19 jul. 2005

21-05. ESTREMERE Y PEYRELUE EN LA ARISTA NORDESTE DEL PORTALET. 19-7-2005.

Estremere o Portalet desde el Puerto Viejo de Sallent.

Aparcamiento de Espelunciecha en el Portalet, Arista Sudoeste de Estremece, Estremere, Puerto Viejo de Sallent,  Arista Noroeste de Peyrelue, Peyrelue, Col de Lourade, Corredor Sudoeste, Calzils de la Coroneta y vuelta al aparcamiento.

19-07-2005.

Salida 09 h. Llegada 16 h.

Sol.

Bastante fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Estremere y Peyrelue procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
            La arista este que nace en el Portalet d’Aneu es larga  pues se prolonga hasta el Arriel y está constituida por una serie de picos muy poco diferenciados entre los que resulta bastante complicado aclararse y más si tenemos en cuentas las diferentes nomenclaturas entre los mapas.

            Nosotros conocimos el Arriel y más tarde volvimos pero haciendo primero el Pequeño Arriel desde el Collado de Soba. Parecía que queríamos delimitar una actividad, muy visible pero un tanto desconocida. El personal había subido a Ferraturas pero...

            Comenzamos la arista en un primer tramo desde el Collado de Soba e hicimos sucesivamente el Pico del Cuello de Soba, el Soba, el Garmo Negro y nos desmontamos tras hacer la Punta del Tejado.

            En otra ocasión ascendimos por la arista de Moncalbos faldeamos el Diente de Soqués para ascender a la Punta de Soqués y de vuelta hacer el Diente, el Ferraturas y faldear para intentar el Pico Lourade bajándonos por el corredor oeste.

            También en otras ocasiones   nos acercamos a la Inclusa y con Biola hicimos el Baldetosas, ambas en invierno.

Hoy 19 de Julio de 2005 nos llegamos al rajado aparcamiento de la parte alta del Formigal, frente a la silla del Valle de Espelunziecha sobre los 1775 metros de altitud y partimos con la intención de hacer el tramo de arista que nos queda. Son las nueve de la mañana de un día de Julio absolutamente espléndido.

La Arista de ascenso a Estremere.
 
            Iniciamos el ascenso en dirección nordeste para faldear los paredones de calizas claras que configuran la Peña del Oso y tras fuerte repecho a través de pradera alpina tomamos un dorso herboso que sube del sur y que nos conduce suavemente para arriba tras encontrar camino.

Diente de Anayet subiendo a Estremere.

La Nordeste del Portalet desde Estremere.

Dejamos ligeramente a nuestra izquierda la Peña del Oso  y alcanzamos enseguida la cima del Pico Estremerere o Portalet a 2158 metros de altitud. Son las diez de la mañana.

Peyreget y Midi desde Estremere.
 
Al agradable momento propiciado por la brisa del lugar hacemos algunas fotos, contemplamos la conocida zona del Portalet d’Aneu y nos disponemos a proseguir nuestro camino tras darnos cuenta de que se trata del único pico bien diferenciado de toda la arista a excepción de los Arrieles.

Aster alpino.

            Hemos de iniciar el descenso en dirección sur para salirnos de una placas lisas muy verticales y luego ir virando paulatinamente al este hasta alcanzar el Puerto Viejo de Sallent a 1848 metros de altitud.

Asomándonos a la Norte de Peyrelue.
 
            Pasamos junto a una cabaña pastoril francesa en la que se nos asocia un perro y con el nos vamos para arriba en busca de la arista que conduce a Peyrelue pero antes de alcanzarla preferimos ir a buscar la arista que asciende desde el noroeste para luego proseguir por ella hacia el pico.

            Casi en la arista, sobre los 2200 metros de altitud nos paramos a almorzar cuando son poco más de las once.

            A las once y media alcanzamos la arista y comprobamos lo que ya imaginábamos y conocíamos: un potente paredón cierra el paso allá arriba.

Los Dientes de Peyrelue y atrás el pico.
 
            En la ladera sur sabemos de la existencia de un tramo rocoso que obliga a faldear muy abajo y sin certeza de encontrar salida. Por aquí, el lado norte hay una alternativa que permite el faldeo del paredón sin pérdida de altura. Por lo tanto, abandonamos la idea de llegar hasta donde se pueda y luego veremos qué pasa con la pared y con el diente anterior e iniciamos el faldeo.

