22 feb. 2005

6-05. PICO DEL AGUILA POR LA ERMITA DE ORDAS. 22-2-2005.

Pico del Aguila desde las inmediaciones de la Ermita de Ordás.

Aparcamiento  de 1 km más abajo de la Presa de Arguis, Ermita de Ordás, Collado Sudoeste y Cara Oeste. Descenso por la Arista Sur y Castillo de Ordás.

20-02-2005.

Salida 10 h. Llegada 13 h.

Sol.

Muy Fácil.

700 m.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Pico del Aguila procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
El domingo 20 de Febrero de 2005 rematamos la complicada Semana Blanca, meteorológicamente hablando, yéndonos al sur ya que el norte ofrecía pocas opciones.

            Habíamos visto una edificación sobre los paredones calizos situados frente al Molino de Arguis, sabíamos de la existencia de una ermita y de la posible ascensión al Pico del Aguila sin hacerlo por la pista que nace junto al Túnel de la Manzanera.

            A las nueve y media nos metemos en el coche con poca mochila y poco viaje. A las diez estamos aparcando un kilómetro mas debajo de la Presa de Arguis en el  pequeño aparcamiento en el lado este de la carretera.

            Un cartel indica camino para la Ermita de Nuestra Señora de Ordás. En un mapa de Prames hay trazado un camino que asciende directamente por este barranco hasta el Collado Sudoeste del Aguila y como coinciden en su inicio, por allí nos vamos en dirección este. Estamos a 920 metros de altitud.
 
Poico del Aguila desde el Collado de las Paules. 28-12-10.

            La pista que creíamos nacía aquí no existe ya que conduce a otro rellano inmediatamente encima de donde hemos dejado el coche. De allí para arriba, un cuidado camino se va elevando fundamentalmente en dirección norte por el Barranco  Terrau pero enseguida transita unas minúsculas manchas de pinar y se empieza a orientar al nordeste abandonándolo.

            Ganamos altura en medio de una mañana algo fresca y ventilada aunque aquí y ahora, de momento, no se está mal ya que el valle queda bastante protegido.

            Veinte minutos después hemos remontado hasta la altura de los paredones calizos del nordeste del barranco y alejándonos de nuestros intereses, llaneamos al este hasta alcanzar la ermita cerca de las llamadas ruinas del Castillo de Ordás.

Hay en el refugio adosado a la ermita y una pareja que no saben nada de nada además de calentarse al fuego que han encendido en el hogar del refugio.

Pico del Aguila desde las Ruinas de la Ermita de Ordás.
 
En la parte superior de la ermita hay una balsa a la que llega una pista y bajo ella un camino que inspeccionamos inicialmente y que abandonamos de inmediato al introducirse en la ladera norte de Piacuto.

De vuelta a la balsa, tomamos la pista y en el inmediato barranco localizamos el inicio de un camino que asciende el barranco junto a la ladera que habíamos desechado anteriormente. El camino está balizado con pintura naranja y nos permite subir cómodamente sin tener que ir a través de un monte bajo que no tiene mal aspecto pero en el que hay que buscar camino entre genistas y aliagas fundamentalmente.

El camino conduce al Collado Norte de Piacuto a 1250 metros de altitud. Se trata de un amplio y plano collado en el que campa un ventarrón como mandan los cánones en un día como hoy. Esta vestido de genistas y perdemos el camino pero lo recuperamos enseguida tras orientarnos prácticamente al norte.

Pico el Aguila desde debajo de los crestones calizos de la cara sureste.
 
Faldeamos ligeramente al este un tozal y seguidamente, por el oeste y de nuevo al viento pasamos el Tozal de los Estudiases con lo que alcanzamos el Collado Sudoeste del Aguila a 1352 metros de altitud.

Nos guía, casi desde el comienzo las instalaciones diversas que hay en la cima por lo que no hay duda. A pesar de ello hemos de decidir y continuar sobre el camino a la alternativa consistente en ascender directamente la arista medianamente rocosa.

El camino en suave ascenso faldeará toda la ladera oeste, pasará por debajo de la cima y alcanzará un collado en la arista oeste. Allí cambiamos a la ladera nordeste, y de llano entre bojes crecidos alcanzamos la pista que viene desde el Mesón  Nuevo de la Manzanera. Con ella, unos metros después, alcanzamos la cima del Pico del Aguila situado a 1620 metros de altitud. Van a ser las doce.

Embalse de Arguis desde Pico del Aguila.

