24 jul. 1994

5-94. DE LA FORQUETA AL POSETS. POSETS, POSETS NORTE Y DIENTE DE LLARDANA. 24-7-1994.

Las Forquetas desde el Ibón de Llardaneta. 9-8-00.

Ibón de Llardaneta, Canal Fonda, Espalda, Cima Posets, Posets, Norte, Posets, Espalda de Posets, Diente de Lardana y Canal Fonda.
24-07-1994.
Salida 08:00 h. Llegada 14:20 h.
Mixto.
Fácil.
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Biola y Mariano Javierre.

Mapa de Posets procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            La noche es de luna llena, larga y dura que hacemos a vueltas y a plazos hasta  las ocho menos cuarto de la mañana del 24 de Julio de 1994, al que amanecemos en medio de la humedad de la sombra, pues todavía no llega el sol,  a la zona Sur del Ibón de Llardaneta donde estamos acampados.
            En cincuenta minutos hacemos las cotidianas tareas de todas las mañanas y pasadas las ocho y media iniciamos, ya al sol, el rodeo del ibón por la orilla norte, para atravesar el torrente bajo la cascada, e iniciar sin perder altura  el contorno del Diente de Llardana para incorporarnos al camino que sube por la Canal Fonda de la Ruta Real al Posets, para lo que empleamos veinte minutos.

La Canal Fonda y el Diente de Llardana desde la entrada. 8-8-00.

            Tenemos a nuestra izquierda el Diente de Llardana y a nuestra derecha la Tuca Alta. Poco después encontramos el primer nevero: son 150 metros al principio algo inclinados pero por buena nieve en la que seguimos huellas frescas para arrellanarse en la segunda mitad.
            El rellano termina cuando la canal vuelve a empinarse decididamente en busca del collado. Ascendemos 100 metros por la pedrera metamórfica dejando a nuestra derecha el final del segundo nevero, y cuando la nieve cubre todo el fondo del corredor lo atravesamos para subirlo por su izquierda, utilizando las huellas de una pareja que las ha reafirmado delante de nosotros por necesidad manifiesta del segundo de ellos.

En la canal Fonda. 8-8-00.

            La nieve sigue estando buena, lo que nos permite superar fácilmente la pendiente que rondará los 45 grados para arrellanarse finalmente en el nevado collado situado a 3000 metros de latitud.
            Incorporados ya a la pared somital del pico y al sol, paramos a echar un trago de agua. Mientras tanto contemplo la vía de acceso al Diente de Llardana que arranca del collado.

La espalda de Posets. 8-8-00.

            Poco después continuamos el largo ascenso de la metamórfica y descompuesta Arista Sur del Posets o Espalda de Posets que se transforma de cuando en cuando en una inestable pedrera transitada por una infinidad de caminillos. Nosotros buscamos los pasajes más firmes de la cresta, adelantamos a algunos, nos cruzamos con otros que bajan y a buen ritmo nos plantamos en la Cima del Posets o Punta de Llardana a 3375 metros de altitud cuando son las once menos veinte de la mañana. Hemos empleado dos horas y cinco minutos en subir los 725 metros de desnivel, lo que está bastante bien.

En la Cima del Posets y al fondo el Posets Norte y la Arista de Bardamina.

            Charlamos con el personal, indicamos algunas cimas próximas que nos permiten las nieblas que rellenan todo el horizonte oeste: allí está el Circo de Machimala, los Veteranos, los Gemelos, la Cresta de Bardamina, la Cresta de Guías hasta Perdiguero de gratos recuerdos y que se continúa con la Arista Norte de Remuñé y al fondo el Macizo de las Maladetas rematado con los Vallivierna. Bajo nosotros y al este el sin fin de ibones   de la zona de Batisielles-Perramó y el Valle de los Ibones. Al sur el Escorbets, la Creta del Forcau, el Diente de Llardana en primer plano y al fondo la enigmática Tuca de la Llantía, los Tres Eristes, la cresta que va desde la Forqueta al Tucón Royo, la Cresta de las Espadas… casi nada. Hacemos algunas fotos.

La Norte del Posets desde Posets Norte. 8-8-00.