            Bajamos suavemente hasta encontrarnos con la pedrera noroeste del Peyrelue y en ella tomamos un camino de sarrios que casi horizontal la atraviesa en su totalidad conduciéndonos a la base de un complejo corredor situado entre el Baldetosas y el paredón del Peyrelue.

            Algo descompuesto, se sube no obstante, bastante bien. La parte superior resulta un tanto penosa y ni siquiera tenemos que tocar el fuerte nevero residual de la cabecera bajo los paredones que giran un poco al norte.

            Recorremos un pequeño rellano herboso, atravesamos un corredorcillo muy descompuesto y antes de acabar la travesía hasta un claro espolón  que viene del noroeste y por el que hemos visto vía de acceso, tomamos un estrecho corredor que resulta muy inclinado, muy descompuesto, pues es pizarroso, pero que nos deposita tras un ascenso de alrededor de 100 metros en la parte superior de los paredones.

Dientes de Peyrelue y Baldetosas desde Peyrelue.

Desde allí fotografiamos el diente y el lugar hasta el que llegamos con Biola y tomando la dirección este-nordeste nos vamos hacia la cima del Peyrelue, o así lo creemos.

Formigal, Forato y Pacino.
 
Tras pasar un par de dientes fáciles, estamos a 2525 metros de altitud, en la Cima del Peyrelue y en la parte superior de los paredones en los que creímos ver paso la ocasión en que hicimos la parte central de esta arista y desde los que nos dimos la vuelta para iniciar el descenso.

La Norte de la Partacua.

De Bucuesa a Pala de Ip desde Peyrelue.
 
            También se puede faldear por el norte pero creo que bajaremos la pared  de unos 30 metros de altura aunque el perro se tenga que quedar arriba y así  empalmaremos y acabaremos la cresta. Son las doce y media pasadas.

La Suroedte de Ourade.
 
            El descenso hay que buscarlo en la arista que inicia el descenso hacia el Portalet. Bajados unos metros localizo un pequeño diedro escalonado que se empalma con un corredorcillo que finaliza en un tramos de pared con buenas presas que he de probar ya que está algo descompuesto.

La Norte de Peyrelue.
 
            Desde allí le digo a Rosa que baje. Luego, reunidos, contorneamos hacia nuestra izquierda un torreón bastante vertical y aéreo para tomar hacia nuestra izquierda unos escalones estrechos y fáciles que nos sacan de la pared.

Pared Norte del Diente de Peyrelue.

Lac de Fabreges desde Peyrelue.
 
            Ya en el terroso collado fotografío el paredón oeste del Pico Lourade que será, al fin, el único que nos quede por ascender de toda la arista ya que, no vimos muchas posibilidades por el este, lo faldeamos por el norte, lo intentamos por el sudoeste y abandonamos a media cresta. Y como hicimos en aquella ocasión decidimos bajar por el mismo corredor del día del Ferraturas aunque Rosa jure y perjure. La verdad es que es muy inclinado, está muy descompuesto y encima no cuenta con materiales sueltos para patinarlos, se trata de pizarras diminutas y muy astilladas.

La Oeste de Ourade.

            Es muy largo pues calculo que tendrá por encima de los 400 metros de desnivel, de el que la mitad inferior es una inclinada pradera alpina bastante escalonada y llena de iris germánica que fotografío.

Iris germánica bajando el corredor.
 
            Encontramos agua fresca en una surgencia de la que bebemos y luego alcanzado el inicio del Barranco del Arrigal nos sentamos a la sombra de unos enormes bloques calizos para comer sobre los 2000 metros de altitud. Son las dos menos cuarto.

Ourade y el corredor que hemos bajado.

La Sur de Peyrelue.
 
            A la sombra y con agua fresca se está de cine y caerá hasta una buena siesta con la cabeza a la sombra y el cuerpo al sol. Rosa, entre tanto, toma el sol.

La Sur de Peyrelue y Ourade.

Hasta Ferraturas.
 
La Sur del Puerto Viejo de Sallent.
 
