30 oct. 2018

73-18. CAMPIÑA Y LAS LAGUNAS DE NEILA. 25-10-2018.


Laguna Negra de Neila desde el oeste.

Albergue de Neila, Ladera del Contadero, Cima de Campiña, Morro del Zolorro, Laguna Negra, Camino de los Tejos, Laguna de la Cascada, Aparcamiento Alto, Peña Aguda, Laguna Larga y lagunas de los Patos, Brava y Pardilla.
25-10-18.
Salida 09 h. Llegada 16 h.
Sol.
Muy fácil.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Campiña y las Lagunas de Neila procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Vinuesa, Covaleda, Quintanar de la Sierra y arreando hacia Neila. Antes de llegar, en el Puerto del Collado, hay un mapa, indicadores a las Lagunas de Neila y una carretera asfaltada. Juan recuerda que la subida es de órdago pues la ha visto en alguna trasmisión de alguna carrera ciclista. Pensaba que igual estaba cerrada al tráfico pero…
            La carretera sube, sube inmisericordemente y pasamos en un pis pas de los 1400 metros  hasta los 1700 pasados, donde hay un aparcamiento y una barrera levantada pues la carretera sigue para arriba.

El Albergue donde iniciamos la marcha. 

            Con Juan nos vamos a dar una vuelta, nos llegaremos al Mirador de San Francisco y al Aparcamiento Final. Vueltos a la furgo nos subimos un par de tramadas de carretera para aparcar junto al Albergue a 1750 metros de altitud. Es un sitio llano, tranquilo y protegido. Allí nos quedamos a pasar la noche para comenzar el 25 de Octubre de 2018.

La vertiente sur del cordal amable y la norte con algunos escarpes. 

            La mañana, recién nacida a las ocho, está frescucha pero nada especial para la altitud a la que nos encontramos. Hacemos café, desayunamos tranquilamente y a las nueve nos ponemos en marcha. Queremos hacer un recorrido si es posible circular pero contamos de antemano con un territorio algo escalonado que se desarrolla entre los 1700 y los 2100 metros y ya veremos cómo lo negociamos.

Lagunas de los Patos y Brava. 

            Optamos por alcanzar la loma sur del circo para recorrerla íntegramente y hacer la vuelta por el asentamiento de las lagunas. Para ello salimos al sur para ganar la loma tras un pequeño llaneo y un corto ascenso y alcanzar la zona del Contadero.
            Allí encontramos una rampa amplia y vestida de pinos con algo de sotobosque clásico por la que avanzamos al sudoeste ya con el sol en la espalda. Pero como queremos ver desde arriba, nos vamos un poco al norte de la rampa para encontrar los hitos de piedras y vista hacia la zona de lagunas.

Contemplando las Lagunas Larga y Negra de Neila. 

            Enseguida vemos la Peña Aguda, el tejado del Albergue, el Aparcamiento Alto y la primera laguna que es la Brava asentada en el pinar y un poco más al oeste aparece la Laguna de los Patos que nos enseña una zona importante sin agua. Se encuentran en un pequeño circo, el primero de los que vamos a recorrer.

Laguna Negra de Neila desde el sur. 

            Un crestón al norte lo separa del siguiente circo más amplio que enseguida nos muestra a la Laguna Larga y unos metros más al oeste la Negra de Neila, Pero antes de recorrer toda la cabecera del circo nos alargamos en suave ascenso al sudoeste para llanear seguidamente por el abrasado praderío de Campiña alcanzando su cima a 2049 metros de altitud Son las diez de la mañana.

Laguna Larga de Neila. 

            El lugar carece de perspectiva al estar en medio de un altiplano por lo que nos vamos  al noroeste al  objeto de alcanzar el borde del circo que estamos recorriendo y así disfrutar de las dos lagunas.
            El circo es un semicírculo perfecto que termina con un nuevo crestón en el que un caminillo baja al encuentro de la Laguna Negra. Nosotros sobre los 2000 metros proseguimos por la cabecera del tercer circo en el que se aloja la Laguna Tejera y que terminará en el Morro del Zolorro.

