28 feb. 1992

2-92. ZARRE-GAURIER. PUNTA ZARRE. 28-2-1992.

Gaurier y Zarre desde la brecha de Arnales. 6-9-11.

Balneario de Panticosa, Ibones de Bachimaña, Cara Sur y Arista Este.
28-02-1992.
Salida 06:45 h. Llegada 11:45.
Sol.
Bastante Fácil.
Ascensión.

Miguel Angel Lanaspa y Mariano Javierre.

Mapa de Zarre procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Durante el invierno 91-92 nos vamos encontrando con Miguel Angel Lanaspa. Sigue en la montaña con su escalada y su esquí, trabaja a relevos y no coincide con el personal para sus marchas.
            Habíamos hablado de hacer algo juntos  y por fin coincidimos en la Semana Deportiva. Quedamos en avisarnos para el viernes 28 de Febrero si el tiempo lo permitía mientras hablábamos de Grindelwald y el Eiger.
            Son las seis de la mañana cuando se presenta puntualmente en casa a buscarme. Rosa se queda pues para ella es un día de trabajo.
            El cielo está a medias como las predicciones pero confiamos en que se confirmen los aspectos favorables de la predicción.

La Sur de Punta Zarre. 6-9-11.

            ¡Ya hacía años que no me llevaban al monte en coche! La verdad es que yo ya paso de conducir y hace ya bastante tiempo que el asunto ha dejado de ser un placer para convertirse en un pequeño martirio necesario.
            Charlamos del raro invierno que estamos teniendo con tempranas nevadas y luego con una ausencia total  de nieves y lluvias que han propiciado unas temperaturas inusuales. Hay poca nieve y poco hielo en las paredes, consecuentemente ¡Qué se puede hacer que no sean crestas!

Gaurier y Zarre desde el Infierno Occidental. 2-7-07.

            A eso vamos. El domingo pasado había estado Miguel con el Cani y desde el Collado este de Punta Zarre se habían dado la vuelta  con uno de los perros de la Casa de Piedra a cuestas. Miguel se queda con ganas pues quiere hacer Punta Zarre que no conoce, y el cresterío hacia el Pico Gaurier.
            Yo ya conozco Punta Zarre de la que guardo un recuerdo aéreo y descompuesto. De la continuación no sé nada. De lo que sí estoy seguro es que hoy el asunto estará algo más complicado con hielo y nieve en la cresta.

El Bloque Extraplomado de la Brecha Este de Zarre. 6-9-11.

            A las siete menos cuarto estamos en el Balneario de Panticosa y tras repartir la parafernalia con lo que las mochilas quedan medianamente cargadas, nos vamos para arriba. Sabemos que la aproximación es larga y dura y además no sabemos como puede estar la cresta: todo un programa.
            Encontramos hielo y nieve a tramos del camino. Lleno mi cantimplora al inicio de la Cuesta del Fraile y ya siguiendo en nieve continua, empleamos hora y cuarto, alcanzamos el Bachimaña Inferior en medio de una mañana fresquita que promete convertirse en un día decente.

La Placa Fisurada de la Este de Zarre. 6-9-11.

            Nos acompaña el mismo perro de la Casa de Piedra. Ha debido acostumbrarse a marchar con cualquiera que pasa para arriba y allí está.
            Nos servimos de la huella para ir rodeando Bachimaña Superior ya que fuera de ella la nieve polvo o la nieve costra son incomodísimas. Estamos sobre la Ladera Norte de los Picos de Bachimaña vestida de nieve sin transformar.
            Hemos de tomar la huella que va del Refugio Alfonso XIII a los Ibones Azules de la forma más rápida posible aun a sabiendas de que lo tenemos que hacer por nieve profunda. Nos clavamos hasta la cintura sobre nieve polvo pero la cosa pasa pronto pues tras cruzar el Barranco de los Azules alcanzamos la huella que buscamos con lo que el asunto queda bastante conseguido. Ahora ya sobre la ladera sur, pisando nieve bastante transformada y reabriendo huella vamos a progresar ganado altura por el camino más natural y favorable.

En una zona intermedia de la Arista este de Zarre. 6-9-11.

            El sol rompe la barrera de nieblas altas y nubes de poco desarrollo y comienza a caldear un ambiente que estaba un tanto fresco; la pendiente que poco a poco irá creciéndose encargará del resto: entramos en calor.
            Algo arriba, sobre los 2600 metros de altitud y cuando ya hemos superado  la posición del Ibón Azul Superior viramos al norte en busca del Collado Este de Zarre. Nuestro ritmo decrece forzado por un fuerte desnivel y por los 1000 metros que llevamos subidos prácticamente sin parar.

La este de Zarre no tiene desperdicio. 6-9-11.

            Poco después paramos a almorzar y a descansar, yo al menos tenía ganas  de ambas cosas. Aprovecharé, de paso, para cambiar de posición  los crampones que me están fastidiando los riñones.
            Comemos un bocadillo, fruta y algunos dulces salpicados con Cara Norte de Los Infiernos y Corredores de Piedrafita. Yo añadiré además un poco de inquietud más por lo que desconozco que por lo que conozco.

La Norte de Zarre y el Ibón Alto de Pecico. 6-9-11.

        Colgamos los piolets en la mochila y empezamos a trepar un corredor limpio de nieve, empinado, descompuesto y conocido que nos conducirá sin duda al Collado Este de Zarre un poco a la izquierda del característico y extraplomado gendarme del collado, tras una trepada de 50 metros largos.

Zarre desde el Collado de Letrero. 27-6-04.

            Me incorporo directamente a la base del pico mientras que Miguel lo hace más en el collado.  Estamos sobre los 2800 metros de altitud.
            Mientras salva la distancia que nos separa mediante un flanqueo obligado con lo que queda convenientemente presentado a la cresta, yo inicio el ascenso por la fisura de la placa metamórfica que conozco y recuerdo y que no resulta difícil a pesar de estar medio enterrada de nieve blanda.

Zarre desde Gaurier. 9-7-06.

            Superada la placa viene la cresta afilada y con nieve a tramos alternando con pequeños corredores descompuestos y breves trepadas verticales sobre la misma cresta y todo ello sobre materiales que se sueltan con solo  mirarlos.

Desde el Ibón de Labaza Zarre bien acompañado. 15-4-09.

            A vueltas por la cresta, con paciencia, a base de buen equilibrio y de repartir siempre la fuerza y el peso sobre cuatro apoyos, alcanzamos la cima de Punta Zarre a 2947 metros de altitud. Son las doce menos cuarto y queda por delante casi todo a pesar de que llevamos ya una buena jornada.

Para ver la Continuación.                                                                                                                                                      

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.