9 oct. 1994

12-94. PALA ALCANIZ CUANDO NO SE LE LLAMABA PUNTA O PICO BUCUESA. 9-10-1994.



Pala Alcaníz desde el Ibón de Bucuesa. 


Pista de Lana Mayor, Canal del Pan, Ibón de Bucuesa, Cara y Arista Oeste.
09-10-1994.
Salida 10 h. Llegada 16:30 h.
Mixto.
Fácil.
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Biola y Mariano Javierre.

Mapa de la Pala de Alcañiz procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            La Pala Alcañiz es uno de esos picos que casi nadie conoce, salvo algunos “estudiosos” de la Alpina y los autóctonos, y al que casi nadie ha subido.
            Se ve desde Sabiñánigo junto a la Peña Nevera asomándose a los Circos de Ip y Bucuesa no aparentando ser más que un pico romo, inclinado hacia el este en el final del Valle de Acumuer.
            Corría el año 92 cuando preparándonos para los Alpes, decidimos subir a hacer el Circo de Ip cresteando e incluyendo incluso la Pala, pero el tiempo malogra el asunto y nos tenemos que conformar con hacer hasta Punta Escarra.
            Otro día consultando el Mapa de la Alpina en relación con la Sierra de la Partacua que conocíamos como de Telera nos encontramos la sorpresa: “Anda, pues si viene descrita y representada la ascensión.”
            Llega el extraño Puente del Pilar 94 y tras hacerse polvo el asunto de la Brecha de Rolando y previendo que las predicciones serían mejor que la realidad, decidimos marchar el domingo 9 de Octubre.
            Será la última pista que hagamos con nuestro sufrido R-9. No es que fuera el mejor coche del mundo pero nos ha dado un resultado envidiable a pesar de que no era mucho más que una “lata”, pero la lata nos ha llevado por cualquier pista, lo hemos cargado a reventar y el año pasado sin ir más lejos  nos llevó tirando de la caravana hasta Viena. Ahora la verdad es que me presionaba mucho mentalmente pues estaba muy machacado y había que meterle una buena mano. ¡Lo que habíamos hecho en diez años con este coche!

Circo de Bucuesa desde Lana Mayor. 27-6-07.

            Hace poco más de un mes subimos la pista hasta el Ibón de Piedrafita y hoy le va a tocar hasta el final y con el radiador hecho polvo. Nos levantamos a las ocho y cuarto, la mañana está a medias y a las nueve estamos en el coche.
            La carretera hasta Piedrafita se hace corta y la pista a partir de allí estaba y está buena a pesar de las últimas lluvias. Pasamos junto al Ibón de Piedrafita y continuamos circo adelante por una pista divina al encuentro del Refugio Alto, esperando que se estropee en cualquier momento, cosa que no sucederá hasta casi el  lugar en el que afloran algunas piedras redondeadas y tres grandes baches hechos por el agua que se queda dentro de la misma. A pesar de ello nos quedamos a 30 metros del inicio de nuestro camino sobre el praderío señalado con un hito.
            Damos la vuelta al coche, nos calzamos y a las diez nos echamos las mochilas al hombro y salimos puerto arriba en dirección oeste tras una pareja que nos precede. Vamos transitando bajo los Paredones de Telera, ascendiendo levemente y acercándonos al cierre del circo mientras contemplamos la Cara Este de la Pala de Alcañiz a la que vamos.

Entrada a la canal del pan desde la pedrera. 17-11-07.

            A buen ritmo nos acercamos a los que nos preceden alcanzándolos en la pedrera. Charlamos un momento y toman la delantera a la entrada del corredor. Tras ellos en la Canal del Pan somos consecuentemente apedreados. Juntos arriba nos vamos hasta la fuente a la orilla de Ibón de Bucuesa. Son las once y veinte.

Laja Inferior de la Canal del Pan. 27-6-07.

             La mañana se está estropeando, las nubes están perdiendo altitud y bajan ya hasta los 2800 metros al paso que se va cerrando el horizonte sur. Tomamos agua en la fuente con rana incorporada y quince minutos después nos vamos  adelante. Los navarros saldrán después hacia el Collado de Ip y ya no nos volveremos a ver.

Amplitud de la Canal del Pan. 17-11-07.

            Desde los 2125 metros de altitud a los que se encuentra la cubeta del ibón, la  atravesamos en dirección sudoeste para irnos a ganar altura en un circo formado entre la Peña Nevera y la Pala Alcañiz por terrenos que desconocemos utilizando el praderío situado en la parte norte del mismo.

