20 ago. 1993

9-93. TEMPESTADES. 20-8-1993.

La pedrera de Tempestades. 

Pleta de Llosas, Ibón Inferior de Llosas, Ibón Superior, Cara Sur y Arista Sudeste.
20-08-1993.
Salida 16:30 h. Llegada 10:20 h.
 Sol.
Fácil.
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Biola y Mariano Javierre.

Mapa de Tempestades procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            En la Pleta de Llosas nos esperan  cerca de 300 metros de desnivel con toda la carga y a pleno sol que vamos a subir tranquilamente pero a pesar de ello en cuarenta minutos en dirección nordeste nos ponemos en el Ibón Inferior de Llosas situado a 2495 metros de altitud, nuestro segundo campamento.
            Son las cinco y diez de una espléndida tarde de la que nos queda un buen pedazo por delante.
            Recordábamos pradera junto al ibón y en el mejor sitio que nos parece plantamos la tienda sin competencia y lo organizamos todo tranquilamente. Luego llegan nueve que hacen un cursillo y ni cortos ni perezosos se despelotan y se remojan en el ibón tanto los unos como las otras y de entre todos una, que por cierto está bastante bien y que se exhibe frente a mí, supongo que sin ninguna intención especial. Luego cogemos tos agua, hay mucha y charlamos un rato puesto que la mayoría van a vivaquear junto a nuestra tienda.

Nuestro campamento en el Ibón Inferior de Llosas.

            Cenan, cenamos, cae la tarde  y sobre las nueve pasadas nos metemos en la tienda. Ellos también van acomodándose pues quieren ir al Aneto por La Brecha Superior de Llosas.
            La noche aunque sobre menos mullido que la anterior es mejor debido a la costumbre, aunque también más fresca al alba del 20 de Agosto de 1993 al que amanecemos a las siete menos cuarto.
            Ha soplado viento del sur como la noche anterior y nos lo confirman los cursillistas que también están recién levantados.
            Como hay poco que preparar pues lo hicimos ya el día anterior no nos cuestan demasiado los cotidianos preparativos para la marcha. A las siete y media nos vamos en dirección sureste hacia el ibón superior junto al desagüe del mismo. Los del cursillo se han ido un poco antes por el camino que hemos de tomar nosotros a la tarde.

Ibón Superior de Llosas.

            No hemos echado casi a andar cuando llega un grupo de ocho que va a hacer lo mismo que nosotros en principio, el Margálida no lo tienen previsto. Charlamos con algunos de ellos mientras transitamos por la derecha del Ibón Superior  a 2530 metros de altitud.
            Superado este, la senda vira poco a poco  hasta orientarse decididamente al norte.

Cima de Tempestades al fondo Espalda de Aneto.

            Subimos un lomo herboso dejando a nuestra izquierda unas barras graníticas que se alargan mucho hacia arriba. Luego las pratenses van descubriendo algunas placas graníticas que nos depositan en el enorme pedregal que baja directamente de la cresta que une Tempestades con Rusell.

Margálida y Rusell desde Tempestades.

            Algunos que han subido sin agua se van hacia unas escorrentías situadas al oeste a por ella y a fe que a alguno le hace buen provecho. Otro va hacia el Margálida. Nosotros por el camino de en medio siguiendo hitos que hay por doquier y dejando atrás a uno que va flojete, nos vamos directamente a la cima por cualquier parte.

Aneto y Espalda de Aneto desde Tempestades. 

            Nos acercamos a la Arista de Tempestades pero definitivamente abordamos la cima por el collado que lo separa del Margálida apoyando las manos de vez en cuando hasta alcanzar la cresta. Luego, por ella hacemos los últimos metros trepando un poco aunque sin buscar camino y a las diez menos veinte alcanzamos  la Cima del Pico Tempestades a 3290 metros de altitud.

Desde Tempestades la Cresta de Salenques, Margálida y Rusell.

Vallibierna desde Tempestades.

            La mañana está estupenda y la vista de la Espalda de Aneto es espectacular, lo mismo que la del casi inexistente Glaciar de Tempestades. La Cresta de Salenques que arranca hacia el nordeste desde el Margálida es guapísima y no ocurre lo mismo con lo que va  de Tempestades a Margálida y que teóricamente hemos de hacer: el principio es fácil y carente de atractivo pero al final hay un gendarme con dos placas que se sostienen en el vacío y desde aquí no veo posibilidad de flanqueo por lo que debe de subirse con algo de material y muchísimo cuidado.

Llosas Inferior y camino que seguiremos hacia Coronas. 

            Almorzamos entre tanto a ver si se nos ocurre algo. Van llegando los de Bilbao y charlamos, También hacemos algunas fotos de la cresta que queremos hacer y algunos de ellos dicen que pasan.

Para ver la Continuación.         

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.