31 mar. 2019

27-19. RINCON DEL CIELO Y COGULLA EN CIRCULAR DE ALIÑO. 29-3-2019.

Cogulla desde el Rincón del Cielo. 

Aparcmiento del Molino, Pllanes, Labert, Rincón del Cielo, Cogulla, Collado de Gallinero y Cota 2000.
29-03-2019.
Salida 09:30 h. Llegada 13:15 h.
Nublado.
Muy fácil.
Esquí de Montaña.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Cerler procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Contemplando el panorama desde el Pico Cerler tenemos que improvisar ya que Estibafreda  no es una opción para los esquís. La nieve está muy alta en el Valle de Benasque  y como que lo tenemos aquí en la mano podemos dar una vuelta por la parte este de la estación. Nunca hemos estado en Cogulla.


Por la zona arbolada este señalizada la Pista de Esquimo a Cerler. 

            Pasamos una dilatada y agradable noche en la furgo, aparcada en el Molino de Cerler a 1500 metros de altitud y sin prisas nos levantamos al 29 de Marzo de 2019 a las ocho y cuarto. A media noche se han acostado también las estrellas y disponemos de una mañana inesperadamente nubosa que nos deja una temperatura de 4 grados: estupenda, pero la ausencia de sol la ha mutilado un poco.


¡Solos en Cerler!

            Son las nueve y media cuando comenzamos a foquear en dirección sur por los Pllanes. Es más temprano que ayer y hay todavía menos esquiadores de tal forma que si no viéramos la silla en movimiento podríamos creer que la estación estaba cerrada.


Se nos va a hacer miedo subiendo tan solos por Labert.

            La nieve se ha humedecido bastante  y el foqueo fuera de pistas es un poco más agradable que ayer. De cualquier forma, y con nuestro discreto y persistente foqueo en poco más de media hora alcanzamos la Cota 1800 y desde el pequeño rellano, pasamos  junto a la silla y tomamos la Orilla Este de la Pista Labert.


Es tan amplia Labert que sus fuera pistas parecen pistas. 

            Se trata de una pista rectilínea, orientada al sur-sudoeste y tan amplia que a ambas orillas hay unos fuera pistas que son más anchos  muchos tramos de algunas pistas.
            Intentaremos subir la larga pista por fuera de la misma y con la intención de no cruzarla aunque se empine algo ponemos cuchillas y amén.


En el rellano en el que se bifurca Labert.

            Resulta un poco aburrido foquear una línea recta y muy uniforme  pero tenemos 500 metros de desnivel por delante y habrá que subirlos prácticamente en soledad y no solo por la enorme anchura de la pista sino porque tan solo de cuando en cuando gotea  perdido algún esquiador.


Hacia Labert I.

            La primera tramada finaliza junto a la balsa de agua que dejamos a nuestra izquierda para alcanzar un todavía más amplio rellano inclinado en el que se bifurcan las pistas, lugar en el que aprovechamos para atravesarlo y proseguir por la parte este en la que está instalado el Easypark. No hay ni un solo esquiador y los servidores de la zona están aburridos como indios en una convención de vaqueros.


Una transición en el Rincón del Cielo que podríamos haber evitado.

            El descansillo se vuelve a inclinar poco a poco y ante una amplia posibilidad de elecciones tomamos la más sencilla y consistente en seguir orientados por la silla que ha arrancado con la pista y que nos ha de llevar a nuestro primer objetivo que es el Rincón del Cielo, dejando a nuestra derecha la opción de la pista más occidental.


Faldeando la loma que une el Rincón del Cielo con Cogulla. 

            Lugar tan amplio está sobradamente ventilado y la mañana ha pasado de ser cálida a frescucha y arriba, cuando lleguemos a la Cima del Rincón del Cielo o Punta Labert II, mira que originales,  situados a 2322 metros de altitud es descaradamente fría muy nubosa y algo ventosa; vamos, que no tiene nada que ver no con ayer ni con este Marzo que se despide ya.


Por lo blanco hacia Cogulla. 

            Son las once, allí está el banco del Mirador pero el cielo no está para contemplaciones ni el día para muchas pamplinas no por la temperatura sino por la falta de adecuación de nuestros chips particulares tan amanerados.
            Quitamos pieles pues habrá que faldear las amplias lomas que se suceden hacia Cogulla, completamente peladas como vimos ayer y para ello disponemos de algunas pistas que van a evitarnos el porteo.