Vertiente Este de Nevera y Cuchillares.1-10-06.

            Una vira amplia rompe los paredones inferiores de la Pala encumbrándose muy arriba pero la ruta dice de llegar hasta el collado con los Cuchillares y continuar por la cresta sur; así que, seguimos adelante en busca de algo apetecible hacia el norte ya que las brechas que aparecen hacia el oeste son claramente desechables: la situada al sur por estar muy próxima a la Peña Nevera y la otra por el mal acceso que tiene, además de los paredones subsiguientes en dirección norte que tendría que ser nuestra continuación.

Llegando a la brecha entre Cuchillares y Alcañiz. 1-7-13.

            Viramos un poco al norte y enseguida encontramos hitos que nos conducen directamente hacia la cima. El praderío al que le han salido piedras calizas va a desaparecer para convertirse  en un pedregal bastante pendiente, en tanto que nos vamos aproximando a la cresta defendida por unas repisas escalonadas que hay que trepar aunque no opongan demasiada dificultad.

Desde la Arista Sudoeste de la Pala Alcañiz. 1-7-13.

            El viento nos anuncia la presencia próxima del collado y enseguida y desde allí se nos presenta todo el Circo de Ip desde la Moleta a Collarada.
            La vía, suave y amplia continúa por el oeste de la cresta permitiendo por cualquier parte aproximarnos al casquete somital del pico.

Cuchillares y Nevera desde la Pala Alcañiz. 7-7-01.

            En la base del mismo aparecen de nuevo los hitos que habíamos perdido en el collado y que nos llevarán a contornear el pico por su cara este como forma de salvar las paredes que de oeste a norte defienden la cima.

Hombro de escarra y Escarra desde la Pala Alcañiz. 

            Tomamos casi la cresta norte y ya fácilmente alcanzamos la cima, no sin antes dar alguna que otra vuelta ya que está abierta y convertida en un auténtico caos de grietas. Es la una menos diez cuando llegamos a la Cima de la Pala de Alcañiz a 2763 metros de altitud: no hay ni siquiera hito cimero.

Retona desde la Pala de Alcañiz. 

            El viento quiere molestar, las nubes van tomando cuerpo y las nieblas limitan el paisaje. Hacemos unas fotos y un cuarto de hora después nos vamos para abajo.

Bajando la este del Pico Bucuesa. 1-7-13.

            Iniciamos el descenso sin contornear bajando directos al principio y en dirección este hasta alcanzar la base del casquete somital para continuar descendiendo luego el camino en la cresta sur pero enseguida la abandonamos y nos vamos en busca de la amplia vira que hemos visto subiendo. La pared está muy escalonada y se puede transitar casi por cualquier parte que no te conduzca sobre los paredones inferiores de la cara este.

La vira utilizada en nuestro ascenso. 1-7-13.

            No alcanzamos la vira que buscamos pero sin problemas tomamos el amplio corredor que nos depositará en el praderío inferior por una ruta muy pendiente pero perfectamente transitable.

El corredor de descenso visto desde arriba. 1-7-13.

            Poco después ganaremos la Cubeta del Ibón de Bucuesa junto con las primeras gotas. Cogemos agua en la fuente cuando son las tres menos veinte y nos vamos a bajar la Canal del Pan para buscar abrigo en la parte inferior de la misma y pararnos a comer.

Ibón de Bucuesa desde el nordeste. 27-6-07.

            Son las tres de la tarde cuando al abrigo de un extraplomo nos paramos a comer. Llueve fino y parece que el asunto puede ir para largo.
            Media hora después reemprendemos el descenso por la pedrera y luego a través de la pradera y bajo una lluvia que no va a más de momento.

La Fuente de Bucuesa.27-6-07.

            El praderío se nos va sin darnos cuenta y una hora después estamos en el coche. Son las cuatro y media.
            Nos cambiamos de calzado, nos quitamos los anoraks mojados y sequitos nos metemos en el coche marchando para abajo relajadamente.
            Es una pena que Lorenzo no haya podido venir pues habría disfrutado, pero que le vamos a hacer, han sido alrededor de 1000 metros de desnivel que hubiera hecho perfectamente.
            Montados en el corcel de las  conversaciones intrascendentes hacemos la pista, que puede ser la última que nos lleve nuestro R-9, HU-5415-F, gris plateado, cuando va a cumplir diez años  y lleva 105000 kilómetros hechos.

            A las cinco y media nos deja en nuestra casa y todos tan tranquilos en medio de unas enormes Fiestas del Pilar que se avecinan pasadas por agua cuando todavía no hemos pisado el Puente de Sardas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.