28 jun. 2009

25-09. SOUM COUY. 28-6-2009.

La Sudoeste de Soum Couy.

Portillo de Abajo, Karst de Larra y arista norte.

28-06-2009.

Salida 7 h. Llegada 10 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Soum Couy procedente del ING. francés. Vía en amarillo y verde.

            Las nieblas se disipan y nos permiten contemplar la cara oeste de Soum Couy desde la incertidumbre de la travesía de la amplia zona kárstica mientras cenamos. La misma situación se repite a la mañana siguiente cuando nos levantamos tras una noche celestial. Nos sigue gustando más la tienda que a un tonto un lápiz. ¡La de noches que hemos pasado en nuestra Makinley!

No vamos al Anie por esta vez.

            Son las siete de la mañana del 28 de Junio de 2009 cuando abandonamos el Collado del Portillo de Abajo situado a 1950 metros de altitud.

Desde el Portillo de Abajo.

            La opción más cómoda es la que utilizaremos para el regreso, pues tenemos cierta prisa y que consiste en bajar al sudoeste para alcanzar la pista llamada el Boulevard de los Pirineos de la Estación de Esquí de Arette y con ella, cómoda y suavemente alcanzar la arista norte de Soum Couy. Nosotros tomamos dirección fundamentalmente este y vamos a atravesar el karst.

Soum Couy y un Laquette en el Portillo de Abajo.

            Llevaremos como cita horizonte la cima del pico hasta que alcancemos la depresión más importante de la zona y para ello hemos de perder unos metros y atravesar un primer barranco entre neveros residuales para encaramarnos seguidamente a una serie de placas horizontales recorridas por un sinfín de grietas entre las que hemos de localizar puentes para ir progresando en suave ascenso.

            Un segundo barranco nos aconseja, entre dudas, variar la dirección al nordeste orientándonos más hacia la arista norte que hacia la cima del pico. Luego, casi de inmediato aparece una tercera depresión profunda que nos obliga  a dar alguna vuelta que otra. Alcanzar el fondo supone olvidarse un poco del guión propuesto y progresar según aparece el terreno.

Karst de Larra y Soum Couy.

            La continuación es un marcado barranco que progresa en suave ascenso y en la dirección adecuada y que nos puede acercar a la ladera oeste del pico que se encuentra vestida de pedreras calizas en las que el tránsito puede resultar algo más cómodo.

Llegando a la Pista Boulevard de los Pirineos.

            El barranco se prolonga, encontramos algunas trazas de camino y termina por aproximarse al lecho de la Pista del  Boulevard. Ya hemos descartado las pedreras de la cara oeste del pico, entre otras razones porque en nuestro camino tenemos un par de barrancos en los que el karst progresa hacia la parte alta de la ladera.

            Alcanzamos la pista y casi de inmediato la abandonamos invitados por balizas amarillas que progresan al sudeste. Estamos sobre los 2100 metros de altitud.

En la Norte de Soum Couy.

            Todavía hemos de atravesar un penúltimo barranco que baja de la arista norte del pico y que nos permite dejar a nuestra izquierda el último remonte de la estación antes de rodear un promontorio herboso junto a una estación meteorológica y alcanzar la arista en la cabecera del último barranco que no hemos de atravesar.

Detalle de las Paredes de la Norte de Soum Couy.

            Estamos por encima de los 2200 metros de altitud y en la arista norte aparecen espectaculares escarpes y paredes mediante las que el pico se despeña hacia el Valle de Lescun. Destaca una característica roca que asemeja al busto de una persona recortada sobre el horizonte sudeste y nos anuncia la proximidad de la cima  a la que se llega por marcado camino tanto en la pedrera caliza como en los tramos finales en los que se han instalado las pratenses.

Contemplando el Anie desde Soum Couy,

La Countende desde Soum Couy.

            Son las ocho y media de la mañana cuando alcanzamos la plana cima de Soumcouy situada a 2317 metros de altitud.

Anie.

El Karst de Larra desde Soum Couy.

            A esta cima no se viene para ver el Midí d’Ossau que se perfila el horizonte este, al igual que el Collarada entre otros; ni el Orhy que se recorta en el horizonte oeste emergiendo de un mar de nubes posterior. Aquí lo que hay que contemplar son los paredones de la Countende y su dentellada arista y la fascinante cara norte del Anie, salpicada de neverillos residuales al lateral sol de una mañana, que, por cierto, está sencillamente espléndida.