En la amplia cima, además de mal “orache” está hasta la guardia civil que debe estar protegiendo el repetidor de televisión en el día del Refrenden para la Constitución Europea. Además de un enorme edificio y del repetidor correspondiente hay otro enorme de la telefónica y tres o cuatro más. Hasta una pequeña capilla perfectamente cerrada y situada en la parte más alta y que nos sirve de parapeto.

El Valle de Rasal.
 
Echamos un bocado, nos tomamos un café con leche caliente y como el día no está ni siquiera para fotos nos vamos para abajo.
 
En la Sureste del Agila.

Vamos a intentar descender por la arista sudoeste y lo hacemos primero por el filo hasta que la cosa se complica y continuamos el descenso ligeramente en la ladera este, por un pequeño barranco que desciende junto a la misma entre aliagas y genistas que se alternan con pequeños tramos de pedrera caliza.
Detalle espectacular de un crestón calizo.


El descenso resulta fácil y rápido con lo que alcanzamos la base del roquedo en las inmediaciones del collado. De allí en adelante solamente queda desandar el camino de ascenso hasta alcanzar la Ermita de Nuestra Señora de Ordás.

Hoya de Huesca desde la ermita de Ordás.
 
Luego, prácticamente en horizontal nos acercamos hasta un potente paredón que por todas señas es el único resto del Castillo de Ordás que a mí me parece más una pared campanario que otra cosa pero...
 
Pico del Aguila desde el Pico Mediodía. 30-1-10.

Hacemos unas fotos y volviendo un poco sobre nuestros pasos continuamos con el descenso para llegar al coche cuando va a ser la una y media del mediodía. Hoy solamente han sido 700 metros de desnivel.
Belsué medio helado y detrás el Aguila. 28-11-10.


A las dos de la tarde estamos en casa y hemos aprovechado un poco el día, en la medida que el tiempo nos lo ha permitido.

 

 

18 feb. 2005

5-05. UNA TARDE EN OROEL. 18-2-2005.

Oroel desde el Collado de las Neveras.

Parador de Oroel, Collado de las Neveras y Arista Este. Dewscenso por la ladera este.

18-02-2005

Salida 15 h. llegada 18 h.

Sol.

Muy Fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Oroel procedente del Periódico de Aragón. Vía en amarillo.
 
            Sería allá por al año 85 cuando subimos por primera vez a Oroel. Desde entonces y de cuando en cuando hemos vuelto a una cima que es un perfecto balcón sobre la Val Ancha y la cara sur de las Sierras de la Partacua y Tendeñera.

            Habíamos estado alguna vez en el parador de Oroel y sería desde allí, la vía más utilizada, desde donde partiríamos. Luego, volveríamos fundamentalmente como actividad recurrente cuando el tiempo estaba complicado o había demasiada nieve por arriba.
 
Invernal a Oroel 4-1-08.

            Es 18 de Febrero de 2005. Mi chica ha salido de trabajar a las dos y a las tres nos bajamos del coche en el Parador de Oroel situado a 1186 metros de altitud.

            Echamos al hombro unas pequeñas mochilas y tras coger agua en la Fuente de los Forestales, atravesamos la carretera y pasando junto a la balsa iniciamos camino en dirección sur.

            Se trata de un transitadísimo camino que se eleva por medio del viejo pinar asentado sobre sustrato de conglomerado de pudendas y que deja la tierra llena de cantos rodados, algo observable a lo largo de todo el camino pero especialmente en la ladera cimera.

            Vuelta a vuelta gana altura tras una amplia lazada hacia el este hasta que se incorpora a la pared de la cara norte. En ella, buscando una serie de gradas superpuestas avanza en ascenso consistente ya sobre el hayedo-abetar con sotobosque de boj.

            Subimos a ritmo y nos metemos en calores mientras a través del tornasolado de las copas de los árboles se traslucen las nevadas laderas de la cara sur del Prepirineo Interior.

Llegando a las Neveras. 22-2-03.
 
            Encontramos algunas manchas de nieve desperdigadas por el camino  y sobre los 1600 metros de altitud la nieve rellena prácticamente la senda. Estamos en las Neveras de Oroel, lugar sombrío que guarda la nieve durante casi todo el invierno.

            El camino gira un poco al oeste y prácticamente de llano, entre cumplido sotobosque de boj alcanza el collado entre Peña Oroel al este y Oroel al oeste.

