24 ago. 1997

9-97. DEL COLLADO DE LA RIMALLA AL DE CORONAS, LA CRESTA DEL MEDIO. 24-8-1997.

La Cresta del Medio desde la Pared Este de Maladeta.

Pico Abadias, Collado Maldito, Corredor Norte del Pico Maldito, Cima Maldito, Punta Astorg  y Pico del Medio.

24-08-1997.

Salida 10:15 h. Llegada 14 h.

Mixto.

Algo difícil.

4 p.

1 d.

Ascensión.

Antonio y Sara Gros, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Maladeta procedente de Alpina. Vía en amarillo.
 
            Son las diez y cuarto de la mañana del 24 de Agosto de 1997 cuando de la Cima del Abadías a 3279 metros de altitud iniciamos el descenso en busca del glaciar, flanqueando la cara este del pico y  aprovechando viras, repisas y pequeños corredores sobre materiales inestables.

Bajando la Este de Abadías el Collado Maldito, el Gerndarme Schmidt-Endell, el Maldito y Astorg.
 
            Llega entonces al Collado Maldito una pareja que no sabemos lo que harán. Nosotros, entre tanto, alcanzamos el glaciar con nieve soleada y buena para caminarla, y espantados por el feo aspecto del acceso al Pico Maldito desde el collado, decidimos contornear la cresta por el glaciar y desde el Collado de Coronas, proseguir hacia aquí la actividad cuanto sea posible, ya que parece de esta forma más asequible; además de que los dos dientes de la Punta Astorg tienen un malísimo aspecto y  posiblemente no nos permitirán fácilmente el paso, cuando no nos lo impidan definitivamente.

            La pareja se está encordando. Yo tengo la tentación de hablar con ellos cuando pasamos unos 20 metros por debajo de ellos.

            -Oye, ¿y si fuéramos a hacer el pico por aquí?

            -Bueno, vamos a ver.

            -Me parece que no está mal el acceso.

            -No perdemos nada, y si está mal nos damos la vuelta y en paz.

            Se dirigen, y nos dirigimos para coincidir en el puente que permite salvar la rimaya. Son padre e hija. Charlamos mientras nos encordamos nosotros. El ya ha hecho la vía antes, nos dice que solamente tiene un rápel de tres metros.

            La entrada está complicada, se les resiste uno de los accesos ya que la nieve está muy baja; el año ha sido muy malo de nieve tanto abajo como en altitud.

La Cresta del Medio desde el Glaciar de Aneto. 12-5-15.
 
            Coincidimos en intentarlo un poco más a la derecha y hacer inmediatamente una travesía a nuestra izquierda por una vira que se adivina más que ve.

            Las primeras lajas lisas de granito requieren de unos pasos atléticos. Ya metidos en harina, Antonio  Gros lleva a su hija Sara de 14 años, que así se llaman; y yo llevo a Rosa  formando dos cordadas. Ellos suben asegurándose ortodoxamente, y nosotros, heterodoxos y autodidactas, prácticamente en ensamble: trepar no se nos da mal, decimos; escalar no es lo nuestro.

            A Sara le cuesta ponerse en marcha, luego comprobaremos que tiene un estilo elegante, de escaladora fina, pero va lenta lo que es muy normal.

Corredor de acceso directo a la Cresta del Medio en las inmediaciones del Maldito.
 
            Tras la travesía prevista, retornamos a la vía que queríamos abordar en principio y que se continúa con una canal estrecha, en la que Rosa se arrepiente por segunda vez pues la primera ya ha sido en el nevero. La canal es más larga de lo que nos parece en principio; se trata del tramo más característico y erguido de la vía, Tiene buenas presas, algún tramo fuerte y un bloque empotrado. El largo de cuerda no es difícil pero es vertical. Antonio insiste en dejarnos una vaga para que nos aseguremos. Vamos despacio, algo muy propio de la escalada.

            Luego vienen un par de corredores más suaves pero complicados debido fundamentalmente a la gran cantidad de materiales sueltos que hay en ellos. Alguna pedrada va para abajo pero no caen todas.

