12 sept. 2010

36-10. CIRCULAR AL PIC GARLITZ. 12-9-2010.

Tercio Superior de la Arista Norte de Garlitz.

Boca Norte del Túnel de Bielsa, Barranco Nere, Cara Sudoeste y Arista Sur. Descenso por Arista Norte, Collado con el Pic de Cuneille, Lac de Catchet y Boca Norte Túnel de Bielsa.

12-09-2010.

Salida 08 h. Llegada 13 h.

Sol.

Algo difícil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Garlitz procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.
 
            Al Pic Garlitz le habíamos echado el ojo aquella mañana de Noviembre de 2008 cuando fuimos a Bataillence, aquella guapísima pala de nieve, era la cara sudoeste de la antecima sur, y aquella pareja de diminutos puntos perdidos y progresando por la pared nos seduce poderosamente. Luego, consultando mapas sabríamos que hay una aristilla que conduce a la cima principal situada más al norte… ¡Tenemos que ir al Garlitz!

            La noche en el coche resultará tan cómoda o más que en la Cabaña d’Aguillous. La luz de la mañana del 12 de Septiembre de 2010 nos despierta, pero se está tan bien…

            A las siete y cuarto de la mañana echamos pié a una mañana envidiablemente cálida, recogemos un poco, desayunamos y seguidamente nos bajamos hasta Aragnouet de Plan para tomar la carretera que sube el Valle de Saux, aparcando en la Boca Norte del Túnel de Bielsa a 1821 metros de altitud.

Iniciando el camino en la Boca Norte del Túnel de Bielsa.
 
            Visto y no visto, aparcamos y salimos para arriba por la orilla izquierda del barranco de Nere. Son las ocho de la mañana.

Cascada del Nere.

            Hay un marcado camino que, evidentemente con el valle relleno de nieve, no conocíamos, que gana altura junto al barranco, nos muestra la Cascada del Nere desprovista de las consabidas galas que le proporciona el hielo y nos eleva poco a poco hasta alcanzar el primer rellanito.

Montaña de Bataillence y Peña Abeillere.
 
            Reconocemos los pequeños resaltes que escalonan el valle, contemplamos los juegos de luces y sombras que proporciona el sol de la mañana sobre las testas de los picos que conforman la Montaña de Bataillence, y cuando nos encontramos frente al vallejo que se encumbra hacia Marioules abandonamos la dirección su-sudeste y girando al este nos introducimos en el segundo y más amplio rellano recorrido por barranquillos que viniendo del este se precipitan en pequeñas cascadas para engrosar el Nere.


            Atravesamos en horizontal el rellano y nos orientamos al nordeste directamente buscando la pared sudoeste del Garlitz, siempre fuera de los paredones de Pene Abeillere, que imponentes hacia el este, pierden potencia hasta desaparecer hacia el oeste. Estamos sobre los 2250 metros de altitud.

            Hay una amplia canal en la que mueren las claras paredes de Pene Abeillere, pedregosa por debajo y herbosa por encima de las mismas, que es nuestro objetivo para salir del herboso rellano y enfrentarnos a la Pared Sudoeste del Garlitz

            Atravesamos una zona herbosa y ondulada, cruzamos un pequeño barranco que transita al sur de Pene Abeillere y nos introducimos en la canal  progresando fácilmente en marcado ascenso y transitando sobre débiles trazas de camino más propio de animales que de personas.

 
            Vemos alguna cita desperdigada que, superada la pared ya no volveremos a encontrar. Suponemos que habrán ido a buscar la arista inmediatamente por encima de Pene Abeillere. Nosotros seguimos nuestro ascenso rectilíneo en una ladera que ofrece posibilidades. Atrás al sur ha quedado Bataillence y al oeste, conforme ganamos altura aparecen los perfiles de Gerbats y la Gela coronando los Murallones de Barourde.

            El tramo de pared parece resolverse con una pequeña depresión a modo de barranco herboso por el que seguimos el ascenso hasta que alcanzamos la entrada de una depresión, mitad herbosa, mitad pedregosa que es el lugar perfecto para la localización de un lac, pero sorprendentemente allí no hay lac.

            Andamos sobre los 2450 metros de altitud, y hemos de perder una docena de metros para bajar al plano fondo de la depresión, atravesarla longitudinalmente y salir de la misma en suave ascenso que nos introduce en la pared somital siempre en dirección nordeste.
 
