29 mar. 2018

23-18. EL MODESTO ENCANTO DE PUNTA LAPAZUSO. 28-3-2018.

El Lapazuso entrando al barranco del mismo nombre.

Aparcamiento de Anayet, Barranco Lapazuso, Cara Oeste y Arista Sur.
28-03-2018.
Salida 10 h. Llegada 12:15 h.
Sol.
Fácil.
1 p.
1 d.
Esquís de montaña.
Mariano Javierre.

Mapa de Lapazuso procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Puede ser que el 28 de Marzo de 2018 sea el único día decididamente decente de esta Semana Santa que viene primaveral. Oscar quiere subir a pistas para aprovechar la nieve que la hay y también queremos llevar a la nieve a la gente menuda para que la conozca; así que, habrá que cuadrar el programa contando con que Biola tiene un trabajo urgente entre manos.


El Barranco Culibillas al sol de la mañana.

            Oscar y yo subimos con hora de esquiar y a las diez de la mañana, él se sube con su tabla a la silla de Anayet y yo comienzo a foquear por el Valle de Anayet para arriba. Dispongo de poco más de dos horas y no sé si iré a Campo Troya o a Lapazuso.


Lapazuso al fondo de la Negra de Anayet.

            La mañana esta espléndida a rabiar, la temperatura es excelente y la nieve tiene un  consistente rehielo lo que permite inicialmente un foqueo cómodo. Subiré por la Negra de Anayet que han marcado al oeste de la pista principal y que cuenta con pocos esquiadores de los cuatro gatos que están a estas horas en Formigal.


Culibillas. 

            Oeste por oeste me decido por Lapazuso, las dos caras somitales están a la sombra.


El Barranco Lapazuso al sol y sombra.

            El Barranco Lapazuso que es la vía normal de acceso al pico está relleno de nieve como nunca pues está orientado al norte. Cuando me introduzco en el mismo una ladera está completamente a la sombra y la otra acaba de recibir al sol.


Hay que cruzar potentes aludes bajados de Culibillas. 

            La nieve sombría está bastante dura y algo costrosa por lo que foquearé algo alto sobre las paredes de Culibillas al objeto de beneficiarme de los efectos del sol sobre las inclinadas laderas del barranco.


El amable Barranco Lapazuso desde cerca del ibón. 

            Hay que atravesar un par de aludes de cierta entidad pero con materiales no demasiado grandes que se interponen en el ascenso. El barranco se articula en tres pequeños resaltes y se arrellana en las inmediaciones del Ibón de Lapazuso a 2175 metros de altitud.


Casquete Somital Oeste de Lapazuso.

            Son las once de la mañana, la Cara Somital Oeste de Lapazuso o está a la sombra o acaba de recibir el sol. Está articulada con un par de tramos y cuenta con un rellano intermedio.


Acaba de entrar el sol en la Oeste de Lapazuso.

            La nieve está muy dura y alcanzar el rellano sin cuchillas me propicia algún que otro resbalón por lo que en el rellano, confluencia de corredores que abrazan la cima tengo que decidir entre poner cuchillas y bajar luego de inmediato sin dar tiempo a que la nieve se ponga amable o poner crampones dejando aquí los esquís.


Llegando a la Arista Sur de Lapazuso.

            Me tienta el corredor que se encumbra al sudeste y por el que no he subido nunca y me voy para arriba a golpe de crampón.


Potentes cornisas en la Sur de Lapazuso.

            Un corto y tieso ascenso de alrededor de 40 metros me deposita en la arista que aparece colgada sobre el Valle de Izas más lejos de la cima de lo que esperaba.


El final de la Sur de Lapazuso.

En la Cima de Lapazuso.

            Hay que subir un resalte mixto con cornisas considerables que no será ningún problema con crampones, luego algunos tramos afilados con pequeños subes y bajas permiten aproximarse al pequeño rellano cimero coronado por un crestón medio limpio de nieve en el que se encuentra el pequeño hito cimero de Punta Lapazuso a 2272 metros de altitud.


