12 sept. 2013

42-13. SOUM DES SALETTES O AIGUILLOUS. 12-9-2013.


La Norte de Soum des Salettes desde el Barranco Badet.
 
 Estación de Esquí de Piau Engaly, Barranco Badet, Cabaña Moune, Port de cambieil y Cara Norte.
 
12-09-2013.

 Salida 08 h. Llegada 16 h.
 
Sol.
 
Muy fácil.
 
Ascensión.
 
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Soum des Salettes procende del IGN francés. Vía en amarillo

            Cuando por alguna circunstancia te fijas en un monte determinado,  a partir de ese momento, lo identificas y singularizas de entre el nutrido horizonte de picos entre los que se encuentra y, tarde o temprano, terminas por ir a  conocerlo.

            Subíamos por el Barranco Badet en busca de la Hourquette de Heas con intención de pasar la noche en la Cabaña de Aguillous. Era el verano del 2010.

            Hoy 12 de Septiembre, tres años después, nos venimos a conocer el pico cuyas paredes de su vertiente sur y su potentísimo resalte este tan poderosísimamente nos impactara en su día.

            En hora y cuarto nos llegamos a Bielsa pues la Yebra-Fiscal se nota  y a las ocho y veinte, tranquilamente entramos en la parte alta de la Estación de Esquí de Piau Engaly para bajarnos ligeramente hacia el oeste donde se encuentran los remontes del Barranco Badet y aparcar a 1840 metros de altitud.

 
            La mañana está frescucha y con nieblas en cotas intermedias que el sol se tiene que encargar de disipar. Diez minutos después nos ponemos en marcha en suave descenso para tomar la pista del Valle de Badet en dirección  oeste y atravesar el barranco para progresar por la ladera izquierda del valle y acercarnos enseguida a la Cabaña Moune.

 
            El sol cumple con la tarea de disipar las nieblas que se acantonan en el fondo del valle y nos dejan una mañana absolutamente espléndida toda para nosotros mientras que tomamos el transitado camino que se resiste a ascender mientras atraviesa una serie de rieras de grabas bajadas de las laderas del oeste del valle y que no recordamos tan consistentes y abundantes.

            El camino que ha ido girando poco a poco se orienta casi al sur y comienza a ganar altura muy suavemente pues rodea una serie de promontorios verdes y resaltes suaves. Se trata evidentemente de un camino pastoril.

            Tenemos al este el Pic de Piau, la Hourquette Chermentas y el Pic de la Gela con todo el valle que bajáramos en su día; al sur la arista que une la Gela con el Soum des Salettes y cuyo punto de inflexión es la Hourquette de Heas y al sudoeste nuestro objetivo que es el Soum des Salettes y el adivinado más que visto Port de Campbieil que se prolonga con el Pic de Cambieil  y más al norte la Arista de las Cintas Blancas con el Mechant y eso que no hemos subido casi nada todavía, en la cina ni te cuento.

 
            Desechamos abandonar el camino para subir directamente por el torrente que nace del Port de Campbieil ya que la hierba está harta de agua y deambulamos con el camino hasta que un  poste indicador y su correspondiente senda poco transitada nos orienta  de nuevo al oeste cuando ya es visible el Port de Cambieil. Son las diez menos cuarto y estamos a 2200 metros de altitud.


            El camino recorrerá en suave ascenso y de lado a lado del pedregoso valle pero nosotros tiramos un poco por la parte derecha del mismo pero fundamentalmente de frente para arriba. Se trata de un pedregal metamórfico de pizarras muy cuarteadas que se sube bastante bien.

 
            En la parte alta hay un potente nevero residual fruto de poderosas ventiscas que faldeamos por la izquierda del corredor y tres cuartos de hora más tarde, cuando habían anunciado hora y cuarto alcanzamos el Port de Campbieil situado casi a 2600 metros de altitud quedándonos al abrigo del viento en unas rocas de la vertiente este del mismo para almorzar.

