24 oct. 2009

38-09. NAVARIECHO Y TORONZUE. 24-10-2009.

Pastorón y Toronzué desde Navariecho.

Barranco de Puerto de Yésero, Arista Oeste y Arista Norte.

24-10-2009.

Salida 14 h. Llegada 19 h.

Sol.

Muy fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Navariecho procedente de Prames. Vía en amarillo.

            Navariecho y Toronzue son las dos cimas características del contrafuerte sur del Pico Tendeñera. Son unas pastoriles y agradables montañas del Prepirineo Interior que separan el Valle del Puerto de Yésero del del Valle del Sorrosal.

            Toronzue y a Navariecho tienen una vía muy ligera que consiste en alcanzar la arista en la  vertical sobre el Túnel de Cotefablo, partiendo de la boca norte y alargarse relajadamente por la loma hacia el norte llenándose los ojos de Tendeñera, uno de esos recurso para días de perros en los que no se puede ir a ningún sitio.  Con un poco más de desnivel y un poco más corta que subiendo por el Sorrosal está la vía del Barranco del Puerto de Yésero.

            Habíamos subido desde Cotefablo y hoy 24 de Octubre de 2009, que tenemos poco tiempo, vamos a subir por el Barranco del Puerto.

            Va a ser una salida a la que lo de “exprés” le va a quedar un poco corto, lo sabemos pero tenemos ganas de “soltar cadena”.

El otoño del Arce.
 
            A las dos sale del trabajo mi esposa y a las dos y media nos estamos medio cambiando de ropa en la barrera del Barranco del Puerto de Yésero a 1190 metros de altitud.
 
Iniciando la Pista del Barranco del Puerto.

            Perdemos poco tiempo y tomamos la pista que, en dirección nor-nordeste, se va valle arriba por la orilla izquierda del Barranco del Puerto. La conocida pista asciende persistentemente y enseguida nos introduce en un bosque mixto que otoña como mandan los cánones: hayas con toda su gama cromática de ocres, abedules, temblones, arces, cerezos, medio arco iris cálido;  abetos y pinos ponen los verdes que también son cálidos. Los azules y los blancos en el cielo. El mediodía es cálido y nos ponemos bien, a velocidad de crucero.

Toronzué al fondo.

Las Gradas.
 
            Contemplamos alguna que otra cascada del barranco, la fuente y la suntuosa Cascada de Las Gradas que nos regala una vista de postal. Luego tomamos un par de pequeños atajos a la pista y a las tres y media raspadas alcanzamos el Refugio Inferior situado a 1700 metros de altitud.

            Del rellanito en el que se asienta el refugio pastoril en el que hay un grupo familiar, salimos en ascenso continuando ahora ya por el camino que transita la orilla derecha del barranco. Enseguida se arrellana en el tramo más alto del bosque para salir al praderío aproximándose al Barranco del Puerto ya en las inmediaciones del Refugio Alto que está en precarias condiciones y bastante peor que el Refugio Bajo, pero está cerrado y se puede dormir allí. Son las cuatro menos diez y estamos a 1850 metros de altitud.
 
El Barranco del Puerto espectacular.
 
            Hemos de cruzar el barranco y proseguir más allá del refugio en dirección norte por la orilla izquierda para contemplar la espléndida Cascada de la Plana de Yésero. Las nieves de la semana nos regalan espectaculares imágenes de los barrancos y eso también hay que pillarlo. Cuantas más componentes tenga más completo será el disfrute pues nadie suda por nada.

La Sudoeste de Navariecho.
 
Entre los dos refugios.

Llegando al segundo refugio.

            El camino, ya de animales, se va hacia la Plana de Yésero, un rellano de considerables proporciones vestido de una impecable pradera alpina en la que meandrea perezosamente el recién nacido barranco y nosotros giramos al nordeste proseguimos en fuerte ascenso hacia los resaltes rocosos de la arista mientras contemplamos el Circo de la Plana de Yésero. Podríamos haber subido directamente desde el Refugio Bajo e incluso directamente desde el Alto pero esa vertiente la reservamos para la vuelta, desde ambas no hubiéramos visto la Plana.

