23 oct. 2010

40.b-10. LARRAILLE. 23-10-2010.

La Este de Larraille.

Cima de Lariste, Collado Sur de Lariste, Corredor Oeste de Lariste, Ibón de Acherito, Barranco de las Foyas y La Mina.

23-10-2010.

Salida 12 h Llegada 16 h.

Mixto.

Fácil.

Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Larraille procedente de Prames. Vía en amarillo.

            El pico Lariste que es un nudo de tres aristas cuenta con una arista norte con dos dientes que conocemos y que enseguida se accidenta muchísimo hacia abajo. La Arista Sudoeste también la conocemos y recordamos las complicaciones que presenta en los Picos de Pourtet. Hoy los faldearemos por el sur en busca del Collado Sur de Larraille.  Son las doce y estamos a 2168 metros de altitud

Picos de la Chouriqué por delante de Acherito.
 
            La arista sudoeste es fácil y suave en principio pudiéndose recorrer de paseo bastante herbosa, luego desaparecerá la hierba y ya será otra cosa. Nosotros desandamos un poco el camino de ascenso, saludamos a otro par de franceses que suben y nos bajamos a media ladera para iniciar el faldeo de los paredones calizos de la arista.
 
Marmida detrás.

La Arraya de las Foyas.
 
            Hemos de bajar a nivel de los 2000 metros para pasar por debajo de las primeras barras que emergen de la ladera y transitar por el límite entre la pradera alpina de la Arraya de las Foyas y las pedrizas bajadas de la arista. Se trata de una vía lógica, en dirección prácticamente oeste y en suave ascenso que nos permita alcanzar el Collado Sur de Larraille con el mínimo gasto. Hay otro camino que pierde algunos metros más y transita por la parte baja de la Arraya de las Foyas pero nosotros no estamos por la labor.

            Encontramos algunas citas y trozos ce camino nacidos de nuestra imaginación y desarrollamos un faldeo con una pequeña depresión en la que perderemos alrededor de una treintena de metros de desnivel.

Acercándonas a Larraille.

            La pedriza que baja del Pourtet Oubert tiene marcado camino por la base de la pared y la cruza muy arriba  ya casi a la altura del Collado Este de Larraille en el que encontramos una solemne cita.

            La Arraya de las Foyas queda bastante profunda  como lugar para desde el cual alcanzar el collado pues estamos muy arriba y decidimos por tanto afrontar el ascenso al pico por su arista este que nos viene de paso.

Lariste, Marmida y Cotcoguy.
 
            Iniciamos de nuevo el ascenso desde alrededor de los 2050 metros de altitud y transitamos una arista bastante amplia  llevando las paredes en la vertiente norte, al sur la ladera es abrupta pero nada más. Pasamos un pequeño descansillo y nos aproximamos al casquete somital de calizas blancas cuyo aspecto mejora conforme nos acercamos.

Paso de Pourtet Barrat hacia Pont Lamary.

Pourtet Barrat y Oubert delante de Larraille.
 
            En la base de las paredes somitales comprobamos que se puede ascender sin mayores problemas en principio pero el caminillo, que ahora está lleno de citas, inicia el faldeo de las paredes de llano y por el sur.

Casquete Somital Este de Larraille o La Ralla.

            En algún momento pensamos que se trata de la vía para alcanzar el Collado Sur de Larraille, cosa que  luego comprobaremos pues hasta allí llega pero nosotros viendo que la cara sur del pico es bastante accesible lo abandonamos y a través de una serie de repisas y pequeños corredores muy bien escalonados nos vamos para arriba con algún apoyo de manos.
 
En la cima con una buena parte del recorrido de la jornada.

            Es la una y cuarto cuando alcanzamos fácilmente la cima del Pico Larraille a 2146 metros de altitud. Se trata de una cima alargada y plana de calizas claras que enseguida se corta por cualquier parte.

Ibón de Acherito.

