La arista se cierra en un paredón vertical y no queda otra alternativa que proseguir hacia el centro de la pared  del casquete somital vestido de materiales metamórficos y alcanzar inmediatamente las Cima del Pic Estarange de 3006 metros de altitud cuando son las once y media.

Campbieil Sudoeste y Campbieil faldeando Estaragne. 28-7-96.

            En la cima están los franceses que hemos oído y localizado después. Los valles están llenos de nieblas y de cuando en cuando se ajironan y estiran hacia las puntas pero sin consistencia. Estamos al sol y contemplamos la actividad hecha el primer día.
            Comemos un poco y proseguimos luego hacia el Cambieil. Hay que perder alrededor de 100 metros hacia el collado, tomar la pared norte, y sobre su pedrera metamórfica describir  una travesía ascendente hasta alcanzar el amplio corredor por el que discurre el camino para desembocar en la arista nordeste del pico.
            El casquete somital en esta zona está defendido por unas lajas blanquecinas, muy lisas e inclinadas pero que por el contrario tienen una adherencia estupenda. Superado el pasaje enseguida alcanzamos  la Cima del Pic Cambieil con 3173 metros de altitud cuando es la una menos cuarto.

Desde la Oeste de Campbieil de revoul Vidal a Ramougn.

            Luego en descenso por la arista que es más loma que otra cosa continuamos adelante  y un cuarto de hora después llegamos a la Cima del Cambieil Sudoeste  acotada a 3157 metros de altitud y todavía proseguiremos algo más en la arista en busca de un teórico Pic de la Lentilla existente según Juan Buisé.
            La pared sudeste de estos picos se corta verticalmente y las nieblas utilizan el ascensor para subirse hasta arriba, cosa que contrasta con la amabilidad de la cara opuesta también libre de nieblas.
            Hacemos alguna foto e iniciamos el regreso por el mismo camino pues no queremos bajar de nuevo al Valle de Cap Long perfectamente accesible casi desde cualquier punto de esta arista. Juan se queda un poco con el paisaje mientras que nosotros  nos vamos de vuelta por la ondulante arista  somital.

Tras Revoul Vidal Campbieil y Long. 2-7-00.

            Una vuelta ya sin historia nos lleva en dirección norte, a media ladera y por camino trazado sobre pedrera metamórfico-granítica en la ladera oeste de la Arista de Alharises hasta el Collado de Estarange situado a 2837 metros de altitud. Son las dos y allí nos quedamos a comer.
            La continuación se hace bajando la pedrera que hemos rehusado a la mañana y luego el nevero que se comunica con el resalte morrénico que también hemos subido por la mañana.

Desde la Cima de Ramougn Campbieil. 30-7-96.

            Alcanzamos la parte baja paramos a echar un trago  pues hace bastante calor y a juguetear con un par de desconfiadas a la vez que atrevidas marmotas. Luego descendemos el espolón lateral en medio de gente que pulula por aquí pues hoy no estamos solos como el primer día, sobre todo en la zona próxima a la carretera. Son las cinco de la tarde.
            Nos queda todavía una enorme tarde de sol y de calor  para hacer nuestro aseo decentemente, beber nuestras cervezas, picotear unas aceitunas y descansar en los alrededores de nuestro refugio y digo nuestro porque estamos solos.

Croquis de neouvielle procedente de Juan Buysé.


            Luego de cenar Rosa se empiltra y nosotros nos quedamos escuchando noticias de la Olimpiada que no anda demasiado bien después del Judo.
            A las nueve y cuarto también nos empiltramos. Después llegarán otros al refugio que deben haber venido a tiro hecho, pero nuestros sueños ya algo más secos, se han enriscado con suma facilidad en las aristas infinitas de la noche del domingo al lunes tras una jornada, al fin, estupenda en la que en casi ocho horas hemos movido 1225 metros algo largos.

Para ver la Continuación.
             
  

26 jul. 1996

4-96. DOCE DE LOS QUINCE DE NEOUVIELLE, LONG Y MAUBIC 26-7-1996



Long y Maubic desde Revoul Vidal. 2-7-00.

Badet, Aguja Badet, Arista Este, Pic Long, Corredor al Glaciar de Pays Bache, Pic Maubic y Embalse de Cap Long.
26-07-1996.
Salida 12:45 h. Llegada 17:45 h.
Mixto.
Bastante fácil.
Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa del Long procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            Desde la Cima del Badet a 3160 metros de altitud iniciamos el descenso hacia el noroeste. Todavía no es la una menos cuarto.
            Bajamos en busca del Collado Sudeste del Pic Long. En el descenso pasamos un par de dientes  algo prominentes, suponiendo a posteriori que se tratará de la Aguja Badet. El tránsito se realiza con cierta facilidad.
            Enseguida  advierto la presencia de una baga en la cabecera de un corredor que se pierde en el Glaciar de Pays Bache orientado al nordeste que nos debe facilitar el acceso a la cabecera del glaciar.
            Dejamos las mochilas de nuevo y nos vamos en busca de una vira clara en la Cara Sur de la Pirámide Somital del Long. Unos hitos indican el tránsito fuera de la arista para desembocar en corredores que tienen trepadas verticales aunque fáciles y que permiten el asalto directo a la cumbre.
            Es la una y cuarto cuando alcanzamos la Cima del Pic Long situada a 3192 metros de altitud. Nada que ver en la Cabecera del Circo Tourrat que era algo de nuestro interés pues las nieblas nos envuelven.

Arista Norte del Pic Long desde la Cima de Maubic. 