 
Depresión bajo la arista.

            La pared que presentará un desnivel por encima de los 300 metros y la iniciamos sobre un cono de deyección pedregoso que se inclina paulatinamente y se convierte en estrecho corredor que muere en una pared.

            En la base del corredor tomamos una amplia vira herbosa que pasando por un par de afloraciones rocosas nos ofrece una estrecha rampa herbosa muy inclinada que salva directamente el segundo tramo de la pared. Hay otras opciones menos directas hacia el sur.

            La rampa se resuelve en una pared amplia  y escalonada de verdura que nos presenta un ascenso consistente. Tenemos siempre la opción de llanear en busca de la arista sur del pico por la que suponemos discurrirá algún camino pero nosotros seguimos de frente en fuerte ascenso a la sombra que la pared nos propicia.

            Ganamos altura progresivamente a la vez que nos vamos aproximando a la arista sur. Al mismo tiempo la pared se va llenando de afloraciones metamórficas y, bastante mixta se sigue ascendiendo bien, cuando recibimos intermitentemente los primeros rayos de sol en las inmediaciones de la arista.

            Unos metros bastante erguidos pero fáciles en los que te puedes ayudar de las manos nos depositan en la arista cuando esta alcanza la aparente cima del Garlitz.

            Son las diez y cuarto y desde aquí, desde la antecima, contemplamos al norte la arista que conduce a la cima del pico que no es una sorpresa puesto que teníamos algunas  noticias al respecto.
 

            Contemplamos el Valle de Moudang y fotografiamos el recoleto Lac de Hechempy en la cabecera del mismo.

            Seguidamente iniciamos un suave y fácil descenso que se va a complicar inmediatamente con un resalte tras el que la arista se adentella en busca del collado de separación entre las dos cimas.

            Cuando vamos a afrontar el resalte una vira terrosa y descompuesta  en la ladera oeste nos enseña algunas huellas de un posible faldeo. Las seguimos en descenso ahondándonos unos metros y cuando nos parece estar a la altura adecuada, iniciamos una travesía en horizontal para retornar a la arista. Las huellas han desaparecido.

Arista entre las Cimas de Garlitz.

            Volvemos a la arista con algún apoyo de manos en busca de camino rápido y tras pasar a toda cresta los diminutos dientes que la accidentan, alcanzamos el punto bajo de la misma.

            Desde aquí la sinuosa y quebrada arista se eleva de manera paulatina con trazas evidentes de camino en busca de los resaltes somitales.

Circo de Bastanet.
 
            Hay algunas citas que se pelean entre la arista en la que hay que emplear las manos y una especie de amplio corredor ligeramente al sudeste de la misma que ofrece escapatorias de la misma.

            Nosotros pasamos los dos primeros resaltes por la arista, tenemos algunas dudas en el tercero que finalmente superamos, medio medio, ya que el corredor se había puesto ya muy tieso, terminándolo de nuevo en la arista.

Punta Secundaria de Garlitz desde la Punta Principal.

            A partir de aquí la arista se acuesta y enseguida nos conduce a la Cima del Pic Garlitz situada a 2798 metros de altitud.

Soum de Ramond entre Robiñera y la Munia.
 
            Son las once menos cuarto de una mañana esplendorosa.

Pic de Cuneille. La sorpresa aguarda agazapada.

Lac de Cachet.
 
            Junto al pilón cimero almorzamos y contemplamos un paisaje del que cada día vamos reconociendo más componentes: Montañesa muy escondida al sur, Cotiella y  la zona de Urdiceto con Fulsa y Suelza están clara al sudeste lo mismo que las cimas del Parque natural Posets-Maladeta  al nordeste, aunque me cuesta un poco identificar el Pico del Ibonet de Trigoniero y muy cerca y bien marcados los Picos de Aret y Tramezaigues; al Norte el Midí de Bigorre siempre un tanto remoto, el Circo de Bastanet y el Macizo de Neouvielle un tanto tapado por la Cresta de les Cintes Blanques con el Mechant; muy bien el Campbieil, Gela y Gerbats girando al oeste y al sudoeste Ordesa, más concretamente, las Olas y los Baudrimont que se cuelan entre Robiñera y la Munia. Alguno se escapa en la vertiente norte fundamentalmente.

Ibonet de Trigoniero.

