19 jun. 2005

17-05. CHEMIN DE LA MATURE EN RUTA CIRCULAR. 19-6-2005.

Placa caliza del Chemin de la Mature.
 
Picnic de entrada en la carretera a Etsaut, Chemin de la Mature, Col de Arrás y bajada al picnic.

19-06-05.

Desnivel acumulado 625 m.

Distancia recorrida 8000 m.

Tiempo efectivo 02:30 h.

Sol.
 
Muy fácil.

Travesía circular.

Agua en el barranco pero ligeramente fuera de la ruta circular. La fuente de la parte alta del Chemin de la Mature  igual no es segura

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa del Chemin de la Mature precedente del IGN. francés. Vía en amarillo.
 
            El Pirineo es grande y no es una perogrullada.

            Cuando decimos esto pensamos fundamentalmente en el sur de los Pirineos y nos queda toda la enorme ladera norte que, carente de la soberbia altitud de las cumbres fronterizas y españolas es, para la mayoría de los mortales que disfrutamos conociendo las montañas, un territorio perfectamente desconocido. Si esto nos pasa a los que, de alguna manera, tratamos de hacer en lo posible actividades no demasiado repetidas, calcular lo que sucederá con los que van buscando nombres más que montañas.

            Como dijo alguien: “…son unas montañitas muy dignas de ser visitadas.” Y nosotros, a pesar de que lo hacemos con relativa frecuencia, no lo es como debiéramos aunque hoy domingo 19 de Junio de 2005 nos vamos a Francia.

            Hemos oído hablar en repetidas ocasiones del Camino de la Mature y aprovechando que mi chica ha hecho el turno de noche y algo tendrá que dormir elegimos algo corto para el día.

            Se levanta antes de lo previsto y casi a la hora de la comida marchamos con la intención de comer tranquilamente en el Pícnic del Bosque de Sansanet, para luego iniciar la marcha.

            Pasamos por el Alto del Somport “estirando la nariz” y así hacemos tiempo para comer. A pesar de ello, en el merendero cogemos agua y decidimos recorrer los pocos kilómetros de carretera que nos quedan para hacer tiempo.

Fuerte del Portalet desde el inicio del Camino de la Mature. 5-6-10.
 
            Un poco más delante de Urdos, una vez pasadas las ruinas del Fuerte de Portalet que defiende el congosto, tomamos el puente del desvío a Etsaut y allí mismo aparece un cartel indicando el camino. Hay un aparcamiento con paneles del parque y, a pesar de que parte del aparcamiento una carretera asfaltada en dirección sur, decidimos quedarnos aquí. Sabemos que más arriba hay que dejar el coche en una vuelta y que puede estar el asunto complicado por estar lleno de coches.

            Comemos tranquilamente a la sombra de unos arbustos, estamos a 625 metros de altitud, y a las dos menos cuarto de la tarde nos vamos para arriba en dirección sur-sudeste.

            La carretera asciende suavemente pero entramos en calor de inmediato. Pasamos junto a un par de bordas al lado de la misma y cuando no llevaremos ni siquiera un kilómetro caminado aparece la vuelta buscada, el aparcamiento casi vacío y el camino que en forma de pista estrecha sale hacia el sur.

            La pista se hace camino, pasa junto a una tercera borda y comienza a girar  al este rodeando unas afloraciones calizas que se convierten de inmediato en un vertical paredón en la orilla derecha de un profundo y encajonadísimo barranco.

Primeras placas en el Chemin de la Mature. 5-6-10.
 
            Inmediatamente comenzamos el tránsito de la pared por su mitad aprovechando una enorme vira que ha sido trabajada para convertirla en un estupendo camino, suavemente ascendente y colgado en el vacío.

            La primera parte cuenta con la roca bastante gastada por el tránsito, es utilizada como escuela de escalada y hay instaladas numerosas vías perfectamente equipadas. Es una zona en la que se aprecia perfectamente el trabajo de excavación de la vía que remodelada y acondicionada permitía el tránsito de carros que transportaban los mejores maderos de la selva superior destinados a mástiles de las embarcaciones de vela del ejército francés.

