3 sept. 2016

62-16. MONTAUT, MARDAS Y MONTAGNON DE ISEYE. 2-9-2016.



La Arista de Montaut a Mardas y Montagnon de Iseye. 

Aparcamiento y Pista de Bitet, Orilla Derecha del barranco, Circo de Bitet, Cara Oeste, Cima de Montaut, Arista Norte, Cimas de Mardas y Montagnon de Iseye, Arista  de Ponce, Table de Ponce, Cabaña Laiterine, Orilla Izquierda del barranco Fin pista y Orilla derecha de Bitet.
02-09-2016.
Salida 08 h. Llegada 16 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Mardas procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            A partir de  la Cabaña Laiterine situada en la parte superior del Barranco de Bitet arrancan algunas posibilidades de recorridos que contemplamos al acceder a la misma provenientes de la cresta que arranca en Sesques y que se prolonga  por los Pics de Isabe y Permayou para alcanzar el Col de Iseye. Claro que, llegar a la misma no es gratis si tenemos en cuenta que hay que partir del Aparcamiento de Bitet, creo que es el punto de arranque más favorable, situado a tan solo 820 metros de altitud.
            Hoy 2 de Septiembre de 2016 elegimos la zona este del circo y al paso conoceremos el “afamado” Lac de Iseye.
            Son las ocho de la mañana cuando aparcamos el coche junto al Puente sobre el Bitet, barranco conocido y descendido por los barranquistas. Hemos tenido que pasar Gabás en un descenso de alrededor de 20 kilómetros del Portalet y tomar la Pista Forestal de Bitet que en perfecto estado de conservación nos deposita en el aparcamiento tras alrededor de un kilómetro y medio.

Desvío de caminos en el Final de la Pista de Bitet.

            La pista cerrada al tráfico sigue en perfecto estado tras cruzar a la orilla izquierda del barranco y remontar linealmente con el mismo en dirección prácticamente oeste.
            En un ensanche describe una zeta y se eleva definitivamente hasta su final sobre los1150 metros de altitud. Hay que decir que se puede alcanzar este lugar por el camino que transita la otra orilla del barranco y que está balizado en amarillo que será por donde volveremos. Una  gran tubería de hierro llega hasta la Presa de Bitet situada en las inmediaciones del lugar.
            Siguiendo la orilla izquierda del barranco hay un camino que prosigue para arriba pero nosotros no lo recordamos y atravesamos el barranco para proseguir por la orilla derecha del mismo ya dentro del hayedo. Nos daremos cuenta enseguida pues avistamos desde reducidos claros de la espesura la Cabaña Cujalate y además, el camino se marcha, poco después, claramente para arriba, por lo que, rebobinando nos damos cuenta de que por allí nos vamos al Lac de Isabe.

En la Plana Characou.

            Volvemos sobre nuestros pasos con la intención de descender hasta el final de la pista y retomar el camino correcto cuando advertimos de la discreta presencia de un caminillo que ha partido de un pequeño rellano y que se inicia sin hitos. Decidimos seguirlo y enseguida aparecen flechas y balizas rojas  que prosiguen en horizontal  lo que nos invita a continuarlo.
            Pasará por el Rellano de Characou para acercarse poco a poco al barranco que atravesaremos cuando todavía no sea más que un pequeño grupo de ramas contribuyentes hay con menguado caudal.
            Hemos descubierto la otra opción de alcanzar el circo y remontando la pradera alpina  en dirección norte alcanzamos la confluencia de caminos en el lugar que aproximadamente pretendíamos pues no queríamos llegar hasta la Cabaña Laiterine.

La Sur de Montaut desde el Barranco de Bitet.

            Hemos superado ligeramente la amplia Vertiente Sur de Montaut y proseguimos ascenso en busca de su cara oeste cubierta de verdura y de aspecto amabilísimo. Se trata de una ladera suave surcada por barrancos  poco descarnados que bajan de Mardas y Montaut. Los situados más al este y por tanto más sombríos también están más verdes  y vedados con pastores electricos para el ganado en un circo de praderíos abrasados.
            Ganamos altura y ya por encima del nivel de la cabaña rodeamos por la cabecera de los barrancos y nos orientamos al este cuando ya es visible la amable cabeza del Pic Montaut cubierta completamente por la verdura propia de la zona en la que destaca el rododendro, el arándano y el enebro sobre las pratenses.