El Circo de la Laguna Tejera visto hacia el este.

            La laguna no aparece a nuestra vista de momento  y entre tanto alcanzamos un punto bajo en la cabecera del circo e iniciamos un suave ascenso en busca de las rocas con las que se finiquita este circo.

Suave descenso para alcanzar el Morro del Zolorro.

            El camino que hemos recuperado prosigue por la cabecera desde la que vemos en un extremo de una zona plana de praderío a la Laguna de la Tejera prácticamente desecada. Luego un tramo entre pinos de poco desarrollo nos colocan sobre los enormes bloques de conglomerado que componen la Cima del Morro del Zolorro a 1944 metros de altitud. Son las once y media.

Llegando al Morro del Zolorro.

            Desde la cima no visualizamos la Laguna de la Lengua, en todo caso localizamos la depresión en la que se aloja enterrada por el pinar y nos sentamos a echar un bocado al solecillo de la mañana.
            Veinte minutos después nos disponemos a desandar nuestro camino en la cabecera de este circo para retornar a la Laguna Negra de la forma más económica posible. No hubiera sido buena idea transitar a nivel de las lagunas.

En el Morro del Zolorro. 

            Relajadamente recorremos la cabecera del circo lo más horizontal posible y  alcanzamos el crestón desde el que volvemos a contemplar las Lagunas Negra y Larga. Son las doce y media.

La Laguna Tejera.

            Allí un poste indicador nos ofrece dos opciones para ir a la Laguna de la Cascada. Nosotros, tras algunas dudas, tomamos el Camino de los Tejos, algo más largo que el otro pero nos puede servir para conocer un poco más ya que el corto se tira directamente al circo donde suponemos se encuentra la laguna.

Remontando hacia la Laguna de la Cascada. 

            El camino baja por el crestón orientado al nordeste hasta alcanzar un tramo rocoso en el que pensamos se introducirá en el circo, pero no es así. Poco más abajo alcanza un cortafuego muy amplio y se ahonda  “hasta el Ebro”, muy por debajo del emplazamiento de la laguna que hemos visto entre pinos.

El Refugio de la Laguna de la Cascada está hecho una pena. 

            Al final abandona el cortafuego y nos mete un repecho sobre  un bosque mixto en el que aparecen algunos tejos guapos. Tras remontar más de 50 metros alcanzamos finalmente el Refugio y la Laguna de la Cascada. Es la una y cuarto.
            El camino ha resultado un auténtico encule. Si se quieren enseñar los tejos, se puede sacar del cortafuego a medio descenso y llegar a la zona de los mismos de llano ya que la ladera no tiene ninguna dificultad.

El Circo de la Laguna de la Cascada está precioso a pesar de que falta agua en la laguna. 

            La Laguna de la Cascada situada a 1700 metros de altitud está bastante colmatada y la mayor parte de su plancha de agua está cubierta de vegetales acuáticos tipo carrizos pero el circo tiene los encantos del otoño y con eso nos vale.
            El refugio que se haría allá por los años 60, abandonado y sin mantenimiento está hecho una auténtica pena pero… los tiempos han cambiado.

Todavía se ve algún trébol aventurero en flor en la Laguna de la Cascada.

            Comemos junto al refugio y media hora después, sobre las dos menos cuarto tomamos una pista que marcha de llano al este y en la que cogemos unas setas nacidas en la umbría de la ladera pues la zona está muy seca.
            Vemos un corredor con un gendarme perfilado en el mismo por el que se puede subir pero proseguimos un poco hasta que las balizas del PR abandonan la pista  para ascender al sudeste hacia el Aparcamiento Alto en las inmediaciones de Peña Aguda.

En Peña Aguda. 

            La ladera herbosa y vestida de pinos nos deposita en el aparcamiento y virando al este encontramos un caminillo que en cinco minutos nos deposita en la Cima de Peña Aguda a 1909 metros de altitud. Son las dos y media.

La Laguna Larga desde su desembocadura. 

