24 mar. 2020

ENCICLOPEDIA BOTANICA DE NUESTRO ENTORNO. 15. CIPRES SIEMPREVERDE.









CIPRES.

N. Científico:
 Cupressus sempervirens.
N. Aragonés:
 Zipres.
Familia:
 Cupresaceas.












Ejemplar aislado de cipres en Otoño.






Localización:
Jardines y parques como árbol ornamental, formaciones de setos paravientos y plantado o naturalizado en terrenos secos.





Tronco.






Descripción General:
Arbol de hoja peremne, copa  alargadamente piramidal, de tronco columnar y abundantes ramas erguidas, vestidas de hojas escamosas, que puede alcanzar una altura de 35 m. y que se emplea fundamentalmente en la formación de setos.



                                                      Rama con hojas.




        


Características:
* Especie originaria de Oriente Próximo, se extiende por toda la zona de influencia mediterránea desde la antigüedad.
* Presenta un tronco único alargado y columnar con abundantes ramas erguidas que suele conservar inusualmente hasta en su parte más inferior. Su corteza es pardo-grisácea y estriada.

Ejemplar de verano.


Copa densa y prieta.



* Las hojas son pequeñas escamas, de jóvenes casi punzantes, de entre 0’5 y 1 milímetro, que nacen una frente a la otra formando cuatro filas y cubriéndose parcialmente entre sí. Tienen una pequeña glandulita resinosa en el envés lo que produce un fuerte olor resinoso al ser machacada.





                                                         Ramilla tierna.



* Especie monoica, sus flores masculinas son unos conos ovoideos que aparecen en los extremos de las ramillas en gran número. Las flores femeninas, que son los frutos,  son unos conos globosos, aislados y muy leñosos que primero son verdes para convertirse en pardo-grisáceos, de 25 a 40 milímetros de diámetro. La envuelta se cuartea en la madurez dejando escapar a las semillas que son unos piñones aplastados, provistos de un ala diminuta y que se producen en gran número.



Frutos y semillas de ciprés.

* Florece en primavera y los frutos maduran en el otoño del año siguiente.



* Su hábitat es bastante variado pero prefiere un clima suave huyendo de las heladas fuertes y soportando muy bien la sequía.  Vive espontáneo en el Próximo Oriente, es muy frecuente en la España Mediterránea, incluso en Aragón y también en los alrededores de Sabiñánigo ya que se emplea para la formación de setos protectores del viento y como árbol ornamental superando la mala fama que se le ha adjudicado como árbol de cementerios. 


                                             Ejemplar en Invierno.



Admite muy bien la poda. Sus ejemplares presentan escasa variación estacional y su reconocimiento es muy fácil gracias a su estilizada silueta y a la presencia continuada de los frutos en el ejemplar.

Frutos sin madurar.

*Es un árbol longevo que puede llegar a vivir 500 años. De interés ornamental, tanto como ejemplar aislado como formando setos, no es desdeñable su uso como barrera defensiva contra el viento y el sonido. Su madera es pardo-amarillenta, de textura fina y algo aromática, fácil de trabajar e imputrescible sumergida en el agua, por lo que la tradición afirma que con ella se hizo el Arca de Noe.







 Bibliografía:
 Guía Incafo pág. 390; Guía Oleg Polunin pág. 41. Plantas Medicinales de Pirineo pág. 76. Arboles Juventud pág. 17.







                      Ejemplar de primavera en el Cementerio de Lárrede.

17 mar. 2020

PERO QUE HABRÉ HECHO YO PARA SER “MEDIATICO” DE ESTA MANERA.

