29 dic. 2013

59-13. TOSQUERA VENTILADA COMO SIEMPRE. 29-12-2013.




 
Aparcamiento bajo la Gasolinera de Formigal, Barranco Tosquera y Arista Oeste. Descenso por la Arista Norte y El Bosque.

29-12-2013.

Salida 12 H. Llegada 14 h.

Mixto.

Muy fácil.

Esquís de montaña.

Rosa Mª. Martínez y Marino Javierre.
 
Mapa de la Tosquera procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
            No han dado buen tiempo en la cadena fronteriza debido a la presencia de nubosidad de retención y decidimos marchar a Panticosa con la intención de subir a Mandilar por la Pista de Santa Cruz, un recurso de los nuestros.

            A las diez de la mañana estamos en el Aparcamiento de Panticosa cogiendo el Puente del Caldarés de Baños. La pista está como un cristal y está cubierta por un par de centímetros de hielo pues ha llovido y  la nieve se ha fundido con más piedras que hielo.

            Foquearemos alrededor de 20 minutos  y visto que el asunto sigue igual decidimos poner las cuchillas y darnos la vuelta. Nos cuesta más la bajada que la subida pero ya en el coche decidimos marchar a la Tosquera a ver cómo está.
 

            Son las once y media cuando llegamos a los aparcamientos de fortuna situados debajo de la Gasolinera de Formigal. No hay sitio limpio pero nos colocamos al este de la carretera, preparamos los bártulos y tras cruzar la carretera nos montamos en los esquís. Estamos a 1500 metros de altitud.
 
 
            Hay una buena nevada que rellena completamente la ladera por la que vamos  a subir pero el problema es que las nieblas nos quieren acompañar. Bueno, problema será para bajar. De momento progresamos tranquilamente en dirección sur para enseguida cruzar la Pista del Bosque y proseguir para arriba con nieve a tramos profunda.


Nieva.
            Nos acercamos al Barranco de la Tosquera y antes de pasarlo en la parte alta donde prácticamente desaparece nos introducimos en el mismo para pasar o su orilla derecha.
 
El Barranco de la Tosquera está precioso.

 

            Nos ha nevado un poco y la parte alta de la sierra está muy chunga de nieblas; además el viento que corre por aquí ha puesto la nieve dura en las zonas venteadas.
 
La Norte de la Tosquera.
 
            Seguimos al sur un poco por donde nos apetece hasta que cruzamos de nuevo la Pista del Bosque y nos aproximamos al casquetre somital del pico al que vamos a acceder por su cara oeste.
 
 
            Las nieblas van y vienen espoleadas por el viento que ha medio limpiado la zona por la que acostumbramos a subir. Entre tanto nosotros hacemos una diagonal  al sur para ganar altura y sorteando algunos puntos sin nieve alcanzamnos  la Punta Occidental de la Tosquera. Seguidamente llaneamos hacia el este por la amplia loma en la que la nieve está venteadísima para ascender seguida y suavemente hasta la Cima de la Tosquera situada a 1946 metros de altuitud. Es la una del mediodía.
 
 
            En la cima corre el viento y no invita a permanecer por allí. Así que, como no hay paisaje, quitamos las pieles en un supuesto abrigo ligeramente al sur que no existe y sin más desandamos unos metros de la arista somital  para tomar la arista norte.
 
 
            La nieve está muy irregular y variada, con lo que el descenso no se presume demasiado cómodo. A pesar de ello, con que no se cierren más las nieblas nos conformaríamos.

            Hacemos un tramo de arista y aprovechamos un pequeño corredor con nieve bastante decente y la aprovechamos para desmontarnos de la arista y alcanzar la zona de los tipis indios en la cabecera del Hayedo de la Tosquera.

            Junto a uno de los tipis, que están cerrados   echamos un corto y rápido bocado al frío del mediodía y tras echarnos un cafetito caliente  que no logra calentarnos del todo nos vamos para abajo con ganas de terminar una corta jornada de recurso.

            La nieve en el Bosque está muy profunda y en la pista llena de bañeras y de placas pero bueno, bajamos en medio del personal  que disfruta de un pésimo día de esquí.

            Luego abandonamos la pista y con unos giros suaves tratando de aprovechar la nieve menos profunda nos llegamos a la orilla de la  carretera con unos pobres 500 metros en la chepa cuando son las dos de la tarde.
            Será nuestra actividad de despedida del año 2013.

Alguna foto más.


 
 
 
 
 
 
     

           

             

 

22 dic. 2013

58-13. BELEN EN SANTA OROSIA. 22-12-2013.

