7 jun. 2006

8-06. LA ATALAYA. 7-6-2006.

Cuculo, San Salvador y la Atalaya desde Berdún. 12-3-06.

Barranco Carbonera, Cuello Betito, Sal Salvador y Arista Oeste.

7-6-2006.

Salida 17 h. Llegada 20 h.

Mixto.

Muy fácil.

Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Atalaya procedente de Prames. Vía en amarillo.


            Es el 7 de Junio de 2006 por la tarde nos vamos hasta Santa Cruz de La Serós para tomar allí la carretera hacia San Juán de la Peña.

            Subimos 3 kilómetros más y en la vuelta de la balsa de agua recogida del barranco que atraviesa la carretera inmediatamente, aparcamos el coche y nos disponemos para la marcha cuando son las cinco y veinte de la tarde.

            Vamos a subir por el Barranco Carbonera. El tema está pendiente desde aquella mañana del 0toño del 96 en la que subimos a San Salvador y Cuculo pero desistimos de hacerlo por este barranco ya que el sotobosque estaba muy mojado, Rosa estaba recién operada de nuevo de la garganta y una mojadura podría sentarle peor que una pedregada.

            Subimos por San Juán sin saber que, como en esta ocasión, el Prepirineo nos puede mostrar lugares agradabilísimos y llenos de sabores especiales.

Paredones de San Juan de la Peña.
 
            Iniciamos el camino a 1025 metros de altitud, en dirección oeste y en fuerte ascenso que nos separa de inmediato del barranco.

            Por su orilla izquierda progresamos la primera parte en la que se arrellana enseguida el camino atravesando un bosque mixto nacido al amor de la humedad del  barranco en un medio fundamentalmente seco.

            Poco más arriba el camino cruza el barranco, lugar en el que nos incorporamos al hayedo de la orilla derecha del Carbonera.

De camino a Cuello Betito.27-10-96.
 
            Ascendemos  fuertemente en este tramo y entramos en calor que se compensa con el agradable frescor del  hayedo, hasta alcanzar las primeras afloraciones rocosas situadas debajo de los paredones orientados al norte de San Juán apellidado precisamente de la Peña.

Oroel desde el Hayedo Norte de San Salvador.
 
            Luego recuperamos el hayedo superior y alternando abetos centenarios, lazada a lazada, enseguida alcanzamos el Cuello Betito situado a 1376 metros de altitud.

Oroel desde Cuello Betito. 27-10-96.
 
            El lugar que recordamos por los champiñones que recogimos la vez anterior, es una pequeña planicie medianamente inclinada en la que se disputan el espacio tanto el fresco pastizal como el frondoso bosque. Nosotros la recorremos hasta la parte superior, dejamos al norte la subida al Pico Cuculo y tomando la dirección sur, iniciamos el ascenso a través del amplio cortafuegos que nos ha de conducir, quince minutos después, a la cima de San Salvador.

El Gállego rompiendo las Sierras Exteriores desde San Salvador.
 
            Son las siete menos veinte cuando alcanzamos la ermita situada en la punta junto al vértice geodésico. Estamos a 1547 metros de altitud, hemos subido en una hora y nos sentamos a la sombra de la ermita a echar un trago, comer alguna cosilla y descansar un poco.

            La Ermita de San Salvador está abierta y muy limpia además de recogida. Resulta acogedora y te hace olvidar el edificio anexo del repetidor y su espantosa antena pregonando los desmesurados destrozos del desarrollo tecnológico actual.

Buitre leonado.
 
            Hacemos algunas fotos que saldrán regular puesto que es un día neblinoso y poco después tomamos dirección oeste y proseguimos loma adelante primero en descenso para recuperar enseguida casi todo lo perdido.

La Arista Oeste de la Atalaya.
 
            Pasamos una redondeada punta con subida y bajada incorporada para seguidamente ascender suavemente y alcanzar la cima de La Atalaya, situada a 1536 metros de altitud. Son las siete y cuarto.

San Salvador desde la Atalaya.

Otro guapo buitre desde la Atalaya.

Paredones de la Sur de San Juan.
Cuculo desde la Atalaya.
 
            Se trata de una auténtica atalaya puesto que en este punto la arista oeste se derrumba brutalmente hacia las tierras de Alastruey, Arbués y Bailo. Nos permite contemplar la amplia zona sur que parece conducirnos a la salida natural de las aguas que utiliza el Gállego para atravesar las sierras exteriores entre Riglos y Murillo y nos enseña la cara oeste de Cuculo. El pedazo de Pirineo que se divisa desde aquí es ciertamente interesante pero queda hoy muy lejos. Hasta Oroel se quiere difuminar con la neblina, mas no podemos hacer otra cosa que volver sobre nuestros pasos. Los buitres leonados sobrevuelan el lugar quizás en busca de algo suculento para la cena que aparezca, por milagro, de la paridera próxima

 Cuculo desde San Salvador. 27-10-96

De vuelta en la Ermita de San Salvador.
 
            La vuelta es un agradable caminar  cuesta abajo al encuentro de los lugares más atractivos del camino contemplando las imágenes que a la subida quedaban a nuestra espalda.

La Sur de Cuculo.

Oroel desde el Collado Betito otra vez.

            El lugar en el que el camino cruza el barranco es uno de esos encantadores lugares que siempre recuerdas en los días en el que el calor te azota impíamente. Es simplemente una auténtica delicia para los sentidos sumido en la semioscuridad de la tarde del hayedo.

Espectaculares hayucos en el Barranco Carboneras.
 
            Ni he podido hacer la foto del barranco ni podré fotografiar una esplendorosa vicia que encontramos en el camino ya casi e el coche.

            A las ocho y media hemos liquidado los 600 metros de desnivel de la tarde y estamos echando una visual a Santa Cruz de la Serós, el pueblo está que se sale como casi todo este Pirineo. Parece ser que se ha librado de aquella burrada que hablaba de 3000 viviendas pero la presión del turismo se hace notar de manera clarividente. ¡Qué le vamos a hacer!

             

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.