            Hacemos algunas fotos, comentamos que los de G.M.S. estarán subiendo al Eriste Sur y nos vamos para abajo media hora después.

            En el inicio de la arista norte que es muy fácil no hay demasiadas huellas, solamente he localizado una cita en un promontorio inmediato situado unos metros más abajo. Pensamos que tiene que ser una vía transitada a partir del Lac de Catchet pero tenemos nuestras dudas. Para no tener dudas lo mejor puede ser no tener experiencia.

            El descenso del tramo superior de la Arista de Moudang es muy fácil y bajamos siempre tratando de localizar alguna traza de camino en alguna de las dos vertientes, cosa que desechamos.

            Pasado el promontorio de la cita aparece un segundo tramo un poco más inclinado pero con citas que nos llevan hasta el lugar donde la arista se esconde vertical. El tramo, vestido de placas claras, se sigue bajando bien y alcanzado el borde del resalte un corredor inclinado y orientado hacia el oeste salva el muro inicialmente puesto que debajo el terreno se amplía bastante inclinado.

            Enseguida las citas nos llevan a la arista  y nos colocan en la cabecera de un nuevo muro con el que se inicia el resalte Terminal. El paso tiene dos opciones: la de la arista que tiene un paso muy largo y duro para iniciar el descenso y que desecho por tener aspecto de poco acogedor aunque luego tenga buena pinta y la otra, la elegida, que está situada media docena de metros dentro de la pared y nos enseña el cintajo de rápel instalado en la cabecera del corredor.

            La roca es muy buena y el paso tiene un largo escalón de entrada con buenas presas que te obliga a bajarlo con todo el cuerpo fuera de la pared rodeando el escalón, y que se asienta en una amplia repisa desde la que en travesía se llega al fondo del corredor.
 
Tercio Inferior de la Norte de Garlitz.
 
            La segunda parte es un diedro vertical, muy liso, con pocas presas y pequeñas que se baja bien la parte superior gracias a un pequeño bloque empotrado pero que la salida no tiene apenas presas para los pies y hay que bajar con los brazos y con pequeñas presas para las manos.

            Maniobramos en el paso, que en descenso será de IIIº siempre de espaldas a la pared y sin mayores contratiempos que esa cosilla que te da antes de emprenderlo y sin fotos pues cuando la cosa se complica no hay fotos, nos colocamos en un paretazo  que siendo casi tan vertical está muy escalonado y te permite destrepar por varios lugares.

La Oeste de Garlitz.

            Unos destrepes de cara al valle nos sitúan en la alomada arista bajo la pared que conduce al collado de separación con el Pic de Cuneille sobre los 2550 metros de altitud cuando son las doce menos cuarto. El Garlitz ha tenido su miga por las dos aristas.

            Una amplia pedrera orientada al oeste nos baja para abajo. Nosotros evolucionamos un tanto hacia el norte para salir de los paredones situados debajo de la pedrera al igual que el vago caminillo que cruza la pedrera y que encontraremos más abajo. Se puede descender directamente pero es más cómodo la diagonal que hacemos tratando de utilizar las pedreras descompuestas para facilita el descenso Nos guía el Lac Catchet decorando el rellano del valle.

Lac de Catchet.
 
            Enseguida nos introducimos en la verdura que cubre el rellano y alcanzamos el Lac de Catchet con algunos turistas en sus orillas.

            Son las doce y cuarto pasadas y en los bloques de la orilla sur  nos detenemos, mi chica se quiere dar un remojón y se lo da.

Garlitz desde el lac de Catchet.

            Pasadas las doce y media alcanzamos el cierre del lac en el que se inica el desagüe y por su orilla derecha nos echamos para abajo siguiendo el camino de descenso del tramo final del valle.

            Solamente nos ronda una inquietud en la cabeza y es el remonte que tendremos que hacer cuando alcancemos la carretera que sube hasta la boca del Túnel de Bielsa; pero se trata de un sonsonete vano ya que el camino nos ha de depositar en la zona de la cabaña  pastoril en la que hemos parado esta mañana para hacer la foto del Circo de Saux.

            El camino baja con ganas y no perdiendo el tiempo precisamente. Bastante transitado y sobre ladera cubierta de verdura nos enseña una preciosa cascada de un arroyuelo subsidiario y en un minúsculo rellano lo cruza y en su orilla izquierda se introduce en el pinar que nos regalará una agradable sombra.

