25 jun. 2002

9-02. AL FIN LA SENDA DE LAS FLORES. 25-6-2002.

La Faja de las Flores desde Turieto. 9-7-08.

Pradera de Ordesa, Barranco y Clavijas de Cotatuero, Arista Sudeste del Gallinero, Faja de las Flores, Camino de la Fajeta y Circo de Salarons .

25-06-2002.

Desnivel acumulado 1100 m.

Distancia recorrida 1500 m.
 
Tiempo efectivo 05:15 h.

Sol.

Bastante fácil.

Senderismo.

 Agua en la Pradera de Ordesa y  en el Barranco de Cotatuero. También en el Barranco de Salarons a no ser a finles del verano.

 El Paso de las Clavijas de Cotatuero requiere experiencia pues no es un paso agradable a no ser que se asegure el mismo.

En el Circo se Salarons se puede utilizar el Camino de la Fajeta o el de las Clavijas, mucho menos comprometidas que las de Cotatuero.
 
Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
       
Mapa de la Senda de las Flores procedente de Prames. Vía en amarillo.
    
Es Santa Orosia, 25 de Junio de 2002  y como no vamos a subir al puerto, ni nos vamos a quedar en casa; decidimos salir aunque sea tarde ya que Rosa ha salido de trabajar a las seis de la mañana.

            A las diez y cuarto se levanta y a las once menos diez estamos en carretera.

            Subimos a toda pastilla, no encontramos demasiada circulación a excepción de las inmediaciones de Gavín y en una hora nos ponemos a la sombra de un fresno en la Pradera de Ordesa.

Capilla de la Virgen del Pilar de Ordesa. 13-4-08.
 
            A las doce menos cinco, echamos las mochilas al hombro y atravesando el aparcamiento en dirección este nos vamos a tomar el camino del fondo del cañón hasta alcanzar la capilla de la Virgen del Pilar y tomar  al nordeste el Camino de Cotatuero.

            Hace calor incluso en la profunda sombra del hayedo, un calor pesado y molesto que nos baña en sudor con el simple hecho de caminar tranquilamente. Un terrible calor con el que se ha despedido la primavera y ha comenzado el verano.

El Hayedo del Camino a Cotatuero.
 
            No es la mejor hora para comenzar a caminar pero se trata de acoplar la maquineta a la marcha lo mejor que se pueda en espera de una situación más satisfactoria, y creo que lo logramos: en la primera hora nos metemos 500 metros entre pecho y espalda, con la esperanza de ganar altitud y que refresque un poco a pesar de que sabemos que hemos de ir casi siempre al sol.

            Dejamos poco a poco el hayedo, el inicio del Camino de la Faja Racón que en su día confundimos con la Faja de las Flores y ya por fuerte ascenso alcanzamos las clavijas. Se trató en su día de una confusión de nombre cuando en Ordesa no había tantos indicadores. Por lo demás, la Faja de las Flores está 500 metros más arriba que la Racón y claro para una hay que pasar las clavijas y para la otra no.

Barranco y Cascada de Cotatuero.
 
            El paso de las clavijas no tiene otra historia que la que se había montado Rosa con sus aprensiones y sus miedos nacidos de no sé qué experiencia no vivida, y van...

Algunas de las Clavijas de Cotatuero.
 
En medio del Barranco de Cotatuero, asomados a la parte superior de la cascada paramos a echar un bocado y un tragazo de agua, es la una y media y estamos a 1975 metros de altitud según denuncia el altímetro, ya que jamás me he aclarado con la enorme densidad de curvas de nivel de los mapas.

Circo de Cotatuero desde la Faja Pelay. 17-9-11.
 
            Quince minutos más tarde continuamos camino girando poco a poco hasta orientarnos en dirección noroeste por cualquier parte, siempre a la izquierda del Barranco de la Brecha.

Barranco de Cotatuero por encima de la Cascada de Cotatuero.
 
            Ascendiendo por pradera alpina, encontramos hierba caminada primero, hitos de piedra después y la Pared oeste del Gallinero a la que, nuestro altímetro, nos invita ineludiblemente a superar.