Un vistazo hacia Lesún.

            Un cuarto de hora después abandonamos la cima por idéntico camino, al final de la arista, antes de que el camino se oriente hacia el karst contemplamos el profundo, verde y semioscuro Valle de Lescun a la sombra de los Organos de Camplong que desde aquí se ven en escorzo y sin más siguiendo el marcado y transitado camino alcanzamos la pista de esquí.

Organos de Camplong.

            Con ella nos bajamos hasta aproximadamente los 1800 metros de altitud en la depresión nordeste del Arlás y por debajo de la zona kárstica. Luego, un caminillo muy transitado remonta el praderío en dirección sudoeste y nos conduce al Collado del Portillo de Abajo al que llegamos cuando son las diez de la mañana.
El Karst de Larra  recorrido.

Llegando al Bulebard de los Pirineos.

            Almorzamos, recogemos la tienda y atravesando la ladera  sudoeste de Arlás nos llegamos al coche aparcado en el Collado de la Piedra de San Martín cuando son las once de la mañana. Hemos liquidado alrededor de 575 metros de desnivel con la propinilla de volver hasta el Puerto de la Piedra de San Martín.

Para ver más fotos.

27 jun. 2009

24-9. ARLAS. 27-6-2009.

Arlas desde cerca del Collado Oeste.

Puerto de Larrau y arista norte.

27-06-2009.

Salida 18 h. Llegada 19 h.

Mixto.

Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Arlas procedente del ING: francés. Vía en amarillo.
 
            El Pico Arlás es una perfecta pirámide arrogante y atrayente. Situado en medio del Karst de Larra, aislado y  en medio del enorme caos calizo, llama la atención de propios y extraños que pretenden, una vez visto, hacerlo suyo a pesar de sus poco más de 2000 metros. Es un pico para principiantes, con todos los ingredientes para los que se inician en la gratificante tarea de hacer montañas.

            Son las seis de la tarde del 27 de Junio de 2009 y acabamos de llegar al Puerto de la Piedra de San Martín. Hemos pasado la vuelta en la que iniciábamos el camino al Anie, la Curva Helicoidal y el acceso inferior al Arlas, que se nuestra entre nieblas vespertinas.

            Con las mochilas algo cargadas pues vamos a acampar iniciamos el camino que   parte del aparcamiento situado a 1800 metros pasa junto al cerrado refugio del puerto y se orienta al este a través de un sinuoso praderío salpicado de afloraciones calizas.

Ibonciecho camino de Arlas.
 
            La gente vuelve y nosotros pasamos sobre un ibonciecho de incierto futuro y nos vamos en suave ascenso por transitado y balizado camino de amarillos.

            Enseguida el camino llanea y se aproxima  al collado este del pico situado alrededor de los 1900 metros de altitud.

La Oeste de Arlás.
 
            El pico, como suponemos, está cosido de caminos pero a pesar de ello, dejamos las mochilas y nos vamos para arriba, haremos ida y vuelta por el mismo precio a cambio del peso.

            El camino se enfrenta a la arista este coronada por afloraciones rocosas un tanto verticales que ofrecerán ciertas dudas a los principiantes, pero las dudas se resolverán casi de inmediato ya que un marcado camino abandona suavemente la arista y transita en faldeo ascendente la cara noroeste hasta las inmediaciones de la arista norte.

Camino de Larrau a la Cima de Arlás.
 
            Luego, un transitado camino serpentea en la arista alomada, gana altura por terreno calizo bastante descompuesto y se incorpora al praderío somital que corona la cima del Pico Arlás situado a 2044 metros de altitud. Son las siete menos cuarto.

Anie desde Arlás.

Karst de Larra desde Arlás.
 
            Desde la cima y con permiso de las nieblas contemplamos la vertiente norte en la que están las instalaciones de la estación de esquí, más al oeste destaca la silueta al contraluz del Orhy, al sur Belagua y al este, destacando poderosamente la grisácea pirámide al Anie, a su izquierda emergiendo de atrás la Countende y al nordeste nuestro próximo objetivo ahora relleno de nieblas el Soumcouy.

            Un cuarto de hora después, no merece la pena esperar a que se disipen las nieblas puesto que es pronto todavía, nos vamos para abajo directamente por la arista oeste tras comprobar que otro marcado camino desciende la arista este hasta el Collado Pescamou, lugar al que hemos de llegar.