Campo Troya y Collado de la Mina o Lapazuso. 

            Son las once y media. En esta modesta cima se disfruta de un paisaje circular de primerísima magnitud y aprovechando el día haré tres panorámicas. Cinco minutos después inicio el descenso en busca de los esquís. La nieve sigue muy dura pues el sol no ha tenido tiempo de hacer los deberes.


Royo y Culibillas desde el descenso de Lapazuso.

            Enseguida recupero los esquís, echo un bocado rápido y me voy para abajo buscando la nieve soleada pues la costra que se mezcla con la dura propicia desagradables enganchones.

Buscando buena nieve en el Barranco Lapazuso. 

            Siguiendo la ladera izquierda del barranco alcanzo la pista negra y con ella continuo para abajo hasta el final que confluirá con la Pista de Anayet.


Aproximándome a la Negra de Anayet por la que bajaré.

            Son las doce y diez cuando llego al coche finalizando una corta actividad con un modesto desnivel acumulado de 550 metros, una actividad adecuada para una corta escapada mejor vespertina que matutina. Una hora después hubiera disfrutado de una nieve estupenda.


Estreno en la nieve de Espelunciecha. 

            Luego nos juntaremos en familia para que Mario conozca la nieve en Espelunciecha.
                
Para ver más fotos.

24 mar. 2018

22-18. ERATA, UNA BUENA ELECCIÓN CON PEROS. 23-3-2018.



La Oeste de Erata reluce siniestramente al contraluz de la mañana.

Espierre, Ermita de San Juan, Cara Oeste, Cima Norte, Erata, Ermita de San Benito, Arista Sur, Pelupín, Las Canalizas, Caseta de las Canalizas y Pista a Espierre.
23-03-2018.
Salida 09 h. Llegada 13:30 h.
Mixto.
Fácil.
Esquí de Montaña.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Erata procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Dicen que la Primavera ha llegado pues estamos a 23 de Marzo de 2018, pero  el tiempo meteorológico no ha cambiado gran cosa en la mayoría de este mes de Marzo que han catalogado de invernal.

La Pista de Espierre está demasiado limpia. 

            Ayer dijimos que saldríamos o saldríamos y hoy  a las ocho y cuarto nos metemos en el coche sin objetivo prefijado, tenemos varios.

En el Puerto calzamos los esquís tras una hora larga de porteo. 

            La mañana está medio clara y su evolución puede complicarse hacia el mediodía por lo que se desaconseja cualquier opción de actividad larga y la Ventana Norte del Valle de Tena que vemos ni nos gusta ni avala ninguna de las opciones que barajábamos por allí. Así que, desde cerca de Biescas nos dejamos engañar por Erata.

Ascendemos a Erata por los lugares acostumbrados de la oeste.

            Cuando llegamos a Espierre la pista tiene el mismo aspecto que tenía el día que nos dimos la vuelta sin sacar los esquís. La portera está abierta pero para media hora que calculo portearemos no merece la pena jugársela.

La Orientación Norte de Erata nos tienta para el descenso. 

            Presuponemos que a partir de San Juan de Espierre aparecerá la nieve en la pista con lo que podremos empezar a foquear, pero se cumplirá y con propina la frase de Juan que vaticina una hora de porteo: llegaremos al puerto con los esquís recién puestos.

Subiendo el segundo resalte algo tieso. 

            La Oeste de Erata no tiene demasiada nieve en la parte baja por lo que habrá que tener algún cuidado al descenso, lo que nos invita a echar la vista sobre las Canalizas que es la parte del circo orientada al norte y que suele guardar más nieve.

Nieve variada incluida la costra en Erata.

Trabajos del viento en la Oeste de Erata.