            Luego, serán las tres de la tarde, tomamos dirección sur hasta encontrar la pista y más o menos con ella  vamos girando al oeste contorneando la arista hasta alcanzar los accesos al Puerto Viejo de Sallent, extraordinariamente verdes y llenos de vacas. El camino no se hace largo puesto que, además de ser muy llano, entra una suave brisa que procede del Portalet y se camina muy bien a pesar de la orientación y la hora.

Estremere y Peyrelue entre otros. 14-2-09.
 
            A las cuatro de la tarde llegamos al coche y tras fotografiar en la morrena del Formigal un abedular nos bajamos a casa escuchando el triunfo de Pereiro en la etapa de Pau del Tour. Al final el paseo que quería mi chica se ha saldado con 1050 metros de desnivel.

 

 

13 jul. 2005

20-05. VIVAC EN LA CIMA DEL BALAITUS. 13-7-2005.

 
Arista Sur y Casquete Somital de Balaitus.
 
La Sarra, Refugio de Reespumoso y Brecha de Latour. Descenso por la Gran Diagonal e Ibones de Arriel.

13-07-2005.

Salida 14 h. Llegada 14 h.

Mixto.

Bastante fácil.

2 días.

Ascensión.

 Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Balaitus procedente de Iberpix. Vía en amarillo.
 
              Nosotros llevábamos ya algunos años que queríamos ir a dormir al Balaitus. Se lo propusimos a Juan como para celebrar algo pero se pospuso una vez más. Juan nos diría que hacía como veinte años que quería hacerlo y en este mundo casi todo llega.

                En el Balaitus habíamos estado allá por el 87, año del  Señor. En aquella fausta ocasión era Septiembre y lo hicimos con Gabriel y Rosa en plan: el primer día nos subimos al Pallas, bajamos al Ibón Superior de Arriel y desde allí nos fuimos a dormir al Abrigo André Michaud; a la mañana siguiente subimos al Balaitus por la Gran Diagonal y bajamos por la Brecha de Latour a Reespumoso y luego cerramos el bucle en La Sarra.

            Es una de esas actividades que recordaremos mientras vivamos con nuestros jóvenes corazones de montañeros que teníamos en aquel momento, a lo que añadiremos nuestra inexperiencia y atrevimiento y también por alguna que otra vivencia medio extraordinaria que nos aconteciera en aquellos dos días.

            Rosa no había vuelto ya al pico pero yo sí, lo hice con Juan y con Miguel Lanaspa en Julio del 98 en la que ascenderíamos por la arista de la Aguja Lamathe, también de imborrable recuerdo.

            Bajamos a ver a Juan para hablar de los Alpes y se le ocurre a Rosa proponérselo con motivo de estrenar unos sacos de dormir que hemos comprado. Margarita está en Turkía y Juan esta de padre pero a pesar de ello acepta.

            El 13 de Julio a las dos menos cuarto nos metemos en el coche y a las dos y media estamos saliendo de La Sarra.

Cascada de Balzaroleta camino de Reespumoso.
 
            Sabemos que es una panzada de 1700 metros de desnivel que esperamos realizar en alrededor de cinco horas dejando por descontado que la sudada será de época. El tiempo es inmejorable y las temperaturas que ya son altas van en aumento.

Una de las clásicas en Reespumoso.
 
            Subimos relajados, en la primera hora siguiendo la orilla derecha del Aguas limpias nos colocamos para echar un trago de agua de la Cascada de Arriel y en la segunda, ya en dirección este y por la misma orilla superamos la Presa de Reespumoso y faldeamos al norte del Refugio de Piedrafita tras fotografiar el circo desde Musales a La Faxa.

Marmota en Reespumoso.
 
            Viramos al norte y nos introducimos en la ladera derecha del Barranco de Reespumoso. Seguimos en fuerte ascenso por trillado camino de montañeros y ganamos altura sobre una pradera alpina bastante inclinada y combinada con granito fundamentalmente suelto.

            La jornada comienza a pasar factura y agradecemos las intermitentes sombras que nos propician algunas nubecillas que pululan por el cielo en nuestra ayuda.

La Sur de la Torre de Costerillou y la Aguja de Usell
 .
            Contemplamos  el Circo de Vuelta Barrada espléndido de este a oeste, desde el Cristales pasando por las Crestas del Diablo y continuando con la Arista de Costerillou donde se asientan el Pico de Costerillou y la Aguja d’Usell de grato recuerdo para mí y que fotografío repetidamente, para culminar en el Balaitus que no vemos pues ya estamos próximos a la Brecha de Latour.

