23 abr. 2012

24-12. PUNTA OESTE DEL COL MAYOU CREYENDO EN EL PIC D’ARNOUSSERE. 23-4-2012.

Punta Oeste del Col Mayou y Arnousse desde Somport.

Puerto de Somport, Cara Sur de Arnousse, Col Mayou,Arista este y Punta Oeste del Col Mayou.

23-04-2012.

Salida 08 h. Llegada 11 h.

Niebla.

Fácil.

Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Punta Oeste del Col Mayou procedente de Prames. Vía en amarillo.
            No habíamos estado nunca en el Pic d’Arnoussere pues, totalmente en territorio galo, queda desgajado al oeste de la arista fronteriza y claro, en aquella tarde que hiciéramos la arista pues se quedó cerca, pero sin visita.           

            Hemos vuelto después con los esquís al Monjes en repetidas ocasiones e incluso al Benou y en estos días pasados habíamos renunciado al mismo repetidamente debido al mal tiempo, sin ir más lejos ayer mismo.

            Hoy 23 de Abril de 2012 esperando una ventana matinal de buen tiempo, que no se producirá, nos vamos a Arnoussere. Se trata de una subida “de libro” desde Somport y aunque no haga muy buen tiempo e incluso entre la Raca…


            Son las ocho de la mañana cuando nos estamos poniendo las polainas en las escalinatas del edificio de servicios que tienen los gendarmes en el puerto. Estamos a 1625 metros de altitud y le falta un pelo para echarse a nevar pues viene nevando por Estanés.

            Salimos pisando nieve consistente y no dura que nos va a permitir avanzar de momento sin los crampones. Ha helado un poco nos va a venir muy bien.


            En dirección norte iniciamos la marcha siguiendo la divisoria fronteriza  como procedimiento de no perder demasiada altura en el barranco que hemos de atravesar. Enseguida advertimos la entrada de las nieblas y la presencia de los primeros copos desperdigados.


            Tras unos breves sube y bajas iniciamos una larga travesía en dirección nor-noroeste para cruzar toda la enorme Pared Sur del Pic d’Arnousse. Vamos en busca del Corredor Sur del Col Mayou y nos guía el casquete somital del pico que comienza a aparecer copado por las nieblas.


            Primero en suave ascenso avanzamos hacia nuestro objetivo próximo que es el corredor pero nos va a costar un pelín ya que aunque nace muy abajo nosotros no tenemos intención de ir a buscarlo sino en diagonal ascendente, con lo que igual lo alcanzamos en la parte alta del mismo. De por medio hemos de ascender una primera pala que se inclina finalmente y nos conduce a un estrecho corredor cosa que hacemos después de ponernos los crampones.


            Nieva débilmente y tras subir el erguido  corredor hemos de realizar una travesía en nuestra dirección de tránsito para tomar otro corredor mucho más suave y amplio que el anterior que colabora en nuestra tarea de atravesar la Pared Sur del Arnousse.

Hacia el Col Mayou.

            Todavía tendremos que subir sucesivamente otros dos corredorcillos más con sus respectivas travesías en diagonal para alcanzar finalmente el Corredor Sur del Col Mayou. Estaremos sobre los 1875 metros de altitud y la verdad es que vemos poco pero delante tenemos el tajo y nos guía en gran bloque del centro del corredor.


            Llevamos un rato de nieve costra que cede de cuando en cuando y agradecemos los tramos en los que soporta nuestro peso. El corredor es muy amplio, suavemente erguido y no vemos su final debido a las nieblas.

            Suponemos que estamos muy arriba puesto que las paredes del Arnousse al este y Arnoussere al oeste no están distantes además de que el corredor, a partir del bloque, se empina medianamente.

            Poco después unas rachas de viento nos delatan la proximidad del collado del que adivinamos su parte más baja con pequeñas coladas de nieve poco estable sobre crecidas hierbas.

            Arriba queremos ver el collado orlado de cornisas por lo que a pesar de que la pendiente aumente considerablemente evolucionamos hacia la parte oeste del corredor.

            El corredor se pone de pie y viendo que las cornisas prosiguen hacia el oeste decidimos atacar de frente y asaltar la cornisa. Son una veintena de metros muy erguidos, estarán sobre los 70º, pero por el contrario, con tanta pendiente la nieve nos permite hacer unas huellas precisas y consistentes.

            Subo delante con la idea de romper la cornisa para alcanzar el collado pero no es necesario ya que la casualidad nos lleva a un punto en que no es necesario ya que la cornisa aunque está abierta, ya ha caído y lo que queda no vuela.

            Resulta sencillo clavar todo el piolet todo lo posible por encima de la cornisa y subirse al Col Mayou situado a 2033 metros de altitud. Son las nueve y media de la mañana.

Arista Este de la Punta Oeste del Col Mayou.

            No conocemos el lugar, no hace ninguna falta y tampoco serviría de nada conocerlo pues a duras pena se visualiza una loma erguida que continúa hacia el oeste gracias a algunas afloraciones de enebros rastreros que aparecen oscuros sobre la débil capa de nieve que los cubre.

            Hace un “orache” solamente regular y entre subir o bajarnos mi chica se va para arriba. No sé si sabe lo que falta pero yo sí, enseguida estaremos arriba.

            Una rampa bastante erguida nos deposita en la plana Cima de la Punta Oeste del Col Mayou  situada a 2082 metros de altitud.


            En la cima nos ponemos los cortavientos aprovechando que el ventarrón nos sacude un poco la nieve. Hace frío y no se ve nada en absoluto de la cresta que se ahonda al norte hacia la Zona de Lazaque y la Arista fronteriza está de vacaciones en la playa.

            Hacemos alguna foto cámara en mano y cinco minutos después, son las diez menos cuarto nos vamos para abajo por donde hemos subido tratando de no perder nuestras huellas.


            En la parte norte del collado hace un poco de abrigo y nos paramos para echar un café con leche caliente. Lo cierto es que al abrigo del viento la temperatura no es mala pero allí no hacemos nada; así que, proseguimos enseguida para abajo.


            El descenso de la cornisa, conocido el patatar, no entraña ninguna complicación haciendo nueva huella ya que la de subida estaba un poco rota. De allí para abajo los primeros metros de espaldas al valle y enseguida de frente y por la huella ya que tratamos de no coger nieve costra. Bajamos como si pisáramos huevos tratando de no hundirnos en la nieve y en algún tramo lo conseguimos.

            Una vez abandonado el Corredor al Col Mayou seguimos la huella de subida desandando la travesía realizada por la Sur del Arnousse.



            Ya muy abajo deja de nevar. Han caído alrededor de 2 centímetros de nieve sobre nuestras huellas y esa nieve, muy húmeda, nos hace zuecos en los crampones.

Primavera con narcisos.

            Son las once menos cuarto cuando llegamos al coche. Ha sido un corto paseo en el que hemos movido 425 metros de desnivel en un ambiente bastante invernal a pesar de que estamos en primavera.

            Bajamos por Candanchú comprobando que la estación es un desierto en su último día de una temporada de eski bastante mala.

             Muy a posteriori nos daremos cuenta de que no habíamos llegado al Arnoussere sino a la Punta Oeste del Col Mayou, por cierto, más alta que el Arnousse y lo corregimos convenientemente.

Algunas fotos más.

   

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.