29 mar. 2016

24-16. SOUM COUY DESDE ARETTE. 27-3-2016.



Detalle de la Noroeste de Soum Couy.

Arette, Cabaña Pescamou Boulevard de los Pirineos y Arista Norte.
27-03-2016.
Salida 10 h. Llegada 14:30 h.
Sol.
Fácil.
Esquís de Montaña.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Soum Couy procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            A lo largo de la noche llueve y hace viento, pero cuando nos levantamos al 27 de Marzo de 2016 hace una inimaginable mañana soleada aunque nosotros estamos a la sombra que nos propicia la arista de Maz y la Paquiza.
            Ayer pasamos  al Valle del Roncal, estuvimos dando una vuelta por Isaba y subimos a pasar la noche en el Rincón de Belagua.
            Hemos cambiado la hora y alrededor de las ocho y media de la mañana nos vamos para subir el Puerto de la Piedra de San Martín que ya conocemos aunque no demasiado. A la altura del refugio de Belagua comienza a aparecer un poco de nieve en la carretera pues el agua de abajo ha sido nieve aquí arriba.
            Hay un dedo de nieve en las zonas sombrías de la misma y chapaleta en las soleadas de tal forma que acostumbrado al todoterreno extremaré cuidados con la furgo, sobre todo en los tramos de fuerte descenso de la vertiente norte del puerto que, por suerte, están ya  al sol.

Saliendo del Aparcamiento de Arette con el Arlas.

            Alrededor de las nueve y media y sin querer nos aparcan a la entrada de la estación en un aparcamiento próximo al de las autocaravanas. Estamos a 1650 metros de altitud.
            Desayunamos al solecillo de una mañana increíble, preparamos los bártulos y alrededor de las diez marchamos en busca de lo blanco con esquís y bastones en la mano.
            No caminaremos ni siquiera 30 metros cuando nos ponemos los esquís en una zona amplia de recepción de la que arranca una silla hacia el Arlas, el pico que preside esta parte de la estación; una estación que ni conocemos ni hemos prestado tiempo para conocerla pero la carretera que hemos traído se prolonga al nordeste hacia los variados establecimientos propios de una estación de esquí alpino que cuenta también con un circuito de fondo.

Desde el Espace Decouverte localizamos nuestro objetivo al contraluz de la mañana.

            En dirección sur pasamos junto al arranque de un par de remontes y nos introducimos en la Zona de Debutantes desde la que visualizamos nuestro objetivo permitiéndonos encaminar nuestro foqueo.

El Arlás preside nuestro foqueo.

            Un trabajador de la estación que es español nos advierte que tengamos cuidado pues la gente principiante no controla y además nos indica la mejor manera de acercarnos a Soum Couy.
            Le damos las gracias coronamos las pistas del baby y tomamos una pista balizada en verde  tras descender hasta una hondonada próxima.

Soum Couy aparece todavía lejano. 

            Hay que decir que la estación está en pleno territorio kárstico y consecuentemente el terreno no es uniforme sino que está lleno de simas, depresiones y promontorios poco significativos por lo que en su día tirarían de dinamita en condiciones para conformar el firme de las pistas y andar por libre puede resultar complicadillo o poco práctico. Nosotros conocemos la parte alta de la estación que recorriéramos un buen día de primavera donde solamente quedaban algunos neverillos insignificantes.
Hemos abandonado la zona de pistas con esquiadores.

            La pista verde se abre en dos, nos vamos por la rama oeste y tras atravesar otra pequeña depresión alcanzamos el arranque de otro arrastre que remonta hacia Arlas y la caseta de madera que nos han indicado. A partir de allí una pista pisada de viejo pero sin balizar y sin esquiadores por tanto, nos va a permitir atravesar el territorio de la estación  hacia la Zona de las Cabañas de Pescamou en la Este de Arlas.
Descendiendo hacia la Cubeta de la Cabaña Pescamou.

            Localizamos el pasillo que nos ha indicado y encontramos una huella de foqueo que seguiremos para conducirnos a una nueva depresión  a la que llegan los que bajan una pista situada en la Este de Arlas, poco utilizada puesto que obliga a remontar una veintena de metros de desnivel que nosotros hemos bajado pisando alguna huella ascendente.

La Cabaña Pescamou.