            Contrastamos información con uno de Sangüesa que nos confirma la facilidad del Diente de Llardana y de la Forqueta y nos vamos por la cresta.
            Enseguida hacemos la Cima del Posets Norte, un poco más bajo que el anterior con 3325 metros de altitud. La cresta es afilada pero fácil y nos vamos adelante y para abajo al encuentro del nudo en el que convergen las Crestas de Bardamina y de Gistaín.

Desde el Posets Norte, las Espadas el Pavots, Diente Royo y Eristes. 

            La Brecha de la Paúl es fácil pues es ruta transitada por mucha gente, pero yo quiero ver la Brecha Carrivé que me han dicho que es otra historia, cosa que no lograré pues las nieblas se están moviendo de nuevo y me privan del tiempo y de la tranquilidad para ello. Lo que si veré es que el camino que sube del Valle del Clot carece de dificultades.

Iniciando el descenso de la Sur de Posets.

            Volvemos sobre nuestros pasos al encuentro de la multitud que ha acampado en la Cima Principal de Posets. Charlamos con algunos de los de antes que todavía se encuentran allí, echamos un trago y nos vamos para abajo cuando son las doce menos diez, en dirección contraria a la procesión que sube.
            A media cresta hacemos un breve descanso pues la atmósfera está algo cargadilla para la hora que es mientras nos alcanza el de Sangüesa que baja al trote.

Diente de Llardana desde el collado.

            De charla con él alcanzaremos a su compañero que va delante para llegarnos al collado en el que nos separaremos: ellos se van para abajo y nosotros a pegarle un bocado al Diente de Llardana cuando son las doce y media.

Cima del Diente de Llardana.

            Siguiendo hitos que se inician en el collado iniciamos la creta norte por su flanco este buscando manchas de hierba en una franja o canal que sube muy próxima a la arista. La vía tendrá sobre los 65 grados, pero es casi una escalera que se sube por cualquier sitio a lo largo de 30 ó 40 metros sumamente erguidos.

Posets desde la Cima Norte del Diente de Llardana. 

            UN hito señala el final de este empinado tramo que se continúa con una serie de viras y de repisas fáciles que conducen a la cresta. Ya en ella, unos metros también fáciles nos depositan en la Cima del Diente de Llardana a 3085 metros de altitud, el tercer y último tresmil del día para el que hemos empleado veinte minutos. Luego, un corto paseo nos conduce a la cima sur y ya está, estamos en el pico del que un día dije que nunca lo haría.

Tuca del Forau de la Neu desde el Diente de Llardana. 10-8-00.

            Hacemos unas fotos y diez minutos después, por idéntico camino, iniciamos el descenso que nos llevará de nuevo al collado en otros veinte minutos con los incontrolados nervios de Biola.
  
En la Punta Sur del Diente de Lardana y detrás desde Gourgs Blancs  al Alba.


            Recogemos las mochilas que habíamos dejado allí mientras inicia el descenso con el grupo de catalanes con el que tendré algunas frases:  “El que quiera patinar que lo haga fuera de la huella, que no estáis solos en el mundo” o “Te juro que si te clavas el piolet no te bajo.” A pesar de ello todavía  ayudaré a un par de ellos, más juiciosos, en una travesía para que cojan nuestra huella.

Forquetas, Eristas y la Sudoeste de Posets desde el Diente de Llardana. 10-8-00.

            Hacemos una foto al final de la canal y a las dos y veinte, una hora después, estamos en nuestra tienda.
            Disponemos de toda la tarde pero antes de enfriarnos nos pegamos un remojón en el ibón; luego comemos relajadamente en medio de una tarde relativamente incierta y fresquilla a ratos que obliga a vestirnos un poquillo.
            Llegan un par de inglesas a acampar junto a nosotros, les indicamos  el camino del día siguiente, nos echamos una siesta y dejamos que vaya transcurriendo la dilatada tarde.

En la Canal Fonda de la Ruta Real al Posets.

            Para terminar y a la espera de la hora de cenar, nos damos una vuelta por los alrededores: un hermoso, relajante y delicado paseo montañero contemplando de cerca las Crestas del Forcau y el riñón enorme que ha dejado un desprendimiento de la misma.
            Echamos una ojeada al trabajo del día siguiente y tras dar de comer a la truchas del ibón pequeño que está junto al sumidero por el que se filtran las aguas de los Ibones de Llardaneta, cenamos que es lo único que nos queda por hacer hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.