Remontando la Roja de Royero, Rincón del Cielo al fondo. 

            Descendemos un poco la pista de la Liebre que desciende ligeramente al sudeste  y antes de que se vaya un poco más abajo tomamos la  Royero  y tras poner de nuevo pieles iniciamos el remonte.


Cogulla y Rincón del Cielo el día anterior desde Cerler. 

            Poco más adelante espera Juan al fresco de la mañana ya que él se ha marchado buscando neveros con su candil a través de las lomas. Un remonte de poco más de 100 metros nos deposita en el Final de la Silla Cogulla y unos metros pelados de nieve y detrás está la poco agraciada Cima de Cogulla situada a 2387 metros de altitud, rodeada de antenas de telecomunicaciones y a la que llegamos tras dejar los esquís. Son las doce.


Foto de Cima en Cogulla con Urmella detrás.

            Una foto sin paisaje, un bocado al abrigo que nos propicia una caseta de servicio de las antenas y un cafetito caliente es suficiente, comeremos abajo pues aquí no apetece demorarse ni tampoco lo necesitamos.


Pico Cerler bajando de Cogulla. 

            Luego bajamos a por los esquís, quitamos y recogemos pieles y nos vamos para abajo hacia el oeste para conocer un poco y continuar con nuestra circular.
            Descenderemos por la Pista Barranco con poca visibilidad pues las nieblas se nos echan encima mientras que Juan ataja, nos encontraremos en la Cota 2000.


Un pequeño levante nos permite entrever el Gallinero. 

            Llegados al Collado de gallinero nos asomamos hacia el Ampriu que no tendrá ni una veintena de coches aparcados y continuamos descendiendo en dirección sur.


Quiere nevusquiar un poco debajo del Collado de Gallinero. 

            La nieve está muy bien pero la visibilidad disminuye bastante hasta el punto de empezar a caer algún copo, “bolisnear” pero enseguida perdemos altitud y dejamos la nube más alta.


Cerca de la Cota 2000 aclara.

            En la Cota 2000 nos reunimos y nos bajamos directamente  a la furgo  para llegar a la una y cuarto rematando nuestra circular de aliño en la que hemos movido un desnivel de alrededor de 950 metros.


Aprovechando los últimos giros decentes bajando al Molino. 

            Parece ser que la nubosidad anunciada ha sido un poco más severa de lo previsto pero nos da la impresión de que o cambia mucho la cosa o vamos a seguir en seco pues no ha ido más allá de un enfriamiento normal de las temperaturas nocturnas. Dicen que en el finde larán, larán.
            De vuelta a casa aparece el sol entre nubosidad dispersísima.
   
Para ver más fotos.

30 mar. 2019

26-19.PICO CERLER DESDE EL MOLINO. 28-3-2019.


Casquete Somital Este de Cerler desde la Silla Sarrau.

Aparcamiento del Molino, Cota 2000, Collado del Gallinero y Arista Sur.
28-03-2019.
Salida 10:15 h. Llegada 16 h.
Sol.
Fácil.
Esquí de montaña.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Cerler procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Llevamos un montón de años que queremos subir al Pico Cerler pues no hemos estado nunca y con tal motivo y algún otro nos vamos a Benasque con Juanillo pues entre unas cosas y este mes no hemos compartido gran cosa.

Comenzamos a foquear en el Molino con poca nieve y de cañones.

            El Pico Cerler tiene que tener unas buenas vistas y nos puede servir para visualizar la Zona de Ardonés a la que queremos ir.

La Sudeste de Cerler. No llegaremos con los esquís puestos.

            El 28 de Marzo de 2019 anuncian buen tiempo, las temperaturas nocturnas han bajado algo, ha hecho bastante viento y el rehielo está bien asegurado por lo que no tenemos prisa y son las diez de la mañana cuando aparcamos en el Molino de Cerler a 1500 metros de altitud.

No sabemos que mañana subiremos por Labert al Rincón del Cielo. 

            Salidos del Congosto del Ventamillo nos queda bien clara la idea de que hay menos nieve hacia Benasque que en el resto del Pirineo Central y Occidental, lo que ya es decir y aquí en el Molino solamente queda la nieve de los cañones por lo que se presume una jornada de pistas. Fuera es imposible si no es de los dos mil y muchos para arriba y en según qué orientaciones.