            Enseguida comenzamos a remontar suave y brevemente  para alcanzar el Rellano de las Cabañas de Pescamou y salir del mismo siguiendo la huella que remonta un par de promontorios seguidos  hasta coincidir con una estrecha pista de enlace sin balizar y orientada al este que remonta unos metros. Enseguida nos deposita en la Pista del Boulevard de los Pirineos justamente en la gran vuelta que es a donde queríamos llegar. A partir de aquí conocemos el terreno por decir algo.

La Depresión de Pescamou de donde venimos.

            Damos la espalda definitivamente a Arlas y nos orientamos a Soum Couy mientras que Anie está ya de testigo. La pista es muy amplia y suavemente ascendente  se prolongará hasta la base del Soum Couy siempre al este, pero además y a ambos lados tiene frecuentes y amplios fuera pistas para entretenimiento del personal ofertando zonas protegidas de la circulación donde descansar. Nos parecerá una estación muy familiar.

Espléndida mañana para contemplar Soum Couy y Anie.

            Siempre que los barrancos que se ahondan hacia la zona kárstica sur no lo impiden progresamos fuera de pista con una nieve dura sobre la que hay depositados un par de centímetros de nieve nueva, mientras contemplamos toda la geometría amable que nos ofrece la vertiente oeste del pico sobre la que especulamos con la vía de subida.

Tenemos tiempo para ir pensando por dónde subiremos a Soum Couy.

            El final del remonte al que llega la pista que llevamos está a 2140 metros de altitud y a partir de allí se perfila la arista norte del pico que presenta un aspecto amable pero nosotros sabemos que su zona terminal es erguida y orientada al nordeste suele estar siempre muy dura pues a duras penas es besada ahora por el sol.

Progresamos fuera de pistas siempre que es posible.

            Alrededor de 100 metros más abajo abandonamos la pista y proseguimos ascenso más de frente por una serie de suaves resaltes en los que comienzan a aparecer placas de nieve dura ya que el viento ha barrido la nieve de la noche.
            Poco después desciende del pico un tablonero cuyas huellas de ascenso localizaremos en el rellano al que llega el remonte, son las cuchillas de una tabla partida por su anchura,

Dejamos por debajo el Arrastre del Boulevard de los Pirineos y la nieve venteada se endurece

            Una suave loma ascendente gana altura en dirección sur en busca de la arista. Seguimos las huellas de las cuchillas que es lo único visible testigo de paso ya que hay huellas viejas pero poco marcadas y tapadas por nieve reciente.
            Las huelas bordean un promontorio significativo por el este en el que hay algo de nieve polvo y con ellas alcanzamos la arista rocosa y vertical hacia el este que recordamos.

La espectacular Arista Norte de Soum Couy.

            Bajamos al colladito subsiguiente y en un pequeño nicho, medio abrigado del viento quitamos los esquís y ponemos crampones. Quedan una cincuentena de metros que serían esquiables con nieve decente pero a nosotros no nos gusta el pasaje que nos recuerda un poco al del Arroyeras más, en este caso, con un corredor profundo y vertiginoso que espera recoger todo lo que se caiga.

Llegando a Soum Couy.

            Con cuchillas lo ha subido el tablonero trazando una única y cómoda diagonal de punta a punta de la pared y siguiendo idéntica traza nos vamos para arriba con la compañía, unos metros detrás, de otro esquiador que se ha animado a subir o mejor dicho que hemos animado.

En la Cima de Soum Couy con Anie.

            En unos cortos diez minutos alcanzamos la Cima de Soum Couy tras recorrer la plana arista somital vestida de preciosas y potentes cornisas que tanteamos y localizamos correctamente y que son un inequívoco testigo de lo que el viento hace por estos pagos. Es la una del mediodía.

Bajando la Pala Cimera de Soum Couy.

            Desde la cima situada a 2314 metros de altitud contemplamos, cómo no, la norte del Anie espléndida, la Countende y el circo de Lhurs, hasta el Midi de Ossau cortejado por las nubes, el Orhi al oeste detrás de la Pirámide de Arlas y un océano de picos y lomas nevadas que atestiguan lo acontecido hace unos días.

Recuperados los esquís nos vamos para abajo con nieve dura. 

