12 jul. 2002

11-02. DE ISABA A CANDANCHU. ETAPA 2. DEL COLLADO DE PETRAFICHA A CANDANCHU. 12-7-2002.

Acue y Gebedeille desde el Ibón de Estanés. 2-6-07.

Collado de Petraficha, La Mina, Aguas Tuertas, Ibón de Estanés, Hayedo de Sansanet, Col Causiat y Candanchú.

12/07/2002.

Desnivel ascendido 950 m.

Desnivel descendido 1230 m.

Distancia recorrida 30000 m.
 
Tiempo efectivo 07:30 h.

Sol.

Fácil.

07:30 h.

Senderismo.

Un aspecto muy determinante de las travesías es el poder contar con trasporte colectivo que te permita retornar o bien a tu lugar de origen o al coche. Los valles que cuentan con transporte, como es el caso del Valle del Aragón, son muy apropiados para iniciar o finalizar las travesías. Si no hay transporte aparecen los problemas que terminan, a veces, echándonos para atrás.

Agua en la Mina, En Estanés y en el Barranco de Aspe.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa del Collado de Petraficha a Candanchú procedente de Prames. Vía en amarillo.


            La noche resultará celestial, ni siquiera Rosa se levanta para hacer pis.

            Nuestros planes para el día 12 de Julio de 2002 han cambiado y consecuentemente nos quedamos largos desde las cinco y media hasta las seis de la mañana, no tenemos premura de tiempo.

            Nos levantamos recogemos y desayunamos en tres cuartos de hora y a las siete menos cuarto iniciamos nuestra marcha.

Chipeta Alto y Collado de Petraficha desde Larraille. 23-10-10.
 
            Bajamos tranquilamente contemplando las majestuosas Agujas de Ansabere destacándose débilmente en la neblina. La mañana está medio nublada y muy agradable para caminar, más cuesta abajo. En dirección este vamos valle abajo por marcado camino al encuentro del Refugio de Saburcal cuando ya contemplamos el Plano de la Mina en Guarrinza en medio de un auténtico jardín de lirios pirenaicos.

Vertiente sur del Collado de Petraficha. 27-12-09.
 
            A ritmo normal pues no estamos del todo recuperados y en dirección sur nos bajamos hasta el puente inferior del plano ya que no recordamos que haya puentes sobre el Aragón Subordán, Oza nos cae tan a desmano que venimos poco por aquí.

            A las ocho menos cuarto pasamos el puente a 1230 metros de altitud y de nuevo en dirección este tomamos la pista que conduce a Aguas Tuertas remontando el Valle de Guarrinza siempre por su orilla izquierda. La pista, ligeramente inclinada  se alarga sobre 5 kilómetros de los que 3,5 están abiertos al tráfico de vehículos.

            Una camioneta nos adelanta. Se trata del pastor cosa que confirmaremos cuando localicemos la camioneta en las inmediaciones del Cerrojo de Aguas Tuertas

Llegando al Cerrojo de Guarrinza.
 
            Pasamos la barrera que está levantada, cogemos agua de una surgencia poco más arriba y en la parte final abandonamos la pista para salvar las amplias lazadas de la misma por camino que permiten ganar el fuerte desnivel ya que Aguas Tuertas es un valle colgado sobre el de Guarrinza.

            Alcanzamos el Achar de Aguas Tuertas a 1620 metros de altitud cuando son las nueve y cuarto de la mañana y bajo el promontorio de cierre nos paramos a almorzar.

Junto al Dolmen de Aguas Tuertas.
 
            Localizamos por fin el Dolmen de Aguas Tuertas gracias a un panel indicador que lo sitúa a menos de un minuto, hacemos otra foto y quince minutos después continuamos adelante. No debemos perder demasiado tiempo, ya que la pista nos ha puesto de manifiesto que no estamos recuperados del palizón de ayer. Además a mí me siguen doliendo los dedos de los pies.

Aguas Tuertas desde Arri. 11-10-08.
 
            De llano atravesamos el verde y jugoso plano de Aguas Tuertas, lleno de ganado, cosa que hasta el momento no habíamos visto prácticamente, ahora casi en dirección sur y siempre por la margen izquierda hasta atravesar en el fondo el Barranco de Rueda e iniciar suavemente el ascenso hacia el Puerto de Escalé encontrando enseguida las balizas rojiblancas.

            Son las diez y cuarto cuando tomamos la bifurcación a nuestra derecha, pues sabemos que la de la izquierda se baja a Francia y por marcado camino en dirección sudeste vamos ganando altura sobre pradera alpina salpicada de potentes afloraciones calizas. El terreno es pestoso con continuos altibajos y vueltas, suerte que está perfectamente marcado.

