2 nov. 2007

24-07. IBON DE LAS ALGAS SOLO PARA SARRIOS. 2-11-2007.

Esta maravilla es solamente para sarrios.

Pista de Sierra Plana en Panticosa, Cochata Baja y Barranco Losera.
2-11-2007.
Desnivel acumulado 1000 m.
Distancia recorrida 16000 metros.

Tiempo efectivo 06:00 h.

Agua ocasionalmente en los barrancos y en el ibón.

Algo difícil.

Travesía fuera de sendero. La vía normal discurre a partir del Balneario de Panticosa.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa del ibón de las Algas procedente de Prames. Vía en amarillo. En rojo la vía Normal.

            Es 2 de Noviembre de 2007. La poca nieve que ha caído ya se ha ido en las laderas orientadas al sur, el día es algo más corto pero será espléndido  y aunque tengo muchas dudas al respecto de la ruta…  a pesar de todo, vamos al Ibón de las Algas.

            El Ibón de las Algas es poco conocido y menos visitado. ¿Quién hace la Arista de Feniás o la Punta Ordicuso? Las Argualas hacen demasiada sombra y además, la vista se va más lejos.

            No tiene ninguna vía ni fácil ni transitada. Debe haber un antiquísimo camino que remontaba el Barranco Losera pero…

            De cualquier forma, lo que podríamos llamar vía normal, para por ascender desde el Balneario de Panticosa hasta el collado noroeste de Ordicuso como si fueras hacia los Ibones de los Fornes y alcanzada la arista sobre los 2550 metros de altitud proseguir en descenso hacia el sur  

Foratata desde la Pista de Sierra Plana.
            Yo quiero otra cosa, la llevo en mente desde hace tiempo y para el Pilar tuvimos que dejarlo pero hoy a las nueve un poco pasadas,  estamos en la cadena que cierra el tránsito de la Pista de Sierra Plana, que nace en las proximidades del Embalse de Lanuza, sobre los 1300 metros de altitud y partimos en dirección casi sur, pista arriba para entrar inmediatamente en calor puesto que la pista sube consistentemente y hace una mañana deliciosa.

Pacino desde la Pista de Sierra Plana.

            Ganamos altura, alcanzamos el lugar en el que hace unos años hubo un alud de tierra que la cortó durante un tiempo, alcanzando posteriormente la vieja barrera a la vez que, vuelta a vuelta, la pista se orienta al sureste para posteriormente girar al este y dirigirse hacia la gran vuelta del Mondé cerca ya de los 1800 metros de altitud.

Telera desde la Pista de Sierra Plana.

            Allí hemos de abandonar la pista que se va casi horizontal para volver hacia la altura del Embalse de Lanuza en busca del repetidor.

Cochata Baja en la Sur de Feniás.

            Así lo hacemos. Dejamos la pista aunque el altímetro marque algo menos de lo que esperábamos y tomando una ruta en suave ascenso nos vamos en dirección nordeste, a media ladera, en busca de un collado que se perfila en la arista  sur de Feniás: la Cochata Baja.

Barranco Esforronías.

            No hay camino y transitamos tramos de sendas de animales en una ladera metamórfica muy descompuesta en la que abundan las pizarras completamente meteorizadas entre discontinuos asentamientos de pradera alpina. Atravesamos el barranco de Esforronías por el que baja ya agua, para lo que hemos de perder algunos metros de desnivel  además de dar la vuelta correspondiente y afrontamos el ascenso hacia la Cochata Baja por pradera alpina.

Peña Gabarda y detrás Foratula y Piniecho.

            Estamos sobre los 2000 metros de altitud y desde el collado vemos poco y lo que vemos no es ninguna maravilla. Hay una caseta derruida y en las proximidades buscamos un poco de abrigo al sol y nos ponemos a almorzar. Son las once y media.

            No perdemos demasiado tiempo con el tema y continuamos a media ladera en dirección casi norte tratando de  alcanzar el lecho del Barranco la Losera que es el desagüe del ibón.