            Nos acompañan citas que nos conducen a los 2300 metros de altitud y nos depositan sobre los paredones que hemos superado por su parte nordeste aprovechando un par de empinados corredores fáciles.

Cotatuero desde la entrada a la Faja de las Flores.
 
            Viramos casi 180º y ya horizontalmente a través de una enorme pedrera caliza encontramos camino que viene de la zona del Sumidero y con él nos vamos a la espera de que la pedrera se cierre y se convierta en faja, prácticamente en dirección sur.

            Poco más adelante un enorme bloque de piedra junto al camino y un montón importante de piedras a modo de cita nos indican lo que ya no es necesario: estamos ante una estrecha e inimaginable faja recorrida por un marcado camino.

Proa en la Faja de las Flores.
 
            Prácticamente en horizontal vamos a contornear el casquete somital del Pico Gallinero a la altura del segundo tercio superior de sus paredones más altos. Recorremos una serie de proas y corredores alternativamente siempre en un camino fácil sobre una faja de entre 5 y 10 metros de ancho que se perfila de cuando en cuando sobre impresionantes y vertiginosas torres calcáreas y que nos ofrece constantemente abrigos a base de extraplomos consistentes del tercio superior de la pared, sobre los que se asientan exquisitas manchas de verdura fresca, a pesar de que el agua difícilmente corre por allí.

            El nombre de la senda hace mención a la importante cantidad de flor de nieve que se encuentra y que encontramos en el tramo ascendente de la cara este del Gallinero. Por lo demás encontramos miosotis abundantes y algunas aquilegias.

            El ambiente se ha ventilado un poco pero hace calor, estamos cansados y con un poco de dolor de cabeza. Agradecemos el poco de sombra que de cuando en cuando la orientación del camino y algunas nubes de desarrollo nos propician.

Un detalle de la Faja de las Flores.
 
            Hacemos numerosas paradas para contemplar un paisaje que no por conocido nos deje de atraer, pasamos por la vertical del aparcamiento de la pradera  y vamos girando poco a poco, otra vez al norte poniéndonos un poco más a la sombra.

Circo de Carriata desde la Faja de las Flores.
 
            El camino se alarga un poco pero al fin alcanzamos el enorme bloque empotrado milagrosamente en la parte más angosta de la faja y que indica el inicio del camino iniciado desde el Barranco de Salarons. Unos metros más adelante la faja se ensancha y desaparece en la pradera alpina del portal de Aguas Tuertas. Paramos a comer cuando son las cuatro de la tarde. Hemos pasado hora y cuarto larga recorriendo la faja.

La Faja de las Flores desde el Umbral de Salarons. 25-6-11.
 
            Terminamos la faja caminando en dirección noroeste y de inmediato en la continuación del camino de descenso tomamos dirección sur en la cabecera del Barranco de Salarons son las cinco menos cuarto.

            Nos vamos hacia el barranco y siguiendo el camino contemplamos en la distancia el camino de descenso por las clavijas que coincidirá poco más abajo con el que llevamos nosotros.

La Fajeta de Salarons. 25-6-11.
 
            Alcanzado el barranco contorneamos dos proas y nos introducimos entre abundantes asfódelos hacia la mitad del circo para volver de nuevo al barranco, que por cierto baja casi seco.

            Hemos perdido altitud a buen ritmo y de nuevo tenemos calor. Suerte que enseguida alcanzamos la masa arbolada y casi de inmediato la cálida sombra del bosque orientado al sur.

            A las seis menos cinco alcanzamos la carretera y diez minutos después, caminando en dirección este llegamos a nuestro coche. Rescatamos la cerveza que hemos puesto a remojo en el Río Arazas y seguidamente nos vamos para casa. Hoy hemos movido alrededor de 1100 metros de desnivel pero creo que lo peor de todo ha sido el calor.

            Una hora después llegamos a casa en la que nos espera Biola harta de estudiar. Todavía le queda el examen de Química

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.