            El pinar está seco como un hueso y no vemos ni siquiera rastro de setas. Abandona el pinar girando un tanto al norte cuando nos enseña el aprisco y la cabaña de la majada junto al Barranco Nere.

La Norte de Marioules, Forqueta y Aiguillette.
 
            Nosotros en lugar de bajar a la cabaña para remontar por la carretera nos vamos a media ladera en horizontal o en suavísimo ascenso dirigiendo nuestros pasos hacia el túnel. Ya muy arriba cruzamos el barranco y enseguida alcanzamos el aparcamiento de la boca norte del Túnel de Bielsa.

            Es la una y media cuando cerramos el bucle que hemos empezado por la mañana. Una jornada muy agradable, con 1000 metros de desnivel que nos ha permitido descubrir los encantos secretos del Garlitz que los tiene.

            Comemos en el aparcamiento y a la sombra para luego emprender la tediosa vuelta a casa: la de veces que hemos pasado este año la Guarguera y lo que te rondaré con la Yebra-Fiscal.

Si quieres tienes más más fotos.
 
 

 

           

 

           

 

             

           

           

11 sept. 2010

35c-10. PIC DE LA GELA O DE AGUILLOUS. 11-9-2010.


Arista Sur de la Gela.

Collado entre Petit Pic Blanc y Gerbats, Tubos de Gerbats, Cara Norte de Gerbats, Collado entre Gerbats y Gela y Arista Sur.Descenso por la Cara Norte, Huerquette de Chermentas, Lac de Badet , Cabaña Moune y Piau-Engaly.

11-09-2010.

Salida 13 h Llegada 18 h.

Sol.

Bastante fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa del Pic de la Gela procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            Echamos un trago mientras contemplamos, una a cada lado, las dos partes de la jornada realizada. Al frente tenemos lo que nos queda todavía aunque quizás no sea la Arista Sur de la Gela que desafiante se muestra a nuestros ojos.

Habrá que rodear el Gerbats para llegar a la Gela.

            Es la una del mediodía del 11 de Septiembre de 2010, cuando abandonamos el amplio collado de separación entre el Pic Gerbats y el Petit Pic Blanc situado sobre los 2800 metros de altitud.

            Conocemos una parte del rodeo que hemos de practicar al Pic Gerbats pero el resto está por ver.

            Descendemos directamente unos metros en dirección oeste hasta alcanzar el caminillo de salida de los Tubos de Gerbats y coincidimos de nuevo con el trío con el que iremos charlando un rato.

Tubos del Gerbats.

            Desandamos el caminillo sobre los tubos, los fotografío a los tres  y finalmente en el Tubo Norte se quedan y nosotros nos vamos para salir enseguida a la Arista Noroeste de Gerbats.

            Lo que habíamos visto por la mañana mientras ascendíamos la parte herbosa de dicha arista se confirma de inmediato y un poco marcado caminillo inicia el faldeo inferior de la Cara Norte del Gerbats a travesando la inestable pedrera inferior.

            A mí me gustan las pedreras por libre aunque no dejo de reconocer que los caminillos facilitan el tránsito por las mismas, pero como no son santo de su devoción para mi chica, pues nos montamos en el caminillo y con el piloto automático puesto nos vamos adelante en busca del Collado Norte del Gerbats. La vista sigue entretenida como siempre.


            En algún momento se pierde el camino pero lo recuperamos enseguida y prácticamente en horizontal nos lleva en un corto cuarto de hora al collado entre el Gerbats y la Gela situado sobre los 2700 metros de altitud. Son las dos menos cuarto.

Valle de Aguillous.

            Se trata de un collado muy amplio que se remata con paredes verticales hacia el este, la de Troumouse y nos muestra su cara amable de puerto herboso en la vertiente oeste que es el Valle d’Aguillous.

Corredor de la Gela y Lacs de Barourde.

            El rodeo del Gerbats ha salido a pedir de boca y por lo que intuimos el ascenso de la Arista Sur de la Gela no puede ser problemático en absoluto, pues un caminillo atraviesa la profunda brecha de la vertiente este del collado y se introduce en la pared junto a la arista.

            Las piernas comienzan a hacernos sentir su peso cuando suavemente iniciamos el cambio de pendiente y nos introducimos en un camino con trazas cortas y escalonadas que facilita el tránsito por la pared que, aunque bastante erguida, no supondrá ningún problema.

