11 ago. 1994

7-94. LOS BESIBERRI 94. PUNTA PASSET. 11-8-1994.



Pirámide final del Celestín Passe desde Comaloforno.


Embalse de Cavallers, Les Basses, Brecha de Coma Les Torres, Collado Sur y Arista Sur y vuelta a Les Basses.
11-08-94.
Salida 07:30 h. Llegada 17 h.
Sol.
Bastante fácil.
Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Punta Passet procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            En la Semana Santa del 87 nos acercamos hasta el Embalse de Cavallers, cierre artificial del Valle de Boí. Llovía y las nieblas no nos permitieron admirar los cresteríos del circo.
            Había que ver los Besiberris pero estaban tan lejos que el tiempo pasaba impenitentemente y allí seguían  como uno más de los múltiples retos pendientes que teníamos.
            Alguna vez habíamos pergeñado la posibilidad de hacer el circo en tres días con viajes incluidos. Había consultado el mapa de la Alpina que intencionadamente habíamos comprado en el 87 y a pesar de la poca información que ofrecía, no estaba exenta de dificultades precisamente: aconsejaba como poco el empleo de la cuerda y se podía contar con un refugio metálico de altura que los que lo habían utilizado lo calificaban como un auténtico infierno.
            El 94 que se inició con bastantes problemas y con poca, por no decir casi nada, montaña, se había cargado nuestra  acariciada tercera salida a los Alpes. Consecuentemente el Cervino tendría que esperar. Pero la situación iba a variar sustancialmente de cara al verano: tardamos más de lo acostumbrado en diseñar nuestras vacaciones, entre otras razones porque yo abrigaba  la esperanza  de hacer un par de salidas interesantes al Pirineo.
            Al final fuimos a Creixel a primeros de Julio, para Santiago nos marchamos al Posets con Biola, continuamos con playa pasada por agua en Santander y por fin disponíamos de la segunda semana de Agosto para los Besiberri sin Biola y con Juan, con el que, por cierto, hacía una eternidad que no coincidíamos.


La postal del Valle de Boí.

            Comentamos en su casa diversas alternativas la conveniencia de hacer los 190 kilómetros el miércoles día 10 y como poco ver el asunto para que nos ayude a tomar determinaciones.
            Consecuentemente recogemos a Juan el 10 de  Agosto a las cinco menos cuarto de la tarde en su casa y nos echamos a la carretera con tranquilidad pues vamos a muy buena hora: calculo tres horas y media con lo que no serán más de las ocho y media cuando lleguemos a Cavallers.
            Sobre Ordesa hay tormenta pero no parece muy consistente y por abajo la tarde está buena  haciendo juego con el incierto tiempo previsto.
            De Boltaña a Ainsa obras y circulación. En un semáforo de las obras tengo que frenar y la rueda delantera derecha se bloquea. A partir de allí, esa tenue musiquilla que Rosa no oía va a tomar notoriedad y volumen conforme vayamos haciendo kilómetros.
            Pasamos al Esera, dejamos atrás la Peña Montañesa y nos vamos en busca del Congosto del Ventamillo con menos ritmo pues el ruido va en aumento, sobre todo en las curvas a derechas.
            Luego por Castejón nos vamos hacia el Col de Fadas. Nos cruzamos con un raid de franceses con una treintena de “dos caballos” cochambrosos: este país permite casi todo todavía.


Desde Paset el Collado de Coma Les Torres y atrás Punta Alta.

            Casi en Pont de Suert entramos al Valle de Boí por el que discurre el Noguera de Tor, sobre una carretera recién remodelada que está estupenda.
            En Barruera buscamos un taller pero el “ferrero” ha cerrado ya pues son las ocho de la tarde por lo que decidimos proseguir para arriba con cuidado y a la vuelta ya veremos.
            Pasamos el Balneario de Caldas de Boí y ya por una carretera estrechísima nos acercamos a la pared de la presa tras una pequeña duda. Aparcamos en el inicio de la Pista de Comas Les Bienes a 1770 metros de altitud cuando son las ocho y media de la tarde.
            Buscamos un sitio para plantar la tienda, cogemos agua de la presa, oteamos el horizonte  y reconocemos el camino de salida por el margen derecho del valle ya que los otros dos están perfectamente indicados.
            Plantada la tienda junto al cartel que indica el Camino a Punta Alta de Comas les Bienes, cenamos y caen hasta unas Heineken al paso que cae la tarde medio nublada aquí.
            A las diez nos empiltramos con una  dilatada conversación que se prolongará hasta las once y media en medio  del tranquilo sueño de Rosa que sopla discretamente. El suelo planísimo nos regala un lecho cómodo y  agradable. La noche resultará larga y cálida pues no estamos por madrugar.
            Nos despertamos alguna vez que otra pero hasta las siete aguantamos sin pena. La mañana a la sombra está espléndida pues el sol ya va por los altos. Desayunamos, recogemos la tienda, enmochilamos todo y a las ocho menos veinte estamos en marcha.

Punta Passet desde Coma Lo Forno.