            Una travesía a nuestra derecha nos lleva a la arista. De allí para adelante algún tramo aéreo con atención y una pequeña canal nos depositan en la parte superior de una pequeña torre que pone fin a las hostilidades, de momento.

            Una pendiente suave nos lleva a la cima del Pico Maldito a 3350 metros de altitud. Hemos invertido una hora en subir 100 metros. Son las doce menos cuarto.

Bloque Cimero de Astorg desde la Cima del Maldito.
 
            Hacemos fotos, estamos contentos aunque la procesión nos va por dentro pues habrá algo así como un kilómetro de collado a collado y el tema puede resultar entretenido, aunque Antonio diga que luego es más fácil.

            Estamos arriba pero frente a nosotros están las complicaciones que veíamos desde abajo: la Punta Astorg.

            Hay que descender entre grandes bloques, contornear de forma fácil un par de torres, atravesar un vertical corredor en el flanco sur de la arista, contornear una torre más y alcanzar seguidamente el collado de separación entre el Maldito y la Punta Astorg.

Vertiente Sodoeste del Collado Maldito con Abadías y Maldito. 20-10-07.
 
            Antonio monta el rápel anunciado que hace Sara en primer lugar y luego Rosa en simple con péndulo incorporado que casi la planta en la Maladeta. Descendemos hasta un corredor en la cara norte con lo que el rápel es de casi 30 metros. Nosotros lo hacemos en doble terminando a mano.

            Hay una alternativa muchísimo más corta de 5 ó 6 metros, que va a parar a la cara sur y que parece ser que se trata de la que nos había anunciado, pero no se hace a pesar de nuestras insinuaciones. El asunto se nos lleva un buen rato.

El rápel de la Este de Punta Astorg.
 
            Un lío en nuestra cuerda nos obliga a perder un ratillo que emplearán nuestros compañeros en pasar a la cara sur. Subimos un corredor lleno de materiales sueltos, alcanzamos la cresta y pasamos a la cara sur tras ellos. Los encontramos contorneando un potente gendarme en sentido ascendente.

            Un paraje de bloques  a toda cresta y pequeños corredores un poco sobre la cara sur, nos conducen sin dificultad a la Punta Astorg, el punto culminante de la travesía a la Cresta del Medio con 3354 metros de altitud, lo que supone la tercera altura del Pirineo.

Punta Astorg desde el Pico del Medio.
 
            Hacemos una foto pero no disfrutamos la cima, ya que no siendo difícil la travesía hay que progresar continuamente con mucha atención y por tanto, lentamente. El terreno cambia a cada instante y en cualquier momento puede surgir cualquier dificultad por lo que constantemente te asaltan dudas acerca de la continuación.

            Hay nubes de evolución. Parece ser que se confirma el cambio de tiempo. Antonio habla por radio con alguno de sus amigos. Es la una del mediodía, echamos un trago.

De Aneto a Maladeta desde  Salvaguardia. 26-8-08.
 
            La continuación se hace pasando un par de dientes importantes para lo que seguimos trazas difusas de camino y algunas citas que dispersamente vamos encontrando, y que nos llevan a subir y bajar por corredores que en su parte superior están bastante limpios de basura.

Coronas, Cresta del Medio y Maladeta desde Aneto. 8-8-12.
 
            El segundo resulta más complicado que el primero obligándonos a trepar y destrepar bastante. Pasamos por su cima sin detenernos, el tiempo y la hora, sin preocupar demasiado, nos van empujando.

La Cresta del Medio desde la Cima de Maladeta.
 
            Desde la brecha de este diente, las dificultades se suavizan, la cresta se hace más amable y la continuación por la misma es menos irregular, con lo que avivamos el ritmo y alcanzamos el lomo rocoso que es el Pico del Medio con 3345 metros de altitud.

            Son las dos de la tarde y paramos a comer. Parece que las dificultades han terminado y charlamos distendidamente. Sara al final se decidirá a hacer los Picos de Coronas.

Puedes ver la Continuación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.