La Zona de Robellons es encantadora. 

            En el aparcamiento hay poquísimos coches y por la Pista de los Pllanes foqueamos solos. Unicamente de cuando en cuando baja algún esquiador desperdigado. A nuestra derecha, vamos ascendiendo en dirección sur, localizamos las balizas rojas de la Pista de Esquimo al Pico Cerler pero serán útiles con nieve. Hoy se podría hacer una de senderismo sin miedo a mojarse los pies.

En el fondo el Gallinero con poca nieve. 

            Pasados los 1800 metros de altitud abandonamos la pista y nos vamos a dar un garbeo por la Zona de Robellons, unas deliciosas pistas entre pinos donde se disfruta de una delicada tranquilidad que hoy no es preciso buscar.

En el Collado del Gallinero. 

            En absoluta soledad alcanzamos el Rellano de Cota 2000 y mientras Juan se sube por el Tubo del Barranco nosotros lo haremos por Barranco para reunirnos al final del mismo.

Con las Maladetas.


            Poco después y bajo el Collado del Gallinero  nos sentamos a echar un bocado y un café al delicioso sol de la mañana. Estamos sobre los 2256 metros de altitud.

Foqueando mientras se pueda hacia Cerler. 

            Media hora después, serán las doce y media, atajando la llegada al collado tomamos la Pista Sarrau que en dirección norte y en suavísimo ascenso nos deposita en la Llegada de la Silla Sarrau a 2325 metros de altitud. La silla que sube desde el Ampriu está cerrada lo que nos dice que incluso la Zona de la Olla está falta de nieve.

Una de las balizas de esquimo hacia Cerler.

            Desde allí contemplamos la desoladora estampa del Casquete Somital de Cerler  vestido de pedregal descarnado y aprovechando la nieve pisada de la Pista Solana nos bajamos una cuarentena de metros hasta el collado del que arranca la pala final del pico.

En el tramo final a la Cima del Pico Cerler. 

            Todavía remontaremos algunos metros entre pinos salvando cortes y tras dejar los esquís al sol continuamos pedregal arriba aprovechando alguna diminuta mancha de nieve que facilita la progresión con las incómodas botas de plástico.

Foto de Cima en Cerler. 

            La alargada loma cimera mantiene un tramo inicial con un  nevero residual que aprovechamos y prácticamente de llano nos llegaremos hasta el extremo norte en el que se encuentra la Cima del Pico Cerler o Saullé situado a 2409 metros de altitud. Es la una y cuarto.

Cogulla y Rincón del Cielo nuestro tajo de mañana sin saberlo desde la Cima de Cerler.

            La cima tiene unas vistas inimaginables: Turbón, Cotiella, Eristes, Espadas-Posets Aneto- Maladeta, Ballivierna, Castanesa, Cibollés, Gallinero… y nos hartamos de hacer fotos.

No tenemos demasiada prisa y al solecillo se está de vicio en Cerler.

            El Aparcamiento del Ampriu está absolutamente vacío y los tramos visibles de la Pista de Ardonés no tienen nada, pero lo que se dice nada de nieve, el Barranco Ubago no es visible pero los de Ardonés, Clotet y Mascarda la tienen colgada  en el infinito y los cortes de la cabecera son mayores que los neveros, con lo que nos despedimos de nuestro proyecto para mañana y tendremos que improvisar algo.

El Ampriu todavía guarda algo de nieve visto desde Cerler. 

            El Gallinero tiene mucha roca y como mal menor la Zona de Cogulla al menos tiene bastantes pistas con nieve para poder moverte por allí. La zona del Collado de Basibé solamente guarda nieve en la zona acostada al sur pues Castanesa está de verano.

En el tramo de loma nevada del Pico Cerler. 

            Estamos un buen rato sobre el enorme pedregal cimero rumiando nuestra pequeña decepción que de alguna manera esperábamos  y media hora después desandamos camino en busca de esquís y raquetas. Con ellos remontaremos hasta la prominencia de las sillas y nos sentaremos a comer junto a la caseta de la silla parada; mientras contaremos los cuatro gatos que llegan durante la media hora de nuestra comida. Casi nos sobrarán dedos con los de las manos.

El Tubo está cerrado pero...