Peña Ordicuso desde la Ladera Este de Feniás.

            Habrá que proseguir  con la media ladera en suave ascenso e introducirnos en el valle para ver si se amplía nuestro horizonte.

            Un tramo de travesía nos sitúa sobre un crestón muy inclinado que da paso a un estrecho barranco que baja de la parte este de Feniás. Lo atravesamos por inestable terreno buscando las viras menos descompuestas, hasta que finalizamos en otro crestón y otro corredor que hay que seguir atravesando pues el Barranco la Losera está allá abajo en el quinto infierno. Frente a nosotros, majestuosa domina el paisaje la Peña Gabarda mientras que detrás se aloja el Barranco Foratula y la cara norte de las Puntas de Piniecho pero en la otra orilla del Caldarés de Baños.

            El tránsito de corredores se alarga de manera que parece no tener fin. No conseguimos situarnos sobre terreno franco que nos conduzca a las proximidades del barranco y comienzo a colocar citas estratégicamente.

            Un tercer y estrecho barranco hay que abordar en descenso y salir del mismo por un dorso muy inclinado y un tanto desagradable pero tiene la virtud de mostrarnos el tramo previo a lo que creemos puede ser la salida a terreno definido para alcanzar desde allí el ibón.
Tramo delicado en la Sur de Feniás de camino a las Algas.

            Se trata de un pasaje muy delicado compuesto por unas placas de roca, de apariencia caliza, muy verticales y lisas que se encuentran salpicadas de entrecortadas viras herbosas rellenas de hierbas de crecida talla y completamente agostada, sobre las que se encuentran salpicados algunos enebros rastreros. Para completar  el “asunto”, algunas zonas están surcadas por escorrentías de agua.

            La verdad es que el tramo es francamente desolador pues el paretazo es liso, vertical y se pierde allá abajo.

            A mí me ha parecido ver una compleja serie de viras que sube y baja entre placas y que atraviesa la mayor parte de la pared que tendrá alrededor de 150 metros de anchura. Luego el tema no está nada claro.

            El descenso hasta alcanzar el inicio de las placas es medianamente delicado. Atravesamos un pequeño nevero ya resistente de esta temporada y trepamos unos primeros escalones metamórficos algo descompuestos y bastante verticales que nos permiten alcanzar el comienzo de la vira herbosa. Rosa va a disgusto y la pongo delante aunque eso suponga ciertas dudas adicionales a la hora de escoger camino.

            La primera parte de la vira va en ascenso, atraviesa un par de escorrentías ya en horizontal y nos sitúa en un tramo bastante vertical entre enebros que hay que trepar utilizando la hierba como presa de manos. El paso es delicado pero bueno… se pasa y nos deposita en otro tramo de placas en el que la elección del paso es ciertamente dudoso, agravado por la continuación: las placas se están terminando y nos enfrentamos a una pared bastante vertical y muy descompuesta, y no hay otra alternativa que alcanzar la parte superior de la misma.

            Pasamos las últimas placas un  poco por arriba y afrontamos la escalada de la pared buscando los tramos menos descompuestos aunque son los más verticales. Utilizamos hasta los troncos de los enebros como apoyos para las manos.

Al fin entramos al Barranco Losera.

            Terminamos subiendo la pared y alcanzada la parte superior, que es a donde queríamos llegar, un corto faldeo nos saca de los cortados en una media ladera muy inclinada y nos permite situarnos en un pequeño barranco herboso que nos ofrece una progresión franca y bastante empinada por su orilla derecha.

            Unos metros más arriba, atravesamos el barranco y salimos a un hombro herboso desde el que contemplamos la ladera, medianamente herbosa, que nos conducirá al desagüe del ibón. ¡Ya teníamos ganas!
Barranco Losera con Feniás, Argualas, Ordicuso y Gabarda.

            Desde que hemos salido de las placas he ido haciendo citas, en las placas no había material para hacerlas, que pueden tener un valor incalculable para la vuelta. De camino hacia el lecho del Barranco la Losera sigo haciéndolas mientras transitamos casi de llano.