             Por tanto nada tenemos que hacer en esta cima y nos volvemos para abajo. Nosotros destreparemos el corredor tal y como hemos hecho en el ascenso mientras que Juan se marcha arista abajo ya que desde arriba no se veía complicada.
            Reunidos nos aproximamos a la arista y seguidamente alcanzamos las mochilas.
            Comemos unos frutos secos y echamos un trago de agua mientras que saco la cuerda de mi mochila. Asegurado por Juan inicio el destrepe del corredor.
            El primer tercio está formado por un diedro muy vertical y liso que cuenta con una fisura muy alta por lo que su parte inferior resulta algo peleona. Superado este paso se continúa con unos metros en los que hay abundantes presas menudas que conducen a una repisa en la que hay otra baga que permite montar un segundo rápel.
            Advierto la circunstancia a Juan y prosigo para abajo ya que llevamos una cuerda de 40 metros y en simple permite rapelar todo el corredor.
            La segunda parte es más estrecha y más fácil, aunque también muy vertical pero por el contrario hay que andarse con mucho cuidado pues tu propia cuerda puede tirarte piedras; esta parte está my descompuesta y no tiene ninguna escapatoria.

Corredor Nordeste al Glaciar de Pays Bache.

            La parte final del corredor está rellena por un estrecho nevero que tapona la parte derecha del mismo. Tiene dos dificultades: la primera  es que está cortado y por tanto no se puede bajar completamente sobre la nieve y la otra  es que el fondo rocoso está cubierto de hielo, las presas de pie son poco firmes y sobre la roca son prácticamente inexistentes.
            De cualquier forma paso la rimaya del nevero y atravesando por debajo del corte me sitúo en un rellano nevado a la derecha del corredor y a salvo de la caída de piedras en el inicio del glaciar.
            Suelto la cuerda para que baje a continuación Rosa asegurada por Juan y guiada en los pasos un poco más complicados por mis indicaciones. Luego en doble rapela Juan los dos tramos y tras el segundo rápel alcanza el nevero.
            Desciendo delante el primer tramo del nevero y luego lo hará Rosa Asegurada ya que es muy erguido y así abreviamos. Recogeré la cuerda mientras baja Juan.
            La continuación es más sencilla pues la nieve ya está blanda. Hemos de atravesar el glaciar  en dirección norte perdiendo la mínima altura para incorporarnos a la Arista Este de Maubic.
            El acceso a la cresta está muy descompuesto, cada cual sube por donde quiere y puede. Alcanzada la anchísima arista quedan unos pocos metros sin historia para llegar a la Cima del Pic Maubic con 3058 metros de altitud. Se trata del cuarto y último tresmil del 26 de Julio del 96. Son las tres de la tarde.
            Las nieblas ya ni siquiera respetan al Long. Hacemos una foto de lo poco que se ve de la arista nordeste que parece complicadilla y aérea aparentemente desde aquí.

Long y Maubic recogiendo el Glaciar de Pays Bache.

            Juan todavía se quedará un poco para ver si las nieblas le dejan hacer la foto mientras que nosotros iniciamos el descenso con cierta prisa pues las nieblas lo están llenando todo.
            Enseguida nos alcanza Juan al que esperamos un  poco y en dirección nordeste vamos bajando entre nieblas al encuentro del barranco.
            Son las cuatro y cuarto cuando comienza a llover. Nos ponemos las capas y continuamos bajando con la ansiedad y la incertidumbre de encontrarnos con algún marrón antes de alcanzar el barranco. Resulta, en consecuencia, un descenso largo, incómodo y lento; mi chica está cansada de brazos, piernas y de todo.
            La lluvia se va alternando con granizadas breves y varias. Al final alcanzamos el barranco “a oreja” y por el lugar debido. A la mañana  nos habíamos pasado un pelín al tirar para arriba después de atravesar el primer brazo. Pasamos medio a remojo en todos los sentidos.

Las Terrazas de Cap Long desde el Barranco de Cap Long. 29-7-96.

            El rodeo del Embalse de Cap Long resulta tedioso. El tren inferior va levemente mojado y a las seis menos cuarto llegamos al coche un tanto derrotados por el agua que no por la montaña.
            Recojo las cervezas del nevero, nos quitamos capas y mochilas y nos metemos al coche. Nos viene justo pues cae inmediatamente una pedregada de muchísimo cuidado: la echa sin  porgar, digo tamizar, pero estamos a cubierto. Ahora solamente queda poner la moral a cubierto y secarnos un pelín.
            Tan pronto como se pasa la pedregada nos vamos  directamente a una especie de refugio que vimos ayer al subir al embalse y que por culpa de la lluvia no paramos a reconocer.

Los Circos de Long y Tourrat desde Ramougn. 30-7-96.

            Hay tres franceses y mucho sitio; así que, nos bajamos hasta las tiendas para recoger algunas cosas con la intención de subirnos  y pasar la noche en el refugio. Dejamos las tiendas plantadas y mojadas y a las siete estamos  incluso con la moral a cubierto.
            Es un barracón y en la antigua cocina que está en el interior colgamos las cosas mojadas pues hay además de una ventana otra ventilación. Elegimos tres de las literas altas que están libres y en una de las mesas de delante nos sentamos a comer beber y charlar. Uno de los franceses habla bastante Español.

Croquis de Neouvielle procedente de Juan Buysé.

            Cenamos a nuestro estilo con sopa y leche calientes que van muy bien y así nos recuperamos  de los esfuerzos necesarios para mover aproximadamente 1325 metros de desnivel en nueve horas y cuarto.
            Sobre las nueve y media nos metemos en las literas. La noche resultará larga y lluviosa con una gotera que cae junto a mi litera. Si no arreglan el asunto terminará por arruinar el refugio.
            La mañana del 27 amanecerá  con nieblas y lluvia no habrá nada que hacer en el monte y nos empiltraremos de nuevo.

Para ver la Continuación.