Cascada por encima del segundo refugio.
 
            Pasamos por debajo de los resaltes en travesía horizontal y ya en la arista oeste pasamos el tramo pedregoso alcanzando en fuerte ascenso sobre crecida y abrasada pradera alpina, las lomas somitales del pico, en el que todavía están instalados reducidos neveros de breve futuro.

La Oeste de Toronzué.

Haciendo camino fácil en la ladera pedregosa.
 
            El tramo final se nos asienta un poco pero a las cuatro y media alcanzamos la cima de Punta Navariecho a 2245 metros de altitud. ¡No ha estado nada mal chavala!


            Nos abrigamos pues la sudada ha sido interesante y con permiso de las nieblas contemplamos un conocido y medio blanqueado paisaje en el que no faltan ocupando tribuna de preferencia, Sabocos, El Mallo Las Peñas, Peña del Forato, La Blanca o Ripera, Tendeñera, Otal y Fenez de oeste a este. Al este y aquí mismo Bachesango y el collado de paso al Puerto de Gavín, al oeste la cabecera del Valle del Sorrosal con la doble loma de Fañanizas y Suaso rematados con la arista que bajando de Fenez conforma el Tozal de las Comas y Mondiniero. Al sur, perdido en los azules del contraluz, Oroel, Fragineto, Guara, hasta la Montañesa se asoma al sudeste para no perderse la fiesta. Y peleando con las nieblas Ordesa. No está nada mal.

Collado Norte de Bachensango paso para el Barranco del Infierno.
 
            A mi chica, llena de brillantes ideas, no se le ocurre otra cosa que pensar en voz alta eso de que podríamos irnos hasta Toronzue y ya estamos tomando la arista en dirección sur cinco minutos después.
 
Pastorón y Navariecho desde Toronzué.

            La arista se puede transitar fuera del nevero somital de viento que la decora y así la tarea resulta más fácil. Bajamos alrededor de 50 metros hasta un amable collado del que habrá que ascender alrededor de una treintena de metros para alcanzar la cima de Punta Pastorón a 2224 metros de altitud.
Sabocos desde Toronzué,
 
            Ni siquiera nos detenemos y otra vez ligeramente para abajo para ascender de nuevo casi un ciento de metros y alcanzar la Cima de Punta  Toronzue  a 2268 metros de altitud cuando son las cinco menos cinco.
 
Las Peñas y Forato.

            En nuestro recorrido de arista hemos ido contemplando con el permiso de las nieblas, y de manera intermitente los mismos paisajes con especial atención a la zona de Ordesa y el Valle del Sorrosal.

Las Comas y Mondiniero.
 
            A gusto nos iríamos arista adelante pero el coche no está en Cotefablo, así que volvemos sobre nuestros pasos iniciando el descenso y antes de alcanzar el colado de separación con Punta Pastorón nos introducimos en la cara oeste para seguir iluminados y calentados por el sol que va de bajada en el horizonte oeste.

Tendeñera.

Bajando directamente hacia el Refugio Inferior.
 
            Desde el final de la pista he localizado la vía de descenso: Hay que bajar la cuenca del Barranco Pastorón en dirección noroeste para pasar a su ladera derecha antes de que se ahonde y resulte más complicado acabar en la pista o en el Refugio Bajo.

            La pradera está bastante escalonada y nos permite utilizar pequeñas trochas del ganado para ir descendiendo hasta las surgencias en las que se origina el barranco.           Luego siempre por su orilla derecha bajar y bajar por el terreno más cómodo posible y siempre ligeramente por debajo de la masa boscosa de la arista oeste de Pastorón, para alcanzar una zona de enebros rastreros, a través de la cual alcanzamos la cabecera del zócalo situado inmediatamente por encima del Barranco del Puerto.

            El zócalo está coronado por una zona de pino silvestre, boj y enebro en la que damos algunas vueltecillas. Terminamos bajando por las rocas de un pequeño crestón ya que es la zona más limpia y más directa y que nos deposita en la inclinada majada herbosa situada justamente encima del refugio. Aprovechamos para coger media docena de macrolepiotas medio cerradas todavía que rebozadas serán un bocado de príncipes.