            Desde la parte este contemplamos el camino recorrido durante la jornada y comprobamos que el acceso directo por la arista este no presenta problemas; al norte, tras una profunda brecha vestida de paredes verticales está la parte norte del Circo de Acherito con la Brecha de Hanas y que culmina con la Punta del Ibón de Acherito de gratos recuerdos; desde la parte oeste contemplamos el Ibón de Acherito, delicado y delicioso y telonado por los mallos de Chourique, y toda la arista de los Mallos de Acherito y Petrechema; la cara sur aunque algo vertical se puede transitar casi por cualquier parte.
 
Acherito, Sobarcal, Petrechema y la Peña del Ibón de Acherito.

            Hacemos algunas fotos con un paisaje neblinoso pues el cielo se ha ido cubriendo de nubes durante la mañana de manera intermitente y poco después nos vamos para abajo por las inmediaciones de la arista oeste, a través de una serie de repisa escalonadas con trazas evidentes de tránsito.
 
Peña del Ibón de Acherito, una foto para esta belleza.

            Enseguida alcanzamos la parte norte del amplio Collado Sur de Larraille en donde charramos un poco con una pareja también de franceses.

Más alta que Chipeta Alto.
 
            Hay un marcado camino que nace de parte sur del collado, en el lado del Mallo Cristian pero hay que faldear un par de pequeños resaltes y como desde el extremo norte contemplamos una pedrera continua ni siquiera vamos a buscar el camino: nos vamos directamente para abajo al encuentro del ibón.

            El collado se encuentra sobre los 2100 metros y el Ibón de Acherito a 1875 metros de altitud. Una pedrera en dirección oeste nos permite descender los 200 metros superiores. Al principio bastante erguida y con materiales algo compactos no se baja nada bien, luego, los materiales acumulados facilitan el deslizamiento pero no es nada del otro jueves puesto que enseguida la pedriza se hace de mayor tamaño y hay que buscar tramos que deslicen. Finalmente la pedrera se incorpora al praderío del ibón y suavemente atravesamos un pequeño caos de bloques y nos llegamos a la orilla este del Ibón de Acherito.

Corredores de Larraille.

El delicado encanto  del ibón de Acherito.
 
            Avanzamos hasta la parte sur y en la orilla nos sentamos a comer, son las dos de la tarde.

Brecha de Hannas hasta el Collado Sur de Larraille.
 
            El sol se cubre pues las nubes van en aumento, tienen importante desarrollo pero creemos que son más de frío que de agua. Nos tenemos que abrigar un poco.

            Media hora después, tras contemplar y fotografiar cumplidamente los paredones del circo, tomamos el camino y nos vamos para abajo recordando este ya desconocido camino que recorriéramos antaño.

            Muy llano, el camino faldea el mallo Cristian en dirección sudeste y rebasada la cabecera de la Solana de Buxe se baja directamente al sur al encuentro del Barranco de las Foyas.

            Desde allí contemplamos los dos barrancos que suben hacia las Foyas de Santa Maria especulando sobre cual será mejor para los esquís y, tras emplazarnos para este próximo invierno si las nieves lo permiten, nos llegamos al barranco cerrando la marcha circular que hemos realizado hoy y por su orilla izquierda, siguiendo el camino, alcanzamos el aparcamiento junto al Puente del Barranco de Acherito. Son las tres y media y a 1240 metros de altitud rematamos una jornada en la que hemos realizado un desnivel de 1200 m  

Puedes ver más fotos.   

Aquí puedes ver el Comienzo.

             

 

 

  

 

40.a-10. COTCOGUY, MARMIDA Y LARISTE. 23-10-2010.

Pourtet, Lariste y Marmida desde las Foyas de Santa María.

La Mina, Foyas de santa maría, Puerto del Palo, Arista a Cotcoguy, Marmida y Lariste.

23-10-2010.

Salida 09 h. Llegada 12 h.

Sol.

Muy Fácil.

Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Cotcoguy, Marmida y Lariste procedente de Prames. Vía en amarillo.

            En Marmida y Lariste ya habíamos estado y de manera individualizada, en unas de esas salidas que se hacen en invierno para disfrutar ya que se trata de montes generalmente carentes de dificultad. Ahora, en mejor época, nos pueden permitir conocer de otra manera este tramo de arista fronteriza.