            El descenso dispone de un camino que cuenta con algún tramo medianamente incómodo y que en diez minutos nos deposita junto a las mochilas.

            Recuperadas las mochilas tomamos uno de los caminos que transitan prácticamente en horizontal la ladera sudeste del pico, pasamos junto a un manantial entubado que no sabemos si durará todo el año y alcanzamos el Collado Pescamou situado a 1921 metros de altitud charlando con el pastor que se retira con el rebaño para ordeñarlo.

Soum Couy desde nuestro campamento.
 
El Horizonte Oeste.

Arlas desde el Karst de Larrra.
 
            En el collado tomamos un camino que transita la zona en dirección sudeste y que nos deposita enseguida en el amplio collado del Portillo de Abajo. Son las siete y media, estamos a 1950 metros de altitud y buscamos un lugar abrigado de la entrada del viento tras comprobar que la Cabaña de los Geodésicos está cerrada a cal y canto. Montamos la tienda y damos por terminada la jornada con un insignificante desnivel de 250 metros,  con un paseo por la zona tratando de cuadrar el círculo, es decir, encontrar un camino que permita atravesar el Karst de Larra de camino a la arista norte de Soum Couy.

 

La Este de Arlás.

Arlás con su Arista Sur.
           

21 jun. 2009

23-9. BERNATUARA Y CABRERE. 21-6-2009.

La Sudeste de la Punta Sur de Cabrere.

San Nicolás de Bujaruelo, Barranco e Ibón de Bernatuara, Punta Bernatuara, Casa Este  Arista norte., CabrereSur, Cabrere Norte y  Lac de Lourdes.Vuelta por el Barranco de Cardal, Cabaña de Ordiso y Ara.

21-06-2009.

Salida 09 h. Llegada17 h.

Sol.

Fácil.
Ascensión

Rosa Mª. Martínez. y Mariano Javierre.

Mapa de Bernatuara y Cabrere procedente de Prames. Vía en amarillo.

            Hace ya bastantes años que subimos al Pico Bernatuara. Bueno, en algún mapa lo llamaban Gabiet y ahora Sandaluelo. Subimos y bajamos por medio de la cara sur, “nevusquiaba” y guardamos un excelente recuerdo. Hoy vamos a estrenar el verano 2009 en Bernatuara.

            Son las 9 de la mañana, es 21 de Junio de 2009 y estamos en San Nicolás de Bujaruelo a 1337 metros de altitud.

Murallones de la Gatera.
 
            Por el Puente de San Nicolás tomamos el camino hacia el Puerto de Bujaruelo. ¡Cómo se nota el tránsito de los barranquistas!

            Hace una mañana ligera y espléndida, y a la sombra se sube bien al encuentro del sol en la ladera herbosa de las proximidades del Barranco Lapazosa.

Puentes sobre el Baranco de Lapazosa.

            Alcanzamos la pilona del tendido eléctrico tomamos el caminillo que se alarga horizontal al encuentro del Barranco Lapazosa que cruzamos por el puente. Hay que tener cuidado con los barrancos en primavera pues no se cruzan por cualquier parte.

            Pasado el barranco entramos con el camino en un breve hayedo tras el que nos dirige hacia la Plana de Sandaluelo en la que se encuentra la cabaña.

Desde la Cabaña de Sandaruelo.
 
Barranco de Bernatuara.
 
Escusaneta desde la Cabaña de Sandaruelo.
 
            El camino se eleva entre pastizales, primero por la orilla derecha del Barranco de Bernatuara para pasar luego a la izquierda y en mediano ascenso volver de nuevo hacia las laderas de Crapera. Nosotros abandonamos el camino, como de costumbre y progresamos en fuerte ascenso por la orilla derecha contemplando los juegos de verde y agua y las sucesivas cascadas del Barranco Bernatuara despeñándose presuroso por una ladera metamórfica muy vestida.

Juegos de verde y agua en Bernatuara.

            Transitamos en ascenso el tramo descarnado de la ladra este de las Puntas de Crapera, en el que los caminillos se multiplican, bordeando luego el puntón rocoso por el oeste ya entre neveros residuales, fotografiamos las Puntas de la Crapera perfectamente iluminadas por el sol de la mañana y nos alargamos horizontales con el camino a la entrada de la Cubeta Lacustre de Bernatuara.

Ibón de Bernatuara.
 
            El Ibón de Bernatuara, Lac para los franceses. es una delicada delicia situada a 2275 metros de altitud.

