12 sept. 2009

35-09. PUI ARCOL. 12-9-2009.


Pui Arcol desde el Ibón de las Ranas de Sallent.

La Sarra, pista y camino al Refugio de Ibonciecho y  Collado de Pui Arcol. Regreso opcional visitando el Ibón de las Ranas de Sallent.

12-09-2009.

Salida 08 h. Llegada 15 h.

Nublado.

Fácil.

Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Pui Arcol procedente de Prames. Vía en amarillo.

            Pui Arcol es una montaña muy sallentina pues no en balde su arista sudoeste arranca prácticamente del pueblo y su base bebe las aguas del Barranco de Pondiellos. Una larga y sinuosa loma vestida de pinos entre silvestres y negros sirve de soporte para una inclinada pradera alpina que conduce al cielo.

            Mas no sucede lo mismo con las caras tanto este, que es muy erguida  y descompuesta, ni con la oeste revestida de paredones tan verticales como poco amables.

            Queda una opción muy asequible y que permite el ascenso con relativa facilidad y se trata de alcanzar el Collado de Pui Arcol en la arista que se encumbra hacia el norte hasta el Pico de la Forqueta de Piedrafita.

Arista de la Forqueta a Pui Arcol.

            Han dado un tiempo regular que se debe estropear conforme avance el día para el 12 de Septiembre de 2009. Finalmente no será así pero mediatiza nuestros planes y  hoy será algo cortito.

            No madrugamos demasiado, hemos de realizar un trayecto corto de carretera y a las ocho y media aparcamos nuestro coche en las inmediaciones de la pared de la Presa de La Sarra a 1450 metros de altitud.

            En un tiempo teníamos llave para la cadena de la pista pero… hoy iniciamos la marcha por la Pista de Ibonciecho que se eleva a lazadas suaves y amplias en dirección nordeste.

            Pasada la segunda lazada tomamos el antiguo camino que asciende de manera más directa atajando continuamente el trazado de la pista. No está balizado pero hay suficientes citas de piedra para seguirlo con absoluta seguridad.
La Oeste de Pui Arcol. No se aprecian las dos puntas.

            Pasamos un pequeño rellano en el que se suaviza la pendiente y prosiguiendo unos cientos de metros de nuevo por la pista nos aproximamos a la Mallata Cambillón en la que pace un nutrido rebaño de vacas.

            Un nuevo atajo a la pista, ahora en dirección norte, nos sitúa en los cruces del Barranco Sanchacollons con la misma donde cogemos agua. Son las nueve y media de la mañana


            Estamos en las inmediaciones del Refugio de Ibonciecho y sobre los 1950 metros de altitud abandonamos la pista  y de nuevo fundamentalmente al este-nordeste nos introducimos en la pradera alpina  para ascender una amplia ladera llena de verdura que nos deposita en un pequeño collado en la loma sur del Pico Sanchacollons ya por encima del nivel del refugio.

            Desde el collado el camino prosigue al este atravesando en muy suave ascenso el amplio Rellano de la Cubetilla recorrido por viejos caminos de la época de las obras, la mayor parte cubiertos de verdura. Conocemos el camino que recorrimos en ascenso al Pico de la Forqueta de Piedrafita ya hace unos cuantos años.

            Vamos contemplando los paredones de la cara oeste de nuestro objetivo y la cima bicéfala del mismo en una arista que desciende de norte a sur a partir del Pico de la Forqueta y que remata en el Pui Arcol.

            Nuestros pasos nos han de conducir al Collado de Pui Arcol situado inmediatamente al norte del pico y al que llegaremos tras unos tramos de camino trazados sobre pradera alpina mezclados con tramos de pedreras de calizas claras mezcladas con materiales metamórficos.
Pui Arcol desde el collado.

            Van a ser las diez y media de la mañana cuando alcanzamos el collado situado a 2350 metros de altitud. Frente a nosotros una corta, erizada y algo inconcreta en la parte alta, arista metamórfica nos invita a faldearla un poco por el este a ver qué pasa.

            Unas débiles trazas de caminillo prácticamente horizontal nos conducen a la base de un pequeño resalte en el que hay un resistente y aislado pino negro.

            Estamos en medio de una empinadísima ladera bastante descompuesta y desde allí unos algo inconcretos pasillos nos permiten acceder al collado de separación entre las dos puntas.

            Desde las inmediaciones del collado de separación y siempre ligeramente en la vertiente este ascendemos suavemente buscando los materiales metamórficos más compactos que nos permiten alcanzar con cierta comodidad, mediante algunos apoyos de manos a la Punta Sudoeste de Pui Arcol situada a 2406 metros de altitud. No sabemos cuan de las dos puntas es más alta.