            Paramos a echar un buen trago con la intención de recuperar agua  antes de subir al pico pero no pasa demasiado bien ya que está muy fría. Transitamos ya zonas de placas graníticas pulimentadas por el glaciar, adornadas con los primeros neveros, aunque en el fondo del barranco la nieve se asienta a menor altitud y nos muestre un delicado Ibón de Seleuserre  en momento de gracia.

            Tenemos a nuestra izquierda los paredones de la Arista Lebondidier y nos introducimos en el rellano de la cabecera girando al oeste para contemplar los paredones de la arista sur del Balaitus, las placas de la Brecha Latour, el Pico Anónimo y el fácil acceso a la Frondiella Norte.

Frondiella Norte, Anónimo y Brecha de Latour.
 
            No llevamos agua, alcanzamos el Glaciar de Latour y hay que ir a buscarla. Dejamos las mochilas y nos vamos descendiendo unos metros al inicio del barranco más consistente que baja del Glaciar de la Brecha, un poco al norte de donde nos encontrábamos.

            Sacamos los piolets y en dirección oeste tomamos el lomo claro donde se inicia la vía que conduce al bloque empotrado de la brecha sin apenas tocar el glaciar y que fue por donde bajamos nosotros en el 87 y tras subir un primer lomo nevado hacemos una travesía por la roca hacia la huella del glaciar y con ella nos vamos para arriba.

            Nos cruzamos con tres que bajan bastante despacio y el tercero nos dice que si no llevamos cuerda. Bueno.

Terminamos la nieve bajo la Brecha de Latour.

            La huella transita la empinada orilla derecha del Glaciar de la Brecha y asciende fortísima pero la nieve está blanda y con la huella subimos de cine. Se corta un momento y desaparece unos metros más arriba lugar en el que recogemos los piolets.

            El corredor rocoso que conduce al bloque empotrado es muchísimo más largo de lo que recordábamos ya que el nivel del glaciar se ha ido para abajo. Tendrá alrededor de 50 metros de desnivel como poco pero no es eso lo importante. Nada más empezar a subirlo aparece un pequeño bloque empotrado de 2,5 metros de altura en una zona de paredes lisas y verticales. Se trata de un paso de 3º. No muy difícil pero si fuerte. Sube Juan, ayudamos a pasar a Rosa y subo yo después sacando pecho.

            Unos metros más arriba aparece “el padre del anterior.” Se trata de un resalte más encajonado, más alto y extraplomado, de alrededor de 3,5 metros de altura pero que cuenta con presas buenas sobre materiales agrietados que no dan ninguna confianza en un paso en al que hay que colgarse de brazos.

            Pasa Juan con alguna dificultad, pasamos la mochila de Rosa y luego a ella y finalmente yo me cuelgo en las  delicadísimas presas de la izquierda que resisten y sacando los pies del extraplomo me incorporo sobre el paso mientras que, por si acaso, Juan me sujeta por el brazo derecho.

Bajo el bloque empotrado de la Brecha de Latour. 
 
            Estro será lo que anunciaban los de antes puesto que de allí hasta el bloque ya no se ve ninguna dificultad. El paso parece de IIIº muy superior.

            Enseguida nos incorporamos sobre el enorme bloque empotrado que se encuentra a 2945 metros de altitud y contemplamos la Vía de La Vira en la pared norte del Pico Anónimo.

            Hemos desechado alcanzar las clavijas y trepar el tramo vertical pero la salida de la placa no tiene desperdicio: se tratan de 6 metros muy inclinados y bastante lisos que hay que subir ligeramente en travesía hacia el este,  que cuenta con dos fisuras muy limadas y de apoyos casi inversos y que tiene instaladas tres bagas atadas entre sí. Están en buenas condiciones pero yo prefiero la placa inferior que te ayuda a salir del bloque y luego te sirve de presa de pie por lo que solamente te resta un largo paso en péndulo hacia el este y te aseguras ya en el anclaje superior. Mis socios han pasado delante.

Salidos de la Placa sobre la Brecha de Latour.
 