            Hay que perder unos metros para alcanzar la orilla del ibón y sobre las lajas de la zona al este de la filtración nos sentamos a almorzar al sol, son las once y cuarto.

La Este de Bernatuara.

Subiendo a Bernatuara el ibón del mismo nombre.
 
            Un cuarto de hora después tomamos la ladera en dirección oeste y ascendemos un pequeño barranco que  se aproxima a la Arista Crapera y en el que nosotros  vamos describiendo una pequeña diagonal, con lo que conservamos la dirección oeste, que nos lleva directamente a la cima no sin antes atravesar un par de neveros residuales con nieve ligeramente endurecida por el viento, además de contemplar la oeste de Sandaluelo o Gabiet bañando sus pies en el ibón.

La Oeste de Sandaruelo o Gabiet desde Bernatuara.

Cardal Sur desde Barnatuara.
 
            La ladera metamórfica medianamente inclinada e inestable y con intermitentes asentamientos de pratenses nos conduce a una plana, alargada e irregular cima  situada a 2515 metros de altitud. Es la Punta Bernatuara y son las doce.

            Contemplamos al oeste el Valle del Ara bajo los paredones de la punta y el dilatado horizonte de Tendeñera, al sudeste Bujaruelo abajo y Ordesa arriba y al norte los Valles de Canau y Ossoue. Nos ponemos los cortavientos ya que la mañana está ligera y el desnivel importante está hecho.

            Cinco minutos después tomamos la ladera norte y próximos a la arista noroeste nos vamos para abajo hacia Cabrrere hasta las inmediaciones de la Collata Plana Coma situada a 2429 metros de altitud tras faldear un pequeño diente en la cresta.

            Las Puntas de Cabrere son dos: la norte amable y facilona y la sur con carácter.

            Desde la cima de Bernatuara contemplamos la arista sur de la  Punta Sur de Cabrere. Se trata de una arista muy erguida, de materiales metamórficos muy astillados, donde no se puede asegurar nada y su escalada es de las que suelo llamar “de adrenalina”.

La Noroeste de Bernatuara.
 
            Me gusta poco y nos decidimos por  faldear en la cara este sobre unos neveros residuales para ir hacia el crestón este  para ver si al otro lado aparece algo más agradable.

            El tránsito a media ladera y en suave descenso sobre una ladera descompuesta e inestable no es de los preferidos por mi chica que maldice como un bucanero y resopla como un búfalo.

            Perdemos unos metros más  y sobre los 2400 metros tomamos un pequeño corredor que nos saca de la pedrera y nos deposita en la cara nordeste del pico de mejor tránsito.

            No termina de gustarnos lo que no vemos del final y proseguimos un poco más faldeando al norte hasta introducirnos en un amplio corredor que conduce a un amable collado entre las dos Puntas de Cabrere.

            Entre neveros residuales y graveras algo inestables ascendemos alrededor de 100 metros y alcanzamos el collado sobre los 2550 metros de altitud.

La Noroeste de la Punta Sur de Cabrere.
 
            Es la una menos cuarto y entre proseguir a toda cresta por un casquete somital totalmente erizado, bastante erguido y compuesto de placas claras nos decidimos por subir ligeramente al oeste una rampa herbosa, escalonada y muy erguida que nos conduce, sin contratiempo especial, a la cima de la Punta Sur de Cabrere a 2589 metros de altitud.
 
Bernatuara y Crapera hacia atrás.
 
La Punta Norte de Cabrere desde la Sur.

            Va a ser la una y media, contemplamos una espléndida vista de la Arista de Bernatuara y la Puntas de Crapera y especulamos con la vía de descenso.

            Lo vamos a hacer a toda cresta, preferible a la rampa herbosa en descenso.

            La arista es más fácil de lo que hemos visto desde el collado y solamente cuenta con un pequeño resalte vertical que se faldea por el oeste.

            De nuevo en el collado recuperamos las mochilas y nos vamos en suave ascenso hasta la plana y alomada cima de la Punta Norte de Cabrere, de la que no diré si es más o menos alta que la sur.

Vignemale desde La Norte de Cabrere.
 
            Va a ser la una y media, contemplamos la arista que prosigue con la Punta Culiandra o Carfdal, Lourdes, Abé y más allá hasta Milleu, Tapou, Monferrat, Central y Cerbillona, pero nuestra vista se va al Corredor de la Moskowa de mezclados recuerdos.

