19 mar. 2008

5-08. PICO JAVALAMBRE. 19-3-2008.

Cima del Pico Javalambre.

Base estación de Esquí y Hondonada Chaparrosa.

19-03-2008

Salida 09 h. Llegada 11 h.

Sol.

Muy fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Javalambre procedente del Periódico de Aragón. Vía en amarillo.

            La Semana Santa del 2008 cae muy pronto y, en busca de un tiempo un poco más seguro nos vamos a turistear por Teruel. Primero Gallocanta, luego Gea de Albarracín de camino a uno de los pueblos más bellos y mejor conservados del Bajo Aragón, después una visita a los Pinares del Rodeno, luego la recoleta y entrañable Capital del Mudéjar, Rubielos de Mora, Mora de Rubielos…

            Es el 19 de Marzo. Por la Autovía Mozárabe nos bajamos hasta La Puebla de Valverde y saliendo hacia el oeste nos encaminamos a Camarena de la Sierra por una carretera de montaña sin tránsito. Unos kilómetros antes de llegar al pueblo un cartel nos indica que no hay que bajar hasta allí sino proseguir alrededor de 10 kilómetros hasta la Estación de Esquí de Javalambre.

            El tiempo no resulta malo, diríamos que es más que aceptable para la zona, pues se encuentras alrededor de los 1000 metros de altitud y ayer nos acercamos a Valdelinares. Las Pistas de esquí son prácticamente artificiales, como de juguete. Son cuatro pistas entre pinos, mantenidas a base de cañones y el resto está limpio de nieve. La sensación resulta un tanto extraña contribuyendo a ello el hecho de que los aparcamientos de la estación son la parte alta de la misma y las pistas caen hacia el norte a excepción de las de los debutantes.

            La carretera, antigua pista, da una enorme vuelta lomeando hacia el este y muy llana, deja a nuestra derecha el desvío al Refugio Rabada y Navarro y se alarga hasta la base de la estación. Estamos sobre los 1860 metros de altitud y aparcamos en un aparcamiento medio desierto. Tras vestirnos un poco pues la mañana ha mejorado y el sol calienta ya, cogemos nuestros bártulos y nos acercamos al edificio de servicios. No hemos venido con el propósito de hacer monte pero… puestos aquí nos vamos a acercar al Pico Javalambre del que carecemos prácticamente de información, con la excepción de que sabemos que está cerca.

            Llevamos lo mínimo necesario para darnos el gusto y tras preguntar a un monitor de la estación de esquí nos ponemos en marcha

Alguna de las pistas de esquí hacia la Chaparrosa..
 
            Allí mismo están las pistas de los debutantes y un par de pistas verdes que se elevan hasta el Alto de la Chaparrosa. Muy poca estación nos parece pero suponemos que detrás habrá algo más. Estamos engañados por la altitud ya que suponíamos que la estación estaría sobre los 1500 metros y así tendríamos un desnivel de 500 metros que suponíamos aprovecharían para hacer las pistas.

            La carretera prosigue hacia arriba convertida en pista, sabemos que sube hasta las inmediaciones del Cerro Javalambre pero no vamos a utilizarla. Se trata de un monte alomado y desprovisto de arbolado, y limpio de nieve nos permitirá ir por cualquier lado. Así que, tomamos dirección sur y dejando a nuestra izquierda la zona de pistas iniciamos el ascenso hacia la cabecera de las mismas.

            La brisa que corre es francamente fría a pesar del sol y nos obliga a abrigarnos la cabeza. Ascendemos suavemente por un pedregal en el que se asientan profusa y  fundamentalmente enebros rastreros y enseguida alcanzamos la cabecera de las pistas que hemos visto desde abajo y la llegada de una silla que viene de abajo por nuestra derecha y que alimenta a un par de pistas que bajan hasta otra parte de la estación que no vemos desde aquí ni hemos visto desde abajo.

            Atravesamos las pistas con ciertas dificultades debido a las empalizadas que las limitan e iniciamos un corto descenso, en dirección sudoeste, hacia la hondonada de la Chaparrosa.

            En la hondonada coincidimos con la pista que se eleva hasta las instalaciones de unos enormes repetidores, que como todos, se cargan al paisaje pero es una más de las pandemias que padece esta sociedad de la tecnología y las comunicaciones.
 
El Horizonte Sur desde el Ventisquero.

            Nos cruzamos con un montañero que vuelve del pico suponemos y ascendiendo suavemente pasamos junto al Alto del Ventisquero en el que se encuentran las instalaciones mencionadas y poco más al sudoeste la cima del Cerro Javalambre situada a 2020 metros de altitud.
 
En la Cima del Pico Javalambre.
 
Loma hacia los Enebrales desde Javalambre.
 
            Son las diez de la mañana y entre vueltas y paradas no hemos empleado ni siquiera una hora. Tampoco vamos a dedicarle mucho tiempo a la cima. Hacemos alguna foto, contemplamos un paisaje de colinas nada significativo para nosotros, contemplamos las pistas que recorren el monte por cualquier parte y que tienen buena pinta para la bicicleta de montaña y enseguida nos damos la vuelta sobre nuestros pasos.  

De vuelta en la base de la estación.
 
            ¡Vaya negocios que tiene montados Aramón para sacarle la pasta a los valencianos! En la base de la estación, al sol de la mañana y en las mesas almorzamos tranquilamente contemplando una desoladora imagen del esquí con cuatro gatos evolucionando en unas alfombras de nieve primavera hecha a cañonazo limpio.

Refugio Rabada y Navarro.
 
            Media hora después cogemos el coche y nos vamos para abajo unos kilómetros hasta alcanzar la pista que conduce, bastante llana y en dirección oeste hasta el Refugio Rabada y Navarro situado sobre los 1500 metros de altitud.

            Se trata de un soberano refugio, recién remodelado y ampliado que cuenta con 80 plazas y que se encuentra en un lugar sencillamente inapropiado. Aquí se puede hacer “esquí”, bicicleta de montaña… pero poca montaña.

            Saludamos a los guardas que, nos llamaron para decir que volvían a abrir pasadas las dificultades de una enfermedad grave de un familiar, echamos una café con leche, charlamos un buen rato con la esposa del guarda que es una serrana castellonesa  de tomo y lomo y sin más nos bajamos a Camarena de la Sierra siguiendo una pista directa en dirección norte, lugar por el que transita el GR 10. 

            No nos ha cansado el paseo en el que no hemos subido ni siquiera 250 metros de desnivel pues nosotros esperábamos algo más. Así que no estaremos cansados para le vuelta que presumimos larga, pues hemos de pasar por Zaragoza a esperar a Biola que llega en el Ave.

Almendros en flor en Camarena de la Sierra.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.