15 may. 1992

6-92. PEÑA RETONA POR LA CANAL ANCHA. 15-5-1992.

Cara Este de Retona. 21-5-05.

Pista de Lana Mayor, Canal Ancha y Cara Este.
15-05-1992.
Salida 06:45 h. Llegada 12 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Retona procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            El tiempo está excesivamente caluroso en este mes de Mayo. Vamos, que va a juego con el Invierno que hemos tenido. ¿Será verdad lo del efecto invernadero?
            El domingo pasado hicimos las Llenas y hoy 16 nos vamos a Peña Retona antes de que se estropee el tiempo y en previsión de que a fin de mes tendremos la Comunión de Biola.
            Tenemos alguna referencia del Mapa de la Alpina y algo que hemos hablado con Miguel pues el asunto viene ya de lejos. La Canal Ancha estará llena de nieve, pero ¿cómo estará la nieve? Más vale no pensar en ello. De cualquier forma todo dependerá de la noche.
            Rosa quiere madrugar, es algo inevitable para subir con la nieve en medianas condiciones. Por tanto a las seis menos cuarto salimos de casa: un madrugón como en nuestros mejores tiempos, se aproximan los Alpes 92.

Detalle de la Entrada a la Canal Ancha. 14-6-07.

            Una hora de coche nos espera. Carretera asfaltada hasta Piedrafita y una pista labrada en tierno por los todoterrenos que en esas condiciones las dejan destrozadas, luego. Suerte que está seca y a puro de pericia nos vamos hasta casi donde queríamos llegar. Tampoco la última vez llegamos hasta donde queríamos pues el agua que había bajado por medio la había dejado impracticable para nuestro R-9. Hoy en el segundo alud que corta la pista completamente nos tenemos que quedar. Nos servirá de nevera.
            La mañana está espléndida a las siete menos cuarto. Estamos a 1750 metros de altitud, metemos los anoraks en las mochilas y nos vamos adelante por la pista para abandonarla poco después  e introducirnos en la pradera.
            Media hora después, hechas las deducciones oportunas, estamos frente a la Canal Ancha: hemos llegado juntos con el sol.
            Hemos subido 100 metros y tenemos todo el tajo blanco ante nosotros pues la nieve baja hasta abajo.

Parte Alta de la Canal Ancha a Retona. 14-6-07.

            El primer contacto es desolador por necesidad: una continua trampa de nieve que nos obliga de momento a ir de piedra en piedra y a ponernos las polainas. El inicio del corredor, poco inclinado no es para menos ahora que está recibiendo ya el sol.
            Ascendiendo en dirección sudoeste nos acercamos hasta la boca de la canal: ¡Por algo la llaman Canal Ancha! Habrá unos 80 metros entre las paredes de la entrada y de cualquier forma no tendrá menos de 20 metros en ningún punto, al menos de lo que se ve desde aquí.
            Una huella titubea al igual que lo hacemos nosotros y la desestimamos de momento. La pendiente que ha ido creciendo suavemente será de alrededor de 30 grados. La nieve blanda en la que al principio nos hundíamos hasta la rodilla se ha ido endureciendo pero a pesar de ello la huella es profunda y requiere un generoso esfuerzo: subimos con un ritmo de 30 pasos y no va más. La situación es preocupante, o estamos hechos unos guiñapos o es que nos estamos pasando de revoluciones.

Casquete Somital Este de Retona. 21-5-05.

            Vamos poco a poco progresando en la Canal y ganamos la sombra con la esperanza de que se endurezca la nieve, lo que así sucede: con qué inefable comodidad hacemos huellas de media bota dando por bueno el evidente esfuerzo que requiere.
            Poco después coincidimos con la indecisa huella que ahora es más precisa y el asunto cambia un rato: progresamos como si fuéramos en avión.
            Sobre las ocho y cuarto y en una roca que sobresale en medio de la canal nos paramos a almorzar, algo que se está convirtiendo últimamente en inusual.

Circo Lacustre de Bucuesa desde Retona. 21-5-05.