La Sudoeste de Montaut y los barrancos.

            Progresamos con el sol en los ojos en medio de una mañana española en Francia y se  nos hace pelín pesadillo el ascenso hasta que alcanzamos el collado al norte de Montaut situado sobre los 1970 metros de altitud. Luego, un suave y corto ascenso en dirección sur nos deposita en la verde Cúpula del Pic Montaut situado a 2016 metros de altitud.

Circo de Besse desde Montaut.

            Son las once de la mañana con calimas por los alrededores que estropean un dilatado paisaje. Nos sentamos a echar un bocado mientras se seca nuestra espalda y contemplamos al Sur nuestro camino de subida, la Norte de Sesques con sus neveros residuales que le prestan porte de pico, el Lac de Isabe acunado en su ladera norte, los Picos de Isabe y Permayou girando al oeste, el Collado de Isabe en los que se inicia la Arista Marere-Bergon y la arista de Ponce que  cierra el circo por el norte para elevarse hasta Mardas,  la pirámide situada al norte y cuyo ascenso abordaremos seguidamente. Al este y debajo de nosotros queda el Circo de le Fond de Besse y Goust y la arista sudeste de nuestro pináculo que remata con el Pic de la Hourque.

Hacia Sesques e Isabe desde Montaut.

            Media hora después descendemos al collado y tomamos la arista que en dirección norte se va a ir elevando a través de una serie de suaves prominencias y recorrida por un caminillo que las faldea cómodamente.

Desde la Cima de Montaut la arista hacia Mardas y Montagnon.

            En el siguiente collado  el camino cambia de vertiente en busca de los Laquettes de Iseye y suponemos que del Lac de Iseye. Se trata de un valle suspendido por encima de Les Eaux Chaudes y situado al este de la cresta que estamos transitando. Nos guía detrás de Mardas el Montagnon de Iseye que se asoma tímidamente y el altivo Lasneres que domina el lac.

Retornando a la Sur de Mardas.

            Nos damos cuenta enseguida y retornamos a la arista por fuerte pendiente herbosa para alcanzar pacientemente por la misma la Cima del Pic Mardas mientras contemplamos las dos vertientes de la misma.

Los Laquettes de Montagnon de Iseye.

            Son las doce de la mañana, estamos a 2188 metros de altitud y desde aquí contemplamos la arista que nos queda al norte hasta el Montagnon de Iseye y la arista al oeste hacia la Table de Ponce y el Col Cotcharas. Detrás la arista que acabamos de subir desde Montaut. Se trata de unas aristas de considerable belleza plástica conjugada con amabilidad.

Hacia Montagnon de Iseye.

            La arista al norte llanea fundamentalmente, amable y herbosa al oeste y vertical y rocosa al este, nos conduce a través de pequeños resaltes recorridos por un herboso camino en el que nos cruzamos con un grupo que ha debido subir desde  Laruns o desde les Eaux Chaudes.

Cardo azul de camino a Montagnon de Iseye.

            Se puede trepar brevemente el final de la arista o faldearla por el oeste para alcanzar la Cima de Montagnon de Iseye situada a 2173 metros de altitud. Desde la cima fotografiamos el Lac de Iseye algo menguado de agua y con su característica forma acorazonada, el valle al noroeste con Aydius al fondo y el Circo de Ponce limitado por Bergón y la Marere al oeste.

El Corazón del Lac de Iseye.

            Son las doce y media. Hacemos algunas fotos y nos damos la vuelta sobre nuestros pasos fotografiando, entre otras flores a unas gencianas lúteas que no las pillas mejor en Julio.

En la Cima de Montagnon de Iseye. 

            Volvemos hacia Mardas y cerca de la cima faldeamos en horizontal en busca de la cresta oeste del pico utilizando trochas de animales y algún tramo de camino más transitado.

La Arista de la Table de Ponce y atrás Marere.