Imagen de Google.
                Hola a todos los que se asoman a mi blog:

              Hace ya algún tiempo que recibía visitas de un particular que, no interesado en la montaña, trataba de venderme su producto que en ese caso era un seguro. El asunto se zanjó tras contestarle acerca de mi falta de interés y terminar eliminando el comentario.
           Luego aparecieron entradas de una “casa de citas” que me bombardeaba con sus videos pornográficos. Como no tuvieron éxito conmigo y pude libarme ciertamente del divorcio con mi secretaria-santa esposa que no llego a creerse que pasara de sus encantos, abandonaron el campo.
        Ultimamente me visita un Hacker made in USA, autonominado como “The only true hacker in the world” tratando de venderme sus productos.
          Como no puedo bloquearle la entrada, además que es sabido que yo contesto todos los comentarios que recibo, he creído conveniente colocar un control identificador, de esos de repetir unos símbolos muy cursivos, para evitar su acceso en el supuesto caso que sea automático, como supongo que lo será.
          Si no tengo éxito, no que quedará más remedio que seguir eliminando a “toro recibido” los comentarios de estos atípicos desocupados y a vosotros os pido escusas por las molestias de tener que leer y copiar la  palabra clave, procedimiento que estuvo en uso hace unos años y que prácticamente había quedado en el olvido.
              Lo de mediático era una simple broma pues personalmente mi intelecto no me permite creer en los “influencers.” Al paso siento también que esta entrada no sea nada típica del blog y además se publicará inevitablemente en Condiciones de Esquí de Travesía que la captará y generará automáticamente.
             ¡Que vaya bueno!

15 mar. 2020

19-20. TRUCHAS Y CORONAVIRUS. 14-3-2020.


Echando la vista hacia Truchas.

Aparcamiento de Astún, Pista de Salida e Ibón de las Truchas.
14-03-2020.
Salida 11 h. Llegada 12:30 h.
Sol.
Muy fácil.
Esquí de montaña.
Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Truchas procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Estamos a 14 de Marzo de 2020, en una temporada atípica de nieves tempranas y efímeras en las orientaciones sur y a las que las temperaturas inusualmente altísimas las cuelgan en el infinito ya a primeros de Febrero.
            Vuelve a nevar pero sin base no sirve para nada a excepción de las pistas de las estaciones de esquí que tienen una nieve como no se recuerda.

Astún cerrada y vacía.

            Con todo ello solamente nos falta la irrupción irrefrenable del coronavirus que termina, convertido en pandemia, con el cierre de las estaciones de esquí de forma impensable como procedimiento de evitar aglomeraciones que faciliten la transmisión del virus.
            Nosotros y tratando de estar solos por el monte y lejos de propiciar los contagios, queremos ir al Monje. Subiremos por el Barranco Escalar y estaremos alejados del personal.

La estación tiene una cantidad envidiable de nieve.

            Llegados a Astún a las once y con la nueva de tener la estación cerrada, nos olvidamos de portear en el Barranco Escalar y nos vamos por las pistas en las que algunos traveseros y raquetistas evolucionan de forma dispersa por las mismas. La nieve está estupenda, el sol luce esplendoroso por todo lo alto y el día está cálido a juego con este invierno.

Deshielo primaveral en Astún.

            El foqueo por las pistas que se desarrollan en la orilla izquierda del barranco es cómodo y tras una hora de tajo alcanzamos el Ibón de las Truchas situado a 2140 metros de altitud.


Mala Cara.

            Quitamos alzas para iniciar la travesía horizontal hacia el Ibón de Escalar  y hablamos con nuestra hija: no han “cerrado” todavía Cataluña como se había corrido ayer en los medios de comunicación, pedido por boca de Torra. Parece ser que hasta que termine el Consejo de Ministros  que autorice, no se hará y consecuentemente decidimos salir de nuestro mar de dudas y marchar a Cataluña antes de que se bloquee el acceso.


Ibón de Truchas con cara de Invierno. 

            Son las doce, nos olvidamos del Monje y bajamos seguidamente, a las doce y media estamos en el coche y a las tres tras prepararlo todo estamos en carretera.


Transición rápida en Truchas. 

            No tenemos ningún problema para pasar Barcelona como abuelos que ayudarán al cuidado de sus nietos. El Consejo de Ministros no ha dicho lo que esperaban los irresponsables de siempre, no puede decirlo y el personal tendrá y tendremos que torear nuestras circunstancias personales, que de estar en casa por las buenas y cobrando pues nada de nada.


