9 jun. 2002

8-02. CIRCULAR A PACINO POR EL CAMINO DE LOS FORZADOS. 9-6-2002.

Cara Sudeste de Pacino.

Carretera al Portalet frente a Lanuza, Cara Nordeste y Arista Sudeste. Descenso por la Cara Sudoeste y camino de los Forzados  para volver por la Carretera al Portalet.

09-06-2002.

Salida 09 h. Llegada 13 h.

Mixto.

Muy fácil.

Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Pacino procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
            Estamos de café con los vecinos y al día siguiente, a las ocho menos cuarto, Rosa ya no duerme, nos levantamos al domingo 9 de Junio de 2002; bueno, me levanto yo para otear el horizonte: al norte nieblas altas y al sur sol. ¿Qué hacer?

            Decididamente nos levantamos, desayunamos, lo preparamos todo y a las ocho y media, tras haber comprado pan, salimos Valle de Tena para arriba.

Embalse de Lanuza.
 
            Llegar a la presa de Lanuza cuesta media hora corta. Frente al muro del embalse deduzco que habrá que ir un poco más al norte para subir a través de un pequeño claro en el bosque mixto, ya que puede estar muy húmedo de momento. De los 2300 metros para arriba está todo recién nevado.

            Aparcamos en la carretera frente al pueblo de Lanuza a 1300 metros de altitud y cruzando la carretera comenzamos a ascender en dirección oeste en busca de la pradera alpina, en la que encontraremos vacas pastando poco más arriba.

            La mañana está un poco ventilada pero supongo que solamente lo justo para que dé un buen juego. Las nieblas no se atreven demasiado a pasar de la frontera hacia aquí.

            Tenemos todo el praderío de la Pinoleta para poder elegir camino, que de cualquier forma será de ascenso consistente, que es como a nosotros nos gusta.

 Vista de la subida a Pacino desde Foratata. 28-8-06.
 
            A media ladera viramos un poco al sudoeste para apartarnos del hayedo que cubre la zona superior de la ladera este de Pazino y poco después alcanzamos la arista tras fuerte pendiente.  

Vertiente este de Punta Tosquera.
 
            Nos asomamos a la otra vertiente por cuyo fondo discurre el Río Escarra y girando a nuestra derecha nos orientamos en dirección nor-noroeste, continuando el ascenso en busca de la cota 1791.

Pacino desde el Collado de Pacino.
 
            Después, tras un corto rellano, continuamos en suave ascenso por camino transitado, más por ganado que por el personal, en busca del casquete somital del pico que nos enseña su vértice geodésico y su paredón calizo emergente del hayedo de su cara este.

            La arista que casi no es tal, se afila un poco y le salen algunas rocas  de las que ha de saltar el buitre leonado al que le hemos hecho antes la misma faena en medio del praderío. Debía de estar tomando el sol tan ricamente y nosotros le hemos hecho pensar que no era éste su día.
 
Formigal desde Pacino.

            Escalamos un pequeño resalte calizo fácil en plena arista que se puede contornear por la ladera oeste y luego subimos un corto corredor herboso y húmedo que nos deposita en la cima del Pico Pacino situado a 1969 metros de altitud.
 
Forato, Foratata y Pacino delante de Tendeñera. 19-7-05.

            Son las diez y media de una mañana soleada, ventilada y fresquilla. Las alturas que las nieblas permiten ver, están cubiertas de nieve fresca y Formigal presenta un aspecto primaveral.

            Un pastor con sus dos perros llega al collado situado al norte mientras nosotros nos vamos inmediatamente para abajo en dirección oeste.

            Bajamos un poco por cualquier parte a través de una ladera llena de genista hórrida de corta talla del que surgen pequeñas afloraciones calizas. Arizones que están llenos de agua y que terminarán por mojarnos las botas.

Desde la parte alta del camino de los Forzados.
 
            Poco mas abajo nos orientamos al sudoeste y enseguida alcanzamos el camino que viene de la Presa del Ibón de Escarra, junto al barranco que ha nacido hace poco en la ladera que estamos bajando.

            Estamos a alrededor de los 1700 metros de altitud y tomamos la decisión de continuar por el camino que conduce a Escarrilla, abandonando mi idea de explorar el lecho del río. Lo dejaremos para mejor ocasión.

            En dirección oeste-sudoeste nos vamos por el balizado camino de amarillo y blanco en busca de un lugar soleado y abrigado del viento para pararnos a almorzar, cosa que vamos a hacer enseguida, sobre unas calizas secas que encontramos junto al camino.

            No perdemos demasiado tiempo, y no porque nos apure ni la hora ni el tiempo, sino porque Rosa tiene los pies húmedos y se le están enfriando. Continuamos por un camino que transita a media ladera, fundamentalmente llano y que enseguida se introduce en un bosque mixto donde abundan los abetos, hayas, robles, pinos y bojes que se levantan sobre fresco y crecido pastizal.

            Poco más adelante el camino se abre en dos y nos vamos por la rama de nuestra derecha que se inclina hacia el río, el otro ha de girar al este en ligero ascenso, para orientarse hacia Sallent como han anunciado las tablillas indicadoras.

            Nuestro camino se ahonda al encuentro del río pero la confluencia no se producirá, ya que el lecho se angosta y se ahonda para rematar posteriormente en la  Cascada del Saldo.

 Camino de los Forzados sobre las Paredes de Cachinio. 4-12-11.
 
            Hay que perder bastante altura y para ello el camino artificial, perfectamente trazado con muretes de contención de piedra seca a los dos lados, se encarga de la faena: son los zigzags que alguna vez hemos visto desde la zona de Tarmañones y que no son otra cosa que el recorrido más económico al Ibón de Escarra desde Escarrilla conocido como Camino de los Forzados.
 
 Vista frontal del Camino de los Forzados parte oeste. 4-12-11.
 
Parte este del camino de los Forzados.

            Nos cruzamos con algunos caminantes que van para arriba y ya  muy próximos a Escarrilla el camino se vuelve a abrir en dos.

            Tomaremos el de nuestra derecha que va a parar a la fuente nueva en la vieja carretera cerca de la boca sur del túnel, sobre los 1200 metros de altitud. El otro camino va a para a la vieja carretera, convertida ahora en pista, poco más arriba.
 
Pacino desde Tarmañones. 14-1-06.

            Tomamos la pista para arriba sobre el trazado de la antigua carretera para girar, poco más adelante al norte y enseñarnos un paisaje que no recordamos haber visto nunca, ya que siempre pasamos por dentro del túnel. También vemos el viejo vertedero sobre el Río Gállego.

            Luego, conectamos con la carretera, a la salida norte del túnel y con la misma nos subimos el kilómetro largo que nos separa de nuestro coche, poniendo fin a una actividad sobre las doce y media y en la que hemos movido 750 metros de desnivel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.