            Coronamos fácilmente el primer monolito de la Arista Sur del Balaitus y en collado posterior me voy por agua que baja por unas escorrentías del nevero de la cara sudoeste. Rosa se va para arriba por la orilla este del inclinado nevero para introducirse en una zona de grandes placas lisas que le van a traer algún problemilla a estas alturas de la jornada. Juan y yo nos vamos por la arista que es fácil aunque también nos toque algún paso más energético de la cuenta, posiblemente por no buscar.

            Coincidimos en el descompuesto y metamórfico casquete somital  y con la marcha de resistencia en el punto más bajo alcanzamos la plana cima del Balaitus situada a 3151 metros de altitud. Son las ocho de la tarde y hemos llegado con las justas.

             Han sido 1800 metros entre unas cosas y otras y se notan. Además entre el agua y el corredor se nos ha llevado más tiempo del previsto.

            Estamos al sol de la tarde. Hay una multitud de vivacs para pasar la noche. Hay dos muy buenos en el inicio de la Arista de la Garenere pero hay uno justamente bajo el trípode y vértice geodésico de cima al que también le dará el sol desde la salida. Y como para una vez que lo hacemos, hagámoslo en la misma punta, dice Juan, nosotros vivaquearemos en éste y a Juan le hacemos otro al lado con materiales sueltos y finos que los hay en abundancia. Dormirá con las patas en Sabi.

            Se secan un poco nuestras sudadas ropas mientras echamos visuales para aquí y para allá. La tarde no es muy buena para fotos.

Después nos abrigamos y cenamos al sol y al abrigo de la brisilla que empieza a correr. La sensación de temperatura es más baja por nuestro destemple que por la temperatura real que es muy buena.

Luego, los tres en nuestro abrigo echamos unas partidas de guiñote mientras nos bebemos una copa de pacharán con la que brindamos sencillamente por nosotros. Me he debido volver algo viejo y egoísta pero los otros tampoco han dicho nada. Yo no tenía inconveniente en brindar hasta por el lucero del alba pero me ha salido así.

Puesta de sol desde Balaitus.
 
Nos metemos en los respectivos sacos, dando por terminada la tarde aunque de luz vamos a ir sobrados un buen rato. Son las diez de la noche, el sol se ha escondido tras la neblina opaca del horizonte oeste dejando sumido en la oscuridad al todo el este y nosotros estamos en una media luz que va a durar hasta cerca de las once. La pequeña luna creciente aún nos acompañará cuatro horas más.

Aparecen primero las luces de los pueblos galos como Lurdes e hispanos, claramente Biescas. Las estrellas tardan en aparecer pero al fin sale el Triángulo de Verano que despierta a Rosa Luego como estoy acostado de lado a la Polar la localizo con Casiopea, el Carro Mayor y localizo por primera vez con claridad al Dragón. ¡Una noche de estrellas! Juan se ha ido momentáneamente y yo no quiero dar más la paliza así que también me duermo acunado por los constantes sonidos del viento que ha ido en aumento y del ruidillo metálico que produce en el trípode de hierro.

            La noche es ventosa pero no fría, se trata del primer vivac que hace rosa sin tienda y con nuestros nuevos sacos estamos de cine aunque ella diga luego que se le ha hecho fresco cosa que yo no creo ya que cuando se ha levantado, a pesar de que ha perdido todo el calor no lo ha notado.

Buen estreno para los sacos de dormir en la Cima de Balaitus
 
            De todas formas daremos muchas vueltas, se hará de día paulatinamente sobre las cinco de la mañana pero cuando llamo al orden al personal son las ocho de la mañana y el sol está bastante alto.

.
El Pallas y el Circo Colgado de Lavedán.

            Hoy es 14 de Julio Fiesta Nacional de Francia y vamos a celebrarlo en Francia. Desayunamos al cálido sol de la mañana y al fresco viento de la cima  con café con leche frío pero no importa. Recogemos todo, echamos alguna fotografía y tomando la arista norte en suave descenso entramos en Francia sin frontera por cualquier parte.

 
Corredor Norte en la Gran Diagonal.
 
            La Gran diagonal es un amplio corredor que nace en la parte superior del Circo Lacustre de Batcrabere  y que termina en la Brecha de los Sarrios, una zona muy arriba de la Arista Lamathe, pero para muchos españoles la Gran Diagonal es un conjunto de corredores que configuran la Cara Oeste de Balaitus limitados al sur por la Arista Pakes-Russell y al norte por la Arista Lamathe. Se trata de la vía que utilizamos nosotros en nuestra primera ascensión.