Iniciamos el descenso sin dilación.

 Ah, y el Sr. Torra llamando a la rebelión al Sr. Urkullu para protestar enérgicamente por el “hurto de competencias sanitarias.”  Lo que parecía un acto de política seria, responsable y avanzada respecto a la pesada maquinaria del estado también nada de nada. Lo que importa es mantener el chiringuito independentista incluso a costa de la pandemia de coronavirus quizás oliendo que el chiringuito se les está empezando a desmantelar. Nada nuevo bajo el sol.


Así está de nieve Astún. 

Pero dejaremos a los políticos que la caguen al gusto y al resto pediremos y nos pediremos responsabilidad y prudencia para limitar al máximo los efectos de esta pandemia que si sanitariamente no será nada especial, si lo será económicamente y pasaremos incluso de la nieve que, donde la hay, está estupenda.


La nieve excelente. 

Y como a todo el mundo incluso los no practicantes se les ha ocurrido ahora salir al medio natural a cualquier cosa, nos quedaremos en casa con los niños a no ser que tengamos un perro que pasear. ¡Que no se contagien ustedes!

Dejaremos la nieve por unos días. 


           

12 mar. 2020

18-20. BACIAS. 11-3-2020.


Bacias desde el Collado Alto de Brazato.

Balneario de Panticosa, Camino de Brazato, Rellano de Labaza, Corredor e Ibones Altos de Brazato, Collado Alto de Brazato, Cara Norte y Arista Este.
11-03-2020.
Salida 09:30 h. Llegada 15 h.
Sol.
Fácil.
Esquí de Montaña.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.


Mapa de Bacias procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Me había prometido a mí mismo no volver a Bacías con los esquís después de la nefasta experiencia del 17, pero ante la incertidumbre de no saber con precisión donde pillar “mejor nieve”, descartamos una actividad tras otra pues la nieve caída sin base se ha evaporado prácticamente y… a las nueve y media del 11de Marzo de 2020, hemos cargado los esquís a los 1630 metros de altitud del Balneario de Panticosa y con sus 7 gradazos de temperatura comenzamos a foquear por el Camino de Brazato que se eleva al este, tratando de salir de la Cubeta del Balneario.

Las Escaleras de Belio tienen nieve.

            La parte baja del camino es un torrente de fusión salvaje que se prolonga hasta la Bifurcación de Caminos del Paraaludes, lugar en el que aparece la nieve, pero no nos la creemos hasta que poco más arriba se hace continua y un par de vueltas más arriba decidimos quitarnos peso de las mochilas calzando los esquís con cuchillas: nos castigarán las piernas pero lo compensaremos con tranquilidad en momentos puntuales que llegarán.

Nada más pasar la bifurcación de caminos calzamos los esquís.

            Charlamos con Angel Moraga que sube con un par de amigos. Ellos se irán al Corredor de Labaza, posiblemente a Batanes  y nosotros a Bacias.

El Rellano Bajo el Corredor de Labaza está desconocido con tanta nieve.

            Las cuchillas nos vienen muy bien puesto que ayer descendieron el camino con los esquís y en algunas vueltas aparece nieve dura raspada, sobre todo cuando desaparece el camino en una ladera inclinada bastante continua que nos deposita en el Rellano de Labaza a 2050 metros de altitud tras una hora larga de porteo y foqueo.

Con cuchillas no hay problemas. 

            El inclinado rellano del que arranca el Corredor de Labaza está desconocido pues la nieve cubre por completo el enorme bolerío granítico que lo conforma, por lo que realizamos su ascenso un poco al gusto en medio de su enorme amplitud.

Entrando al pinar.

            Angel y sus compañeros comienzan las zetas del Corredor de Labaza y nosotros continuamos ascenso al este para alcanzar el Dorso Herboso completamente cubierto de nieve y entrar al pinar que ascenderemos seguidamente, siguiendo alguna huella más o menos continua sobre nieve cómoda de foquear.