Casquete Somital Sur de la Gela.
            Son 150 metros de desnivel que discurren por las inmediaciones de la arista y en los que ni siquiera hay que apoyar las manos y antes de lo calculado, pues son las dos y cinco, alcanzamos la cima del Pis de la Gela o De Aguillous situado a 2851 metros de altitud.

Murallones de Barourde desde la Gela.

            El pico comparte altivamente con el Gerbats la tarea de pastoreas el Circo de Barourde pero mientras que el Gerbats tiene una sola vía de acceso fácil y  muy artificiosa, la Gela tiene una arista sur muy accesible, un a arista noroeste que aunque dentada en principio es muy transitable y esperemos que su cara norte nos depare un descenso cómodo. Solamente la cara este orientada a Barourde  comparte murallones con el Gerbats.

Suelza y Fulsa.


Eristes y Trigoniero.

            Junto a la cita cimera comemos al agradable sol del mediodía contemplando  casi todo el recorrido realizado puesto que al norte tenemos el Valle de Piau por el que subimos y queremos bajar, al oeste-noroeste el Valle d’Aguillous y al su-sudoeste el conjunto de picos que estamos recorriendo hoy.
Posets y Bataillence.

El Valle de Piau al que hemos de bajar.

            A las dos y media nos despedimos de la cima tras contemplar largamente la vertiente este de la misma con especial atención a la zona de Marioules, Bataillence y Garliz y tomamos la cara norte para iniciar el descenso en busca del Hourquette de Charmettes.

            Iniciamos el descenso, próximos a la arista, para enseguida alcanzar una amplia hondonada en la pared en la que se aloja un reducido nevero residual.

Brecha Heas, Soum des Salettes y Cambieil.
            Pasamos junto al nevero a través de una pedrera metamórfica poco estabilizada y nos orientamos ligeramente al noroeste para descender por unas amplias gradas escalonadas y retornar de nuevo a la arista pero ya bastante abajo.

Corredor hacia Barourde.
            Pasamos junto a una brecha a la que llega un estrecho corredor que se puede alcanzar desde la senda que enlaza Barourde con la Hourquette de Chermentas y que podría evitar una pequeña parte del largo rodeo que se  da para hacer el Pic de la Gela desde el refugio de Barourde  y enseguida alcanzamos los retazos altos del praderío establecidos por encima de la Hourquette de Chermentas situada a 2439 metros de altitud.

            Son las tres de la tarde cuando tomamos el camino que conduce en dirección nor-noroeste ligeramente por la parte derecha del valle y que nos ha de llevar de regreso hacia Piau-Engaly.

La Norte de la Gela.

Vertiente Norte de la Hourquette de Charmentas.

            El camino discurre fácilmente a través de resaltes vestidos de pradera alpina que proporcionan un suave descenso. Nosotros vamos buscando el Lac Badet que vimos en la distancia cuando ascendíamos ayer y se nos hace un pelín largo al errar la altitud a la que realmente se encuentra.

            Un último resalte un tanto erguido y rocoso nos baja al nivel del barranco cuando inicia su meandreo y nos deposita en la surgencia de la orilla sur del Lac de Badet situado a 2084 metros de altitud.

            Son las cuatro menos cuarto, hay un par de grupos de paseantes disfrutando del lugar y nosotros también nos quedamos a disfrutar de las verdes aguas del lac y del anillo de fina verdura que lo rodea con la excepción de su orilla norte.

Lac Badet.

            Mi chica se baña y luego se solea largamente y yo también me remojo un poco y me echo una de mis siestas montañeras. Aquí paz y allá películas.

            Se nos hacen las cinco y media, la gente va y viene y nosotros finalmente nos vamos, todavía nos queda un rato de descenso.

            Pasamos junto a la Cabaña Badet que está abierta y muy limpia, luego el camino prosigue suavemente en descenso.  Seguimos siempre en la orilla derecha del valle: ayer ya lo vimos subiendo.

            Llevamos el barranco a nuestra izquierda y enseguida nos aproximamos a la Cabaña Moune y nos incorporamos al lecho  de la pista de esquí situada más al oeste de toda la estación y que recorre la parte inferior del valle de Piau.

            Hay un grupo de pastores cenando al sol de la tarde y otros bajando un rebaño de ovejas hacia la majada de la otra orilla del río. Nosotros por la pista que ya está vestida de verdura nos vamos para abajo y enseguida alcanzamos el lugar en el que la  abandonamos para tomar el camino a la Hourquette de Heas.

