7 oct. 2012

56b-12. PICO DE LA LERA. 7-10-2012.

Collado y Pico de la Lera desde el nordeste.

Cima de la Capilla, Cota Intermedia y Arista Nordeste. Descenso al Puerto Nuevo de Pineta, Senda al fondo del Circo de Pineta y Pradera.

07-10-2012.

Salida 11 h. llegada 15 h.

Mixto.

Bastante fácil.

Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Lera procedente de Prames. Vía en amarillo.

            En la Cima del Pico de la capilla pasamos unos inservibles minutos sumidos en las nieblas sin siquiera la esperanza de que se disipen, se trata de un sólido estrato situado 150 metros por debajo de donde nos encontramos. Hacemos unas fotos de cima nos abrigamos un poco y ligeramente pasadas las once de la mañana abandonamos la cima.

            Si estamos a 2830 metros de altitud, no hemos podido ver la oquedad de la cara este de la que deviene el nombre del pico, hemos de bajar los alrededor de 200 metros que se nos han hecho largos subiendo pero ahora va a ser otra cosa, primero conocemos el camino y segundo bajar las pedrizas descompuestas no tiene nada que ver con subirlas.
 

            Sin prisa pero sin pausa desandamos camino con la ayuda de alguna cita que he hecho en la pedriza por precaución ante las nieblas y tras descender el tramo de arista firme, la brecha nos conduce en el último tramo de descenso en el límite inferior de las nieblas.
 
la Norte de la Cota Intermedia.


            La trepada del diedro de arranque resulta un  poco más fácil ya conocida y luego se trata de seguir trepando fácilmente en busca del faldeo que haremos fotocopiando el camino. Al final del faldeo y al abrigo de la pared nos sentamos a almorzar. Son las once y veinte.
 


            Las nieblas juguetean con el Casquete Somital del Pico de la Lera que tiene una cara nordeste abrupta aunque no parece difícil. También parece que pudiera faldearse por el sur en busca del Puerto Nuevo de Pineta. Además podríamos descender por el barranco que hemos subido utilizando las pedrizas y no la base de las paredes pero nuestro objetivo es la Cima de la Lera y en ello estamos cuando un cuarto de hora más tarde reanudamos el descenso.

            Enseguida nos llegamos al Collado de la Lera y afrontamos el ascenso de la Arista Nordeste, que es un tramo que no conocemos.

 
            La arista arranca muy tiesa y nos invita a faldear un poco por la noroeste en la que parece apreciarse algunas trazas de camino. Son unos pocos metros en descenso que evitan el inicio de la arista pero que nos depositan en medio de una pared que está absolutamente astillada. Recuperar la arista cuanto antes es lo mejor que se nos ocurre  y para ello empleamos una larga vira oblicua que llena de basura nos devuelve a la misma. Pero es tan poco segura que incluso la abandonamos antes de llegar a la arista para trepar unos metros erguidos y también descompuestos que nos saquen del desagradable tramo.
 

            Ya en la arista la roca mejora un poco y enseguida se arrellana bajo el casquete somital que se asciende utilizando un corredor amplio que, aunque con bastante basura, no ofrece ninguna dificultad.
 

            Van a ser las doce de la mañana cuando alcanzamos la Cima del Pico de la Lera situada a 2663 metros de altitud. Hacemos una foto, contemplamos los Paredones de la Nordeste del Forcarral medio limpios de nieblas momentáneamente y sin más proseguimos por la arista en descenso con la vista puesta en el Puerto Nuevo de Pineta casi 200 metros más abajo.
 
Puerto Nuevo de Pineta.

Forcarral.
 
            El descenso lo teníamos visto desde el Puerto y no es más que una sucesión de pedrizas más o menos patinables en la que se desarrollan una serie de eses ascendentes. Bajamos relajadamente y contemplando todo lo que las nieblas nos permiten ver del circo desde Forcarral a Pimene.
 