            En el collado, a 1650 metros de altitud, salimos al sol y girando al oeste elegimos la opción del camino de la arista, dejando para la vuelta el camino de media ladera.

La Este de Oroel.
 
            Una senda no demasiada transitada avanza por la misma arista entre afloraciones de conglomerado y asentamientos de genista hórrida. Siempre en suave ascenso progresa hacia el oeste mientras permite contemplar las paredes de la cara norte.

            La cruz cimera, cada vez más cerca se asoma sobre los cortados que contemplamos mientras atravesamos desperdigadas y reducidas manchas de nieve, hasta alcanzar la Cima de Oroel situada a 1770 metros de altitud cuando son las  cuatro y veinte.

La Cima de Oroel llegando por la arista Este. 22-2-03.
 
            En las inmediaciones de la cima hay una mesa de direcciones y una enorme cruz metálica pintada de negro con abundantes inscripciones particulares.

De la Llena de la Garganta a Rioseta.

de Otal a las Tres Marías.
 
De Retona a Peña Blanca.
 
            Estamos solos y nos vamos hacia la punta oeste, separada de la cima por unos cientos de metros y prácticamente llanos.

En la Cima de Oroel.
 
Jaca desde Oroel.
 
            Contemplamos al oeste los próximos San Salvador y Cuculo, la llanura de Yesa, la Sierra de Leire y ya de blanco desde el Puntal de Agüerri seguimos con Bisaurín, Aspe, Collarada, Bucuesa, Retona, Telera, Argualas, Balaitus, Sabocos, Tendeñera, Otal, Fenez, Ordesa, Cotiella, Turbón, Montañesa, Canciás y Guara. Recuerdo que hace unos años dibujé esta espectacular panorámica para ilustrar un trabajo de campo. Independientemente del dibujo la panorámica es de “primera magnitud”.


Desde la Cruz de Oroel hacia el este.
 
            Corre un cierto vientecillo que nos ha obligado a abrigarnos un poco y alrededor de las cinco iniciamos la vuelta.
 
Yeguas en la Sur de Oroel.
 
            Tomamos el camino más transitado que recorre la ladera somital a media altura y nos vamos al encuentro de unas yeguas que están al abrigo del viento a media ladera...
 
Llegando al Collado de las Neveras. 24-12-03.
 
            Allí se quedan mientras que nosotros proseguimos para abajo en busca del rellanito en el que se inicia el camino a la Virgen de la Cueva y a la Pardina de Ordolés, la otra vía, también corriente, de acceso a Oroel  por el sur.

Parador de Oroel. 22-2-03.
 
Desde Oturia. 5-10-08.
 
Desde Salinas. 4-4-07.
 
Desde el Solano de Rapún. 28-4-05.
 
            Enseguida alcanzamos el Collado de las Neveras y nos introducimos en la cara norte camino abajo. El descenso es más breve que el ascenso y alrededor de las seis estamos ya de vuelta en el Parador de Oroel con lo que damos por finiquitado el paseo en el que hemos realizado un desnivel de alrededor de 600 metros.

            La vuelta a casa la hacemos por la carretera que se baja hasta Navasa y vuelve por Jarlata y Sasal a Sabiñánigo cuando ya el sol se ha escapado de la Val Estrecha. 

 

           

 

 

16 feb. 2005

4-05 ALREDEDOR DE LA FOZ DE ESCALETE. 16-2-2005.

 

Vertiente Sur de la Foz de Escalete.

Estación de La Peña, Foz de Escalete, Cerro Triste, Presa del Embalse de La Peña y Estación de La Peña.

16-02-2005.
 
Desnivel acumulado 375 m.

Distancia recorrida 8000 m.

Tiempo efectivo 03:15 h.

Sol.

Fácil.

Senderismo.

Hay que llevarla.

No conviene perder el sendero que no está demasiado transitado.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
 
Mapa de la Foz de escalete procedente de Prames. Vía en amarillo.

            La Semana Blanca de 2005 va a salir atravesada, mi esposa se ha pedido un día de fiesta y ya se sabe que el hombre propone...

El miércoles 16 de Febrero por la mañana arreglamos la calefacción, que por cierto se ha averiado en días de intenso frío para no variar y, desistiendo de ir a Lérida al monte, decidimos bajarnos al mediodía hasta La Peña y así aprovechar un poco el día, ya que por arriba el asunto está muy crudo.

La Foz de Escalete  de mi juventud vista desde el tren.
 
