30 may. 1999

5-99. TABACOL-TOBACOR ENCIRCULAR. 30-5-1999.

Punta Tobacol y los Murallones de la Fraucata. 5-6-06.

Aparcamiento de la Pradera de Ordesa, Clavijas de Cotatuero, Cara Noroeste, Punta Tobacol, Punta Tobacor, Refugio de ordesa y Clavijas de Soaso.

30-05-1999.

Salida 10 h. Llegada 18 h.

Mixto.

Bastante fácil.

Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Tabacol y Tobacor procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

Es 30 de Mayo. Han anunciado tormentas para la tarde y a pesar de que Ordesa es muy propenso a ellas, nos vamos antes de que se líe el asunto del acceso  con coches particulares, regulado desde el pasado verano.

            Estamos disfrutando de un año 99 estupendo, estuvimos en Ordesa en invierno y volvemos ahora en primavera cuando la nieve ya se ha refaldado definitivamente tras las últimas tardías nevadas. ¡Vámonos a Tobacor y Tabacol!

El Tozal del Mallo desde la pradera de Ordesa. 18-3-07.
 
            Nos levantamos a las ocho y llegamos al aparcamiento de la Pradera de Ordesa cuando son las diez menos veinticinco. No ha ido mal la cosa.

Virgen del Pilar de Ordesa. 18-3-07.
 
            Estamos a 1300 metros de altitud y cinco minutos después iniciamos el camino hasta la Capilla de la Virgen y allí nos desviamos por el Camino de Cotatuero. La mañana está estupenda y el hayedo fresco y sombrío. Tranquilamente nos vamos para arriba junto al decidido murmullo de la espumeante y crecida blancura del Barranco de Cotatuero. Ha debido de tormentear por la noche y el barranco baja sencillamente salvaje.

El Hayedo de Cotatuero. 25-6-02.
 
Una hora después ya hemos salido al sol y nos encontramos bajo los luminosos resplandores  de los paredones del Gallinero.

La Cascada de Cotatuero.
 
Junto al cruce de caminos vemos a una pareja que viene de la Faja Racón e inmediatamente la perdemos en las gradas que conducen a las Clavijas de Cotatuero.

Las Clavijas de Cotatuero desde la Faja Canarellos.17-9-11.
 
Baja uno y dos parejas están enzarzadas en el tramo central de las clavijas. Nosotros ascendemos el corredor inicial y tenemos que esperar a que terminen de entrar al primer pasaje horizontal, hay una chica que lo lleva regular.

Las Clavijas de Cotatuero desde la salida.
 
Pasa por fin y pasamos el primer tramo. La continuación ya va mejor con el intermedio vertical y el último tramo horizontal con cadena. Las clavijas han sido reaseguradas, pues la última vez que las pasamos temblaba más de una.

Salidos del asunto, un pequeño resalte nos lleva al inicio del circo superior desde el que salta la Cascada de Cotatuero, situado a 2000 metros de latitud.

Nos despedimos pues se quedan a relajarse del apuro anterior y nos vamos por la orilla derecha del barranco en busca de vado. Me huele que va a ser nuestro principal problema y se trata de solventarlo sin tenernos que descalzar.

Dos gradas más arriba y bajo un potente salto, aprovechando que el barranco se abre en dos brazos, pongo una piedra y pasamos a su orilla izquierda.

La Cabecera del Barranco de Cotatuero. 25-6-02.
 
Cojo agua y sin más nos metemos, en dirección sudeste por un corredor que parece romper la barrera rocosa superior. Tenemos a la vista un par de posibilidades antes que ir al norte al encuentro del Collado de Millaris y subir por la arista.

Aprovechamos la nieve del corredor que está muy buena y ganamos altura fácilmente. Luego el corredor se empina   y se estrecha pero perseveramos calentando gemelos.

Poco más arriba se estrangula en la pared y nos salimos a su izquierda para salvar unos escalones rocosos fáciles y proseguir de nuevo por el corredor, ahora estrecho y limpio tanto de piedras como de nieve, lo que nos permite ganar la parte superior de la barrera rocosa.

Allá abajo se ha quedado el espumoso barranco que clarea entre el verde recién nacido de la pradera alpina, pues habremos subido alrededor de 450 metros de desnivel con el corredor.

Estamos en el inicio del pedregoso cono  somital clásico de estos picos interiores de Ordesa. Y en vista de que nos queda todavía un tirón, al solecillo de la mañana y en una pequeña grada horizontal protegida, nos paramos a echar un bocado cuando son las doce y cuarto.