 
Nacimiento en la Cueva de Santa Orosia.
 
San Román, Cara Sur, Puerto de Santa Orosia, Cueva de Santas Orosia y Ermita de Santa Orosia.
22-12-2013.
Desnivel 650 y 600 m.
Salida 9 h.. Llegada 17 h.
Distancia 8500 m.
Recorrido efectivo 03:45 h.
Sol.
Muy Fácil.
Senderismo.
Tres Lanaspas, dos Arranz, tres Escartines, Miguel Bandres, Juan Castejón, Oscar Layos, Rosa Mª. Martínez y Bilola y Mariano Javierre. 
 
Mapa de Santa Orosia procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
           Un año más nos reunimos un grupo de amigos para colocar el Nacimiento en la Cueva de Santa Orosia. Es el 22 de Diciembre de 2013 y a las ocho y media de la mañana nos reunimos en Puente Sardas y marchamos con los coches hasta San Román de Basa.
 

 
          Son las nueve de la mañana cuando tomamos el Camino de San Román en dirección norte para subir al Puerto.
          Somos 14 en esta ocasión incluyendo a un par de críos y un perrillo de José Miguel.
 
 
          El camino llanea al encuentro del bosque mixto para luego aproximarse a las paredes de conglomerado y proseguir en ascenso lazada a lazada.

Los Capitiellos y Oroel desde el Camino a Santa Orosia por San Román.

 


          Subimos tranquilamente  y al ritmo de los más tranquilos, nos esperamos frecuentemente y vamos para arriba sin prisas.

 
          Echamos hora y media para subir hasta el Puerto de Santa Orosia.


         Una vez allí, siguiendo el tendido eléctrico descendemos suavemente al encuentro de la cueva, Emplearemos alrededor de veinte minutos en alcanzar la ubicación de la misma en el Barranco de Santa Orosia.
         Sacamos las frontales, el Nacimiento y las velas y nos vamos para dentro. Hay que reptar un poco pues la boca es amplia pero de poca altura. Luego nos podemos poner de pie pues no siendo demasiado grande permite la estancia cómoda de muchos más de los que estamos hoy.

 
          Colocado el nacimiento y encendidas unas velas que distribuimos entre las columnas y las estalactitas de la cueva, cantamos algún villancico socorrido y media hora después salimos al agradable sol de la mañana.

 
          Hemos hecho una buena pasadera y no hay problema para volver a cruzar el barranco. Luego desandamos camino hasta la pista y por la misma nos llegamos hasta la Ermita de Santa Orosia.
          Son las doce pasadas cuando llegamos al refugio anejo a la ermita.


 
          Tenemos leña recogida, la vamos a buscar y encendemos el hogar. Sacamos nuestras comidas que compartimos como siempre, asamos embutidos y carnes, bebemos un poco de poncho y vino, tomamos unos cafés y unos turrones, incluso un empanadico  y terminamos hartos como cucos.

 
          Se nos hacen las tres y media  cuando nos ponemos en marcha remontando ligeramente hasta alcanzar el camino de San Román. De allí para abajo lo hacemos a ritmo pues los críos, que no se cansan nunca, bajan al trote y nosotros también.
          Son las cuatro y media pasadas cuando llegamos a San Román. Hemos disfrutado de un día espléndido, posiblemente uno de los mejores de estos últimos años.

          La Mañana de Navidad la empleamos para visitar el Nacimiento que GMS. pone en la Mallata de Isún.

 
          Son las diez menos cuarto cuando llegamos a Isún Rosa y yo, los demás ya han marchado para arriba. El día está bastante nublado y fresco pues ha nevado un poco.
  
 
          El Camino de Isún a Santa Orosia es otro de los que surcan la cara sur del Puerto. Llanea primero para introducirse en el bosque mixto de pinos y robles para aproximarse seguidamente a las paredes de conglomerado y derivar un poco al noroeste

Las Vales Estrecha y Ancha separadas por los Capitiellos.
 
          Es un poco más largo pero no gran cosa. Nos han gritado desde la mallata pues nos han visto subir.
 
 
                    Cuando llegamos al Puerto lo encontramos un poco de nieve. Oturia está blanco pero no para esquiarlo.
 
 
 
Entrada a la Mallata de Isún.
 
          Remontamos un pèqueño promontorio entre bojes próximos a las paredes y enseguida alcanzamos la entrada de la Mallata de Isún. Una faja estrecha limitada por paredes que se alarga alrededor de 300 metros y que finalmente se amplia un poco formando una cueva de tamaño considerable donde se guardaba el ganado en tiempos pretéritos.