Gerbats y Gela desde Garlitz. 8-9-10.

            Son las seis y cuarto y cerramos el circuito que iniciábamos ayer. En veinticuatro horas hemos movido un desnivel de 2000 metros.

            Cogemos agua en Piau-Engaly pues el barranco a pesar de que se filtra repetidas veces tiene algo de ganado y nos da un pelín de cosa y cenamos cuando ya el sol nos ha abandonado tras el Pic Campbieil.

            Luego, damos una vuelta por la desértica estación de esquí contemplando lo que en primavera viéramos lleno de nieve y sobre las nueve buscamos un lugar discreto para pasar la noche durmiendo cómodamente en el coche. 


Para ver más fotos.

Aquí tienes el Comienzo.



             

             

             

35b-10. ALGUNOS TRESMILES DEL CIRCO DE TROUMOUSSE. 11-9-2010.

Arista de Troumousse desde Gerbats.

Collado Sur del Gerbats, Petit Pic Blanc, Pic Heid, Punta de Aires y Pic Troumouse. Vuelta por el faldeo de la arista.

11-09-2010.

Salida 10 h. Llegada 13 h.

Sol.

Bastante fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Troumousse procedente del IGN. francés. Vía en amarillo. 

            Era Agosto del 87 cuando casi de noche hacemos la Cima de la Munia. Ni siquiera recordamos el Paso del Gato que nos supo al Paso de la Gloria: mi chica con deportivas. Era nuestra primera incursión al circo y también de los primeros tresmiles.

            También era Agosto pero del 98 cuando volvemos al Circo de Troumouse. Aquella mañana de tremendas nieblas, que no sé a dónde íbamos, nos cobijamos en la Cabaña de Aires y cuando ellas nos lo permiten  nos tiramos hacia el Col de la Seda, ninguneamos el Gerbats al faldearlo por los Tubos y encaramados en la cresta nos vamos pisco a pico como motos para cepillarnos todo el circo y rendir pleitesía a les Deux Soeurs.

            No son todavía las diez de la mañana del 11 de Septiembre de 2010 cuando nos volvemos por la amplia arista hasta la Brecha Noroeste, tomamos el diedro por idéntico camino a la subida y abandonamos el casquete somital del Pic Gerbats.

            Desandamos la pedrera de la Faja Norte, bajamos con cuidado hasta alcanzar la parte inferior de la Faja Sudoeste y a ritmo  de satisfacción nos llegamos al lugar donde hemos dejado las mochilas, elegimos orientación y nos sentamos a almorzar al claro sol de la mañana. Son las diez y cuarto de la mañana y nos encontramos sobre los 2800 metros de altitud.

La Norte del Petit Pic Blanc.
 
            Un cuarto de hora más tarde, “dejamos que las mochilas descansen” que también ellas se cansan y tomamos la arista en dirección sur sin objetivo fijo: cuando haya que subir pues subiremos y eso es lo que toca.

            La arista es amplia y suavemente ascendente hasta que alcanza un pequeño bulto  a partir del cual se inclina ligeramente para conducirnos sin ninguna dificultad al Petit Pic Blanc acotado a 2957 metros de altitud.

            Dos transitados caminillos permiten llegar al mismo. Uno lo faldea por el oeste a escasos metros de la punta y el otro, que es el que elegimos, permite acceder a una cima carente de relevancia.

Hacia Heid desde el Petit Pic Blanc.
 
            El pico se encuentra perfectamente centrado con los Lacs de Barourde de los que resulta costoso rescatar las miradas pero son las once menos cuarto y hay que bajar aunque no sean más de una treintena de metros fáciles siguiendo camino próximo a la arista.

            Desde el collado que se encontrará ligeramente por encima de los 2900 metros de altitud contemplamos la primera prominencia importante y con aspecto macizo y oscuro. Se trata del primer tresmil de la cresta.

            El camino se va elevando paulatinamente a través de su pedregosa cara norte pero solamente en la parte alta del pico requiere de algún apoyo de manos. Nosotros tiramos de frente por cualquier parte y fácilmente alcanzamos la cima del Pic Heid de 3022 metros de altitud. Son las once de la mañana.
 
Punta Aires, Troumousse y Sierra Morena desde el Heid.