            De momento y aprovechando que la nubosidad está muy alta y que quizás se trate de la zona de mejor meteorología,  foqueamos  en dirección sudeste por suaves campas cada vez con más nieve que aparece variada: costra y polvo.

Erata Norte desde el altiplano. 

            Hay que superar, a pesar de todo, un par de resaltes con nieve pelín dura antes de alcanzar la rampa medianamente inclinada que defiende el altiplano del pico, aprovechando que incluso ha salido un poco el sol.

El viento ha desenterrado la nieve vieja que está muy dura.

            Alcanzamos el altiplano en la zona de la Punta Norte a la vez que comenzamos a notar tanto visualmente en la nieve como realmente en nuestros cuerpos los efectos del viento que sopla con ganas acercándonos las ventiscas que se descuelgan Valle de Tena abajo.

Erata desde San Benito.

            El tránsito de punta a punta es un mano a mano con el viento que termina por enfriarnos avanzando sobre la vieja y dura nieve que el viento ha dejado al descubierto.

San Benito de Erata nos ofrece protección para el viento.

            En la Cima de Erata  a 2003 metros de altitud no perdemos tiempo, Juan se marcha hacia la Ermita de San Benito prosiguiendo arista adelante hacia el sur en suave descenso mientras que yo me quedo a quitar pieles mientras llega mi chica. El vendaval hace difíciles las maniobras.

El inicio del descenso desde San benito está ventilado.

            Bajamos hasta San  Benito con el objetivo de alcanzar algo de abrigo del viento, cosa que conseguimos pero no podemos ni debemos quedarnos puesto que las nieblas se nos están echando encima.

Hacia Pelupín en la Arista Oeste de Erata. 

            Hacemos algunas fotos, terminamos la transición que habíamos comenzado en la Cima de Erata y cinco minutos después continuamos con   el descenso de la arista sur.

Oturia con permiso de las nieblas desde Pelupín.

            La nieve venteada, algo dura, se baja bastante bien con algún enganchón en nieve costra. La loma subsiguiente, orientada al oeste, requiere de un par de breves remontes que hacemos sin soltar taloneras utilizando la nieve polvo que tachona la loma  hasta alcanzar Punta Pelupín acotada a 1834 metros de altitud. Desde allí faldeamos la loma en busca de la depresión en la que iniciaremos el descenso de las Canalizas.

Allá se queda Erata. Parece que las nieblas han sido momentáneas. 

            La nieve sigue variada pero la costra desaparece prácticamente y tan pronto como nos orientamos al norte. Iniciando el descenso comenzamos el disfrute de la nieve polvo que, entre pinos, rellena la ladera.
Esquiando entre pinos en las Canalizas. 

Palas agradables aunque cortas bajando de Erata. 

            El descenso es agradable aunque corto y lo disfrutamos con permiso de las nieblas que se han  disipado dejándonos un rato de lo mejor de la mañana. Rampa a rampa, entre pinos, nos llegamos a la Cabaña  de las Canalizas donde nos detenemos al sol a echar un bocado. Son las doce y cuarto.

En la Caseta de las Canalizas.

            Poco después, una decena de metros más abajo tomamos la pista que cubierta de nieve llanea brevemente hasta el Barranco de Espierre.

Deslizando por la pista hacia el Barranco de Espierre.

            En el barranco la nieve se corta y cargamos los esquís en la mochila para recorrerla al encuentro de la pista principal. Es la una menos  cuarto.

El porteo de vuelta algo más corto que el de la ida.

            Primero remontamos unos metros para iniciar el descenso hasta la Ermita de San Juan, casi media hora pero menos que si hubiéramos vuelto por el camino recorrido en el ascenso. De allí para abajo y a ritmo de charla emplearemos casi otra media hora para llegarnos al coche cosa que haremos alrededor de la una y media pasada.

Adiós a la Oeste de Erata con la nieve muy alta.