            A las seis menos cuarto atravesamos con fortuna el crecido barranco en las inmediaciones del Refugio Bajo, le echamos una ojeada comprobando que está en buen estado y nos metemos con garbo en la pista.

            En un barranco de Cochata Pino paramos a echar un trago y un bocado pues tenemos apetito y ni hemos comido ni bebido prácticamente nada.

            ¡Cómo nos gustan estas salidas superexprés!

            A las siete y media “aterrizamos” junto al coche pues hemos ido volados, justo a la hora en que casi hay que encender las frontales que llevamos y que no hemos utilizado. Solamente han servido para despertar la incertidumbre al respecto de mi chica.

            Hemos fusilado 1200 metros de desnivel en cinco horas. Todavía tendremos el tiempo justo para cambiarnos de ropa y llegar a la feria de Biescas que cierra a las ocho y comprarle unos pensamientos al fransuá, el queso y el embutido será para otra ocasión con un pelín más de tiempo.
 

  

               

4 oct. 2009

37-09. PICO DEL IBONET DE TRIGONIERO O ARRIOUERE. 4-10-2009.

Pico del Ibonet tras la Hoya de Trigoniero.

Pista de Urdiceto, Ibones de Trigoniero, Puerto de la Plana y Arista norte. Descenso por la Arista Sudoeste, Ibones de Trigoniero y Collado Este de Punta Mentar.

04-10-2009.

Salida 09 h. Llegada 15 h.

Sol.

Poco difícil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Trigoniero procedente de Alpina. Vía en amarillo.

 

            Cuando las cosas se complican al día siguiente de una actividad importante y además sabes que has de regresar a casa, suele ser bastante frecuente el no alcanzar los objetivos propuestos.

            Nos había sucedido en repetidas ocasiones y fue una más aquella en la que no llegamos a los Ibones de Trigoniero; nos quedamos en la Plana del Refugio de Trigoniero con el gustazo inigualable de un camino tan bello como el Barranco de Trigoniero. El día anterior hicimos con mucha nieve y bastante profunda, la cresta desde el Pico de La Espada de Urdiceto o del Amorriador hasta las inmediaciones del Puerto de la Madera con vuelta a la pista de Urdiceto.

            Teníamos que volver a ver los Ibones de Trigoniero pero había que hacerlo con un cierto toque de originalidad: iremos al Pico del Ibonet y así veremos, al paso, los ibones.

            Programada la actividad tras otra que podría resultar bastante dura, se me ocurrió que hacer 1500 metros de desnivel sería bastante costoso y busqué una alternativa con menos desnivel pero por el contrario, fuera de sendero. Sería original, si, pero salíamos de Pilatos para meternos en Herodes.

            La noche del 3 al 4 de octubre de 2009 en la entrada de la Pista de Urdiceto resulta clara y luminosa puesto que disfrutamos de una luna de “huevo frito”, que liquidamos a las siete y media de la mañana.

            A las ocho nos metemos pista arriba con la sorpresa de que la primera parte, que suele estar especialmente infernal, se encuentra recién reparada. A pesar de ello ganamos la altura de la presa y unos metros más adelante del pequeño refugio pastoril, en la orilla sur de la misma damos la vuelta al coche y aparcamos a 1100 metros de altitud. Son las nueve menos cuarto.

            Sin más preámbulos nos echamos al praderío alpino de la orilla norte de la carretera y en dirección noroeste vamos a ganar altura suavemente, con el único objetivo de alcanzar los 2400 metros de altitud cuando transitemos el Espolón sur-sudoeste del Pico de la Espada de Urdiceto. Allí, en pura teoría localizaremos el camino que pasando por el Puerto de Puoey le Ban    va hasta los Ibones de Urdiceto.

Barranco de camino a Trigoniero.
 