Uno de los Corredores Centrales de la Gran Diagonal.
 
            Yo cuento, al menos cuatro corredores que vamos atravesar en diagonal hacia el sur y en suave descenso. Hay caminos intermitentes por todos los lados, con tramos unas veces descompuestos y llenos de basura, otros limpios y firmes y de cuando en cuando algunas zonas de placas lisas para hacer el camino más entretenido, todo ello dentro de un paraje general muy vertical  y algo caótico además de oscuro a la fuerte sombra de la mañana.

La Salida al Corredor Sur.
 
            Nosotros elegimos una vía que atraviesa los corredores muy arriba alejándonos siempre de las partes bajas de los corredores que son las zonas de descarga de los mismos y por tanto más descompuestas y peligrosas.

Corredor Sur de la Gran Diagonal y Collado Negro.
 
            Resulta una vía muy segura que cuenta con un material por lo general muy firme y estable, en la que hay que hacer continuos flanqueos que te permiten apoyos de manos cómodos y en la que vas destrepando intermitente y fácilmente. Además nos permite contemplar las evoluciones tanto de los franceses en la Gran diagonal como la de los españoles que acceden a la misma por el Collado Negro viniendo de la Cubeta Lacustre de Arriel.

Brecha de los Sarrios y Ruta de los Franceses en la Gran Diagonal.
 
            Yo recuerdo vagamente el flanqueo general de la vía lo que nos sirve para reorientarnos en el corredor más al sur y acceder directamente al Collado Negro sin tener que remontar desde el fondo del penúltimo corredor.

Cara Oeste de la Aguja Lamathe.
 
Lacs de Batcrabere desde el Collado Negro.
 
            Alcanzado el Collado Negro, fotografiamos la oscura y siniestra Aguja Lamathe, los recónditos Lacs de Batcrabere y entramos en España en dirección sur a través de la rampa terrosa que se encajona más abajo en oscura canal con verticales paredones al este y que nos deposita en la entrada del Abrigo André Michaud situado a 2700 metros de altitud. Son las diez y media y hemos bajado con toda la tranquilidad del mundo.

Abrigo André Michaud.
 
            Hacemos algunas fotografías recordando nuestra pasada estancia allí y continuamos para abajo utilizando todos los neveros que están a nuestro paso para bajar más cómodamente. Vamos al encuentro del Ibón Alto de Arriel llamado Helado en dirección oeste contemplando el paso por el Cuello Wallón de un camino que no sabemos de dónde viene. El monte es grande.

Ibón Helado o Alto de Arriel con el Collado de Arremoulit.
 
            En el ibón tomamos el camino de la izquierda del desagüe y nos bajamos hasta el Ibón Arriel Superior. Orientamos a un francés sobre el Collado de Lavedán y nos vamos a la orilla del ibón a almorzar. Son las once y cuarto.

Pallas y Collado de Lavedán desde el Ibón Alto de Arriel.
 
            Media hora larga después continuamos ya con calor descendiendo por medio de la cubeta lacustre, fotografiando ibones y dejando que el oscuro Balaitus nos escolte al contraluz de la mañana.

            A La una menos cuarto estamos echando otro trago de agua en la Cascada de Arriel cuando ya hemos cerrado el bucle. A las dos menos cuarto estamos en La Sarra cambiándonos de calzado. Habíamos liquidado 1800 metros de desnivel en menos de 24 horas.

            En el bar echamos un cervezón de los de padre y muy señor mío pues tenemos sed; bueno, tendremos sed todo el día ya que en la tarde noche anterior no bebimos todo lo que deberíamos haber bebido. No apetecía, a pesar de que teníamos agua muy cerca. Nos debimos de saciar con las dos cervezas que finalmente puso Juan a refrescar en el nevero y que se refrescaron a la carrera.

            A las tres estamos en Sabi disfrutando intensamente del más recio sabor de la canícula veraniega.
 
 
 

8 jul. 2005

19b-05. PICO DEL RATILLO. 8-7-2005.