            La mochila molesta lo suyo sobre nuestros dolientes hombros y el ascenso al encuentro de la vista de Estanés se hace pesado. Suerte que sobre el macizo de Bernera se asientan las nieblas que hacen de la mañana de lo mejorcito para caminar.

Hemos rodeado el Ibón de Estanés por el sur.
 
            Poco a poco, a través de un irregular paraje alcanzamos la cota 1915  y tras avistar el ibón continuamos un poco en dirección este para contornear largamente por la orilla sur y sorprender a un zorro que huye despavorido.

            La mañana sigue nublada y agradable. Contemplamos Sierra Bernera con la entrada al Valle de los Sarrios. Poco después en el ibón, a 1780 metros de altitud, hay un campamento de crías y una pallada de franceses. Los dejamos a todos allí y ascendiendo suavemente hacia el este abandonamos la cubeta lacustre e iniciamos el suave descenso hacia el Barranco de Aspe.

La Cabecera del Bosque de Sansanet. 23-8-08.
 
            En la bifurcación de caminos, perfectamente indicada, tomamos el de nuestra derecha que se va a media ladera y en dirección sur hacia la cabecera del barranco a una altitud de 1650 metros.

Esper, Zapatilla y Tuca Blanca detrás Pala de Ip y Moleta. 23-8-08.
 
            Pasamos el abrigo pastoril y en el torrente que baja de las Laderas de Cantal, justo a la entrada en el hayedo, nos quedamos a remojar un poco los pies, a comer y a beber. Es la una del mediodía y tenemos la confirmación de que acabaremos en Canfranc antes de las seis y veinte de la tarde que es la hora a la que sale el tren.

La Gravera de Esper en el Paso del Barranco de Aspe. 23-8-08.
 
             A las dos menos cuarto un poco recuperados continuamos el camino atravesando el Bosque de las Hayas, lugar en el que nos quedamos un rato a disfrutar del lugar, pues nos lo hemos merecido.

Detalle del Paso de la Gravera de Esper.
 
            Luego proseguimos, siempre por camino balizado, ascendiendo suavemente y alcanzamos el Barranco de Aspe a 1530 metros de altitud, en el que hay otro nutrido grupo de franceses y flanqueando la inclinada gravera por camino mejor confirmado que el de la primavera pasada, iniciamos el descenso suave bajo la cima del Esper.

Barranco de Aspe desde Sansanet. 2-6-07.
 
            Siguiendo en suave descenso entramos de nuevo en el hayedo para volver de nuevo a ascender suavemente, abandonar el hayedo y a través de pradera alpina ascender un poco hasta al Collado Causiat situado a 1630 metros de altitud, en plena pista de fondo de La Ciudad de Piedra de Candanchú.

Nuestro camino para alcanzar el Hayedo de Sansanet. 14-6-08.
 
            Alcanzamos el collado con ganas pues sabemos que aunque nos queda una calcetinada todavía, será fundamentalmente en suave descenso.

            Hay que atravesar la parte baja de la estación de esquí, pasar por la urbanización, salir a la carretera y meter la marcha de resistencia hasta Canfranc Estación. Para ello seguimos adelante en suave descenso hasta que la GR se convierte en pista. Poco después alcanzamos el aparcamiento junto a la Escuela Militar de Montaña y por medio del aparcamiento asfaltado nos bajamos hasta las primeras tiendas.

            A un señor que está descargando algo de un coche le pregunto  por el autobús del valle, me dice que si que llega hasta allí pero que no sabe si pasa a las cuatro o las cuatro y media, que junto a la iglesia encontraremos horarios.

            Unos metros más abajo localizamos la iglesia y a un par de chavalas que están junto a un malecón en un corte provisional de la calle les pregunto:

            -¿Estáis esperando al autobús?

            -Si. Llega en cuatro minutos.

            Soltamos las mochilas junto al malecón. Son las cuatro menos cinco y esto sí que ha sido “llegar y besar al santo.”

            El día no ha estado mal: hemos subido 950 metros, bajado 1230 metros y caminado alrededor de 30 kilómetros. La cifra total de dos días de trabajo se ha saldado con 3200 metros de subida, 2460 metros de bajada  y 55 kilómetros. ¿Será suficiente este ritmo para hacer la Traspirenaica? ¿Soportaremos este ritmo a lo largo de varios días?

            Las dudas permanecerán en nosotros, ya que las contingencias meteorológicas del día 11 han falseado, a nuestro juicio los resultados. Creemos que en condiciones normales hubiéramos hecho lo mismo pero con mucha mayor facilidad el primer día y mucho más descansados el segundo.

            A las cuatro y cuarto llega el autobús que nos deja a las cinco en la estación de autobuses de Jaca. Quince minutos después tomamos el autobús para Sabiñánigo. A las cinco y media estamos en Sabi y a las seis menos cuarto en nuestra casa después de saborear el último repecho hasta Montecorona.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.