            La cima es un conjunto de bloques de conglomerados de pudingas de colores claros y en ella hay una torre que no sabemos muy bien si se trata de un observatorio contra incendios o un repetidor. De cualquier forma nos ofrece una espléndida vista de casi todo el recorrido de la jornada.

Acercándonos a la Laguna de los Patos. 

            Seguidamente bajamos de la cima y en el aparcamiento tomamos la pista que marcha al oeste muy llana y que tras enseñarnos la Laguna de la Cascada y el corredor del gendarme se introduce en la parte baja del Circo de las Lagunas Larga y Negra de Neila.

Preciosidad de pino silvestre en las inmediaciones de la Brava. 

            Nos llegamos hasta la salida de la Laguna Larga y recogemos unos pocos suillus mientras volvemos sobre nuestros pasos hasta el aparcamiento. Allí, otra pista menos transitada que la anterior nos lleva inmediatamente a la Laguna de los Patos que tiene patos y no va de coña. La pista se alarga un poco más hasta la Laguna Brava confirmándonos que algunas de las lagunas han sido recrecidas o así lo parece.

La Laguna Brava desde su orilla sur. 

            A mi chica le duelen los pies y prefiere bajar a la furgo por la carretera mientras que nosotros, guiados por nuestro instinto, bajaremos directamente por el desagüe de estas lagunas, pasaremos por medio de la Laguna Pardilla que carece de agua y nos llegaremos a la furgo cuando son las cuatro.

Claustro de San Juan de Duero. 

            Al final hemos hecho algo híbrido en relación a nuestro proyecto inicial pero creo que nos ha permitido conocer las lagunas  que ese era el objetivo. Sabíamos que el desnivel sería reducido pero al final nos habremos chupado alrededor de 650 metros en una jornada divina meteorológicamente hablando y han sido cuatro de cuatro.

El Duero vestido de Otoño en Soria. 

            Nos pegaremos un remojón, cenaremos pronto con setas incluidas y nos bajaremos hasta Covaleda. Echaremos un café con un trozo de Betis-Milán incorporado y al día siguiente daremos una vuelta por Soria pues como dice mi chica, hay que hacer de todo.

San Saturio es sorprendente. 

            En Soria, es una mañana con nubosidad de evolución que confirma la suertaza que hemos tenido esta semana,  comemos de cine y luego vuelta a nuestro garito. ¡Es una pena que el Sistema Ibérico nos caiga tan lejos!

29 oct. 2018

72-18. URBION POR LA LAGUNA NEGRA. 24-10-2018.


Acercándonos a Urbión. 

Aparcamiento Inferior, Laguna Negra, Corredor Sur, Laguna Helada, Mojón Alto, Cresta Noroeste, Nacimiento del Duero, Arista Oeste, Urbión, Arco Natural, Laguna Larga, Risco Zurraquín, Llanos de la Sierra y Laguna Negra por GR.
24-10-2018.
Salida 08:15 h. Llegada 14:15 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Urbión procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Nos aproximamos a Vinuesa y aparecen las indicaciones a la Laguna Negra. Así que no hay problema para salir del pueblo y continuar por una carretera alrededor de 8 kilómetros y abandonarla al nordeste para proseguir por otra que va al Espacio de Nieve de Santa Inés pero antes de llegar hasta allí otro ramal a nuestra izquierda nos acerca a la Laguna Negra para quedarnos  en el Aparcamiento Bajo sobre los 1600 metros de altitud. Se puede subir hasta el alto pero nos damos por satisfechos.

Saliendo del Aparcamiento Inferior de la Laguna Negra de Urbión.

            Allí cenaremos, luego dormiremos largamente pues nos acostamos pronto y esperaremos pacientemente la llegada del 24 de Octubre de 2018 levantándonos cuando todavía es de noche pues amanece ya muy tarde, pero a las ocho y cuarto nos echamos a caminar desde un lugar que mejora claramente nuestro proyecto poniéndolo más fácil.

En la laguna Negra de Urbión.

            Pasada la barrera que está levantada nos queda por delante un poco más de kilómetro y medio de carretera asfaltada en dirección oeste que subimos tranquilamente entre pinos y hayas que ya otoñan a juego con los helechos. Podríamos haberla hecho con la furgo.