 
 
          Allí están Angelines,  Jesús, Fiti, y Nacho. Este año hemos sido menos de los habituales que no solemos ser demasiados.
          Han hecho un poco de fuego y lo agradecemos todos pues la mañana está frecucha.
          Echamos un bocado, unos dulces y brindamos con Cava, es la costumbre. Empezamos la actividad para desengrasar y bajar la cena de la Noche Buena y comemos y bebemos como si tuviéramos hambre.
 
 
          Media hora después, son casi las doce, nos ponemos en camino para abajo agradeciendo entrar en el abrigo de las paredes y en calor con el ejercicio del camino.
         Alrededor de la una estamos en los coches para incorporarnos a nuestras respectivas comidas familiares de Navidad.
          ¡FELICES PASCUAS A TODOS!

Para ver más fotos.

 
 


 

21 dic. 2013

57-13. IBON DE ESTANES CON NIEVE RECIENTE.21-12-2013.


 

 


 El Ibón de Estanés con nieve virgen.

Aparcamiento de Sansanet, Hayedo de Sansanet y Barranco Curets.

21-12-2013.

Desnivel 475 m.

Distancia 15500 m.

Tiempo efectivo 03:45 h.

Sol.

Muy Fácil.

Raquetas de nieve.

Actividad para realizar en cualquier época del año incluso con las peores condiciones ambientales. Siempre será agradable.

Agua en los Barrancos de Aspe y Curets.

Biola Javierre, Oscar Layos, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Estanés procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Hace no muchos días recordaba una de nuestras variadas visitas al Ibón de Estanés. Se trataba de una visita en Otoño y por el Hayedo de Sansanet lo que le confería un plus de belleza indudable.

            Hoy, 21 de Diciembre de 2013, un buen puñado de años después, volvemos al Ibón de Estanés y por el Hayedo de Sansanet. Se trata de un amable recorrido incluso en invierno.

 
            Cuando llegamos al Aparcamiento de Sansanet son casi las doce de la mañana. Hay una casi imperceptible nubosidad que no impide que el sol ilumine espléndidamente el hayedo colándose entre las ramas de los árboles delicadamente cargadas de nieve. Nevó anteayer por la tarde regalándonos con un manto de diez centímetros de nieve polvo.
 
 

            Aparcamos en la entrada a 1325 metros de altitud y tras ponernos las raquetas nos vamos al encuentro del barranco para cruzar por el puente que presenta una buena capa de nieve par seguidamente transitar de llano por el hayedo en busca de la ladera iluminada por el sol orientada al este.

 
            Ha habido tránsito sobre la nieve polvo recién caída que no ha sido gran cosa ya que afloran las piedras y las ramas, y siguiendo el camino ganamos altura tranquilamente avanzando entre nieve pulverizada que cae de las ramas y que propicia unas imágenes ciertamente mágicas.

 
            Enseguida alcanzamos el rellano en el que se asienta la Cabaña Escouret y el camino que conduce al Aparcamiento de Espelunguere para introducirnos de nuevo en el hayedo y seguir ganando altura vuelta a vuelta.

 
            El camino conocido termina por ganar la parte alta del hayedo y salir al praderío hoy completamente vestido de un manto blanco inmaculado y bañado por el sol del mediodía.

 
            Contemplamos la Cabecera del hayedo de Sansanet y el Barranco de Aspe para proseguir en muy suave ascenso en busca del Barranco de Curets y pasarlo por un puente de nieve para proseguir nuestro ascenso por su orilla izquierda.

Ventisca y Liouviella Norte.
 
            Liouviella Norte, Portaza y la Mujer Muerta nos enmarcan el Col
 

lado de Estanés que es nuestro objetivo mientras alcanzamos a un grupo que está indeciso ya que no hay huella hacia el ibón pues la que ellos traían se encarama en las laderas de la Mujer Muerta.
 

            Nosotros no tenemos ninguna duda, les adelantamos y empezamos a hacer huella. No se trata de ningún placer pues requiere su esfuerzo pero sí en cambio nos va a permitir de la contemplación de un paisaje virgen.

 
            Ascendemos un pequeño resalte y nos alargamos prácticamente de llano al encuentro del Collado de Estanés pero no alcanzaremos el collado sino un punto elevado al este del mismo desde el que contemplaremos la magnificencia del Ibón de Estanés cubierto ya de hielo. Estamos a 1792 metros de altitud y son las dos menos cuarto.