¡Cuántas veces no había visto yo la Foz de Escalete! Aquel tajo que se contemplaba en la montaña desde la Estación del ferrocarril de La Peña y que siempre y a lo largo de los viajes en tren, hasta que me compré coche, no dejó de llamarme la atención.

Hay un circuito que atraviesa la foz y va a parar a la presa del Embalse de La Peña y para allí nos vamos.

Bajamos por Caldearenas, Javierrelatre y Anzánigo hasta la Estación de La Peña donde tomamos una pista llana y recta hacia el oeste hasta que gira al sur para cruzar las vías del tren. Allí aparcamos el coche, comemos un poco y a las dos de la tarde nos echamos al monte y al fuerte viento que campa por la zona.

Vamos a rodear el Cerro Triste y para ello nos aproximamos siguiendo la pista hasta la base de las rocas iniciando en dirección sudeste el ascenso que en poco más de un kilómetro nos sitúa en la entrada norte de la Foz de Escalete.

            Una línea de alta tensión afea la parte superior de los paredones pero a pesar de ello y de salvarla para las fotografías merece la pena contemplar el solemne tajo en las claras y ocres calizas por las que un diminuto barranco se ha abierto paso.

En la Foz de Escalete.
 
La pista prosigue al sur y la foz se acaba enseguida convirtiéndose  en un amplio barranco que se abre en dos al igual que la pista. La rama izquierda se va hacia Riglos y la derecha pasa junto a las ruinas de la Pardina Escalete y se orienta hacia la parte alta del cerro.

Paredones de la Foz de Escalete.
 
Abandonamos la pista por un poco transitado camino y con él nos subimos hasta la parte alta del cerro transitando una zona abrasada por algún incendio y que se recupera gracias a las  pirófilas carrascas que son capaces de rebrotar desde sus cenizas.

Alejándonos de la Foz de Escalete.
 
El embalse está a 539 metros de altitud y El Cerro Triste a 887 metros con lo que al abrigo del viento y al sol del mediodía se hace casi calor con el ascenso.

Arriba llaneamos un poco al encuentro de una paridera casi derruida y proseguimos con la línea de alta tensión. El camino poco transitado es difícil de seguir y cuando nos damos cuenta estamos descendiendo suavemente casi en dirección oeste y sobre trazas inciertas de camino entre restos de nieve, matas de arizon, carrasquilla y boj en medio de un medianamente intrincado monte bajo.

La pared de la presa del Embalse de la Peña.
 
Finalmente perdemos el camino, seguimos trazas intermitentes de sendas de animales e iniciamos el descenso junto a la arista que termina en la pared de la presa.

Bajamos aprovechando la arista rocosa caliza bastante meteorizada, limpia de vegetación y que se convierte en paredón por su lado oeste hasta que el asunto se complica lo suficiente para que mi olfato nos invite a retroceder en ascenso un poco  hasta el nacimiento del paredón para ganar así un vallecillo situado al oeste del mismo y que nos permite bajar algo al encuentro del Gállego bajo la presa.

El vallecillo tiene unas zonas de pedrera pero fuera de estás se encuentra muy vestido y nos obliga a "jabalinear" de cuando en cuando, pero nos permite bajar. Casi al final encontramos el camino que hemos perdido arriba y que se ha ido a dar una vuelta algo más al oeste.

Peña Gorgocha.
 
            Terminamos de bajar hasta que el camino llanea por encima del túnel del ferrocarril, contemplamos y fotografiamos la presa con la característica Peña Gorgocha y comenzamos a rodear la presa por su orilla izquierda aprovechando que el camino se ha convertido en pista.

Detalle de la Orilla detecha del Embalse de la Peña y el Tozal de Bisus.
 
Transitamos  horizontalmente entre el embalse y la vía ahora en dirección este. Lo haremos  como casi una hora a la vez que contemplamos algunas aves que están en la otra orilla del embalse. Recojo unos magníficos frutos de algarrobo para enseñárselos a Biola y sobre las cinco y cuarto nos llegamos al coche cuando ya se nos quieren enfriar las orejas.

La Foz de Escalete desde el Pantano de la Peña.
 
Fotografío la foz desde la vía del tren y sin más nos volvemos para casa por el mismo camino. No ha sido gran cosa los 375 metros movidos pero hemos matado el gusanillo y aunque no esperamos demasiado de lo que resta de semana blanca, nos quedan las ilusiones.
 
Chimeneas de hadas cerca de la Peña.
 
Chimenea de hadas en la Carretera al Puerto de Santa Bárbara.