            Nuestra circular ha sido de  800 metros de desnivel acumulado contra el reloj de un empeoramiento del tiempo que ha amenazado muy pronto pero que aquí en el Sobrepuerto  se ha disipado con un pequeño episodio de arco iris.                                                                                                                                 
Para ver más fotos.                                                                                                                         

20 mar. 2018

ENCICLOPEDIA BOTANICA DE NUESTRO ENTORNO. 5. FRESNO COMUN.



FRESNO COMUN.


Fresno en Primavera.

N. Científico: Fraxinus excelsior.
N. Aragonés: Fragin.
Familia: Oleáceas.
Localización:
Parques, jardines y setos natyurales.
Descripción general:
Arbol de hoja caduca, de talla media pudiendo alcanzar los 25 metros de altura, con tronco grueso y corto, de copa redondeada y con hojas compuestas de un número impar de foliolos.
Características:
*Especie forestal y también de jardinería que presenta algunas variaciones estacionales          que pueden facilitar su reconocimiento, especialmente en atención a las hojas, aunque su diferenciación con otros de la misma especie es algo complicada.


 Raices de Fresno.

*Arbol de raíces fasciculadas a partir de un vástago central muy potente que penetra en la tierra profundamente.


Tallo de fresno adulto.

*El tronco es único, columnar, corto y grueso, de corteza verde grisácea, que se resquebraja y oscurece en ejemplares añosos.


Ramas de fresno común.

*Las ramas suelen ser numerosas, bastante erguidas, algo delgadas, y bastante quebradizas.
*La copa suele aparecer entre oval y redondeada debido al uso que se hace de sus ramas.


Hojas de fresno en ramilla.

*Las hojas que son caedizas, se insertan opuestas en la ramilla sin peciolo, en número de  3 a 13 foliolos (imparimpinnadas), de forma lanceolada con el borde aserrado, de caras lampiñas y que se unen a un rabillo común.


Flores de fresno.

*Especie tanto monoica como hermafrodita con flores carentes de cáliz, pétalos y sépalos, muy precoces y que forman ramilletes opuestos.


Ejemplar en Verano.

*Los frutos presentan forma de sámara, puesto que disponen de un ala membranosa de entre 2 y 4 centímetros de longitud que facilita su diseminación, son de color pardo amarillento, aparecen en manojos. Y permanecen en el árbol hasta la primavera siguiente.


Semillas en sámaras.

*Las semillas son unos aquenios alados de pequeño tamaño situado en uno de los extremos del fruto.


Fresno común con orugas.

*Florece al inicio de la primavera e incluso un poco antes si el invierno lo permite, madurando sus frutos a finales del verano.


Ejemplar otoñal de fresno común.

*Es una planta de interés forestal que también tiene uso ornamental.


Yemas y flores.

*De origen no muy claro, se puede ver en Europa mediterránea y sus proximidades, siendo sustituido por otra especie de la familia, el Fresno de  de Hoja Estrecha. En España es especie limitada a la zona mediterránea. En Aragón penetra hasta los valles abrigados del Pirineo. Es frecuente su presencia en los bordes de cursos de agua e incluso en zonas con suelos frescos pero no encharcados. Su reconocimiento es  relativamente sencillo gracias a las hojas y los frutos, otra cosa más complicada es su identificación dentro de las especies de los fresnos ya que se hibridan con cierta facilidad.


 Conjunto.

*Su madera es resistente y elástica, soportando bien los golpes.  Fácil de trabajar se utiliza en carpintería, en ebanistería, es un buen combustible y las ramas tiernas se han empleado como alimento fresco para el ganado, actividad conocida como ramoneo, lo que confiere al ejemplar una especial estampa: grueso tronco coronado de una corona de ramas jóvenes y delgadas.


Fresno en Invierno.

Bibliografía: Guía Incafo pág. 745, Guía Oleg Polunin pág.360. Plantas Madicinales del Pirineo Aragonés pág 106.