            Hacemos unas fotos y nos damos la vuelta por donde hemos venido tranquilamente a través de las placas duras  alternadas con nieve costra y alguna insignificante mancha de nieve polvo.
            En la cima se ha estado bien pero aquí en la arista, de nuevo sopla el viento que es más bien frío mientras hacemos la transición. Llegará otro esquiador y se dará la vuelta pues no lleva material ni acepta que se lo dejemos.

La nieve en las inmediaciones del Boulevard de los Pirineos está excelente.

            El descenso arranca con la zona protegida en la que menudea la nieve polvo que se baja bastante bien. Descendido el corto tramo aparece la loma de nieve dura que no es demasiado incómoda pues resulta noble para girarla y la combinaremos con una suave depresión en la que el viento no la ha despojado de la nieve recién caída.
            Enseguida nos llegamos al arrastre y allí tomaremos la pista para descender por sus inmediaciones con una nieve polvo inmejorable que nos permitirá disfrutar hasta la gran vuelta en la que hemos accedido a la misma en el ascenso.

Dejamos atrás Soum Couy y Anie.

            Ante la opción de terminar el descenso por el camino que hemos utilizado en ascenso con un corto remonte incorporado decidimos proseguir por la pista como procedimiento alternativo que nos permita  conocer un poco más la estación que no de esquiar ya que la nieve se ha puesto primavera a esta altitud.

La Zona Pescamou que hemos foqueado a la mañana.

            La pista sigue para abajo intercalando pequeños resaltes para luego allanarse y serpentear en cortos tramos aproximándose a la zona de servicios  de las inmediaciones de la Zona de Debutantes.
            Son las dos y media de la tarde cuando nos  quitamos los esquís. La jornada ha  sido ciertamente breve, el desnivel acumulado algo modesto con 750 metros  acumulados aproximadamente, en el que hemos  disfrutando de una climatología envidiable y de una nieve que además de muy variada se podría calificar globalmente como buena  para un día de altas temperaturas en el que se nos ha hecho sed, una sed  que mitigaremos con unas cervezas fresquitas mientras comemos tranquilamente.

Arlas, Soum Couy y Anie desde el Puerto de la Piedra de San Martín.

            Luego recogemos bártulos y nos echamos a la carretera para una larga vuelta a casa según nuestra costumbre mientras pensamos en que ¡Ya veremos lo que dura esta nieve!

28 mar. 2016

23-16. PAQUIZA DE LINZOLA CON NIEVE PRIMAVERA. 26-3-2016.



Las nieblas van y vienen subiendo de la Hoya de la Solana a la Paquiza.

Refugio de Linza, Loma del Sobrante, Collado de Linza, Hoya de la Solana y Cara Este.
26-03-2016.
Salida 10 h. Llegada 15 h.
Mixto.
Fácil.
Esquís de Montaña.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Paquiza de Linzola procedente de Prames. Via en amarillo.

            Ya hace algunos años, cuando nos estrenábamos con los esquís de travesía  nos tuvimos que dar la vuelta aborrecidos desde el resalte por encima de la Cabaña del Sobrante de camino al Collado de Linza, nuestra incompetencia y la falta de nieve así nos lo aconsejaron.

Iniciando el foqueo en el refugio hacia el Collado de Linza.

            Hoy 26 de Marzo de 2016 volvemos con algo más de experiencia y con mucha más nieve. Las últimas nevadas han cargado por el oeste mucho más que por el Pirineo Central y en el Refugio de Linza a 1330 metros de altitud hay nieve que rodea los aparcamientos y los alrededores del mismo.
            Son las diez de una mañana anunciada como soleada con nubosidad dispersa pero que enseguida advertiremos que evoluciona a peor sin podérnoslo creer. Hemos aparcado bastante lejos del refugio pero por la orilla de la Pista de Fondo iniciamos el foqueo en dirección nordeste para abandonarlas enseguida, rebasado el refugio y continuar con el resalte inicial que está hecho un auténtico patatar en el que seguimos por comodidad algunas trazas entrecortadas de esquís pues por delante llevamos un ejército en el que predominan los raquetistas.

La Foya de Ingeniero desde las Lomas del Sobrante.

            Enseguida comenzamos a adelantar  a grupos que van de paseo más que otra cosa y nos acercamos al Barranco de Linza para cruzar sucesivamente un par de barranquillos  subsidiarios que bajan de la Arista Oeste de la Paquiza siguiendo la característica huella trazada en sendos trozos de  ladera muy inclinada pero hoy sin problemas ya que la nieve está muy blanda a estas horas de la mañana a pesar de que el sol ya se ha ido de vacaciones y el cielo se ha cubierto de nubes altas.

