10 ago. 1996

12-96. PICO MARBORE 96. UN PELLIZCO MAS A ORDESA. 10-8-1996.

Marboré desde el Pico Central de la Cascada.1-9-06.

Pico Nordoriental de la Cascada, Pico Marboré, salida del Circo de Marboré, Faja Sur de la Torre, Brecha de Rolando, Puerto de Bujaruelo, Lac de Luhos y Col de Tentes.
10-08-1996.
Salida 11:15 h. Llegada 18:15 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Biola Y Mariano Javierre.

Mapa de Marboré procedente de Prames. Vía en amarillo.

            En la Cima Nordoriental de la Cascada a 3161 metros de altitud, son las once y cuarto del 10 de Agosto todavía pero a pesar de ello no vamos a perder demasiado tiempo
            Un minúsculo  cuello nevado, casi a nivel con la cumbre nos coloca sobre la pedrera de la Cara Sudeste del Pico Marboré.

Desde la Cascada Occidental. 1-9-06.

            Sabemos que es poco más que un paseo por un camino trillado y próximo a la arista que se despeña sobre el Circo de Gavarnie. Media hora sin historia nos deposita en la enorme y plana Cima del Pico Marboré, último tresmil del día con 3243 metros de altitud. Nos colocamos dentro del abrigo de piedras pues campa el viento descaradamente.

El Cilindro desde el Pico Marboré.


            Comemos un poco mientras esperamos que lleguen unos que hemos visto abajo. Nos harán una foto mientras hablamos del Perdido.
            Son poco más de las doce cuando iniciamos la vuelta por idéntico camino hasta alcanzar los neveros de la Cara Sur del Central de la Cascada, desde allí bajamos esquiando hasta casi el fondo de la cubeta en la que se asienta un minúsculo ibón helado. Lo contorneamos y atravesando pequeñas gradas nos dirigimos directamente a la salida del circo y desde allí, esta vez siguiendo rigurosamente el camino de ascenso nos llegamos a nuestra tienda cuando son las dos de la tarde.

En Marboré.

            Mientras recojo la tienda y demás, Rosa prepara la comida. Nos comeremos buena parte de la cena y así bajaremos menos peso, en el coche tenemos comida.

Nuestro campamento quedá allá abajo en el Cuerllo de los Sarrios. 26-6-12.

            Se nos va en estos menesteres la hora prevista y luego, suavemente, cuesta arriba y con menos peso nos volvemos en busca de la Brecha de Rolando. Atravesando largos neveros  comprobaremos que habíamos marchado bastante en dirección a Góriz.

Marboré desde el Oeste. 25-6-12.


            Al fin nos ponemos bajo la pared del Casco, pasamos la sirga y nos metemos al coleto la subida hasta la Brecha de Rolando tras parar para informar a unas inglesas en mitad del repecho.
            De la Brecha  vamos para abajo medio patinando los neveros. A las cinco menos cuarto estamos en el Refugio de Sarradets. Echamos un buen trago de isostar, una foto, un pequeño descanso y ánimo que ya queda menos

La Brecha de Rolando desde el Paso de los Sarrios. 

            Ya más despacio nos vamos en descenso para atravesar el barranco que hacemos con cuidado pues sigue crecido. Nos queda el tedioso llano hasta el Collado de Bujaruelo y la propina hasta el coche. Se hace algo largo puesto que el ritmo es lento y nos cuesta más que la subida.

Vertiente Sur de la Brecha de Rolando. 27-6-12.

Aproximadamente un poco más allá de la mitad de la carretera, como hemos previsto, Rosa se va con los piolets y los crampones al coche y nosotros nos vamos directamente al Lac de Luhos. Son las seis y cuarto cuando llegamos.
El paisaje es encantador, el lac tiene un verde de ensueño rodeado de una pradera alpina jugosa  pero rígida como tiene que ser y en ella encontramos un lugar maravillosamente plano y mullido para acampar.

Refugio de Sarradets desde el nevero bajo la Brecha de Rolando. 25-6-12.

Cuando llega Rosa con la comida la tienda está completamente plantada. Tomamos unas latas de bebida y nos acercamos hasta el lac: hay tiendas acampadas al otro lado.
            Cómodamente en unas piedras preparamos la cena que  liquidaremos con tranquilidad pero sin extendernos demasiado pues hace fresquillo.

La Brecha de Rolando desde el Refugio de Sarradets. 25-6-12.

Pensando que en la tienda se tiene que estar de maravilla nos bebemos la leche y nos empiltramos aunque solamente sean las ocho. Estamos  contentos y cansadillos. Han sido 1000 metros para arriba y 1500 para abajo.
Acogedor nuestro campamento nos sumerge en los deliciosos brazos de la noche hasta las diez que nos despierta el guarda: hemos acampado en Parque Nacional y nos levantan a todos, se las debe saber todas el “cabrito” este.
            Montamos de malas maneras las mochilas y con la tienda al hombro nos vamos al coche en poco más de cinco minutos de andar por camino. Bajamos un kilómetro y vemos las señales del límite del parque como  nos ha dicho.

Desde el Col de Sarradets. 27-6-12.

Poco más abajo, en la primera curva, justo en frente de donde comimos a la subida y al lado del aprisco hay un trocito llano y verde. Allí y con los faros del coche montamos la tienda de nuevo y a las diez y media estamos largos otra vez aunque un tanto desvelados.
Detrás de nosotros bajan los demás y algunas autocaravanas aparcan en las proximidades para dormir allí. La noche está estrellada y nos vigila el Taillón.
El domingo 11 de Agosto de 1996 es día de regreso que comienza a las siete y media. Una hora después nos sumergimos, puerto abajo, en la niebla que se aclarará un poco a la entrada de Gavarnie.
Poco más abajo, queríamos conocer el Circo de Troumouse, nos vamos para arriba por una estrechísima carretera. Nos llegamos hasta la barrera, pero aunque podemos pasar puesto que no hay guardas, no lo haremos puesto que con las nieblas que hay no veremos nada. Así que nos volvemos a la bifurcación y nos subimos a ver el Embalse de las Glorietes. Se trata de una carretera de poco más de un kilómetro, especialmente estrecha. Llegamos a un primer desvío y también nos damos la vuelta pues no se ve nada y aquí sí se puede dar la vuelta. Luego sabríamos que nos habíamos quedado a menos de 100 metros del grisáceo paredón de la presa.


De el  Oriental de la Cascada al Taillón desde Marboré. 

Queremos telefonear para que nos esperen a comer en casa y no nos funciona la tarjeta o las cabinas están averiadas, pero me extraña que la avería afecte a las tres o cuatro que probamos.
Tras un último intento en les Eaux Bonnes sin éxito, poco más adelante escuchamos en la radio que los muertos de la tragedia del cámping ya son ochenta y que hay todavía desaparecidos.
Al pasar frente al cámping veremos coches y caravanas destrozadas dentro del recinto y otras arrastradas hasta mitad de la glera del Gállego. En los árboles  recién plantados la broza se ha quedado a más de un metro de altura del suelo: qué paquete de agua ha tenido que bajar en esa enorme  anchura en la que alcanzar esa altura es difícilmente imaginable.
A las doce y cuarto estamos en casa. Vignemale tendrá que esperar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.