            Alrededor de las tres nos montamos en los esquís y nos vamos a pistear por donde hemos subido hasta la entrada del Tubo que está cerrado. La nieve medio soleada está allá que allá, hay bastante piedra emergente y hay que esquiarlo con bastante cuidado. Un resalte de hielo entre rocas nos obligará a escaletearlo con mucho cuidado pero en su conjunto será de lo poco interesante que haya tenido la jornada.

Hay que esquiar el Tubo con mucho cuidado. 

            Luego, pistas abajo nos llegaremos al Molino merced y gracia a los cañones, pues sin ellos ya no quedaría ninguna pista de esquí en este Pirineo y todavía queremos ampliar estaciones... anda, hazlo tú que yo me muero de la risa. Pero maldita la risa: tres cuartas partes al menos de las pistas tienen cañones; esa nieve sale a precio de oro y agua cada vez más escasa incluso en el Pirineo pero no hay problema para que cuatro listos hagan su negocio: otra ronda que paga el pueblo soberano.

Saliendo del Tubo. 

            ¿Se han enterado ustedes que la temporada de nieve, que por estos pagos no es precisamente larga, pierde aproximadamente una semana por año en condiciones meteorológicas normales?¿Tenemos  suficiente cerebro para evaluar seriamente la situación que estamos padeciendo en esta temporada sin ser especialmente mala para la nieve?¿Solamente es mala para la nieve?

Flores de Sauce Cabruno en Cerler.

            Hoy han sido 900 metros sobre “nieve” quizás mañana se pueda hacer algo similar pero aprovechen señores que esta copa que hoy nos parece gratis mañana quizás ni la podamos pagar. ¡Joder que mes de Marzo nos ha hecho!
           

29 mar. 2019

25-19. PEÑA BLANCA CANAL ROYA POR LA ARISTA. 27-3-2019.


Acercándonos a Peña Blanca.

Aparcamiento de Aneu, Centro Pastoral, Hount de la Glere, Peña Blanca, Arista, Canal Roya, Col Houer, Gradillere y Aparacamiento de Aneu.
27-03-2019.
Salida 09:45 h. Llegada 14:30 h.
Sol.
Fácil.
Esquí de montaña.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Peñ Blanca-Canal Roya procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            A Peña Blanca y no digamos a Canal Roya subimos casi todos los años con los esquís pero en esta ocasión trataremos de recorrer la arista que une estas cimas haciendo una circular.

El Valle de Aneu al sol de la mañana.

            Son las diez menos cuarto de la mañana  cuando llegamos al Valle de Aneu, aparcamos junto a la Cabaña Arraille y nos calzamos los esquís tras llevarlos en la mano hasta cruzar el barranco por el puente de hormigón a 1710 metros de altitud  ya que el de nieve ha desaparecido del sábado a hoy miércoles 27 de Marzo de 2019.

La Pared de Aneu o Hount de la Glere que es la que nos interesa.

            Ha habido un rehielo importante como esperábamos y por ello no tenemos prisa a la espera de que el sol vaya haciendo su faena. Entre tanto, foqueamos pasando junto al Centro Pastoral y proseguimos valle arriba en dirección oeste.

Entrando en la Pared del Circo Colgado de Aneu.

            La pared que defiende el Circo Colgado de Aneu entre el Pico de Aneu y la Peña de la Glera no nos gusta. Orientada prácticamente al norte siempre la hemos pillado dura ya que la insolación que recibe es muy sesgada. Hoy mientras aparcábamos, la vemos parcialmente soleada pero no nos fiamos pues corre un  pelín de viento y eso no favorece.

Las rampas inferiores de la pared son suaves y tienen muy buena nieve.

            Se puede hacer la circular en cualquiera de los dos sentidos pero elegimos el de las agujas del reloj para chuparnos la pared en ascenso y bajar de Canal Roya cuando la nieve se haya reblandecido.

Entrando al Circo Colgado de Aneu la pendiente suaviza. 

            Tras los dos suavísimos resaltes inferiores del valle nos acercamos al barranco para cruzarlo sin problemas pues está completamente relleno de nieve y comenzar suavemente  el ascenso de la pared.

Los socios enfilados con la Peña de la Glera y el Midi.

            Giramos un poco al sur y remontamos las primeras rampas más soleadas mientras contemplamos a un par de grupos que llevamos por delante. Hay algunas huellas pero son viejas y no son demasiado notorias pero las seguimos a pesar de que no suponen gran ayuda.