Aproximándonos al Barranco de Linza.

            Por encima de los dos tramos junto al barranco aparece el vallecillo en el que se asienta la Cabaña del Sobrante de Linza  que dejaremos por debajo al iniciar una diagonal ascendente que se aproxima a las paredes del Sobrante.

Bajo el resalte por encima de la Cabaña del Sobrante.

            Se trata del resalte más erguido de toda la jornada y que liquidamos por la huella sobre nieve blanda con unas cuantas vueltas marías cuando no llevamos ni siquiera una hora de foqueo.

Cerca del Collado de Linza.

            Tras el resalte, la diagonal ascendente se acuesta bastante y se alarga a través de otra serie de resaltes suaves en busca del Collado de Linza. Para entonces las nieblas han bajado a sentarse sobre los casquetes somitales de los picos circundantes, por lo que de momento pagamos con la pérdida de paisaje.

Vista atrás desde el Collado de Linza.

            En el resalte anterior al final que nos conducirá al collado nos alcanzan las nieblas, con ellas alcanzamos el Collado de Linza situado sobre los 1900 metros de altitud. Son las once y media.

Maz desde el Collado de Linza.

            La huella y la mayoría del personal prosiguen al nordeste faldeando un promontorio alargado orientado hacia Petrechema que conocemos aunque no se vea gran cosa más allá.
Nosotros viramos al norte, perdemos unos metros y tomamos una huella que parece conducir a la Hoya de la Solana puesto que pretendemos faldear la Arista Sureste de la Paquiza y acceder a la misma por su cara nordeste.

Tratando de no llegar al fondo de la Hoya de la Solana.

Venceremos la tentación de atajar sobre la arista del pico al que nos dirigimos fundamentalmente porque no se ve a una distancia prudencial que nos permitan tomar referencias válidas y porque nos sabemos el patatar lleno de depresiones kársticas; también porque conocemos solamente la arista sureste y la cara sur del pico.

Montonada de nieve en la Este de la Paquiza de Linzola.

La huella da un rodeo considerable, o así nos lo parece pues las nieblas siempre engañan y desorientan, sigue perdiendo altura con un par de depresiones más pero nos parece que servirá para nuestro objetivo aunque cruzaremos ya en ascenso un par de amables crestones cuando suponíamos que únicamente tendríamos que rodear una arista de loma única.
Finalmente avistamos lo que suponemos debe ser el Casquete Somital de la Paquiza entre las nieblas mientras ascendemos por las laderas de su antecima sudeste.

En el Collado este de la Paquiza de Linzola.

Se puede progresar por cualquier parte ya que se trata de una amplia comba perfectamente nevada y de pendientes amables y uniformes pero las condiciones de la nieve nos aconsejan proseguir por la huella vaya a donde vaya.
Paramos a echar un bocado pues no tenemos claro que la cima nos ofrezca nada amable para hacerlo y así aprovechamos para que mi chica se tome una biodramina y le haga efecto para el descenso.

La arista que conocemos hacia Maz.

Una enorme lazada  en dirección sur gana altura suavemente en la norte de la antecima en lugar de ascender por el fondo del declive directamente a la cima. Luego, desde casi la arista sudeste, una enorme diagonal muy suave nos conduce a la arista en el amable collado sudeste del pico cuando las nieblas se han levantado un poco.

Cima de la Paquiza de Linzola.

Desde el collado contemplamos la Arista Sudoeste que conocemos y que viene desde Maz haciendo la divisoria con Navarra y con una amplia y suave diagonal continuación de la que traemos alcanzamos la Cima de la Paquiza de Linzola situada 2104 metros de altitud cuando es la una del mediodía.

Hacia la Antecima Este de la Paquiza de Linzola.

Desde la cima hay poco e incompleto paisaje. Hacemos y nos hacen algunas fotos, charlamos con el personal que está en la cima y nos quedamos enseguida solos preparándonos para el descenso cosa que iniciamos enseguida aprovechando que las nieblas han subido un poco y la visibilidad es medio decente.

Petrechema se descubre parcialmente.