            De la ocasión en que hicimos el Pico de la Espada de Urdiceto y la cresta hacia el este recordamos una ladera moderadamente inclinada pero el recuerdo es muy vago. Ya hemos descartado a priori hacer el tránsito por la cresta puesto que no guardamos  muy buen recuerdo de lo que vimos desde el pico hacia el oeste. Preferimos una media ladera desconocida aunque tenemos por descontado que puede resultar pestosa.

Ordesa desde la Sur de la Espada de Urdiceto.
 

            Desde el coche hemos localizado una rampa herbosa recién iluminada por el sol en el espolón que pretendemos alcanzar pero para ello habrá que atravesar por encima de la depresión un barranco y posteriormente otro más amplio ya guiados por unas balizas blancas que nos huelen a Refugio de Trigoniero que no es nuestro objetivo. Pero de cualquier forma nos guían un poco atravesando el segundo circo y transitan precisamente por la rampa antedicha.

            Todavía seguimos con ellas ya en dirección casi norte transitando la ladera oeste del Pico de la Espada de Urdiceto también llamado Pico del Amorriador. Pero en un punto se van hacia el Collado este de Punta Mener y nos quedamos con un altímetro que nos está engañando y sin camino pues el que va de puerto a puerto no aparece.
 
            Contorneamos en muy suave ascenso una amplia e inclinada ladera que vierte sus aguas al Barranco de Trigoniero por debajo del rellano del refugio y vamos en busca de otro espolón que baja en dirección oeste. Desde allí hemos de ver todo lo que necesitamos.

            La media ladera es amable, no para mi señora pues no le gustan y alcanzar el espolón supone perder unos metros de desnivel a causa de unas afloraciones rocosas en el mismo que tampoco son del agrado de mi chica.
 
La Plana del Refugio de Trigoniero.

            De cualquier forma alcanzamos el espolón y desde allí vemos la Plana del refugio de Trigoniero y la hondonada donde se asientan los Ibones de Trigoniero; detrás cerrando está el Pico del Ibonet.

            La travesía del último tramo de pared, que rodeado el espolón también haremos en dirección norte, es el peor tramo de la vía. Hay que salvar por debajo perdiendo unos metros de altitud unas lajas metamórficas bastante lisas. El tránsito por debajo de las mismas es un arenal bastante descompuesto e inclinado hasta alcanzar el barranco más prominente de toda la travesía y además hay que salir del mismo trepando fácilmente por rocas metamórficas muy firmes.

Faldeando el Ibonet de Trigoniero.
 
            Luego, una serie de gradas herbosas y escalonadas  nos acercan a la cubeta lacustre cuando ya hemos advertido que el altímetro se había mojado casi 100 metros. A pesar de ello creemos que hemos llevado la altitud prevista pero claro, llenos de dudas.

            Entramos a la cubeta lacustre sobre los 2500 metros de altitud dejando por debajo y a nuestra izquierda el Ibón de Trigoniero y nos vamos casi de llano al encuentro del ibón pequeño.

            Encontrarlo no resulta fácil puesto que está prácticamente sin agua y nos hemos marchado un tanto al este en su búsqueda, ya de camino hacia el Puerto de la Plana O Castet o Port d’Arriouere situado a 2588 metros de altitud  al que llegamos cuando son las once menos cuarto.

            Nos sentamos a almorzar al dulce sol de la mañana, mi chica preocupada por la vuelta y yo satisfecho por mis aptitudes como “rumbero”, cada cual a lo suyo.

            Desde aquí contemplamos la razón por la que el Valle de Rioumajou no tiene comunicación con el de Trigoniero: no tiene un solo corredor medianamente transitable la serie de paredones metamórficos que decoran la cara norte de la arista. Si acaso, muy arriba hacia el norte las paredes le ceden el puesto a una ladera que porfía entre inclinada y descompuesta y no tengo claro que no tenga algún zócalo inferior.

La Sur-sudeste del Pico del Ibonet de Trigoniero.
 
            Un cuarto de hora después, en dirección casi norte iniciamos el ascenso al pico. Para ello hemos de atravesar el amplio, herboso y plano collado para ascender seguidamente un par de zonas herbosas separadas por una pequeña acumulación de materiales metamórficos menudos tas las que nos aguarda la arista metamórfica.