            Continuamos después, igualmente a la sombra, con nieve dura y por la huella que sube y se inclina hasta los 40 grados, pero estamos bastante arriba y avistamos el collado en el que va a morir la canal.
            Salimos al sol y subimos la salida de la canal por la parte izquierda a través de un tramo mixto de calizas descompuestas y hielo podrido con algo más de inclinación que culmina con una gravera terrosa nacida en el mismo collado. Son las nueve de la mañana y estamos sobre los 2600 metros. Todo está quieto incluso el aire.

En la Cima de Retona, Bucuesa al fondo.

            La continuación se inicia de manera evidente en dirección noroeste a través de un canchal calizo que se cierra con una pequeña pared que franqueamos por nuestra izquierda, e inmediatamente aparecen hitos  que nos conducen por un segundo canchal al nevero de la cresta  que nos cortara finalmente el paso al convertirse en el paredón somital roto por  una brecha fácil que nos deposita directamente en la Cima de Peña Retona a 2745 metros de altitud. Son las nueve y media hemos hecho 700 metros de canal en hora y tres cuartos, a 400 metros por hora que estimamos interesante y en total 930 metros en un tiempo normal.
            Tomamos un limón en una mañana absolutamente calurosa que nos trae a la memoria por la hora  y las condiciones meteorológicas a la Cima del Cilindro 87 de grato recuerdo.

Salida de la Canal Ancha de Retona. 21-5-05.

            Contemplamos largamente un conocido paisaje y por ello quizás más querido, hacemos la fotografía del recuerdo con los Ibones de Bucuesa, especulamos sobre Escarra y la Pala de Ip, divisamos Sabiñánigo bajo la imponente neblina que lo cubre y media hora después nos vamos para abajo.
            El camino que nos baja hasta el collado nos permite admirar largamente la Pala de la Horca de la Lana Mayor, la Peña Zarrambucho, el Tríptico, la Cima Capullo, en fin, casi todo el cresterío que remata en Peña Telera.
            Ya en el collado vuelve mi señora con las consabidas andadas de los descensos, suerte que hace tiempo que no le hago ni caso. Lentamente ganamos la nieve de la canal que, ahora blanda, se ahoya al capricho de “ambos dos.” Descendemos la canal por cualquier parte, de frente y sin destrozar la huella de subida que a alguien le irá bien.

Vertiente Sur de la Salida de la Canal Ancha y Peña Puerto Rico. 21-5-05.

            A la subida hemos visto la huella de un “culembajen” desde muy arriba. Bajamos próximos a él una zona llena de trampas de nieve en la que Rosa se hunde como una navaja y tiene sus problemillas para sacar algunas veces las piernas.
            Superada una pequeña cintura sobre la mitad de la canal, momento que estaba esperando, saco de la mochila un saco de plástico de los de abono, lo abro con la navaja, nos sentamos sobre él y para abajo por el canalizo que alguien había practicado.
            Bajamos de frente con los pies y los piolets porque a pesar de que la nieve está muy blanda, la pendiente es considerable y hay que controlar la velocidad. Bajamos sentados sobre nieve que va reteniendo Rosa encima del saco y tenemos que pararnos a quitarla un par de veces pero haremos un desnivel de 300 metros en un periquete.

Canal Ancha desde la salida. 21-5-05.

            Llegamos casi hasta el final de la nieve con lo que nos evitamos la mayoría de las trampas de nieve pero a cambio la mojadura nos llega hasta la cintura, algo que no sabe el grupo de navarros, una docena, entrados en años que inician a estas horas el ascenso de la canal. Son  las once.
             Se nos miran llenos de envidia suponemos, pues nosotros ya hemos hecho lo que ellos están comenzando y que nosotros estamos bajando como un alud. Luego posiblemente nos recordarán agradecidos de la huella que tienen hecha y que los primeros ya han tomado.
            Cogemos florecillas al sol que nos va secando y cuando nos llegamos al coche nos tomamos la lata que hemos puesto a refrescar bajo los restos del alud, con la tranquilidad del que sabe que a las doce de la mañana hemos terminado la actividad. Disfrutamos un rato al sol que va secando nuestras ropas, que buena falta les hace y poco a poco nos vamos para abajo por la pista charlando distendidamente  y descansados.

Descenso de la Canal Ancha. 


            Es poco más de la una cuando llegamos a casa: a la ducha y a comer con Máximo y Carmen. Madrugar puede ser bueno para esto, por ejemplo.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.