Pasaje labrado en el Chemin de la Mature.
 
            Esperamos que se trate de una vira de reducida longitud pero la sorpresa es que se prolongará alrededor de 2 kilómetros prácticamente de manera uniforme y alternando zonas en las que se ha trabajado la pared con otras en las que se ha practicado contención sobre el exterior del camino.

Hacia atrás en el Chemin de la Mature.
 
Una zona no tan elaborada del Chemin de la Mature. 5-6-10.

Unas de las zonas trabajada en la vertical pared.
 
            La placa es absolutamente vertical hasta que en el tramo final  se estropea un poco la caliza acostándose ligeramente la pared por encima de nuestras cabezas.


Zona Intermdida del Chemin de la Mature.

La pared se acuesta en algún punto del Chemin de la Mature. 5-6-10.

            Finalmente, el barranco se abre en dos y el camino se introduce en una fuerte ladera vestida de pradera alpina sobre la que se instalará de inmediato un precioso hayedo que nos va a proporcionar agradable alivio, pues la verdad es que hemos sudado de lo lindo en el ascenso de la vira.

Desde la Parte Alta del Chemin de la Mature las Placas de la salida. 5-6-10.
 
Vista atrás desde la salida. 5-6-10.
 
            Son las tres menos cuarto cuando alcanzamos  una borda perfectamente conservada y situada a 2075 metros de altitud. Junto a la misma hay un grifo de fresca agua que aprovechamos para refrescarnos.

Rampa herbosa de entrada al hayedo. 5-6-10.

A partir de aquí el camino se arrellana y transita bajo la fresca sombra de un hayedo que vamos a recorrer con tranquilidad y sin demasiados objetivos previstos ya que el Camino de la Mature ya se ha terminado y tenemos toda una enorme tarde por delante.

Aproximadamente un kilómetro más adelante el camino se abre en dos: un corto tramo conduce al puente sobre el espumoso barranco que baja de la zona este y al que nos acercamos un momento pues se trata del camino hacia el Soum de Lagaube y la otra rama del camino inicia el ascenso en dirección norte hacia el Col de Arrás.

Barranco y camino que prosigue hacia Sesques y Ayous.
 
Enseguida,el camino hacia el Refugio y los Lagos d’Ayous que es el GR 10 parte ligeramente hacia el nordeste para avanzar posteriormente por la orilla derecha del barranco. Nosotros continuamos el ascenso en dirección noroeste hasta alcanzar el llano y amplio Collado de Arrás situado a 2180 metros de altitud.

Son las tres y media pasadas cuando nos detenemos al borde del camino junto a unas centenarias hayas, Rosa a tomar un poco el sol y yo a la sombra mientras se secan un poco las camisetas que traemos empapadas de sudor.

El hayedo cerca del Col de Arrás. 5-6-10.
 
Un rato después, dudando entre volver por el hayedo y disfrutar de nuevo del Camino de la Mature o hacer un camino circundante, optamos por la segunda opción y así conocemos una zona más.

El camino inicia el descenso a través del hayedo girando hasta orientarse al norte. Es una sorpresa agradable puesto que imaginábamos que enseguida alcanzaríamos terreno descubierto y seríamos castigados por el tórrido sol de la tarde.

Algo más abajo, alcanzamos los praderíos bajo el hayedo y enseguida tomamos una pista asfaltada que da servicio a unas cuantas bordas de la zona  y que suponemos conduce a Etsaut.

Nosotros ya por la  rama este de la carretera damos un par de fuertes lazos en descenso y nos llegamos al segundo aparcamiento de la mañana, justamente donde hemos tomado el Camino de la Mature.

Diez minutos más tarde estamos en el coche. Son las cinco y cuarto y hemos liquidado un paseo de alrededor de 650 metros de desnivel que no imaginábamos.

A la vuelta, paramos en la entrada del Túnel del Somport, contemplamos el Barranco de Aspe y pasamos el túnel por primera vez. ¡Con las ganas que tenía Rosa de hacerlo! Luego, de Canfranc a casa tranquilamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.