Ibon de Trigoniero.

            La arista es amplia está muy descompuesta pero no es ningún problema puesto que se encuentra muy escalonada y puedes subirla por cualquier parte, incluso un resalte erguido de una treintena de metros.
Collado de la Plana y atrás Castet y la Arista de Urdiceto.

            Subimos a ritmo pero con el sol en la espalda los 250 metros de desnivel se notan, bueno, lo que se nota es que los subimos en media hora y la mañana no ha sido especialmente ni cómoda ni relajada.
 
Llegando al Pico del Ibonet. Atrás Puerto de la Madera y Posets.
La Plana y detra´s aparece Suelza y casi Fulsa.

            Son las once y media de la mañana cuando alcanzamos la cima del Pico del Ibonet de Trigoniero o Pic d’Arrioure situado a 2868 metros de altitud.

Posets y Espadas.

Lac de L'Oule y el Circo de Bastanet.
 
            Estamos un cuarto de hora en la cima entretenidos entre mapas y prismáticos deambulando de paisajes conocidos entre los que no faltan Lustou y Culfreda al este, Posets, Suelza y Fulsa al sudeste, La Sierra de las Tucas al sur, Ordesa al sudoeste, Los Murallones de Barrourde al oeste y Neouvielle al noroeste y otros algo desconocidos como el Garlitz al noroeste, el Circo de Bastante que recorrimos ayer, Arbizon y Aret al norte y otras tantas cimas no identificadas por desconocidas. Donde no se ha estado no es fácil de reconocer.

El Astazu se asoma sobre el Cuello de Robiñera.
 
            Iniciamos la vuelta con el descenso de la arista sudoeste se trata de algo similar a la utilizada en ascenso pero nos permitirá bajar por la misma hasta el desagüe del Ibón de Trigoniero en un descenso de casi 400 metros.

            Metamórfica como todo el pico, la parte superior  tiene algún pequeño resalte prácticamente insignificante, en la zona intermedia se suaviza para erguirse en la parte inferior de manera considerable por lo que obliga a emplear las manos además de buscar camino que siempre se encuentra. Un tramo final de pradera bastante rala y reseca nos permite alcanzar el inicio del barranco.

Desdendiendo la Sudoeste.
 
            El largo descenso de la arista nos muestra continuamente nuestras alternativas de regreso. La fácil por conocida consiste en remontar unos pocos metros por loma herbosa y tomar el camino hecho a la ida para volver con los inconvenientes conocidos. Otra consiste en descender por debajo de la cubeta lacustre hasta alcanzar uno de los dos caminos que, algo abajo se orientan hacia el sur que es nuestro objetivo.

Ibón de Trigoniero desde el desagüe.
 
            Me parece poco ventajosa la segunda opción pero es la que tomamos. Yo prefiero diablo conocido que santo por conocer pero no me importa la alternativa. Es cerca de la una.

Castet y la Espada de Urdiceto desde Trigoniero.
 
            Unos metros debajo del ibón encontramos citas. Son las del camino que enlaza los ibones con la Plana de Trigoniero y posteriormente con el camino del barranco hasta las antiguas instalaciones de la Aduana.
Punta y Cubeta Mener.


            Se trata de un poco transitado camino que se aleja del barranco hacia el sur aprovechando terrazas herbosas escalonadas. No es fácil de seguir y desde arriba se pierde a la vista en un trazado bastante complicado y eso que trato de localizarlo con interés. Ahora nos explicamos como en su día, llegados a la Plana de Trigoniero, no fuimos capaces de encontrarlo. La subida considerada como normal al Pico del Ibonet no afronta esta pared sino que atraviesa la Plana, pasa junto al refugio de Trigoniero y asciende un valle al norte hasta alcanzar el Puerto de Trigoniero o de Moudang. De allí toma la arista al este hasta las inmediaciones del Pic de la Lia y llega al pico por su arista sur que es muy fácil.