            La arista  tiene una par de pequeños resaltes intermedios que se faldean por el sur. Recobrada la arista hay que superar una prominencia intermedia  para remontar seguidamente  la Table de Ponce situada a 2159 metros de altitud. Se trata de una relajada arista que hacemos con los ojos puestos Tanto en la Este de la Marere como en la afilada Cima de Bergon: allí tenemos quehacer.

En la Este de la Table de Ponce.

            En la cima muy vestida de vegetación baja y ramosa encontramos acantonados un par de abedules y visualizado el Col Cotcharas iniciamos el largo descenso hacia el Circo de Bitet con objetivo inmediato en la Cabaña Laiterine.

En la Cima de la Table de Ponce con Montagnon y Mardas.

            El descenso que es amable nos resulta incómodo para las rodillas a pesar de que lo hacemos suavemente en dirección casi oeste utilizando largas y suaves rampas de verdura.

Marere y Bergon desde la Table de Ponce.

            Alcanzamos el barranco que baja con agua del Col Cotcharas pero como hay bastante ganado por arriba no cogemos agua, ya lo haremos más abajo en alguna urgencia.

Bajando hacia el Col de Iseye.

            Llegados a la Cabaña Laiterine situada a 1680 metros de altitud, la encontramos ocupada por los pastores y ni siquiera nos detenemos: vamos a continuar el descenso en busca del hayedo y de los barrancos de la Ladera Sudoeste de Montaut que son los que no tienen ganado.

La Cabaña Laiterine.

            Antes de alcanzar el paso de la rama de barranco más al norte me alargo en busca de agua encontrando enseguida una surgencia de la que mana bastante fresca. Rosa se ha ido directa continuando por el camino que estamos bajando desde la cabaña.
            En el cruce del barranco y aprovechando una sombra creciente junto al mismo nos sentamos a comer pues son las dos de la tarde. Se agradece la profunda sombra  que refresca nuestras espaldas y también el agua fresca.

Bajando hacia la Cabaña Cujalate.

            Media hora después continuamos el descenso  alcanzando la planicie en la que confluyen los dos caminos. Hemos subido por el de la orilla derecha del barranco y vamos a bajar por el de la izquierda.
            Recordábamos vagamente que el camino de la izquierda del barranco era un tanto artificioso y así será pues recorre un par de lomos suaves entre barrancos y seguidamente, ya dentro del hayedo,  atravesará sucesivamente ramas de barrancos provenientes de la Sur de Montaut.
            Una francesa que anda perdida nos pregunta por el Lac de Isabe le hacemos entender que vuelva con nosotros  que la pondremos en camino. Sería mucho más lioso indicarle el camino que hemos hecho nosotros a la mañana.

Resalte hacia el Lac de Isabe y Aguja de Tenebros.

            Poco después alcanzamos el rellano herboso en el que se asienta la Cabaña Cujalate y proseguimos largo descenso que nos conducirá finalmente al final de la Pista de Bitet, lugar en el que encaminaremos a nuestra ocasional acompañanate. Los dos caminos están balizados de amarillo y ese ha debido ser su error.
            Nada más coger la pista sale el caminillo balizado de amarillo que se va a cruzar el barranco y bajar por su orilla derecha. Lo habíamos recorrido en la ocasión en que subiéramos a Sesques.
            Con algún pequeño sube y baja, muy sombrío y no solamente a estas horas de la tarde, se va para abajo siempre próximo al intermitente curso del agua. Alcanzamos ya bastante abajo el desvío a la Cabaña de Sesques por la que hiciéramos la circular al pico y enseguida la pista que llega a la tubería. Medio kilómetro por la misma nos permite alcanzar el Aparcamiento de Bitet en el que tenemos el coche.
            Son las cuatro de la tarde, el último tramo de camino se nos ha llevado media hora y la verdad es que no acorta demasiado a la pista. Terminamos con ganas y la verdad es que en algún momento se nos ha hecho al camino pesadillo pero es que al final el desnivel salvado no habrá bajado ni un pelo de los 1500 metros y con mucho calor a pesar de que en las crestas se estaba bastante bien.
            Otro día más sabiendo que no será un negocio barato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.