26 mar. 1995

1-95. MANDILAR Y EL VERDE. 26-3-1995.

El Verde desde el Puntal de Petrosos. 2-1-14.

Pista de Hoz de Jaca, laderas de Mandilar, Ibón de los Asnos y Cara este de Mandilar, Ibón de Sabocos, y Arista Sur del Verde. Descenso al Ibón de Sabocos y Pista de Hoz de Jaca.
26-03-1995.
Salida 10 h.Llegada 16:45 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Biola y Mariano Javierre.

Mapa de Mandilar y el Verde procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            En Este año 95 hemos cambiado los crampones por los esquís y lo que estos conllevan. Nos habíamos resistido muchas veces al asunto pero al final y con motivo de que Biola quería aprender a esquiar, decidimos aprender los tres  y así, además  nos la llevamos por delante para seguir haciendo cosas agradables en familia.
            Por tanto y hasta mitades de Marzo  nos subimos los domingos a Formigal a padecer bastante y a disfrutar poco, con la excepción del disfrute óptico del paisaje y del buen tiempo que ambos fueron de primera magnitud. El tiempo fue estupendo y el entorno de la estación es sencillamente impresionante: el Pico Royo, el Midi de Ossau, Peyrelue, Soques, Soba, Arrieles, Pallas, Balaitus, Frondiellas, Gran Faxa, Musales, Tebarray, Infiernos, Argualas, Garmo Negro, una buena parte de Ordesa y Tendeñera casi al completo, Partacua desde Peña Blanca a la Pala de los Rayos, Nevera, Alcañiz, Collarada, Escarra, y Pala de Ip; todo ello con el mejor traje de los domingos, pues este año ha sido rico en nieves.

Mandilar desde la Pista de Hoz de Jaca. 

Terminado el cursillo el 26 de Marzo  aprovechamos el día previsto como imponente y nos vamos al monte. Queremos ir a dar una vuelta por la zona de Asnos y Sabocos  ya que como no hemos hecho nada en todo el invierno será cuestión de ir haciendo algo de cara a empresas mayores.
Nos ponemos en pie a las ocho pues han adelantado la hora  y por Búbal y Hoz de Jaca  nos metemos en la pista para  equivocamos como siempre.
Un ventisquero nos corta el paso a 1730 metros de altitud y aparcamos junto a otro coche de San Sebastián

Aludes en la Pista de Hoz. 

A las diez comenzamos a caminar en dirección oeste atajando un par de lazadas de la pista para incorporarnos a la parte superior de las Pistas de Esquí de Panticosa.
Es una mañana espléndida, la cubeta esquiable está prácticamente desierta aunque los telearrastres funcionan. Contemplamos unas pistas casi sin nieve y continuamos pista adelante siguiendo un circuito de esquí de montaña que acaban de inaugurar el pasado viernes.

Sabocos desde el Ibón de los Asnos.

Las balizas conducen hacia el Ibón de los Asnos y nosotros seguimos con ellas ya que no tenemos rumbo fijo y bien podríamos subirnos hasta Mandilar, cima que no conocemos.
La pista contornea Mandilar girando hacia el sur y seguidamente hacia el este para alcanzar suavemente la Cubeta Lacustre de los Asnos, sobre una nieve que todavía se camina bien. Estamos a 2060 metros de altitud.

Ibón de los Asnos y Corredores de Sabocos. 24-1-15.

Paramos en unas afloraciones rocosas para almorzar un poco y enseguida continuamos abandonando un poco las balizas que se van hacia el Collado Bozuelo, para irnos de frente por la soleada pala nevada, directos a la cima.
Son las doce menos cuarto cuando alcanzamos la Cima de Mandilar situada a 2211 metros de altitud. Nos recibe con el conocido y precioso paisaje del Alto Valle de Tena, este año todavía con la importante innivación que sobradamente conocemos.

 Tendeñera desde la Sureste de Mandilar. 26-1-14.

En frente y al este está la Montaña del Verde y siento curiosidad por asomar la nariz a la Ripera. El asunto no está mal visto por mi señoras y como no hemos sudado todavía y son las doce, nos vamos para abajo de frente y por el camino que hemos traído en ascenso.
Pretendemos patinar en el descenso pero nos clavamos en la nieve y con los intentos nos quedamos.

La Partacua desde el Mirador de los Vsalles. 24-1-15.

Descendemos a la cubeta lacustre y nos vamos hasta la pista para continuar una huella que baja hasta el Ibón de Sabocos. La nieve está ya blanda y en algunos tramos nos hundimos bastante.

La Oeste del Verde desde la entrada al Circo de Sabocos. 24-1-15.

A la una menos cuarto ya hemos tomado agua en la cola del ibón e iniciamos el ascenso hacia el Verde. Estamos a 1950 metros de altitud y nos espera un repecho de 350 metros que emprendemos por una huella que marcha hacia el este del pico.
Cuando nos encontramos a media ladera la abandonamos para progresar directamente por fuertes neveros y tramos limpios conformados por materiales metamórficos altamente meteorizados. El repecho es fuerte y después de una pequeña polca con Biola, continúa para arriba de cine.

La Partacua y Mandilar desde el Verde. 9-3-14.

Una hora después, según el tiempo previsto, hemos contorneado por el este la barrera rocosa y utilizándola  después en su tramo final alcanzamos el casquete somital nevado  para alcanzar la Cima de la Montaña del Verde. Son las dos menos cuarto y estamos a 2295 metros de altitud clavados en la nieve hasta la rodilla.
Hacemos una foto, contemplamos la Ripera y el camino que en tiempos de la “prehistuá” nos llevó a Tendeñera y nos vamos para abajo en busca de un abrigo para comer pues ya tenemos apetito.
Por no bajar el tramo rocoso nos vamos hundiéndonos a tope por la nieve excesivamente blanda orientada al este.

Ibón de Sabocos desde el Verde. 9-3-14.

Después viramos hacia el sur en busca de la vía de ascenso resbala Biola, se asusta un poco y tenemos otra polca con mis dos señoras a la vez. Luego la mochila de Rosa tiene prisa y se marcha ladera abajo por su cuenta.
Recuperada la mochila comemos con un suave vientecillo que se ha levantado con el mediodía. Luego, tranquilamente nos vamos para abajo hasta el Refugio de Sabocos.

El Verde o Faceras desde la ladera izquierda del Bolatica. 24-1-15. 

Son las tres y cuarto, nos hacemos un nescafé al sol y media hora después iniciamos el ascenso que nos ha de llevar de nuevo a la pista balizada. Nos cuesta casi media hora alcanzarla y luego  proseguimos buscando la mejor nieve para alcanzar la cabecera de la estación de esquí, en cuya pista superior el sol ha practicado una auténtica limpieza y poco a poco nos vamos al encuentro de las latas que hemos dejado en la nieve y que encontraremos medio desenterradas.
A las cinco menos cuarto estamos en el coche. Media hora después pararemos en Hoz y nos iremos a fisgonear un poco por el pueblo.

Hemos movido 800 metros de desnivel tranquilamente y no estamos cansados a pesar de la nieve, lo que a lo mejor pueda suponer que no estamos tan mal como pensábamos. De cualquier forma el día ha estado estupendo. A las seis y cuarto en casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.