El inicio del descenso es sobre nieve costrosa que en el collado cambiamos por blandísima que nos obligará a remar incluso aprovechando la huella. En el final de la enorme diagonal que cruza toda la ladera abandonamos la huella de subida  y nos vamos arista abajo directamente al sudeste para saltarnos una buena parte del rodeo que hemos hecho por la Hoya de la Solana.

Esta es la nieve que nos gusta.

No habíamos visto huellas de descenso mientras ascendíamos y es que el personal se ha tirado pared abajo. Se trata de un par de palas corta y sucesivas que bastante erguidas se bajan bien al estar vestidas de nieve primavera y que bajamos bien pese a la pendiente con lo que esperamos sean de los mejores giros del descenso.
Nos depositan en uno de los crestones de la arista próximos a nuestra huella de subida y bajando el último resalte nos disponemos a poner pieles para remontar hasta el Collado de Linza.

A pesar de las nieblas volanderas la visibilidad es buena.

Antes de bajar el último crestón he visto que había una huella que se iba hacia el sur perdiendo la mínima altura por la cabecera de la hondonada en la que nos encontramos. También alguno ha hecho huella remontando desde aquí ligeramente para coincidir con la anterior y tirando de lógica y dado que las condiciones de la nieve y los desniveles en los que nos movemos son muy aceptables nos vamos a prospeccionar el asunto aunque no gustamos demasiado de variantes sobre la vía de subida por no conocidas.

La pala y el corredor que hemos descendido desde el camino bajo el Collado de Liinza.

Creo, como así se confirmará, que se trata de un atajo que permite saltarse el paso por el Collado de Linza. Foqueamos prácticamente de llano en dirección sur hasta que alcanzado un amplio collado entre una cúpula nevada situada al norte del Collado de Linza y la cara sur de la Paquiza, tomamos una pala medianamente erguida con un corredor al este muy nevado pero al que no llegaremos y nos vamos para abajo disfrutando de nieve primavera pesada pero que con la pendiente se baja tan bien como la de las palas de arriba.

Aproximándonos al Barranco de Linza.

Nos conduce a un corredor muy erguido pero suficientemente ancho que nos deposita en el camino un par de resaltes por debajo del Collado de Linza. Buscamos unas rocas de las pocas que afloran y nos sentamos a comer. Es la una y media.
Nos lo tomamos con calma pues parece que el mediodía se quiere ventilar algo, incluso nos ha permitido una foto limpia a la Mesa de los Tres Reyes y media hora larga después continuamos para abajo.

Avistando el Plano de la Casa.

El descenso no tiene otra historia que ir deslizando relajadamente y bajar con cierta solvencia el resalte por encima de la Cabaña del Sobrante recordando la anterior y frustrada ocasión. Luego atravesar los dos barrancos laterales de la manera más económica posible y llegarnos al Refugio de Linza superviviendo en una nieve primavera blandísima cuando son las tres de la tarde.
El día se está arreglando y tenemos tiempo puesto que nos vamos a quedar por aquí a pasar la tarde y a descansar de los alrededor de 825 metros de desnivel que hemos realizado hoy. Secamos al sol los bártulos en un aparcamiento que tiene ya muchos huecos, echamos unas cervezas en la furgo, damos una vuelta por los alrededores y sobre  las seis tomamos la carretera para bajar a Zuriza y pasar hacia Belagua. Mañana trataremos de subir al Soum Couy.   

24 mar. 2016

22-16. PUNTAS DE LA TOSQUERA AL NATURAL. 23-3-2016.


Hacia la Punta Oeste de la Tosquera.

Aparcamiento de la Tosquera, Barranco del Furco, Arista Oeste y Tosqueras Oeste y Este. Descenso por la Arista Norte  y Bosque de la Tosquera.
23-03-2016.
Salida 13:30 h. Llegada 15:30 h.
Sol.
Muy fácil.
Esquís de montaña.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Tosquera procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            El 22 de Marzo de 2016 dudamos entre Arafita y Tarmañones pero tanto en la subida al Corral de las Mulas como a la bajada, nos llamó, a los tres, poderosamente la atención del aspecto que presentaba la Tosquera: inmaculadamente nevada como no lo había estado prácticamente en esta temporada.
            Hay que saber que los orígenes de Formigal fueron en torno a Tosquera, Peña Blanca e Tres Hombres para extenderse a Izas.

A la espalda el Caserío de Formigal. 