            Es 23 de Octubre de 2010, viene una borrasca pero creo que hoy puede ser un buen día de monte que nos permita contemplar la vertiente francesa, lo que no es poco.

            Son las nueve de la mañana, llegamos a Oza y seguidamente  aparcamos en la Mina, ya en la orilla derecha del Aragón Subordán, en medio de una partida de caza, a 1240 metros de altitud. Pero como nosotros no llevamos perros, vamos ligeros, allí se quedan mientras tomamos el camino que, perfectamente indicado, conduce hacia el Ibón de Acherito o hacia el Puerto del Palo, enseguida elegiremos.

Barranco las Foyas.
 
            El camino se inicia junto a la majada pastoril y se marcha por la orilla izquierda del Barranco de Acherito en cuyo puente iniciamos el camino. Diez minutos después  y en la confluencia con el Barranco de las Foyas que baja del norte  proseguimos también por la orilla izquierda de éste, pero será por un corto trecho ya que enseguida lo abandonamos para tomar el Camino al Puerto del Palo que no hemos recorrido nunca pues siempre subimos por el Barranco de las Foyas.
 
            El camino balizado de rojo y blanco asciende suavemente la loma para pasar por encima del Paco de los Caxicos y avanzar en la cara sur del Mallo Añarón. La mañana está suavemente fresca, soleada y neblinosa, es una delicia para caminar.
 
Chipeta Alto.

            Suavemente ganamos altura lazada a lazada a través de una pradera alpina medianamente abrasada por el otoño, fundamentalmente en dirección nordeste y poco después, cuando ya divisamos la suave arista fronteriza, alcanzamos un pequeño collado al este del Mallo Añarón a 1780 metros de altitud. Van a ser las diez de la mañana.

            Ante nosotros se despliega el enorme rellano de las Foyas de Santa María, una sinuosa planicie situada alrededor de los 1800 metros de altitud que se origina en la arista fronteriza. En su parte oeste se encuentra la Cabaña Pastoril de las Foyas y el camino que se orienta ligeramente al noroeste para pasar cerca de la misma pierde unos pocos metros de desnivel. Nosotros contorneamos la depresión por su orilla este, lo más horizontal posible y coincidimos con el camino en una amplia silla intermedia tras la que aparece la parte más amplia de las hoyas.
 

            Desde este punto localizamos todo el recorrido que vamos a realizar por la arista y fijamos nuestra dirección hacia el Puerto del palo.

            Casi en dirección este dejamos a nuestra izquierda casi todo el rellano para enfrentarnos directamente a la depresión del puerto que se localiza entre el Cotcoguy al oeste y el Burcq al este.

            El camino vuelve a las revueltas inacabables al igual que en la sur del Mallo Añarón y nosotros finalmente optamos avanzar directamente por medio de la pradera alpina suavemente inclinada.

Barranco Boucou hacia Pont Lamary.
 
            Son las once menos cuarto de la mañana cuando alcanzamos el Puerto del Palo situado a 1942 metros de altitud. Al norte el camino continúa ya hacia abajo por el Barranco de Boucou y aparecen los otoñales valles concluyentes en Lescun pintados con los ocres del otoño.

            Corre una ligerísima brisa otoñal que nos invita a proseguir y lo vamos a hacer hacia el noroeste para recorrer la arista que hemos contemplado continuamente mientras atravesábamos las Foyas de Santa María.
 
Cotcoguy y su aguja.

            Subimos un pequeño resalte herboso en la vertiente sur y medianamente rocoso en la norte, hay trazas de camino que generalmente buscan transitar al sur y enseguida salta a la vista el Gendarme del Cotcoguy. Una arista alomada y muy fácil nos permite salvar unos pocos metros en los que afloran calizas claras y enseguida alcanzamos la Cima del Pico Cotcoguy situado a 2017 metros de altitud.

Con Lariste, Billare y Anie.

            Hacemos algunas fotos entre ellas a la soleada y amable cara sudeste del Pico Marmida, contemplamos el aislado gendarme y la cima gemela al lugar en el que nos encontramos y nos vamos para abajo en busca del próximo y amplio collado de separación entre picos en busca de un lugar abrigado de la brisa para almorzar.
Puerto del palo, Burq y Orriste.