Con Argualas y Garmo Negro.

            Ascendido el pinar proseguimos con una diagonal al este bastante tendida que nos deposita enseguida en la Base del Corredor a los Ibones Altos de Brazato, la Diagonal al Lago de Brazato y también la ruta al Ibón Bajo de Brazato. Estamos a 2200 metros de altitud cuando cruzamos el tubo de la conducción de agua completamente sepultado por la nieve.

El Corredor de Brazato está que revienta de nieve. 

            El Corredor a los Ibones Altos de Brazato está completamente nevado y solamente algunos grandes bloques de granito emergen de su superficie, que amplia y medianamente inclinada se conforma en dos resaltes sucesivas y nos va a permitir remontar por encima de los 200 metros con una nieve que se foquea muy bien con las cuchillas.

En el Tramo Inferior del Corredor a los Ibones de Brazato. 

            Zeta a zeta remontamos el corredor y a la entrada del descoyuntado circo lacustre nos detenemos a echar un café y un dulce que tomaré sentado en un bloque de granito pues ayer trabajé más de lo que tengo por costumbre, si es que me queda algo de costumbre y me encuentro algo cansado, más si cabe que llevamos casi quince días sin hacer ninguna actividad.

Saliendo del Corredor a los Ibones de Brazato con Foratulas. 

            Foqueando en dirección este atravesamos el Ibón Inferior y el Ibón Alto, son tres,  aproximándonos al Collado Alto de Brazato orientados por la espléndida Punta del Puerto. Son una sucesión de suaves resaltes vestidos de buena nieve que se terminan haciéndosenos pesados.

Punta del Puerto desde el Rellano de los Ibones de Brazato.

            Son las doce pasadas cuando alcanzamos el amplio Collado Alto de Brazato situado a 2570 metros de altitud  y desde allí visualizamos la Cara Norte de Bacias que aparece muy remota a pesar de su notoria proximidad.

Cruzando el Ibón Alto de Brazato.

            Son alrededor de 200 metros de desnivel que, en buena lógica, deberíamos ascender  por la Este de la Punta del Puerto con buena nieve, muy soleada y con un collado próximo pero yo prefiero atravesar la cara norte siguiendo nuestra costumbre y acercarnos a la arista Nordeste ya que el centro de la pared está horrorosamente venteada y tendrá nieve muy variada.

Foqueando en el Collado Alto de Brazato con Vignemale. 

            Atravesada toda la pared, dejamos los esquís y alcanzada la arista la remontamos brevemente para llegar la Cima de Bacias situada a 2754 metros de altitud cuando es la una pelín pasada.

Alcanzando la Arista Este de Bacias. 

            La cima está limpia de nieve por el viento que ha hecho su nefasta labor. Hacemos algunas fotos y nos sentamos a comer en unas piedras.

Echando un bocado en la Cima de Bacias. 

            Media hora después desandamos la arista en la que nos cruzamos con tres que suben y que dicen que aprovecharán nuestra huella para bajar.

Vignemale desde la Cima de Bacias.

            Recuperados los esquís nos vamos para abajo deslizando sobre una nieve algo costra que se engancha bastante a pesar de estás transformada por el sol.

Hacia el Collado Alto de Brazato.

            Del collado para abajo desaparece la nieve costra pero los enganchones permanecen mientras que la nieve se hace cada vez más blanda, ya que la temperatura es altísima.

Terminando el descenso del Corredor de los Ibones de Brazato.

            Cruzados los ibones en suave descenso continuamos descendiendo el corredor que presenta la mejor nieve del día. Luego vendrá la diagonal hasta el pinar que atravesaremos por su cabecera hasta alcanzar el Corredor de Labaza y esquiar el rellano hasta su parte baja ya con nieve demasiado blanda.

La nieve está blandísima bajo el Corredor de Labaza. 

            Al final del rellano cargamos los esquís en las mochilas y nos vamos para abajo vuelta a vuelta sobre nieve cómoda puesto que ya se ha ablandado mientras contemplamos como un par de esquiadores muy guays deshacen la huella que entre todos hemos hecho para beneficio de todos.