Laguna Negra de Urbión desde su orilla sur. 

            Alcanzamos el Aparcamiento Alto en el que muere la carretera y un camino enlosado nos conduce inmediatamente a la Laguna Negra cuya orilla este, en la que se alojan unos grandes bloques de conglomerado, está adecuada por unos pasillos de madera para facilitar la observación y el tránsito. Estamos a 1750 metros de altitud.

Corredor de salida de la Cubeta de la Laguna Negra. 

            La laguna  está toda vestida de otoño y para nosotros en exclusiva. Sus oscuras aguas reflejan los multicolores tonos que el Otoño ha pintado sobre los vegetales de hojas caedizas de su orilla oeste por debajo de las paredes que la defienden de los rellanos superiores y cómo no, hacemos fotos mientras rodeamos la laguna por el este para tomar el GR. que tiene que salir de este pequeño circo colgado cosa que hará  a través de un corredor situado al sur de la laguna en el que hay establecido un sinuoso camino ascendente que permite alcanzar la parte superior de las verticales paredes. Son las nueve.

Laguna Negra de Urbión desde el corredor.

            Por encima del corredor  el camino se va al sudoeste en suave ascenso en busca de la Laguna Helada a la que llegaremos tras superar un par de escalones poco consistentes.

Remontando hacia el cordal de camino al Mojón Alto.

            Son casi las nueve y media cuando llegamos a la Laguna Helada situada alrededor de los 1920 metros de altitud. Se trata de una preciosa plancha de agua bastante regular y de un tamaño considerable.

La laguna Helada subiendo al Mojón Alto. 

            La dejamos a nuestra derecha tras hacer alguna foto e iniciamos el ascenso de la ladera  en dirección sur en busca del Mojón Alto.
            Se puede subir por cualquier parte  y nosotros lo hacemos directamente hacia la cima  que se encuentra retirada de la pared que ascendemos. Ya arriba la pendiente se arrellana y nos conduce a un pequeño casquete del que ha desaparecido la vegetación.

Rústica caseta en las inmediaciones de la Laguna Larga. 

            Estamos en la Cima del Mojón Alto a 2099 metros de altitud y desde allí visualizamos, situada al sudeste, la modesta laguna del mismo nombre.
            Desde la cima ponemos rumbo al noroeste para recorrer la cabecera de la sierra en dirección al, distante todavía,  Pico de Urbión mientras la vista se distrae por los alrededores.

La Sur de Urbión.

            La loma muy llana  y recorrida por un camino pasa por un promontorio poco significativo mientras azotados ligeramente por una brisa suave nos llegamos hasta una rústica cabaña siempre en busca de la Laguna Larga que aparecerá enseguida a nuestros ojos al nordeste de la loma que transitamos.

Hacia el Nacimiento del Duero. 

            La pista que ha arrancado de la Laguna Helada se ha dado un garbeo por la Laguna del Mojón Alto y ahora está aquí para faldear por el sudoeste el promontorio que tenemos delante y que ascenderemos a continuación.

Almorzando en el Nacimiento del Duero.

            Desde la cima situada a 2183 metros de altitud contemplamos sin nada por delante la Cara Sur del Pico Urbión a la que nos acercaremos en busca de su rocoso casquete somital hasta el que llega la pista.

Remontando hacia el Casquete Somital de Urbión.

            Pero antes de acceder a la cima iniciamos un suave descenso al sudoeste entrando en un pequeño valle al encuentro del Nacimiento del Río Duero que está 50 metros más abajo.

Enormes lajas y torreones de conglomerado en Urbión. 

            Allí, una surgencia modesta se filtra inmediatamente pero podemos beber su agua mientras almorzamos  un poco a la vez que ronda por nuestra s cabezas el conocidísimo  Romance de Gerardo Diego:
            Río Duero, río Duero,
            nadie a acompañarte baja,
            nadie se detiene a oír
            tu eterna estrofa de agua… y que reza en una placa colocada en el lugar.