La Este de Marmida.
 
            Nos ponemos un poco de ropa, y comemos algo sentados en la pradera alpina al agradable solecillo de la mañana, mientras contemplamos la vertiente norte que no es demasiado conocida. A pesar de ello localizamos el Billare y el Dec de Lhurs entre otros, el cruce de caminos de Pont Lamary y el Barranco de Anapia. Más atrás quedan Acherito, Petrechema, la Mesa, Anie y Coutende.
 

Puntas de Cauderes en la Norte de Lariste.

            Son las once y cuarto cuando continuamos camino y de nuevo una suave loma herbosa a la que le van saliendo piedras calizas nos eleva fácilmente por cualquier parte para alcanzar enseguida la cima del Pico Marmida situado a 2076 metros de altitud, ha sido un corto ascenso de alrededor de 100 metros de desnivel.

 
            Se trata de una amable cima que recordamos completamente nevada y a la que accediéramos directamente por su cara sur disfrutando de una nieve perfecta para los crampones. No es muy fácil pillar un día en el que llegues bien a la Mina con el coche y encuentres buena nieve en la parte baja para los esquís pero habrá que intentarlo.
 
La Este de Lariste desde Marmida.

             Son las once y media y continuamos para abajo en una amplia arista alomada y cubierta de verdura pues los paredones calizos solamente cortan el pico en la cara norte, siguiendo los quiebros amplios de la misma en busca de un punto bajo en un suave y amplio collado situado sobre los 2000 metros de altitud.

            Contemplando a un montañero que baja de la cima de Lariste iniciamos un suave ascenso que nos permitirá coronar un promontorio medianamente rocoso tras el que la la arista se eleva en busca de la cima de nuestro próximo objetivo.
 
Paredones en la Norte de Marmida.

            En la cabecera del resalte charlamos brevemente con unos tan pésimo Español como nuestro Francés y proseguimos para arriba en una ladera mixta que se yergue paulatinamente en busca de la amplia cima del Pico Laríste.
 


            Estamos a 2168 metros de altitud en un lugar que recordamos también en un día otoñal como hoy pero con nieve en la cara norte. Hoy está completamente limpia a pesar de que la primera nevada de la temporada ya cayó y ha desaparecido. Son las doce de la mañana.
 
Cresterío recorrido desde Larraille.

            El pico que es un nudo de tres aristas cuenta con una arista norte con dos dientes que conocemos y que enseguida se accidenta muchísimo hacia abajo. La Arista Sudoeste también la conocemos y recordamos las complicaciones que presenta en los Picos de Pourtet. Hoy los faldearemos por el sur en busca del Collado Sur de Larraille y el pico.
 
Foyas de Santa María desde Larraille.
 
 

16 oct. 2010

39-10. FAJA TORMOSA. 16-10-2010.

Inicio de la faja Tormosa desde el Refugio de Pineta.

Refugio de Pineta, GR11 hacia Collado de Añisclo, Faja Tormosa, Cascadas del Cinca, Aparcamiento de Pineta y Refugio de Pineta.

16-10-2010.

Desnivel acumulado 750 m.

Distancia recorrida 12000.
 
Sol.

Fácil.

Senderismo.

 Se trata de un recorrido de senderismo pero por un terreno con características de la alta montaña, no entraña gran dificultad pero las condiciones de la época del año son muy determinantes.

Es un circuito circular por lo que se puede hacer en ambos sentidos.

Agua en los barrancos de la Faja y en el rellano de Pineta.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.


Mapa de la Faja Tormosa procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
            Han anunciado nubes de retención en la Norte de los Pirineos y queríamos ir a hacer algo en la arista fronteriza, también un fuerte descenso de las temperaturas con viento y… nos vamos a dar un paseo por la Faja Tormosa, hace ya bastante tiempo que la teníamos en cartera.