En la Rampa Cimera de Peña Blanca. 

            En un pequeño descansillo por debajo de la zona más erguida de la pared ponemos cuchillas y continuamos ascendiendo la Hount de la Glere con una nieve que está dura ya en esta pendiente. Zeta tras zeta practicadas con vueltas maría ganamos altura en la pared y en algunos momentos tenemos la tentación de pasar a crampones pero tras algunos cortos tramos de “culo preto”  la pendiente se suaviza y nos permite superar el Cierre del Circo Colgado de Aneu sobre los 2200 metros de altitud.

Cargamos esquís en la Cima de Peña Blanca y marchamos hacia el oeste.

            Desde allí contemplamos la arista que une el Pico de Aneu con Peña Blanca aunque todavía no veamos a esta última. Cierra el circo la Pene Mahourat y al oeste la esbelta Pene de la Glere que nos ha guiado en todo momento completamente limpia de nieve.

Primer resalte de la arista vestida de nieve. 

            Unas rampas suaves y con nieve mucho más amable nos acercan  ascendiendo un poco al sudoeste hacia Peña Blanca que se hace visible con una importante mancha de tierra en la cara este.
            Nos alargamos hasta la arista que alcanzaremos en su collado sudeste y luego con una diagonal primero por la misma y luego por la cara este alcanzamos la Cima de Peña Blanca situada a 2345 metros de altitud.

Peña Blanca coronando el primer resalte de la arista. 

            La cima está pelada y ventilada. Los dos grupos que llevábamos delante se marchan para abajo uno de tras del otro y nosotros buscamos un lugar limpio de nieve y abrigado del viento que ha venido a nosotros en las inmediaciones del collado y nos sentamos a echar un bocado tras abrigarnos. Son las doce menos cuarto.

La arista que nos queda hasta Canal Roya.

            Luego cargamos los esquís en la mochila e iniciamos la arista en dirección oeste con destino en Canal Roya.

Dejando atrás el resalte rocoso de la Arista Peña Blanca Canal Roya. 

            El primer descenso tiene poca nieve pero con los crampones pues de cine. Peor será el descenso del segundo promontorio que está completamente limpio de nieve y no es demasiado cómodo recorrerlo con los crampones puestos.

Una prominencia nevada y detrás Canal Roya. 

            Más allá la arista se allana y se viste de nieve pudiéndose recorrer con los esquís pero andar poniendo y quitándolos no merece la pena. La verdad es que hay bastantes huellas de botas pero pocas y viejas en las inmediaciones de Canal Roya.

Coronando un promontorio nevado.

            El tramo final de la arista está bellamente nevado y con algunas pequeñas cornisas más fotogénicas que peligrosas y en tres cuartos de hora nos la liquidamos.

Casquete Somital Este de Canal Roya y sus clásicas cornisas. 

            A la una estamos solos en la Cima de Canal Roya a 2348 metros de altitud. El viento ha cesado prácticamente y la transición es agradable. Diez minutos después iniciamos el descenso.

Foto de Cima en Canal Roya. 

            El descenso hasta el Col de Houer, orientado al norte está duró  pero completamente cubierto de nieve es un placer pues la pendiente es muy suave. Por debajo del collado y en el abrigo del mismo, la nieve primavera está deliciosa pero en seguida se endurece un poco aunque sigue estando bien.

La nieve orientada al norte tiene la dureza justa a la pendiente.

            En un pelado por encima del Rellano de la Gradillera nos sentamos a comer. Es un lugar abrigado y soleado

Nieve primavera en los lugares abrigados.

            Media hora después continuamos disfrutando de una nieve que se está transformando todavía pero que se esquía muy bien con el cuidado de no pillar las huellas viejas del sombrío de la Peña de la Glera.

Las temperaturas se han llevado una buena parte de la nieve orientada al sur. 

            Por debajo de la Gradillera, la nieve vuelve a estar primavera y sin más nos llegamos al barranco en el que limpiaremos los esquís y seguidamente nos subimos al coche. Son las dos y media cuando nos llegamos al coche liquidando la circular en la que hemos acumulado un desnivel de 750 metros. Recogemos bártulos y nos volvemos a casa. Hay que preparar la furgo pues para mañana tenemos programa.