            El camino se abre en dos, uno se va para abajo y nosotros proseguimos por la rama orientada al sur en el que hay algunas citas que seguimos a base de intuición más que de visión real.

Travesía por encima de la Plana de Trigoniero.

            Parece que el tramo de camino que buscamos está cerca pero no es así hay que seguir terraza a terraza un suave descenso que se hace largo para contornear un par de zonas de paredes, alcanzar el barranco del que a la mañana hemos salido trepando, bajar unos metros herbosos por el mismo y alcanzar otro barranquillo relleno de grabas.

La Plana del refugio de Trigoniero.
 
            Atravesado el segundo barranco alcanzamos los primeros trazos de camino que nos van a conducir a un amplio barranco en cuya cabecera se encuentra el amplio collado este de Punta Mener.

            Atravesado el espolón que baja del Pico de la Espada de Urdiceto, recobramos la dirección sur y atravesamos a media ladera un amplio circo para no perder demasiada altitud que tendríamos que recuperar de inmediato.

            El repecho final del circo se hace costoso pero son las dos del mediodía cuando alcanzamos el Collado Este de Punta Mener a 2350 metros de altitud. Estamos describiendo una trayectoria casi paralela a la de ida pero 250 metros más abajo y por tanto más amplia.

Desde el Collado de Plana Alba.
 
            Desde el collado y manteniendo la altitud evolucionamos hacia el este ya sin camino al encuentro de nuestra vía de ida. Todavía tendremos que dar un buen rodeo contorneando un espolón a la ve que tratamos de no introducirnos en los barrancos que bajan hasta la pista. Terminaremos girando casi al norte para alcanzar las marchas blancas del camino que hemos seguido a la mañana en la rampa de hierba que nos orientó desde el coche a la mañana.

            Luego hay que poner la marcha de resistencia y tratar de que el camino se evapore lo antes posible con el propósito de alcanzar el coche lo antes posible.

            En la cima del pico me he dicho que sería bueno llegar al coche a las tres y así ha sido. Rosa llega un ratillo después un poco mosqueada no tiene ninguna prisa y ha venido al trote. Yo quiero llegar lo antes posible a casa para acompañar a nuestro amigo Jorge pues su cuñado José Luís se ha marchado muy deprisa.
 
 
 

                

 

 

 

3 oct. 2009

36c-09. PIC BASTAN. 3-10-2009.

La Este del Bastán desde el collado.

Hourquette de Bastanet y Arista Este. Vuelta por el Lac de L'Oule.

03-10-2009.

Salida 13 h. Llegada 17 h.

Sol.

Fácil.
 
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Bastan perteneciente al IGN. francés. Vía en amarillo.
 
            El Pic Bastan tiene una estampa preciosa. Es una pirámide perfectamente afilada con una arista sur decididamente escabrosa; luego, más de cerca, sus laderas que siguen siendo erguidas resultan accesibles y su arista este por la que transcurre la vía normal es fácil.

La Sudeste del Bastán, una pirámide casi perfecta.
 
            El descenso desde la cima del Portarras hacia el Col de Bastanet o de la Hourquette es cómodo y fácil a través de una arista alomada y ancha en el que aparece el granito más meteorizado formando incluso pequeños arenales. Un transitado camino nos conduce, un poco por cualquier parte hasta el amable collado situado a 2481 metros de altitud. Al sur la arista se descuelga en verticales paredones que van desapareciendo conforme nos aproximamos al collado y al norte una suave y amplísima pedrera te conduce por cualquier parte a una maraña de lacs, algunos de los cuales presenta un estiaje terminal.

Arista Este de Bastán.
 
            Es la una menos cuarto cuando iniciamos el ascenso del último pico del día. La arista este parece fácil en su parte inferior pero nos decantamos por un transitado camino que, en suave ascenso, se desarrolla en la ladera sur ligeramente por debajo de la arista.

            El día pesa ya lo suyo y cuesta poner la marcha de resistencia en una abrasadora ladera como esta. Luego, el camino se acerca y alcanza la arista en el rellano bajo el casquete somital.

 
            Hay que superar un pequeño lomo con camino tanto por arriba como lateralmente en la ladera norte que nos deposita bajo el erguido casquete somital.