El ratillo desde la Arista Oeste

Cima del Gran Pic de Paterneille, Arista Este, faldeo de las torres por el sur y Cara Sudoeste. Descenso al Ibón de Bramatuero Inferior, Orilla Este de los dos Ibones de Bachimaña y Caldarés de Baños.

08-07-2005.

1Salida 13 h. Llegada 18 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Ratillo procedente de Alpina. Vía en amarillo.
 
Es la una del mediodía un poco pasada y vamos abandonar la cima del Pic Paterneille a 2761 metro s de altitud, al que su acceso fácil y directo se hace desde la cola del Ibón de Bramatuero inferior utilizando una ladera suave que conduce al amplio y también fácil corredor que hemos utilizado finalmente. Nosotros proseguimos por la arista hacia el este que es fácil, faldeamos por el norte utilizando una  estrecha rampa que remata en una repisa que nos vuelve al filo de la arista  y desde allí descendemos fácilmente un conjunto de bloques graníticos escalonados hasta una brecha que tiene incluso acceso desde el lado norte.

Gendarmes en la este de Paterneille.
 
Abandonamos la arista e iniciamos un faldeo bajo las potentes torres que conforman la arista a partir de aquí y lo hacemos transitando a media ladera en suave descenso hasta que superada la vertical de la última torre iniciamos el ascenso de un suave tramo de pared medianamente cubierta de verdura que suavemente nos conduce a la cima del Pico del Ratillo a 2720 metros de altitud.

Cara Este de Paterneille.
 
La Arista de Paterneille a Ratillo.
 
Son las dos de la tarde, las nieblas siguen en su sitio y decidimos comer en la cima a la vez que esperamos. El rato es agradable   y se nos hacen las tres menos cuarto comiendo charlando y haciendo alguna que otra fotografía que saldrá llena de nieblas. A duras penas localizamos los Lacs de Arrouys y los de Couyeou Bielh.

Circo de Bramatuero desde Ratillo.
 
Lac Superior de Couveou Bielh desde Ratillo.
 
Laquettes de Arrouys.

Lacs de Couveou Bielh
 
Luego abandonamos la cima en dirección sudoeste  e iniciamos un descenso fácil por cualquier parte en dirección a la cola del Ibón Inferior de Bramatuero. En la parte inferior de la ladera giramos un poco al oeste y pasando junto al iboncillo que se asienta en la cola del grande nos ponemos a retozar un rato junto al ibón, al sol y sobre la hierba. Las nieblas se han quedado domiciliadas en la cresta y la ladera norte.
 
Detalle de Bramatuero Superior.
 
La este de Paterneille,

Bramatuero Inferior.

Rododendros en flor en La Majada de la Canal.
 
Hemos bajado en tres cuartos de hora y descansamos otro tanto. Luego tomamos el camino que rodea al ibón por su orilla sur, balizada en blanco y negro y nos bajamos hasta el Refugio Bachimaña que está vacío y lleno de basuras a su alrededor.

Marmoleras y Piedrafita desde Bachimaña Superior.

Detalle de Bachimaña Superior.
 
Rodeamos el Ibón de Bachimaña Superior por la orilla este con sus continuas subidas y bajadas pero nos resulta más corto que por la orilla que hemos llevado a la mañana.

Barranco de Labaza desde la Cuesta del Fraile.

Cascada debajo del Rellano de Bozuelo.

Cascada del Pino.

Marmita de gigante en el Caldarés.
 
A las cinco y cuarto alcanzamos el principio del Bachimaña Inferior e iniciamos sin parar el descenso de la Cuesta del Fraile. Bajamos en compañía de un grupo de críos que están en Tramacastilla y los han subido a los Azules. Mal calzados, alguno baja regular.

Que no sea por cascadas en el Caldarés de Baños.
 
Paramos en el barranco justo antes del resalte por el que el camino abandona el lecho del Caldarés y se introduce en la zona de las cascadas y nos tomamos la cerveza que habíamos dejado a refrescar por la mañana a la vez que echamos un bocado.

Luego continuamos para abajo, de memoria, llegando al Balneario a las seis y media de la tarde. Casi nunca terminamos tan tarde pero hoy ha sido así. Hemos liquidado 1300 metros de desnivel con más tranquilidad que de costumbre. A las siete y media en casa.

Para ver más fotos.

Puedes ver el Comienzo.