28 abr. 2005

11-05. UNA VUELTA POR LOS CAPITIELLOS. 28-04-2005.

Capitiellos y Val Estrecha. Al fondo la Partacua.

Sabiñánigo, Sabiñánigo Viejo, Paco de Sabiñánigo y Rapún. Vuelta por la Depuradora y el Mesón Quemado.

28-04-2005.

Desnivel acumulado 540 m.

Distancia recorrida 11000 m.
 
Tiempo efectivo 03:30 h.

Sol.

Muy fácil.

46 p.

Paseo.

 33 Alumnos de 6º. Del Colegio Montecorona,Jesús Fatás y Mariano Javierre.
 
Mapa de los Capitiellos procedente de Prames. Vía en amarillo.

Los Capitiellos son dos alineaciones  montañosas compuestas de lomas gemelas, alineadas y paralelas, tan características que se orientan de este a oeste  y que son la separación natural entre la Val Ancha y la Val Estrecha en la amplia terraza del Prepirinieo Interior entre Sabiñánigo y Jaca.

Fue mi “terreno de juego” infantil ya que en mi casa no me dejaban llegar a la “carretera” la actual Avenida de Huesca en Sabiñánigo y lo conozco bien.

En esta ocasión iremos de paseo con mis alumnos.

Salimos a las nueve y media de la mañana, es un día primaveral, el 28 de Abril de 2005, cuando comenzamos callejeando por el pueblo hasta que pasando por debajo de las vías del ferrocarril atravesamos el Río Tulibana por el puente e iniciamos el ascenso del más modesto de los Capitiellos que separa la Val Ancha de la Val estrecha.

Hemos salido a 810 metros de altitud y en dirección fundamentalmente sudoeste bajamos alrededor de 50 metros para iniciar el ascenso por la carretera y alcanzar el Túnel de Sabiñánigo. Hay muy poco tráfico pero hay que ir con mucho cuidado.

Pasado el Túnel continuamos para abajo hasta llegar al caserío de  Sabiñanigo Viejo. Lo atravesamos por medio y seguidamente, al final de las casas atravesamos el Barranco de Sabiñánigo y tomamos la pista que siguiendo la dirección sudoeste inicia el ascenso del Coroniato una zona de coronas de labor rescatadas de las margas que rellanan la ladera norte de los Capitiellos Mayores que se alargan hasta coronar en Oroel.

Subiendo hacia el Paco de Sabiñánigo.
 
Al final de los campos la pista se convierte en senda y se introduce en el “Paco” de Sabiñánigo, un pinar no demasiado desarrollado puesto que la tierra es francamente pobre, pero que nos permite contemplar la vegetación propia de la orientación norte, para compararla con la del lado sur de la montaña o “solano” que posteriormente hemos de atravesar.

El Paco de Sabiñánigo vestido de pino silvestre.

Alrededor de las once de la mañana alcanzamos la parte superior de los Capitiellos donde el pinar se arrellana y forma una amplia corona sobre los 1180 metros de altitud.

En la parte alta del pinar.
 
Hacemos una parada para concretar algunas ideas que hemos subido comentando y para que se recuperen los más flojillos.
Iniciando el descenso hacia Rapún.

Comprobando diferencias entre las dos vertientes del monte.
 
Un rato después, atravesamos la corona en dirección sur y enseguida iniciamos el descenso por la ladera sur. Los pinos son sustituidos por los robles y la ladera reseca y con poca vegetación nos permite contemplar el Caserío de Rapún, lugar al que nos dirigimos y al oeste la Cara Sur de Oroel.
 
La Sur de Oroel desde la Solana de Rapún.
 
Rapún escondido tras el crestón o Ralla.
 
 
 
 
El descenso nos conduce a una paridera derruida y a un barranquillo. El camino junto al mismo se arrellana y nos lleva el Collado de Rapún sobre bosquetes de robles de entre los que destaca alguno de considerables proporciones.
Crestón de conglomerados de pudingas bajando a Rapún.
 
En la cara sur abunda el roble poco desarrollado.

Llegando al Collado de Rapún.

Buen ejemplo de roble en el Collado de Rapún.
 
Al collado llega la pista que se abre en dos: hacia el oeste lleva a la Pardina de Layes y al este  por la parte sur de la Ralla de Rapún, nos conducirá al pueblo en suave ascenso.

El acceso a Rapún.

Iris germánica.

Son las doce y media pasadas cuando llegamos a Rapún situado a  840 metros de altitud. El diminuto caserío estuvo prácticamente abandonado durante algunos años en los que solamente tenía vecinos temporales. Actualmente hay una casa ocupada durante todo el año y algunas segundas residencias.
 
Margaritas menores en Rapún.

Hay una fuente y el los prados junto a la misma nos sentamos a comer y a descansar.
 
Por la Cabecera de la Ralla hacia la iglesia.
 
Próximos a atravesar la Ralla de vuelta hacia el Gállego.
 
Sobre las dos de la tarde proseguimos nuestro paseo en dirección a la iglesia. El camino transita al sur del crestón rocoso hasta que un poco más abajo aprovecha una rotura del mismo y pasa a la vertiente norte, atraviesa un pequeño pinar y alcanza la pista.
 
De camino hacia la depuradora.

Campos de cereal en la parte baja de Rapún.

Se puede continuar por la pista pero nosotros nos vamos a la orilla izquierda de un recién nacido barranquillo y en dirección este, por un poco transitado camino  pasamos la vía del ferrocarril por un paso inferior y nos llegamos hasta la Depuradora de Aguas de Sabiñánigo.
 
Aliagas en flor.

Una nueva parada para comentar el proceso de depuración de las aguas y vuelta a caminar ahora por la pista  que recorrerá la orilla derecha del Río Gállego en dirección noroeste.
 
Foto de grupo en la Depuradora de Sabiñánigo.
 
Pasamos por el Mesón Quemado y continuamos pista adelante en muy suave ascenso hasta que poco después y atizando un puente superior atravesemos sobre la vía del ferrocarril en el extremo este de los Capitiellos.

Poco más adelante atravesamos el Río Tulibana, y ascendiendo unos metros pasamos junto a mi vieja casa y alcanzamos la rotonda de la Avenida de Huesca.

Solamente nos queda callejear un cuarto de hora por Sabiñánigo.

Son las cuatro y media pasadas cuando volvemos al lugar de partida entre acalorados y cansados. Los chicos de hoy día hacen poca calle y demasiado sofá, espero que hasta que sean capaces de decidir por si mismos, entonces cada cual elegirá, dentro de lo posible si quiere vivir bajo techo o a la intemperie.

                                                                                      

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.