 
            Veinte minutos más tarde, el collado nos orientamos sobre el camino en dirección sur para ascender la Cara Norte del Pico cosa que haremos por las inmediaciones de una arista que limita la cara norte en su parte este en la que se inician los paredones que se prolongan hasta el potentísimo y característico resalte de la arista este.

            Se trata de una rampa sostenida en la que corre una fresca brisa premonitora de la llegada del otoño. Es un arenal de pizarras que enseguida se rellena de materiales de mayor tamaño para convertirse en un potente pedregal lleno de afloraciones estables entre las que serpentea en camino ahora en consistente ascenso.

            El repecho se ahínca pues no en vano hay que subir casi 400 metros engañándonos uno de los hitos cimeros que presenta apariencia humana desde media ladera.

 
Circo de Tromuosse.

            Se nos van cuarenta minutos y a las once y media alcanzamos la Cima del Soum des Salettes situada a 2976 metros de altitud.

Campbieil y Mechant.
 
Nuestro tajo de mañana Peña Blanca-Gabiedou.
 
            Se trata de una cima muy amplia y largada en dirección este-oeste en la que buscamos abrigo del viento al sol hacia la vertiente sur: el pico tiene vistas.

La Montaña de Aguillous.
 
            Localizamos la Cabaña Aguillous perdida allá abajo al sur en medio del praderío, la Montagne  de Aguillous que se encumbra en el Gerbats y se prolonga girando en sentido de las agujas del reloj y conformando el Circo de Troumouse que se continúa al oeste con la Cresta de Peña Blanca que es nuestro tajo para mañana. Detrás la Arista de Pineta que arranca en el Puntal de Bachaco y termina con las Tres Marías y la Suca; el Collado de Añisclo que da paso a las Olas, Los Baudrimont y las tres Sorores, Astazus y las nieblas que se estratifican sobre los 3000 metros de altitud y que nos van a fastidiar un poco las vistas incluidas las de Vignemale del que a duras penas distinguimos el brillo del Glaciar de Ossoue.

            Nos queda el norte que nos muestra desde la Pala Carbounousse y Bugarret al  Long, el Maou que oculta al Badet y que nos lleva al Cambieil, detrás queda el Estarragne asomándose discretamente y la Arista de las Cintas Blancas con el Mechant y su distinguida faja… Me creo que también se asoma Neouvielle pero las nieblas que se congregan sobre el Long me impiden la precisión. El Soum des Salettes es una auténtica joya de pico y nos tiramos una hora arriba aprovechando que nuestro programa es corto.
 
 
            Alrededor de las doce y media nos vamos para abajo cuando llega una pareja con aspecto invernal. No sabemos qué leches se pondrán en otoño para subir al monte.

Las Oestes de los Pics de Piau y Gela.
 
            En media hora nos llegamos tranquilamente al Port de Campbieil y de allí, sin parar nos vamos de frente para abajo aprovechando todas las rampillas de pizarras que permiten patinar un poco hasta que abandonamos la pedrera para incorporarnos al vallecillo por el que desagua el recién nacido torrente. Se trata de un valle lleno de verdura que baja directamente en busca del barranco principal articulándose en suaves y sucesivos resaltes y que desechamos de subir por la mañana.

Acónito azul.
 
            Cerca del camino y aprovechando unas rocas metamórficas bien plantadas nos sentamos a comer cuando son las dos menos cuarto.


Amanita faloides.
 
            Alrededor de las dos y media nos ponemos de nuevo en marcha, recogemos un poco de champiñón y aquí paz y allá guerra: nos lo comeremos frito para cenar. 

Epilobium florido y Soum des Salettes.

Manantial en Piau Engaly.
 
            Son las cuatro de la tarde cuando llegamos de nuevo a la estación de esquí de Aragnouet le Piau Engalí después de haber movido un desnivel de 1170 metros.

            Nos queda una tremenda tarde para dar una vuelta por la estación de esquí y bajarnos a Chisagüés para comernos los champiñones con una cerveza refrescada en el Barranco de la Espluca Tirán.

Para ver más fotos.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.