            Nos acercamos a la pared del enorme Embalse de Cavallers para atravesarla hacia el oeste y tomar el camino que se inicia aquí, horizontalmente hacia el norte, contorneando el embalse y que nos engaña pues conduce a unas paredes equipadas para escalada.
            Tenemos que deshacer el embarque y son las ocho cuando localizamos unas estacas de madera pintadas de verde que nos van a conducir en dirección oeste-noroeste, a través de las Empadats de Coma les Torres. El camino bien señalizado, solamente le falta el cartel de inicio, asciende vertiginosamente rompiendo la pared por las fisuras que el glaciar ha excavado en el granito. Una brecha característica de sur a norte nos saca del primer corredor iniciando el contorno del Coma Les Torres.
            Las mochilas no pesan demasiado pero la pendiente no precisa del peso para lastrarnos convenientemente. El camino que nos ha sacado por los aires, deja allá abajo al embalse al poco rato. A pesar de ello la vía atraviesa constantemente manchas de pratenses sobre las que se afincan espaciados pinos negros.
            Subimos justillos pero subimos. El camino se arrellana píamente, atraviesa un bosquecillo de pino negro y orientándose al noroeste se introduce en un enorme pedregal granítico con bloques de todas las medidas, orientándose hacia Les Basses y aproximándose a la Brecha de Coma Les Torres, transitando de nuevo por enormes manchas de verdura situadas a 2400 metros de altitud.
            Son las diez y paramos a almorzar pues ya hace un buen rato que nos da el sol en la espalda. Comemos y bebemos un poco pues hay agua en el praderío y tras una comprobación decidimos subir las mochilas 100 metros más sobre el pedregal  hasta alcanzar la altura de un minúsculo collado que atravesaremos  a la vuelta cuando nos acerquemos a Les Basses.

De Avellers a Punta Lequeutre con Passet desde Senyalada. 5-8-16.

            Dejamos una mochila, aligeramos las otras dos y en dirección oeste vamos ascendiendo en busca de la Brecha de Coma Les Torres que parece alejarse, ya que, no en vano, hay que subir sobre 250 metros por una pedrera que termina en un empinado corredor que subimos por cualquier parte pero con cuidado porque está sumamente descompuesto.
            Pero más descompuesto está el descenso, hay que perder 125 metros de altura en dirección al Estanyet, de los cuales, los 40 primeros son un estrechísimo corredor vertical y absolutamente descompuesto. Luego un pedregal batido por innumerables aludes conduce a un pequeño circo nevado que atravesamos frontalmente orientándonos hacia otro empinado corredor que conduce al collado de separación entre la Punta Laquetre y el Pico Passet, que no parece tener más desnivel que el que acabamos de bajar, pero engaña.
            El corredor parece fácil a pesar de que tiene un bloque empotrado de aspecto regular, pero parece ser que por la derecha se puede salvar.

Desde Passet la Cresta de Besiberri Sur a Coma Lo Forno.

            Así se cumple: un tramo de pedregal poco estable, el bloque que se sortea con un paso atlético ya que por debajo se angosta demasiado y el tramo final del corredor absolutamente inestable que nos deposita en la cresta a la vista de los Estanys Gelats. Viramos al norte y a toda cresta nos vamos sorteando diversos pasos fáciles hasta desembocar en una brecha de unos 4 metros que se continúa a ambos lados con sendos diedros bastante lisos de otros 4 metros.
            Juan baja al fondo deslizándose por el del oeste que tiene algunas fisuras, yo encuerdo a Rosa que destrepa por el del este para a continuación rapelar y recuperar la cuerda: adiós paso de IIIº superior anunciado.
            La cresta que continuamos con frecuentes apoyos de manos nos deposita en la Cima del Pico Celentín Passet situado a 3002 metros de altitud cuando es la una menos cuarto.

Desde la Cima de Coma Lo Forno se ve la Punta Passet. 

            La Punta Passet es el tresmil menos visitado del Pirineo según Juan Buisé. Nos ofrece una buena vista de los Estanys Gelats, la accidentada cresta que va desde el Besiberri Sur al Coma Lo Forno y la arista que une a este con el Coma Les Torres. Estamos tan próximos al Coma Lo Forno que casi podemos tocarlo. Nos separa la conocida Brecha Passet, catalogada de IVº con un largo y obligado rápel que nos vamos a hacer.
            Hacemos algunas fotos en medio de un espléndido día, disfrutamos media hora del paisaje y a la una y cuarto iniciamos el descenso por idéntico camino, no es cuestión de tentar la suerte bajando el lado fácil de la brecha y descender el corredor que nace en ella.
            De regreso por la cresta hacemos la brecha que habíamos pasado anteriormente pero sin encordar y antes de abandonar la cresta nos paramos a contemplar los Ibones de Gémena.
            Bajamos el corredor casi a bolazo limpio superando con cuidado el bloque empotrado y enseguida alcanzamos el fondo del circo nevado enfriando en la nieve un poco nuestros pies. Poco después ascenderemos el empinado, descompuesto y angosto corredor que nos devolverá al collado en la Cresta de Coma Les Torres.

Coma Lo Forno desde Celestín Passet.

            De allí para abajo nos espera un largo descenso por el pedregal al encuentro de la mochila abandonada y, de nuevo con ella, nos vamos en horizontal en busca del agua próxima al collado en la Cresta del Coma Lo Forno.
            Son las tres y media, comemos sobre unos escalones de pratenses bastante incómodos pero una sencilla ensalada nos recompensa.

La Oeste de Besiberri Sur, Coma lo Forno y Punta Paset desde Senyalada 5-8-16.

            A las cinco menos cuarto, he tenido tiempo hasta para una leve cabezada,  pasamos el collado situado a 2500 metros de altitud y avistamos Les Basses situadas a 2450 metros. En quince minutos descendemos un coto corredor y alcanzamos la Superior en la que encontramos un buen lugar para plantar nuestra tienda, cosa que haremos a continuación, desmantelaremos las mochilas, nos asearemos en el estany y disfrutaremos a nuestra manera de una tranquila y soleada tarde después de hecha toda la faena que hoy ha sido de 1500 metros subidos y 800 bajados lo que para primer día no ha estado del todo mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.