 
            Hacemos unas fotos y contemplamos un espléndido paisaje en el que destaca las caras norte de Liouviella Norte y del Puntal Alto de Portaza y la enorme mole del Acue con su cata este, imaginamos la depresión que conduce a Aguas Tuertas y la zona de Petraficha al fondo.

^
Puntal Alto de Portaza.
 
            Corre una ligera brisa que nos aconseja no permanecer demasiado por allí ya que está llegando la sombra y un cuarto de hora más tarde junto con un grupo que ha debido de subir desde Espelunguere comenzamos  desandar nuestro camino.

 
            Volvemos a buen ritmo al encuentro del barranco y allí, todavía al sol, nos detenemos para echar un café calentito mientras contemplamos la Raca, el Diente de Anayet, el Vértice de Anayet y las Negras, la Pala de Ip, Collarada, la Moleta, la Zapatilla, la Tuca Blanca, el Aspe, la Llena de la Garganta y el Puntal de Labata con su preciosa cara norte un paretazo gemelo del Liouviella Norte que tan bien conocemos y diferenciamos a pesar de su similitud.


            Luego, seguimos nuestro descenso hasta introducirnos con el camino en el Hayedo de Sansanet ahora vestido de oblicuas luces que confieren a la nieve un relieve  y un brillo especiales que contrastan con las duras sombras de la tarde.
 

            En el barranco quitamos casi todo el hielo y la nieve de las raquetas y finiquitamos nuestro delicioso paseo cuando ni siquiera son las tres y media. Subir a Estanés  no es más que un paseo con 475 metros de desnivel, que ni siquiera con nieve se hace pesado pero que siempre propicia vivencias magníficas.

Si quieres puedes ver más fotos.

           

           

           

           

17 dic. 2013

56-13. CIRCULAR DESDE ACUMUER A LUCAS Y CANALES. 17-12-2013.

La Arista de Lucas a Canales.

Acumuer, Camino de Sarratiello, El Plano, Barranco de la Val, Punta Lucas, Cerro Canales, Ibón de la Lacuna, Punta Sastre o Moscatuaro, Barranco de San Bartolomé, Sarrapana y Acumuer.

 17-12-2013.

Salida 10 h. Llegada 16h.

Nublado.

Muy fácil

Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.       

 
Mapa de Canales procedente de Iberpix. Vía en amarillo.
 
            Desechamos la idea de subir a Sanchacollons porque no disponemos hoy de demasiado tiempo y optamos por un recorrido próximo con el objetivo de disfrutar de unas excepcionales vistas de la Sur de la Partacua. Han anunciado la posibilidad de una débil nubosidad al inicio de la mañana en medio de un impenitente anticiclón a prueba de bombas y con esas nos llegamos a Acumuer para aparcar en la plaza del pueblo a 1120 metros de altitud cuando son las diez de la mañana del 17 de Diciermbre de 2013.

 
            Iniciamos la marcha pasando bajo el Arco de la Abuela y tomamos el camino de Sarratiello, un sendero balizado, se trata del GR 15 y lleno de piedra suelta: las vacas y las yeguas se han encargado de ello convenientemente y el camino está  casi desagradable.

            La mañana está nublada sin demasiada consistencia esperando que las nubes se disipen conforme avance el día y enseguida entramos en calor en un camino abrigado y entre venerables muros de piedra seca.

 
            El roble se mezcla con el pino hasta que la genista se encarga de ambos al sustituirles poco más arriba, cuando el camino se arrellana y nos aproxima al Plano, un rellano de tascal en el que se asienta un refugio pastoril de mediados del siglo pasado.

            Hemos subido fundamentalmente en dirección norte y proseguimos igualmente, pero en lugar de alcanzar la cabecera de la loma que nace aquí, iniciamos su faldeo ligeramente al este con la intención de atravesar el Barranco de la Val de la manera más cómoda posible y alcanzar la arista que nos lleve a Lucas.

 
            La ladera derecha del barranco está bastante limpia y avanzamos por la misma en suave ascenso siguiendo unas trochas de vacas que nos conduce a un par de abrevaderos próximos. De allí en adelante las trochas se difuminan lógicamente conforme nos alejamos del agua y tras atravesar el barranco proseguimos en ascenso moderado por la otra orilla en busca de la loma.

 
            Las trochas se van difuminando en una espesura de enebros rastreros y, de cuando en cuando se pierden dificultando nuestra progresión pero de cualquier forma, poco después alcanzamos la pista que transita la loma y ya en horizontal nos alargamos en dirección sudeste hasta la amable cima de Punta Lucas situada a 1766 metros de altitud cuando son las doce menos cuarto.