Difícil foto de Cima en Urbión. 

            Media hora después, son las once pasadas, iniciamos el ascenso de la arista este del pico compuesto de bloques de conglomerado de pudingas que en la parte terminal adquieren proporciones importantes no permitiendo alcanzar los bloques cimeros por cualquier parte.

Las Lagunas de Urbión desde el pico del mismo nombre. 

            Son las once y media y hacer la foto junto a la cruz cimera no es tarea fácil pero lo conseguimos. También fotografiamos y contemplamos las Lagunas de Urbión al noroeste del pico.

Puente natural de roca en las inmediaciones de la Cima de Urbión.

            Un cuarto de hora después iniciamos el descenso por un paso para medir gorduras y seguidamente nos introducimos en la cara sur para pasar junto a una preciosa cruz de forja y un arco natural de roca en el que nos fotografiamos.

Hacia el Risco Zurraquín. 

            Pasamos bajo el arco y nos vamos al este para entrar al Circo de Revinuesa donde encontraremos el camino que remontando brevemente  alanzamos el rellano en el que se asienta la Laguna Larga que, por cierto, está algo colmatada y situada alrededor de los 2000 metros de altitud.

El conglomerado suelta sus componentes blancos al meteorizarse.

            Siguiendo el camino la rodeamos por el norte y poco más adelante lo abandonamos para ascender la Arista Oeste del Risco Zurraquín. Se trata de una loma que sube alrededor de un centenar de metros y que hacemos volviendo frecuentemente la vista atrás para contemplar  el Circo Rocoso del Revinuesa que culmina en Urbión.

En la Orilla de la Laguna Larga.

            La cima que es triple, tiene dos de ellas llenas de hitos hechos con piedras verticales que abundan y que fotografiamos. Más al este se levanta la cima rocosa  situada a 2105 metros de altitud. Al Risco Zurraquín hay que llegar empleando las manos entre bloques de conglomerado de buenas proporciones.

Subiendo al Risco Zurraquín. 

            Es la una menos cuarto cuando alcanzamos la última cima del día. Cada uno desde encima de su bloque contempla la jornada del día para desandar seguidamente el camino de bloque en bloque en busca de un caminillo que se introduce en el pinar en dirección sudoeste hacia los Llanos de la Sierra. Habíamos pensado bajar directamente a la Laguna Negra pero la ladera de enormes bloques que hemos de descender nos desaconseja hacerlo, si bien es cierto que tampoco buscamos otro camino que suponemos lo habrá.

Foto en una de las cimas del Risco Zurraquín. 

            El camino se orienta muy llano hacia la Laguna Larga por lo que decidimos abandonarlo para bajar al sudoeste en busca del GR. Se puede bajar un poco por cualquier parte pues la masa arbustiva entre pinos es de fácil tránsito.

De Zurraquín a Urbión.

            Alcanzado el GR, lo seguimos al sur  en suave descenso hasta coincidir con un barranquillo que terminará saltando las paredes que rodean a la Laguna Larga en la zona de los Miradores a la que llegaremos un rato después.

Llegando a los Llanos de la Sierra.

            Solamente queda, después de contemplar la laguna recorrer el cantil a lo largo de unos metros para entrar al corredor que hemos subido a la mañana y que nos dejará en la orilla de la admirada Laguna Negra, por un par de autobuses de escolares.

Colchico de otoño en Urbión.

            Hacemos unas fotos más a la laguna con otras luces y nos echamos para abajo con intención de abreviar en la carretera.

Hacia la Laguna Negra de Urbión. 

            En un cuarto de hora nos llegamos, a tren,  hasta la furgo cuando son las dos y cuarto, con lo que liquidamos una jornada entretenida y espléndida en la que, por una vez hemos tenido que salvar un desnivel modesto de alrededor de 850 metros.

La Laguna Negra desde uno de los miradores.

            En la furgo que está a la sombra comemos luego vendrá la vuelta  hacia Molinos de Razón para tratar de recuperar las gafas de sol que ayer se dejó olvidadas Juanillo.

Para ver más fotos.