            En un cuarto de hora nos hacemos el descenso y recorremos el amplio Puerto Nuevo de Pineta en dirección ascendente hasta la base de los paredones del Forcarral donde hay un abrigo de piedras lleno de franceses.

            Charlamos un poco con uno de ellos que chapurrea el Español, le indicamos cómo está el tema hacia la Capilla y enseguida buscamos el camino de descenso que en parte conocemos ópticamente al menos. Vamos a hacer la bajada por donde pretendíamos hacer la subida.
 

            Se trata de tomar el camino que desciende un amplísimo corredor limitado por la Arista Sur del Pico Forcarral y por la Arista Sur-sudeste del Pico de la Lera. Nos tiene que depositar en el fondo del Circo de Pineta.
 
            El camino arranca pegado a la Cara Este del Forcarral para enseguida atravesar toda la pedrera hacia el este y proseguir para abajo en las proximidades de la arista que baja de la Lera hasta alcanzar el praderío que asciende hasta la misma y en el rellano surge bajo la enorme pedrera.
 

            Nosotros  comenzamos patinado un tramo corto de pedrera, atravesamos enseguida el camino y proseguimos patinando de frente para abajo. Unicamente variamos nuestra trayectoria para buscar tramos de pedriza más fina por la que resbalamos mejor. Nos bajaremos cómodamente alrededor de 300 metros hasta que el tamaño de las piedras se engrosa hasta llegar poco después a impedir el deslizamiento.

            Un corto tramo de descenso al paso nos deposita en el caos de bloques asentado sobre el praderío. Estaremos sobre los 2200 metros de altitud.

Retrospectiva al Puerto Nuevo de Pineta.
 
            Allí coincidimos con el camino que se ha venido al centro del corredor y nos vamos para abajo descendiendo un primer resalte  medianamente inclinado con una sucesión de eses.

            Más abajo el camino transita una loma medio pelada en la que hay postes de madera para balizar y que nos conducen a un resalte calizo en el que serpentea el camino sin ofrecer dificultad alguna Para seguirlo.
 

            Todavía hemos de superar el lugar donde termina la Arista Sur del Forcarral y bajar un resalte más para aproximarnos al fondo del Circo de Pineta en el que serpentea el camino.
 
Cascadas del Cinca en Pineta.

            Nos cruzamos con un par de alemanes que creo han equivocado el camino y proseguimos para abajo descendiendo el último resalte que nos deposita en el claro praderío que se asienta en el fondo del circo. Unos minutos después, en suave descenso alcanzamos la bifurcación de caminos de la mañana y enseguida el abrevadero para continuar el descenso ahora por el camino más transitado y que nos lleva al hayedo y a través del mismo a la Pista de la Larry unos metros más arriba del lugar donde la hemos abandonado a la mañana.
 
Por allí hemos abierto el bucle esta mañana.

            Para no repetir la pista de la mañana tomamos el camino que baja por medio del hayedo de fondo hacia la Pradera de Pineta. Nos va muy bien ya que después del tute de la jornada la sombra resulta agradable ahora que el sol y la temperatura apuran aquí en el fondo del circo pues estamos sobre los 18 grados.

Cólchico de Otoño en Pineta.
 
            Son las dos y media de la tarde cuando llegamos a la furgo aparcada a la sombra frente al Parador de Pineta.

            Nos acercamos al río y ponemos a remojo nuestros pies que lo agradecen después del tute ya que habremos movido un desnivel de 1700 metros.

            Luego, comemos tranquilamente en la furgoneta mientras especulamos sobre cuál puede ser el mejor camino  para cualquiera de los dos picos y no terminamos con una decisión clara. Lo único que puede mediatizar la elección será la importancia que se le conceda a transitar por caminos o navegar por libre. Creemos que el descenso es mejor por el barranco que hemos subido, las pedreras patinables bajan bastante más abajo.  Luego nos quedará una enorme tarde para relajarnos y pasear a la vez que buscamos setas y mañana más.

Todo esto tiene un Comienzo.

              

             

 

           

 

             

           

 

  

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.