El Barranco de las Salbas, el Garmo de la Mina y Torozuelo.

La Sur que baja directa a Sallent.

            Se trata de un mirador inigualable sobre la vertiente sur por la que discurre el Gállego, lástima que el día esté un tanto neblinoso y con ciertas masas nubosas que nos hurtan medianamente el paisaje en altitud sin faltar a la cita ni la Partacua, ni Formigal ni la Arista de Ferraturas-Soques; la Peña Foratata y Sallent con el Embalse de Lanuza a nuestros pies.

La Nordeste desde la Sudoeste.

            Son las once menos cuarto pasadas cuando nos vamos hacia la Cima Nordeste. Lo vamos a hacer a toda arista hasta el collado pues no tiene complicaciones especiales. Ya en el collado unas placas un tanto erguidas nos invitan a faldear un poco en busca de la arista este y ya en ella una pequeña trepada fácil nos deposita en la Cima Nordeste de Pui Arcol cuando son las once de la mañana.

Descendiendo de la Sudoeste.

            La mañana sigue nubosa aunque no especialmente amenazadora por lo que nos sentamos en la cima a almorzar.

La Sudoeste desde la Nordeste de Pui Arcol.

            Contemplamos desde esta punta el amplio horizonte norte que arranca del Pico Musales, pasa por Sanchacollons y termina en la Forqueta y ya hacia el este el Tebarray, los Infiernos, Pondiellos, Garmo Negro, Algas… todos intermitentemente colonizados por las nieblas. Pero nuestra atención se va al agreste Garmo de la Mina o Chiminel y al Barranco de las Salbas de gratos recuerdos junto a la Arista de Torozuelo y el recóndito Ibón de la Sartén.

Sancha Collons, la Cubetilla y la Forqueta.

Refugio de Ibonciecho.

            Veinte minutos después decidimos descender la fácil arista norte que no nos había gustado demasiado desde el collado. No tiene ninguna dificultad reseñable y en diez minutos nos permite alcanzar el Collado de Pui Arcol.

La Nordeste.

Ibón de las Ranas desde el Collado de Pui Arcol.

            Es buena hora y por tanto en lugar de emprender la vuelta nos alargamos hasta el Ibón de las Ranas. No será más que un cuarto de hora de camino en suave descenso y a media ladera en dirección este, un corto y agradable paseo para acercarnos a la orilla del menguado ibón a estas alturas de la temporada.
            El Ibón de las Ranas ocupa una minúscula cubeta en la ladera sudoeste del Pico Tebarray sobre los 2350 metros de altitud, rodeado de pradera alpina de la que emergen algunos acónitos azules. Es de modestísimas dimensiones pero tiene el encanto especial de la soledad de Pirineo. En su orilla pasamos un rato agradabilísimo y contemplamos la cara este del pico del que venimos reflejada en las aguas del ibón.

Feraturas-Soques desde el Collado de Pui Arcol.

            Luego, remontamos suavemente siguiendo el mismo camino para alcanzar el Collado de Pui Arcol cuando son las doce y media.

Las dos puntas de Pui Arcol desde el oeste.

            Hemos contemplado el conocido camino que conduce al Collado de la Forqueta entre el pico del mismo nombre y el Tebarray situado al este y también el camino que conduce al Collado de la Cubetilla  situado entre Sanchacollons y la Forqueta, también a lo lejos el Collado de Musales y no queda más que continuar la vuelta por idéntico camino hasta las inmediaciones del Refugio de Ibonciecho.

Posando bajo la protección de mamá.

Las dos puntas de Peña Foratata.

            Charlamos con el pastor que ocupa el viejo chalet que construyó EIASA en la época de las obras para los aprovechamientos hidroeléctricos de los ibones y que cedió posteriormente a Sallent, y unos metros más abajo, ya en la pista y junto a la defensa de aludes más alta del barranco de Sanchacollons nos paramos a comer pues es la una y media.

La Lana desde cerca de la Sarra.

            Luego, sobre las dos, continuamos con nuestro descenso relajadamente, primero la pista  y luego el pinar muy seco pues el verano lo ha sido y no ha habido tormentas en la zona, para llegarnos a La Sarra cuando son las tres, poniendo fin a un agradable paseo en el que hemos movido alrededor de 1000 metros de desnivel.

Pui Arcol desde Sallent.

           

             

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.