            La Arista hacia el sudeste se alarga hasta Gué pero hoy el cielo está muy sucio, la nubosidad va en aumento a pesar de la fresca brisa que campa en la cima.

 
            Por encima de los 2000 metros está todo cubierto y, consecuentemente, nuestro objetivo de disfrutar del paisaje no parece posible de momento. Consecuentemente, nos abrigamos un poco, echamos unas visuales al Sobremonte y tras hacer una foto cimera tomamos la loma en dirección noroeste y proseguimos nuestro camino.


 
            De la época de las prospecciones gasísticas quedan un sinfín de pistas muchas de ellas prácticamente inservibles que suponen un importante deterioro medioambiental. Una de ellas es la que sube al Collado Norte de Gué y se alarga hasta Canales y que es la que nosotros tomamos hoy. Así que, pista adelante iniciamos una larga cabalgada ya que la pista transita mayoritariamente por la misma loma y en suave sube y baja nos conduce al Cerro de Icún y todavía más allá introduciéndonos en las nieblas hasta el Cerro Canales.


 
 
 
            En la amable, redondeada y herbosa cima situada a 2141 metros de altitud no hay más que nieblas. Es la una del mediodía y a duras penas podemos ver la próxima Cimas de Balposata, Peñas de Aso y Burrambalo, el Plan de Igués está muy difuminado y no nos queda más que tomar la arista que en dirección oeste nos bajará junto a una valla ganadera hasta el amplísimo collado de separación con Punta Sastre situado sobre los 1900 metros de altitud.


 
            Allí tomamos la pista que hemos abandonado un poco antes de la Cima de Canales y prácticamente de llano nos vamos con ella hacia el ibón de la  Lacuna.
 
            La pista está cubierta de nieve al estar orientada al norte pero por el borde exterior se camina bien, incluso mejor que limpia de nieve ya que se encuentra llena de piedras sueltas, piedras que han bajado de la Cara Norte de Punta Sastre, una cima tan modesta como singular: la cara norte es un pedregal que parece hecho a máquina, la sur está cubierta de pradera y pinos hasta arriba y la arista oeste tiene un característico y especial cordón de enebros a modo de seto.
 

            Es la una y media cuando alcanzamos el helado Ibón de la Lacuna situado ligeramente por debajo de los 1900 metros de altitud.

            Lo rodeamos por el norte, hacemos algunas fotos aprovechando que las nieblas se han disipado ligeramente no sucediendo lo mismo con la nubosidad general y ascendiendo un poco por la Arista Oeste de Punta sastre, buscamos un lugar abrigado del vientecillo que sigue siendo muy frio y nos sentamos a comer cuando es la una y media.

 
            Media hora después continuamos subiendo los últimos metros de la arista hasta la Cima de Punta Sastre o Moscatuaro situada a 1961 metros de altitud  y proseguimos hacia el este hacia el collado por el que habíamos pasado antes al descenso de Canales.

            Enseguida llegamos al collado y nos introducimos suavemente en el Barranco de San Bartolomé para ir atravesando en horizontal la compleja cabecera del barranco girando sobre el mismo en sentido de las agujas del reloj.

            Hemos advertido que se nos va a llevar un rato la travesía hasta alcanzar  la Loma de Sarrapana pero al final se nos lleva una hora atravesar las seis ramas que conforman el barranco.

            Finalmente nos quitamos de en medio los enebros que estaban francamente densos en la parte final de la travesía y alcanzamos la loma en la que predomina la pradera alpina reseca por los hielos del otoño.
 

            Poco más abajo, en el rellano, encontramos la Cabaña de Sarrapana, quizás una de las cabañas pastoriles más humilde y rústica del Pirineo que nos habla de las tremendas penurias y dificultades que soportaron los últimos pastores tradicionales de estas tierras.

 
            Luego proseguimos rematando el rellano y descendiendo el resalte conformado de trochas animales paralelas y sembrado de cardos que nos depositan en el Plano con un grupo de vacas que buscan el abrigo de unos espinos blancos que ya han perdido toda la hoja.
 
 
            Allí recuperamos el camino de la mañana que descendiendo el Sarratiello nos deposita en Acumuer cuando son las cuatro de la tarde, una hora después de que se nos calentaran las manos. Hemos padecido y disfrutado probablemente del peor día de todo el mes de Diciembre en el que los 1100 metros de desnivel que hemos realizado a duras penas nos han hecho entrar en calor.

Para ver más fotos.