            Por razones sabidas la zona de la Tosquera cayó en desuso al no poder competir con la nieve de valles posteriores como Anayet primero y finalmente Espelunciecha. Se desmontó la silla de la urbanización y queda como un reducto testimonial con el atractivo indudable del Bosque.
            Hemos subido numerosas veces con los esquís y nos conocemos el patatar pero… A mi chica no se le ocurre otra cosa que: “…y si nos viniéramos mañana a dar una vuelta que este año no hemos subido…”

Por debajo del Bosque.

            Juan Todoterreno recoge el guante y antes de que llegue la marabunta del Jueves Santo accedo a regañadientes pues sé que a la Tosquera hay que subir antes de que deje de nevar y con estas condiciones nada bueno se nos puede haber perdido por allí.

Transparente Hayedo de la Tosquera. 

            Es la una y media del mediodía ventilado como se anunciaba, cuando aparcamos antes de llegar a la Gasolinera de Formigal y comenzamos a foquear desde la carretera. ¡Bravo! Estamos a 1490 metros de altitud.

Suaves rampas que se hacen pesadas con el viento.

            Comenzamos a foquear y a pelear con el ventarrón que sopla y que trae la nubosidad de retención hasta bien adentro del valle.

Foya Sorpena en el horizonte.

            Juan sube por la orilla orográfica derecha del Barranco de la Tosquera o del Furco y nosotros por la izquierda tratándonos de poner a cubierto del viento en declives medianamente protegidos. El sol palía los efectos del viento y la verdad es que no es demasiado frío.

En el Barranco de la Tosquera nos libramos del viento.

            Nos reunimos al cruzar la Pista del Bosque, único lugar para cruzar el barranco con comodidad y que se cierra de nieve algo más arriba  apareciendo la clásica cornisa que en esta ocasión no nos va a dejar entrar a su tubo hasta algo más arriba.

Casquete Somital Oeste de la Tosquera. 

            Entramos después, recorremos la parte alta del barranco al sol y al abrigo del viento y cuando salimos  del mismo es para atravesar de nuevo la Pista del Bosque que, cómo no, está como un cristal al igual que la nieve de los alrededores. Estamos en la Tosquera al natural y tenemos nuestro premio que nos esperaba: la costra.

Remontando hacia Tosquera Oeste.

            Ganamos el collado con Condiana y Sorpena y girando 90º nos orientamos al este, remontamos el promontorio de los dos pinos aventureros y nos dejamos caer al encuentro de la Loma Somital de Tosquera Oeste que aparece medio pelada de nieve, también como siempre.

La Norte de la Partacua a la ventisca del día.

La Sur de Condiana.

            La nieve rugosa y las peladuras nos permiten ganar la Punta Oeste de la Tosquera sin necesidad de poner las cuchillas. Nos ponemos cortavientos y el casco ya de paso y proseguimos llaneando al este en busca de la otra punta. Nos acompaña el viento que empuja lo suyo y nos ayuda a remontar el resalte cimero de la Punta Este de la Tosquera situada a  1946 metros de altitud, la Oeste tiene 1927 metros.

Entre las Puntas de la Tosquera.

Cornisa en la Punta oeste de la Tosquera.

La ventisca en todo su apogeo en la Tosquera.

            Fotos de rigor de unos a otros pues el viento no deja plantar nuestro trípode acostumbrado y transición rápida para iniciar el descenso cuando todavía no son las tres.

Remontando la Este de la Tosquera

En la Punta Este de la Tosquera.

            Hay que volver a la depresión entre ambas puntas y tomar la loma que arranca en dirección nordeste. La nieve está muy dura pero giramos bien hasta alcanzar un corredor orientado al norte que de manera amable nos saca del casquete somital de los picos pero que tan pronto como  se abriga un poco nos regala una costra del quince que nos “encanta.”

La Norte de la Tosquera bien nevada.

Tosquera Oeste desde la Entrada al Bosque.

            Después vendrá la entrada al bosque sin remar ni nada, bastante empuja el viento.
            Paramos a comer un dulce y seguidamente nos introducimos en el Bosque para disfrutar de una nieve excelente, no faltaría más.

Foratata desde el Bosque.

            Luego la costra proseguirá prácticamente hasta abajo pero al ser menos consistente y la nieve también menos profunda nos permite un descenso con faena de aliño para un desnivel de alrededor de 500 metros. Son las tres y media. ¡Toma Tosquera al natural!