            Vista atrás el Gerbats se va alejando y más todavía nuestro objetivo posterior que es el Pic de la Gela. A ambos lados de la cresta siguen las paredes por todos los lados y los coches diminutos brillan en el aparcamiento del Circo de Troumouse. Hay montañeros diminutos y desperdigados por la arista.

            Hacia el sur la arista cambia radicalmente: la amabilidad de las suaves formas redondeadas que ha tenido hasta aquí se quiebra, la arista se afila y se eriza llenándose de dientes, gendarmes y bloques que conforman una tripleta de cúspides más o menos alineadas.

            Proseguimos por la cresta y llevamos a una cordada por debajo que viene faldeando toda la arista. No es un tramo difícil aunque haya que apoyar las manos continuamente. Lo más costoso es ser extremadamente cuidadoso para no tirar ninguna piedra mientras les adelantamos.
 

            Mientras ellos maniobran en una vira siguiendo su táctica de escamotear las cimas nosotros nos vamos directamente utilizando un muro y un diedro vertical a la cima de la Punta de Aires acotada a 3028 metros de altitud con lo que se quedan definitivamente atrás.
 
Puerto de Barrosa.

            Desde una de las brechas de la arista contemplamos una espectacular imagen del Puerto de Barrosa que nos llena de recuerdos y ya en la cima no nos detenemos, son las once y veinte de la mañana, y al frente, elevado y horripilante nos vigila el “espantallo” de Troumouse.


Cerca de la Cima de Troumousse.
 
            La arista prosigue accidentada de manera similar al tramo anterior y tras unos metros suavemente descendentes en el que nos cruzamos con un trío que viene en dirección contraria iniciamos un paulatino ascenso que se irá incrementando poco a poco pero que, siempre fácil nos deposita en la cima del Pic de Troumouse a 3085 metros de altitud.

Cima de Troumousse con Sierra Morena, Pequeña Munia,  Munia y Atrás Robiñera.

 
            Un montañero que se está poniendo el arnés nos hará una fotografía más al sur del horrendo trípode de aluminio, similar al del Balaitus, que corona la cumbre de este pico.

Detalle de la Norte de Sierra Morena.

            Se trata para mí de la cima más definida de todo el circo puesto que apartándose ligeramente de la trayectoria de la cresta posee una potentísima arista orientada al este que termina en el Puerto de Barrosa lo que le convierte en una cima inconfundible. Alargada en dirección norte-sur, la recorremos hasta su extremo sur para contemplar Sierra Morena y dejar que los recuerdos llenen nuestra mente: allí está el vertiginoso faldeo por la vertiente oeste. El paso sobre lo Tubos del Gerbats es un juego de niños en comparación. Pero como ya se dijo: “sarna con gusto no pica”.
 
Nuestro faldeo de Sierra Morena por la vertiente oeste.

            Sierra Morena está vertical como siempre, las Munias tienen manchas de nieve reciente en su cara oeste lo que nos recuerda que el verano ya toca a su fin, el rellano del Circo de Troumouse está aparentemente inanimado y la arista fronteriza sobre el Túnel de Bielsa nos regala sus elegantes juegos de luces y sombras de Marioules a Bataillence.

            Las once y media de la mañana ya han pasado, hemos hecho nuestro tercer tresmil del día, nosotros no vamos a proseguir cresta adelante y dejaremos el resto para mejor ocasión y consecuentemente damos media vuelta.

Sierra Morena desde el inicio de la vuelta faldeando.

            Ligeros de equipaje tomamos el camino del faldeo de las cimas y así  avanzaremos con más rapidez.

Les Deux Soeurs.
 
            La vuelta, siendo corta, se lleva su tiempo. El camino, bastante transitado y generalmente muy descompuesto además de lleno de basura, recorre la pared unos metros por debajo de la arista en un suave y continuo descenso en el que se van intercalando pequeños ascensos uno de los cuales conduce a la arista en la cima del Heid y en la que alcanzamos al trío con el que nos hemos cruzado antes,

Hacia el norte desde Heid.

Lacs de Barourde.
 
            Luego otro descenso continuado nos lleva a faldear el Petit Pic Blanc en horizontal, salimos del faldeo y nos llegamos a las mochilas cuando es la una menos diez. Ha sido un agradable paseo de dos horas y media, pero es mediodía y nos queda todavía mucha jornada.
 
Valle de Heas hacia Gedre.

Fin de nuestro paseo por el circo de Troumousse.