14 mar. 2012

19-12. PUNTA SUR DEL PUERTO DE CANAL ROYA POR LA LOSA. 14-3-2012.

La Punta Sur desde el Puerto de Canal Roya.

Aparcamiento de Espelunciecha en Formigal, Pista Canal Roya, Puerto de Canal Roya y Arista Sur. Descenso por el Corredor de la Losa.

14-03-2012.

Salida 11h. Llegada 15 h.

Sol.

Fácil.

Esquís de montaña.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de la Punta Sur del Puerto de Canal Roya procedente de Prames. Vía en amarillo.


            En la Punta Sur del Puerto de Canal Roya hemos estado en repetidas ocasiones. Se trata de un pequeño pináculo que se asoma sobre el Valle de Espelunciecha y al que se puede llegar de manera fácil y cómoda por la Pista Rinconada de Formigal, que es la que solemos utilizar cuando la ladera izquierda del barranco está con poca nieve.

            En esta temporada de poquísima nieve y mucho hielo el esquí fuera de pistas ha quedado reservado a los expertos que han tenido que pelear además con la falta de nieve en las laderas orientadas al sur que suelen ser las más útiles con fríos rigurosos.

            Pero si Febrero resultó extraordinariamente frío y ventoso, Marzo ha venido antagónico y extraordinariamente cálido como si tuviera prisa en apurar la poca nieve que hay y habrá que aprovechar antes de que quede decretado el verano.

            Hoy, 14 de Marzo de 2012 a las once de la mañana hace una temperatura de auténtico escándalo en el Aparcamiento de Espelunciecha y prácticamente ni se movían.

            Estamos a 1750 metros de altitud y sin demasiadas ambiciones nos vamos para arriba por la Pista Rinconada ya que la ladera izquierda del barranco está limpia de nieve.

            Pasamos por el puente y subimos el primer resalte casi en soledad pues son muy pocos los esquiadores que están en esta parte de la estación.

            Como resulta obligado, subimos el segundo resalte e inmediatamente abandonamos la pista para progresar por la zona sur de la misma hasta que encontramos algunas desperdigadas balizas negras de la Pista Canal Roya.
 

            Nosotros la cruzamos más al sur y atravesando un par de barranquillos, siempre buscando no quedarnos embarrancados sin nieve, nos llegamos hasta el Ibón de Espelunciecha situado a 1950 metros de altitud cuando son las doce de la mañana.
 
Ibón de Espelunciecha.
 
            El ibón está prácticamente cubierto de nieve y solamente ha abierto un ojo en la zona este, la del desagüe. Se encuentra con bastantes huellas de esquiadores que han ido a visitarlo de bajada.

 
            Comprobamos que tiene un par de puntos donde quiere aflorar el agua y seguidamente nos damos la vuelta sobre nuestras huellas hasta retomar la Pista Canal Roya que tiene una nieve excelente y que vamos a tratar de seguir.

            Se trata de un trazado paralelo a la Pista Rinconada y compuesta por una serie de resaltes sucesivos, suaves y agradables que desarrolla una trayectoria un poco más directa hasta la parte sur del amplio Puerto de Canal Roya.

Alternativa a la Rinconada de Espelunciecha.
 
            Hemos empezado a subirla sin demasiadas esperanzas pero puestos en harina creemos que podremos seguirla sin contratiempo como así será.

            Es la una menos cuarto del mediodía cuando alcanzamos el Puerto de Canal Roya un poco más al sur del lugar de partida de la retrack, que por cierto, hoy tiene pocos clientes.

            Hemos subido en dirección sudoeste y ahora en el puerto nos orientamos al sur y seguimos en suave ascenso por nieve sin pisar que está un poco más venteada y rehelada pero sigue estando estupenda dejándose marcar por los esquís.

            La Cima de la Punta Sur del Puerto de Canal Roya que hemos fotografiado por su cara norte, tiene pelada la punta y nos llegamos hasta las inmediaciones de la misma casi por su vertiente sur en la que practica un pequeño hombro.
 

            Estamos a 2204 metros de altitud, es la una y cuarto pasadas y sentados tranquilamente sobre unas losas metamórficas comemos mientras contemplamos el Corredor de la Losa que es por donde bajaremos haciendo de esta manera una circular nueva para nosotros. Los pocos esquiadores que bajan no nos aclaran otra cosa que no sea la existencia de varias posibilidades. Mi chica que tantas ganas le tiene al corredor… pues está hecha un flan, algo nerviosa y preocupada.


            Veinte minutos después y sin dejar que se nos estropee demasiado la comida recuperamos los esquís y continuamos hacia el punto más alto del Portet de Espelunciecha que es donde da la vuelta la retrack.

            Quitamos pieles de foca, preparamos los esquís, nos equipamos un poco y sin dar demasiado tiempo a que la maquineta de mi chica empiece a trajinar nos vamos a por el corredor.
 

            La entrada es una suave y amplísima pala que tiene una nieve espectacular difícilmente superable por la de una buena pista. En la parte baja se arrellana antes de introducirse en el corredor y hasta allí nos llegamos para ver.

            Desechamos un estrecho tubo corto pero muy rocoso y nos vamos por nuestra derecha. El resalte se resuelve con unos giros cortos en buena nieve aunque formando bañeras y nos deposita en un muro cuya mayor dificultad proviene de la falta de nieve y consecuentemente de la afloración de rocas. Suponemos que con un poco más de nieve no veríamos ni una sola roca

            El muro se convierte en barranco unos metros más abajo, es la bajada de los tabloneros, mientras que nosotros hacemos una diagonal para atravesar un crestón nevado y alcanzar una amplia pala bastante erguida y con buena nieve que es por donde están colocadas las balizas negras.

Parte Inferior y salida del Corredor de la Losa.
 
            A partir de allí iniciamos una serie de largos giros disfrutando como infantes recién bañados pues la nieve excelente no puede estar mucho mejor, para nosotros, que ésta. Además bajamos en auténtica soledad maniobrando a nuestras anchas sin preocuparnos de más.

            Al final las balizas negras conducen al rellano en el que está instalada la yurta-bar y nosotros nos metemos en la Rinconada y nos vamos abreviando para abajo puesto que en la pista la nieve está demasiado blanda y pegajosa.

            Son las dos y media de la tarde cuando nos quitamos los esquís y rematamos un paseo circular con 450 metros de desnivel acumulado. Ha sido una jornada agradabilísima e inesperada. A mí el corredor no me decía gran cosa pero mi chica está contenta.
 
Un nuevo y original ibón en Espelunciecha.

            En el aparcamiento hay dos docenas de coches contados y quizás no sea eso lo peor pues creo que, a este paso, la nieve no va a llegar para la Semana Santa.

 

 

 

             

           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.