Ibón de las Algas.

            Llegamos al barranco ya en ascenso, pasamos a su orilla izquierda y en fuerte ascenso en dirección norte, subimos los últimos 100 metros de desnivel que nos sitúan en el Ibón de las Algas a 2250 metros de altitud cuando es la una menos cuarto.

Barranco Norte del Ibón de las Algas.

Corredor en la Norte de Feniás.

            La cubeta lacustre está limitada por la Punta de Ordicuso al nordeste que tan bien se ve desde el valle, el collado que conduce a los Ibones de los Fornés al norte y las Peñas de Feniás al noroeste. En medio cuenta con una prominencia que divide a la cubeta en dos partes. La zona oeste es la ocupada por el ibón de pequeñas dimensiones, tendrá alrededor de una hectárea de superficie, no parece muy profundo y se encuentra ya  coronado de nieve. Es un lugar recóndito, solitario, delicado y absolutamente encantador que compensa de manera gratificante los cuantiosos esfuerzos que nos ha costado llegar hasta aquí. Es un lugar solo para sarrios, y aquí estamos nosotros.
La Oeste de Peña Gabarda.

            Al sol y en la orilla norte del ibón comemos y contemplamos la Ripera desde este especialísimo balcón.

Ibón de las Algas desde Ordicuso. 18-9-06.

            A la una y cuarto, nos hubiéramos quedado toda una vida, nos vamos para abajo. Nos preocupa bastante la vuelta.

El Verde y la Norte de Tendeñera desde el Barranco Losera.

            Especulamos acerca de si sería conveniente ganar la Arista Sur de Feniás pero no nos seduce demasiado. Preferimos “diablo conocido” que “santo por conocer”.

            La vuelta a partir del cruce del barranco se hace segura porque he hecho más citas  de las que creía haber hecho. Confirman nuestro buen camino y nos proporcionan confianza y seguridad. No las deshago todas puesto que ya se encargarán sobradamente los aludes de este invierno.

Vía normal al Ibón de las Algas desde el Balneario de Panticosa. 27-7-07.

Desde Argualas, la Arista de ordicuso y vías normales. 20-5-06.

            Bajamos bien el pequeño barranco herboso, dudamos con el descenso de la pared hasta alcanzar las primeras placas pero decidimos tomar pasajes con materiales firmes aunque las presa sean más pequeñas y los pasos sean más verticales. Terminamos fuera de la vira herbosa utilizada en la ida y bajamos algunas placas metamórficas rugosas en las que la adherencia es excelente hasta que alcanzamos el corredor nevado 30 metros más abajo.

La Noroeste de Ordicuso y la bajada hacia el Ibón de las Algas. 18-9-06.

Desde Lacuniacha. 24-2-06.


Argualas, Arista de feniás, Ordicuso y debajo Cochata  Baja. 30-1-05.

            Ascendemos el corredor más por seguridad que por otra cosa hasta que encontramos nuestros pasos en la nieve y, confirmado el camino, no es demasiado conveniente perderse en una pared como esta,  atravesamos sucesivamente los barrancos aproximadamente por similares lugares hasta que alcanzamos la Cochata Baja cuando son las tres y media de la tarde. La vuelta ha resultado mejor de lo que presuponíamos.

            En nuestro descenso, atravesamos el Barranco Esforronías un poco más abajo y nos llegamos hasta la Caseta del Frondón que no está demasiado mal y en la que se puede pasar la noche con cierta comodidad.
Formigal desde la Pista de Sierra Plana.

Peña Castiecho en medio del Gállego.

            Ya prácticamente de llano, aunque no demos nunca ni media docena de pasos seguidos en horizontal, nos llegamos hasta la pista y por ella, en algo así como media hora alcanzamos el coche. Son las cuatro y cuarto y estamos satisfechos. Hoy no solamente hemos movido 1000 metros de desnivel, hemos degustado placeres exclusivos de los actuales dioses del Pirineo: los sarrios.

           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.