            En el verano de 2009 recorrimos las Terrazas de Bellevue desde el Collado de Añisclo hasta el Balcón de Pineta para subirnos luego a la Espalda de los Esparrets y sucesivamente hasta el Perdido donde vivaquearíamos. Transitamos las paredes de Pineta a una altitud aproximada a los 2500 metros con alguna dificultad puesto que es un territorio poco transitado y sabíamos que la Faja Tormosa quedaba a nuestros pies 500 metros más abajo. Pero salvo la orientación y la ubicación, hay que decir que tienen poco que ver una con otra.

Desde los prados de Pineta.
 
            No madrugamos y claro, son las diez de la mañana del 16 de Octubre de 2010 cuando aparcamos en el Refugio de Pineta a 1240 metros de altitud. Es muy tarde para nuestra costumbre pero sabemos que disponemos de tiempo más que sobrado.

            Casi en dirección sur hay que atravesar el Rellano de Pineta  guiados por algunas citas regularmente establecidas en las amplias orillas de un Río Ara que baja completamente filtrado en tan enorme gravera. Mientras cruzamos en horizontal contemplamos espléndidamente iluminado el Balcón de Pineta y las Cascadas del Cinca que es el lugar a dónde hemos de ir a parar.
 
Cascada del Barranco la Solana.
 
            La glera se llena de sauces y enseguida aparece un bosque mixto y las primeras marcas del GR11 hacia el Collado de Añisclo y su cartel correspondiente pues acabamos de entrar al Parque Nacional, no olvidemos, lo que es fácil, que Pineta es Ordesa.

            Se trata de un camino conocido y repetidamente transitado que enseguida se eleva sobre la Pared Norte de la Sierra de las Tucas y que va a ganar altura en mediano ascenso y en dirección oeste.

Deliciosa mañana en el hayedo.
 
            La pendiente y el sol que desde que ha salido penetra en el valle nos meten en calores a pesar de las predicciones y de la sombra del arbolado, en los claros del bosque hay una buena escarcha.

Pineta hacia el este.
 
            La senda, muy transitada, alcanza un primer rellano y una segunda cascada posteriormente. Las nieves de la temporada, que ya han caído, se funden y nos regalan preciosas cascadas animadas con sus espumosas aguas.

            Seguidamente el camino se arrellana de nuevo al atravesar unas placas calizas oscuras. Estamos a 1500 metros de altitud.

            Siguiendo el camino comenzamos a transitar los resaltes de calizas ocres bajo la Cara Norte de las Tucas mientras que el camino se pone bastante tieso y obliga a apoyar de cuando en cuando las manos, a la vez que recordamos nuestro tránsito con nuestra hija que subía como los propios ángeles por estas piedras.

 
            Recordamos perfectamente un tramo horizontal del camino entre placas grises y vamos atravesando barrancos en mediano ascenso hasta que alcanzamos una proa herbosa, redondeada  y que reconocemos como uno de nuestros particulares jardines de edelweis.

Baudrimont, Perdido y Espalda de Esparrets.

            Estamos ligeramente por encima de los 1900 metros de altitud y un cartel indica el inicio de la Faja Tormosa. Dejamos que el camino prosiga al sudoeste en busca del Collado de Añisclo mientras nosotros nos vamos de llano en dirección noroeste.
 
Circo de la Larry con Peña Blanca y la Munia.
 
            El camino, algo menos transitado del que hemos dejado y balizado de marrón y amarillo en todo su recorrido, se va ondulante por medio de una pared medianamente inclinada, vestida de verdura y con aislados ejemplares arbóreos tanto de hoja perenne como de hoja caduca, que nos va enseñando sucesivas proas subsiguientes a los corredores, es una de las características específicas de Ordesa


            La proa está adornada con unos espectaculares torreones por encima del camino y tras ella un amplio barranco  bastante exento de vegetación nos permite continuar nuestro avance alternando un tramo a la sombra con el siguiente de sol.
 
Pineta y Forcarral.

            El paisaje, en todo momento te regala imágenes espectaculares que van desde la aguerrida arista de los Picos Pineta y Forcarral, al delicioso Circo Colgado de la Larry, o la profundidad cálida del fondo del valle orientado al este, o la delicada luminosidad del Perdido y la Espalda de los Esparrets vestidos ya de blanco sin olvidarnos del maravilloso calidoscopio que el otoño de las caducifolias nos ofrece en contraste con las manchas de pino negro: ese otoño que nos cosquillea en el alma.