Detalle del Lac de Lourdes.
 
            Pero delante de nosotros tenemos el Puerto de Cardal y al norte del mismo brillan sobre el praderío el Lac de Lourdes y su Laquette Norte. ¡Allí nos vamos a bajar para comer!

            Descendemos la fácil y suave arista norte y alcanzado el Puerto de Cardal nos vamos al nordeste en suave descenso transitando algún nevero residual para comer en las inmediaciones del Lac de Lourdes a 2250 metros de altitud. Son las dos de la tarde.

            El Lac de Lurdes, acostado en un descansillo de la ladera este de Culiandra es de modestísimas proporciones pero no se debe secar en todo el año ya que desde la Cabaña de Lourdes he visto repetidamente su escorrentía incluso con la temporada muy avanzada.

            Media hora después nos volvemos en dirección sur ascendiendo pausadamente en busca del Paso de Cardal situado a 2361 metros de altitud cuando son las tres menos cuarto.

Florenquieto y Punta Bila, algún día le tocará.
 
            Entre volver al Ibón de Bernatuara faldeando los altos prados del Valle de Canau y bajar al Ara optamos por la vuelta circular pues ya la hemos visto desde la Punta Norte de cardal y así lo hemos decidido.

            El Paso del Cardal es un puerto fácil pero no creo que fuera el más utilizado ya que no hay vestigios de camino importante como el del Puerto de Bernatuara. Eso si, la cabecera es muy suave en los dos sentidos y más la vertiente sur que se arrellana en un fresco praderío con menguado barranco que quiere sestear. Luego el valle se ahonda siguiendo dirección oeste y nosotros utilizamos la orilla izquierda del mismo para ir perdiendo altitud.

            No localizamos camino consistente y por ello utilizamos los entrecortados neveros residuales del fondo del barranco para abreviar bajando, aun a riesgo de acabar de patas en el agua. No será así y nos permitirá bajar cómoda y rápidamente la parte superior del gran resalte del barranco.

Zona Intermedia del Barranco de Cardal.
 
            Luego siempre queriendo alejarnos del Barranco ya que la Cabaña de Ordiso está unos cientos de metros más al este del lugar en el que desemboca el Barranco de Cardal en el Ara y creemos que habrá camino pastoril hacia la cabaña, terminamos siempre retornando a las proximidades del barranco  en el que terminamos por localizar intermitentes trazas en la orilla inferior derecha.

            Finalmente el barranco se arrellana ya en las inmediaciones del camino del fondo del valle y terminamos despreciando unas trazas de senda que se van al sudeste y que hubiéramos utilizado si las hubiéramos localizado algo más arriba.

Asfódelos con Diente de Batanes y Neveras.
 
            Hemos bajado de tacada 700 metros y a la sombra de un rosal silvestre nos paramos un rato a descansar, a echar un trago y a contemplar la parte intermedia del Valle del Ara dejando que nuestra vista se pierda en el Collado del Letrero de viejos recuerdos.

Casda y Punta Ordiso.

            Alrededor de las cuatro de la tarde reemprendemos el camino. Enseguida contemplamos el Puente y el Valle de Ordiso, alcanzamos la Cabaña de Ordiso situada a 2630 metros de altitud y la pista recién arreglada que incluye un importante ensanche en la caja de la misma con no sé que fin puesto que es de tránsito restringido. Será para compensar los no destrozos que no hacen los vehículos que no pasan.

Cascada del Barranco Pix.
 
            Pista abajo, cogemos saleroso ritmo animados por la deliciosa sombra de la vegetación mixta de ribera, vamos contemplando el rumoroso y espumoso barranco casi siempre hundido allá abajo, contemplamos la Cascada en la que se resuelve el Barranco de Pix y nos acercamos al Rellano de Bujaruelo tras contemplar la Cascada del barranco de Otal ahogada en la oscura vegetación de la ladera norte.

            Luego, abandonamos la pista antes de cruzar el Ara y utilizamos el camino de la Laña Larga en la orilla izquierda del mismo, nunca lo habíamos hecho.

Llegada a San Nicolás de Bujaruelo.
 
            El plano camino entre gleras y prados de ribera en los que se asientan consistentes masa de bojes nos conduce al Puente de San Nicolas de Bujaruelo cuando son las cinco de la tarde. Ha sido un delicioso día para mover 1550 metros de desnivel que se completará con la ausencia de sueño en la vuelta a casa.