10 jun. 2016

42-16. LA FOZ DE LUMBIER. 3-6-2016.

Las aguas del Irati hacia el Puente del Diablo.

Aparcamiento de la Foz e ida y vuelta hasta el Puente del Diablo.
03-06-2016.
Desnivel ascendido 30 m.
Desnivel descendido 30 m.
Distancia recorrida 2500 m.
Tiempo efectivo 01:00 h.
Sol.
Muy fácil.
Senderismo.

Agua en los servicios del aparcamiento.
Se trata de una vía verde apta para todo el mundo y susceptible de ser realizada en cualquier época. No es imprescindible pero puede ir bien una frontal para los túneles.

Juan Castejón, Rosa María Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Foz de Lumbier procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Una foz es una garganta o cañón labrado por el agua a lo largo del tiempo. El paso del agua erosiona las rocas abriéndose paso de las montañas al valle. Son frecuentes y generalizadas en esas orografías y conocidas las que las aguas del Pirineo han labrado sobre las calizas del Prepirineo.

En la boca del Túnel Norte de la Foz de Lumbier.

            El Pirineo Oscense está lleno de ellas, más o menos espectaculares, pero también las hay en el Navarro y hoy 3 de Junio de 2016, aprovechando la vuelta a casa, visitaremos la Foz de Lumbier ya que Juan no la conoce.

La Foz de Lumbier compuesta de coloristas paredes calizas. 

            Hemos dormido en Burguete y de vuelta, cuando vamos a iniciar el ascenso al Puerto de Erro de camino a Pamplona tomamos una carretera, la NA172, que se va directamente al sur sin subir los puertos y junto al cauce del Rio Urrobi. Pasa por Itoiz y alcanzando el llano llega a Lumbier.

Detalle de una amapola silvestre en la Foz de Lumbier.

            En Lumbier un cartel indicativo nos sitúa en una corta carreterilla que nos deposita en el aparcamiento de pago a la entrada de la foz.

Las paredes de la Oeste de la Foz de Lumbier.

            Son las nueve y media, aparcamos y continuando con la carretera pasamos junto al merendero con fuente y aseos y enseguida, tras convertirse en pista, nos deposita en la entrada norte de la foz. Estamos a 450 metros de altitud.

Saltaderos con buitres leonados en la Foz de Lumbier.

            Se trata de una garganta relativamente corta pues tendrá una longitud de 1300 metros  por la que discurre el Rio Irati al que se le ha unido aguas arriba el Salazar y que cuenta con una pista que recorre la orilla izquierda del río y paralela al mismo. En su día era recorrida por un ferrocarril.

Salida del Túnel Sur junto al Puente del Diablo.

            Hace ya un montón de años que la visitamos pues se trata de un agradable recorrido apto para todo el mundo y hoy volvemos a introducirnos entre las paredes calizas que la limitan para alcanzar enseguida el Túnel Norte, labrado a pico y barrilla y de una altura bastante notable que recorremos buscando la luminosidad que penetra por la otra boca.

Los restos del Puente del Diablo.

            Hay poca gente a estas horas, lo que es un lujo y nos entretenemos en localizar tanto buitreras como saltaderos de la colonia de buitres leonados que en número abundante anidan en el ámbito de la foz.

Las verdes aguas del Irati desde las Ruinas del Puente del Diablo. 

            El Irati baja crecido pero en modo alguno alcanza las marmitas que antaño labrara en la Base de las paredes.

Saliendo del Túnel Sur de la Foz de Lumbier.

            Poco después alcanzamos el Túnel Sur, un poco más corto que el anterior  y que salva el paso por el estrecho con el que se remata la foz.

Calizas labradas en la Foz de Lumbier.

            Al final del túnel y saliendo de la pista a mano derecha, un caminillo transitado que hay que hacer con algún cuidado nos permite asomarnos al Irati en las Ruinas del Puente del Diablo para contemplar las pulidas calizas del final de la foz, el remanso posterior de las aguas y las Ruinas Romanas de Liédena ahora cerradas pero que todavía recordamos visitarlas cuando tenía libre el acceso.

Deliciosa sombra en la Foz de Lumbier y no solamente en los túneles.

            Hemos venido hacia el sur y la vuelta la haremos por el mismo camino, se trata del circuito corto de alrededor de dos kilómetros y medio. Hay que saber que se puede realizar la vuelta por fuera de la foz recorriendo la parte este de la misma en un circuito de  5 kilómetros.

Collejas en la Foz de Lumbier.

            A la vuelta contemplamos a los aviones que anidan en la parte final del Túnel Sur, las flores que adornan el recorrido, las aguas del Irati a la sombra de la mañana y las evoluciones de los buitres sobre un cielo azul que no anuncia el cambio meteorológico esperado.

El Irati hacia el norte de la Foz de Lumbier.


            Pasadas las diez y media terminamos el recorrido y con la furgo nos volvemos a casa. El recorrido ha sido completamente llano y  no más que un corto y agradable paseo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.