Se asoma la Munia.
 
            El camino avanza ondulante pero ganando un poco de altura se introduce en los paredones de la Norte de los Picos de Baudrimont para aproximarse a la Arista de los Esparrets cuyos estratos cincelan arrogantemente el claro azul celeste del mediodía.

Pico Pineta.

            Estamos sobre los 2000 metros de altitud y el camino se sombrea ligeramente entrando en suave descenso hacia las Cascadas de Marboré por las que se precipita el Cinca recién nacido.


            Atravesamos un par de pequeños corredores  sobre una senda labrada en una pared bastante abrupta y  nos aproximamos en claro descenso  al cauce del barranco mientras la Espalda de los Esparrets sigue todavía lejana e inexpugnable, lo que nos recuerda la comprometida salida de las Terrazas de Bellevue al Balcón de Pineta.

 
            Bajamos un espolón rocoso por un tramo de camino muy irregular en el que apoyamos las manos de cuando en cuando hasta que encontramos una vira rocosa estrecha y bastante inclinada que se remata con un resalte vertical de media docena de metros y equipado con una cadena, que en estas  condiciones no es necesaria pues las presas son muy buenas pero que con hielo puede ser muy útil.

Gran cascada de Pineta.

            Tras el paso, inmediatamente alcanzamos la orilla del barranco bajo la cascada más espectacular del Cinca y allí, al solecillo del mediodía, contemplando la grávida caída del agua, nos sentamos a comer. Es la una y media del mediodía y estamos sobre los 1700 metros de altitud.

            Se está bien pero el viento de altitud ahora empuja desde el oeste nubosidad despeinada nos refresca de inmediato con lo que abreviamos más de lo que nos hubiera apetecido y media hora después nos acercamos a la civilización: ha sido una jornada espectacularmente vestida de soledad en la que hemos compartido territorio con los rebecos.

 
            Bajamos unos metros y alcanzamos el cauce del barranco atravesándolo por el puente lugar en el que hacemos algunas fotos. Hay que tener en cuenta la época y el caudal de agua del barranco puesto que es un puente móvil y suelen retirarlo para que no sea arrastrado por las barrancadas. Pasar sin puente puede resultar desde complicado hasta imposible. Hoy, a pesar de las últimas precipitaciones, se hubiera pasado bastante bien  pero con agua hasta más arriba de la rodilla

Pequeñas cascadas del Cinca.

            Echamos unas últimas ojeadas a los diversos saltos que realiza el agua  camino del Rellano de Pineta y en diagonal hacia el este alcanzamos el camino que nos ha de llevar al aparcamiento del Parador de Pineta.
 

            Nunca hemos hecho este tramo de camino puesto que siempre tomamos, tras el puente, el que sube por las inmediaciones del barranco. Alcanzamos la pista y ya, puestos en conocer, nos vamos por un nuevo camino fuera de la pista que nos conducirá al aparcamiento según indica la tablilla direccional.

            El camino, con señales evidentes de no llevar demasiado tiempo abierto, se aproxima al encuentro del Barranco de la Larry con el de Marboré y por su orilla derecha y completamente de llano nos deposita en el aparcamiento junto a las instalaciones del esquí de fondo.

Cólchico en un rellano de la Faja Tormosa.
 
            Son poco más de las tres de la tarde y nos quedan un par de kilómetros de carretera que también pueden hacerse por una camino en las inmediaciones del río y que conduce directamente hasta el emplazamiento del Refugio de Pineta.

            Podríamos haber cerrado la actividad sobre las tres y media pero 750 metros de desnivel no nos han supuesto más que un agradable paseo a media altura y nos quedamos paseando relajadamente por los prados que a regañadientes ofrecen setas. Nos llegamos al coche un rato después comentando la trascendencia del momento de la temporada en la que se puede realizar esta actividad que siendo muy determinante  puede convertirla en una actividad de considerable envergadura y de indudable riesgo o un agradable paseo como hoy. 

Puedes ver más fotos.