Terminanos junto a la Iglesís del Balneario de Panticosa.

Son las tres y media cuando llegamos al Balneario de Panticosa liquidando nuestra jornada y sus 1150 metros de desnivel acumulado en Bacias que no me gustaba y a pesar de haber dispuesto de la mejor nieve que recordamos sigue sin gustarme pero eso no es más que un tema personal.  

Para ver más fotos.

5 mar. 2020

ENCICLOPEDIA BOTANICA DE NUESTRO ENTORNO. 14. CEDRO DEL HIMALAYA.


CEDRO DEL HIMALAYA.











N. Científico: Cedro deodara glauca.
N. Aragonés: Zedro d’o Himalaya.
Familia: Pináceas







   Ejemplar de verano.


Localización:
Parques y jardines y algunas pequeñas zonas de repoblación.

Hojas  en hacecillos.

Descripción General:
Arbol robusto de hoja peremne, copa piramidal (conífera),  con  hojas en forma de aguja agrupadas en hacecillos, que puede alcanzar una altura de 45 metros,  y con ramas horizontales para ser péndulas en el extremo de las mismas en los ejemplares adultos.

Ejemplar en primavera.

         Características:
* Especie exótica proviniente del norte de Africa que está ampliamente difundida por su uso ornamental en jardinería.




*Suele presentar un  tronco muy robusto que puede alcanzar hasta 1 metro de diámetro, único, columnar y curvado en el ápice, que se ramifica por pisos,  de corteza cenicienta  tendiente a oscurecerse y a agrietarse con la edad.




* Las ramas que nacen por pisos suelen ser ligeramente erguidas de jóvenes, se vuelven horizontales posteriormente para convertirse en péndulas en el extremo de adultas.

Ramillas.

*Las hojas son unas acículas verde azuladas (glaucas) que nacen agrupadas sobre una corta ramilla en rosetas  o hacecillos, de sección triangular o cuadrada y  de entre 20 y 50 milímetros de longitud, algo punzantes con el tiempo.





                    Acículas.





                           Flores.
*Especie monoica, sus flores masculinas son unos conos erguidos que aparecen en los centros de las rosetas, cilíndricos, primero amarillentos y luego marrones.




Piña, flor femenina

 Las flores femeninas son también unos conos erguidos y aislados que nacen en el centro de las rosetas de las hojas preferentemente en las ramas superiores, de forma aovado-cilíndrica y de color verde más o menos violáceo, de entre 5 y 10 centímetros de longitud que son los frutos. Se trata de una piña que se deshace a su madurez en escamas más o menos triangulares y planas, contiene las semillas que son pequeños piñones en el extremo de un ala triangular.


Fruto maduro con semillas.

Ejemplar en Invierno.

*Florece en el otoño y las piñas maduran en el otoño del segundo año.

Yemas.

*No se conoce hábitat natural ya que es una especie de jardinería. Se puede localizar entre los 500 metros y los 2000 metros de altitud. Es frecuente en los jardines de toda España, presente en Aragón y en los jardines de Sabiñánigo y sus alrededores. Sus ejemplares presentan escasa variación estacional lo que no impide un fácil reconocimiento del género por su porte y por sus hojas, otra cosa es el reconocimiento de la especie ya que se han hibridado muchísimo en los viveros. 

Ejemplar en Otoño.

*Aunque su madera es de buena calidad el uso es exclusivamente ornamental y su interés se circunscribe a la jardinería  pues se trata de ejemplares que suelen alcanzar un porte majestuoso con la edad, siendo muy longevos. Se trata de una especie de amplia tolerancia de suelos, humedad y temperatura por lo que se puede localizar en cualquier medio aunque prefiera los profundos, sueltos y con no demasiado riego.




     Ramillas caedizas con         acículas nuevas.




 Bibliografía:
 Guía Incafo pág. 372; Guía Naturaleza Arboles. Juventud pág. 23.