            Se puede trepar la pared por varios lugares pues el granito ofrece buenos agarres pero hay una vira inclinada clara y muy transitada que rompe la pared de sur a norte y ofrece comodidad para el ascenso.

La Este del Pic Bastan.
 
            Son alrededor de 40 metros los que permiten alcanzar la arista norte con entrada incluida pero el camino se va a rodear hacia el oeste y alcanzar la cima por una rampa medianamente inclinada y fácil.

Gourg Nere y lac de Port Bielh.
 
            Es la una y cuarto cuando alcanzamos la cima del Pic Bastan a 2715 metros de altitud, que llamaremos el pico del “gancho” por la vuelta que da el camino.

Cima de Bastan con Bastan de Aulon.
 
            La cima nos ofrece una nueva zona de lagos situada al oeste es el Valle de Oule Pichaleye que también los tiene por un tubo: al norte el mayor de ellos que es el Lac de Port Bielh y el Gourg Nere y sus laquettes debajo del Col de Nere. Un poco hacia el oeste el Lac de Gurguet al lado del pico del mismo nombre. Al sudoeste los Lacs de Guits y los Lacs de Bastan y plenamente al sur aparece el Embalse de L’Oule.

Lacs de Bastanet.
 
            El día es sencillamente espléndido; bueno, un día español en Francia. Quince minutos después hechas las fotos de rigor nos marchamos para abajo utilizando la arista norte hasta la parte superior de la vira. Bajada la vira hacemos la arista en descenso que no tiene dificultad alguna.
 
Lac de Gourget desde Bastan.

Gourge de Port Bielh.
 
            En el Col de Bastanet echamos una última mirada al norte y nos vamos camino abajo en dirección sur al encuentro de los lagos con el propósito de quedarnos a comer en cualquiera de ellos

Casquete Somital de Bastan.

Detalle de la fisura del casquete somital.
 
            La cubeta lacustre tiene dimensiones muy importantes y el camino se alarga en un tránsito de continuos sube y bajas balizados puesto que se trata del GR. 10.

Cubeta Lacustre de Port Bielh.
 
Lacs de Bastan y L'Oule.
 
            Hay gente que sube, gente que baja y nosotros finalmente nos acercamos a la orilla del Lac Superior de Bastanet y allí nos disponemos a reponer fuerzas pues son las dos y cuarto de la tarde.

Lac Superior y Medio de Bastanet.

Collado de Bastanet desde el Superior.
 
            Ponemos a remojo los pies, comemos pero fundamentalmente bebemos pues hemos perdido líquidos por un tubo.

Bastan desde el Superior.

            Descansamos regaladamente en la orilla del lago al igual que lo hace un reducido rebaño de blancas cabras. Luego sobre las tres y cuarto continuamos canino.
 
Los lacs Medios de Bastanet.

            Enseguida nos llegamos al coqueto Refugio de Bastante y comentamos con la chica la vía de subida al Bastan d’Aulon y el periplo por la cabecera del circo. Luego proseguimos con el descenso transitando las orillas de los lagos al igual que a la subida.

Desagüe del Lac Medio de Bastanet.
 
            En la Cabaña de Bastan tomamos el camino y nos vamos en descenso hasta el punto donde gira hacia la cola del Embalse de L’Oule, para descender en diagonal hasta alcanzar la pista en la orilla izquierda del embalse.

Lac Inferior de Bastanet.

            Son las cuatro y cuarto pasadas cuando pasando junto a la pared de la presa tomamos la pista en la orilla derecha del barranco y sin prisa pero sin pausa nos llegamos al aparcamiento cuando van a ser las cinco de la tarde para poner fin a una actividad en la que hemos movido por encima de los 1450 metros de desnivel. Luego en Cap Long y en Aumar se nos hará fresquillo turisteando y recordando ya pasadas actividades tresmilistas
             
Cortinas de Gayuba en la pista bajo el Lac de L'Oule.
 
 
Puedes ver más fotos.

Aquí puedes ver el Comienzo.