28 jun. 1992

7-92. TRES FRONDIELLAS POR ARRIEL. 28-5-1992.

Corredor a Frondiellas Central. 4-5-09.

Embalse de La Sarra, Llano Cheto, Ibones de Arriel, Cara Oeste, Frondiella, Central y Frondiella Norte.
28-06-1992. 
Salida 06:15 h. Llegada 11 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Frondiellas procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Disfrutábamos en el Pico Sudoeste de las Frondiellas reponiéndonos de las prisas del ascenso, pues nos habíamos quedado dormidos en el Chalet de Aragonesas de Respumoso.
            Disfrutábamos y a la vez sufríamos la decepción der no poder alcanzar otra cima más al sudoeste en la Arista Robach, pues una fuerte brecha nos lo impide en este momento.
            La solución nos la ofrece una cordada que sube  por la cara oeste procedente de los Ibones de Arriel, pero hay que bajar un buen trecho por la pala nevada y no queremos invertir  tiempo en ello, fundamentalmente porque tenemos intención de hacer hasta el Anónimo y desconocemos el patatar.
            Nos proponemos volver pero por el lado de Arriel acampando abajo y tal… desde entonces ha pasado bastante tiempo y han cambiado bastante las cosas. Lo cierto es que estamos a finales de Junio del 92, nos encontramos a cuatro pasos de marchar a los Alpes por segunda vez y estamos en plena vorágine de hacer metros. Las Frondiellas pueden ser un buen plato.

El Hayedo de Aguas Limpias. 28-6-10.

            El domingo 28 lo empezamos a todo trapo a las cinco de la mañana y veinte minutos después estamos en la carretera. Es completamente de noche.
            Vamos rápido, sin circulación y cuando está amaneciendo estamos en la Sarra, poblada de pescadores más madrugadores que nosotros por lo visto.

Cruzando la Cascada de Arriel. 13-7-05.

            A las seis y diez nos echamos a andar, bien podemos decirlo, con todo el día por delante; aunque también es cierto que vamos a necesitarlo pues arrancamos a 1450 metros de altitud y queremos crestear por encima de los 3000.
            Rosa va delante rompiendo el fresquillo de la mañana y echando del camino a las mulas que merodean por el Llano de las Fetas. Poco después transitamos el hayedo vestido con una imponente fronda y el día nos ha facilitado decididas muestras de que va a ser excelente.

Cascada Inferior de Arriel. 21-6-93. 

            Una hora después estamos en el Paso del Onso y, por una vez, tomamos el camino correcto sobre los rododendros y no lo abandonamos hasta alcanzar la Cubeta Lacustre de Arriel por su desagüe natural. Son las ocho y diez.
            Seguimos el camino que transita entre los ibones y atravesamos los neveros con nieve dura que tienen los pies a remojo en los mismos. En ellos encontramos huellas tiernas  de alguien que pasó ayer muy tarde o lo ha hecho esta mañana. Me inclino por la segunda opción cosa que comprobaremos enseguida: unos metros más arriba, en la pedrera, hay un montañero que no sabemos de dónde ha salido.

Ibón Inferior de Arriel. 14-7-05.

            Nos paramos a almorzar en el fondo de la cubeta próximos al Ibón Superior. Hay que reponer fuerzas antes del repecho pues estamos a 2250 metros de altitud todavía.
            A las nueve menos veinte nos vamos, encaramándonos al pedregal situado inmediatamente al sur del Desagüe dl Glaciar de la Frondiella, en dirección al lugar en el que hemos localizado al montañero que nos antecede. Vamos en busca del pequeño Ibón Helado pero para ello primero tendremos que alcanzar la parte superior del espolón para, ya por nieve en la que hay diminutos huellas sobre la nieve venteada y bastante helada, meternos barranco arriba hasta alcanzar el rellano en el que se asienta el ibón.

Ibón Alto de Arriel con Arremoulit al fondo. 14-7-05.

            Lo dejamos a nuestra izquierda a 2400 metros de altitud con una nieve que no ha sido azotada por el viento y que está buena.

Anónimo y Frondiellas desde Balaitus. 13-7-05.

            Contemplamos lo que nos parece una cordada sobre la base del Corredor Sudoeste de Balaitus. Nos servirán para marcar diferencias pues nosotros estamos buscando lugar apropiado para irnos a nuestra derecha, al este, saliéndonos del barranco por el primero de los corredores paralelos que ascienden a la aquí recién nacida Arista Wallon.

Cima Norte de las Frondiellas.

            Perdemos la huella y tomamos dirección casi sur para, por suaves campos de nieve, ir ganando altura fuera de los escarpes situados a nuestra izquierda. La decisión  se convertirá en un enorme error pues nos meterá sobre interminables campos de nieve de los que, tras arduo y desolador esfuerzo, saldremos al reencuentro de la huella que transita bajo la Cresta Wallon, dirigiéndose al norte a través de tres resaltes consecutivos.

Cara Norte de Frondiellas y Anónimo. 14-7-05.

            La Arista Robach nos ha tentado, atraído y embarcado consecutivamente. Ibamos y vamos a ella pero todo a su debido tiempo.
            Alcanzamos una huella que está hollada fundamentalmente en descenso sobre nieve un poco más consistente que nos conduce directamente al estrangulamiento de la pared que es paso obligado.

Aguja Cadier desde la Frondiella Norte. 14-10-12.

            La pared que de pronto se ha puesto en pie cuenta con una buena huella, cuando las cosas se complican todo el mundo se pone en fila, que nos permite pasar fácilmente el estrangulamiento y acceder al nevero somital vestido con nieve más dura a pesar de que está casi al sol y sobre la que vamos a mejorar el ritmo anterior.
            La nieve se va perdiendo entre los huecos de la pedrera terminal y a las once menos cinco llegamos a la Cima de la Frondiella Central a 3069 metros de altitud. Nos hemos chupado 1630 metros de desnivel a 350 metros por hora.

Frondiella Central desde la Norte. 4-5-09.

            Continuamos en dirección norte por la cresta sobre nieve profunda y enseguida alcanzamos la Cima de la Frondiella Norte situada a 3068 metros de altitud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.