Quince minutos después continuamos contorneando un poco  hacia el sur y ganando altura por medio del pedregal calizo abrasado por el sol al estar completamente descubierto de vegetación. Tan solo una ingente legión de mariquitas de siete puntos recoge con devoción los tímidos rayos del sol del mediodía pues el cielo se ha arañado un poco y corre una ligera brisa de altura que sube del sur.

Cima de Tabacol con Tobacor y Tres Sorores detrás.
 
Media hora después, hemos girado un poco por el sur, alcanzamos la parte superior del menguado nevero somital y con él, la cima del Pico Tobacol situado a 2751 metros de altitud cuando es la una del mediodía.

Hacemos una foto con las Tres Sorores al fondo y con  la Punta Tobacor en primer plano, y nos vamos arista adelante  descendiendo un poco hacia el collado de separación.

Castillo Mayor, Montañesa y Sestrales desde Tobacor.
 
La mañana es deliciosa y  Ordesa nos regala su indescriptible encanto. La gloria  debe ser algo parecido y es un auténtico placer caminar por la fácil arista que en dirección nordeste nos conduce  entre menguados neveros y pequeños resaltes rocosos a la cima de Punta Tobacor situada a 2760 metros de altitud veinte minutos después.

La vista desde cualquiera de las dos cimas es extraordinaria. Se trata del lugar desde donde se hizo la foto que se vende en tira de Ordesa y que tenemos enmarcada en nuestro despacho.

Mi señora ha localizado el Refugio de Góriz y quiere ir hasta allí. Se aparta un pelín de nuestra ruta, pero al menos nos asegurará que no nos metamos en algún embarque por intentar abreviar pero a cambio nos mete prisas.

Punta Tobacor desde la Punta de las Escaleras. 16-8-09.
 
Yo sé que la vía normal de acceso al pico sube desde Góriz hasta el Collado de Millaris y de allí continúa próximo a la arista llegando a Tobacor. Es la ruta que he previsto para el descenso aunque nos dé un poco de vuelta. Así que nos vamos en dirección norte comenzando el descenso de la arista hasta que unos metros más abajo podemos observar  que la pared nordeste no está cortada y por medio del inestable pedregal nos vamos para abajo, directamente hacia Góriz, al encuentro de los neveros más elevados.

Una vez alcanzados patinamos cuanto podemos y en un momento nos colocamos en los deliciosos praderíos salpicados de innumerables barrancos que bajan de todas partes y en los que pasta un tranquilo grupo de rebecos.

Atravesamos el Barranco de Góriz y seguidamente un breve repecho nos lleva al refugio situado a 2160 metros de altitud.  Son las dos y cuarto, nos quitamos las botas, nos ponemos unas chanclos y nos introducimos al solitario comedor para comer tranquilamente.

Contemplamos las viejas vistas colgadas en la pared, comemos un poco y bebemos variados y gratos recuerdos del refugio.

Soaso desde la alternativa a las clavijas.
 
Tomo buena nota de una foto, de la vía al Perdido por la Punta de las Escaleras, y media hora más tarde, tras decir adiós a una docena larga de montañeros que en la terraza descansan, comen y se solean, nos vamos para abajo.

La Cola de Caballo que no se acostumbra a ver en fotografía.
 
El conocido camino hasta la Cola de Caballo se nos hace corto. Paso las clavijas sin tocarlas, cosa que se puede hacer perfectamente y en la pasarela bajo la cumplida y espumosa cascada espero, refrescándome al agua pulverizada que campa por el lugar, a Rosa que se ha quedado un poco en las clavijas y a los ocho que bajan detrás. Son las cuatro de la tarde

Las Clavijas de Soaso. 18-3-07.
 
No hay casi personal por los alrededores. La tarde que está algo tormentosa por abajo,  ha debido recoger a la mayoría. Nosotros de llano nos vamos para abajo un tanto cansadillos, pues  han sido 1525 metros los movidos además de una considerable vuelta. Sabemos que se nos hará largo el regreso al coche pero hay que hacerlo.

Ordesa está espléndido vomitando agua por todas partes y preñado de verde primavera como nunca.

Foto convencional de la Cola de Caballo. 17-9-11.
 
Gotea de mala gana en las Gradas de Soaso y lo volverá a hacer más abajo. Las cascadas bajan a tope y nos roban alguna mirada que otra.

Al final, ya en la Capilla de la Virgen del Pilar quiere gotear un poco más  y terminamos por sacar mi chubasquero y ponérnoslo sobre los hombros.

A las seis estamos tomándonos un café con leche en el restaurante del aparcamiento, y a las siete, con la ropa que humedecidas se ha secado ya con la calefacción del coche nos llegamos a casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.