9 abr. 2015

30-15. PEÑA BLANCA DE GOURETTE O PENE BLANQUE. 8-4-2015.

La Nordeste de Pene Blanque.

Gourette, Sur y oeste de Peña Medaa, Pla Segoune, lacs de Pla Segoune y Cinda Blanque, Corredor Nordeste.

08-04-2015.

Salida 10:30 h. Llegada 16:30 h.

Sol.

Fácil.

Esquís de montaña.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Gourette procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            Era Agosto del 2010 cuando recorríamos el Circo de Gourette por primera vez con destino al Pic Ger. Volveríamos posteriormente pero aquella mañana de nieblas  faldeando Peña Medaa, apareció completamente eclipsada por la arrogancia de las peñas que la rodeaban la Pene Blanque.

            En otra ocasión hacíamos la Cresta de Arre Sourins y nos desmontábamos antes de llegar al pico: el compromiso estaba fijado.

            Son las diez de la mañana cuando llegamos a Gourette sin circulación alrededor de la estación que está cerrada posiblemente a la espera del fin de semana.

            Aparcamos en la trasera del Edificio principal de enorme aparcamiento cubierto y mientras preparamos los bártulos y echamos un café nos visita el sol, espléndido ya por la mañana. Algunos parten circo arriba.

La Estación de Esquí de Gourette está cerrada y toda para nosotros.
 
            Alrededor de las diez y media de la mañana nos calzamos los esquís junto al coche a 1345 metros de altitud e iniciamos el foqueo para entrar en la zona de pistas del Circo de Gourette.

            La estación de esquí se articula en dos zonas separadas por la Peña Medaa: la oriental contenida por Peña Sarriere y la occidental por el Pic Ger. Nosotros nos iremos por la zona occidental aunque la salida es común.

            Hay una serie de pistas azules situadas al oeste de la estación pero nosotros progresamos de frente y un poco por medio utilizando pistas rojas recorridas por traveseros posteriormente a su último repaso que debió ser hace tres días.

Salón de Ger y Ger reclaman nuestra atención.
 
            Las pistas vestidas de nieve dura pero al sol nos animan a tirar de rojas alternando con tramos fuera pista que están incluso menos duros que las pistas.

            Comenzamos por Myrtilles, luego subiremos por les Bosses con alguna dificultad debido a la dureza de la nieve en alguna zona poco soleada, hemos dejado ya a nuestra izquierda las pistas de la zona oriental y, siempre al sur,  comenzamos a faldear Peña Medaa que proyecta una zona importante de sombra sobre la enorme pista que enlaza los dos rellanos de Pla Segoune. Estaremos alrededor de los 1750 metros de altitud.

            Localizamos a un montañero que asciende por la Ladera este de Ger y nos llama la atención la soleada orientación de la misma además de que carece de resaltes rocosos: ¡humm…!

            Tomamos la inmensidad de la Pista de Peña Medaa y en suave ascenso nos acercamos al límite del sol con la sombra mientras contemplamos los paredones de la Este del Pic Ger.

            Visto lo visto anteriormente ponemos cuchillas y para arriba. El ascenso es seguro aunque un tanto incómodo a la sombra y sobre placas muy duras. Yo solamente pienso en la ladera soleada del Ger y en el tubo que la une a la Pista de Peña Medaa.

Los Paredones de la Norte de Peña Blanca.
 
            Poco más arriba, no son todavía las doce, nos vamos a la orilla oeste de la pista y tomamos un fuera pistas que sale al sol en las inmediaciones del origen del tubo que se sitúa en el Rellano superior de Pla Segoune, si rellano se puede llamar a esto.

            No bajaremos por aquí en contra de la costumbre de bajar por donde hemos subido.

            Desde el rellano al que llega un arrastre contemplamos la cara Nordeste de Peña Blanca y su Corredor Nordeste objeto de nuestros deseos pero, de por medio tenemos unos resaltes importantes hasta alcanzar la base de la pared somital. ¡Qué bueno es ir por lugares medio conocidos!

Remontando por encima de los Lacs de Pla Segoune.
 
            El Telesilla Anglas se va directo al sur pero nosotros nos iremos a dar un buen garbeo hacia los Lacs de Pla Segoune y, de paso, contemplar la piramidal y etérea estampa del Pic de Amoulat que cierra el circo oeste.

            La nieve está durilla incluso al sol pero como no hemos quitado las cuchillas subimos un poco por donde queremos siempre guiados por la Pista Peña Blanca  que asciende entre promontorios continuamente buscando una vía fácil ya que la pendiente directa es abrupta.

            Una esquiadora baja. Tiene que ser la que hemos visto en la Este del Ger y no perdemos prenda de su descenso: nos enseña el camino.

Pic de Ger detrás.
 
            Nos alargamos fuera de pistas hasta las inmediaciones de los Lacs de Pla Segoune que están, como imaginábamos, completamente sepultados por la nieve y seguidamente volvemos al este para recuperar la pista en las inmediaciones del rellano en el que se asienta el también sepulto Lac de Cinda Blanque situado sobre los 2400 metros de altitud. Los últimos resaltes de la pista están duros y lisos como pocos hemos visto.

El Corredor Nordeste de Peña Blanca es nuestro objetivo.
 
            Salimos de la pista y nos orientamos hacia el lac en la zona oeste del corredor  ascendiendo hasta media ladera y antes de que la pendiente se ponga severa quitamos los esquís, ponemos crampones y nos vamos en busca de la entrada del corredor haciendo una larga diagonal este-oeste.

Entrando al Corredor Nordeste de Peña Blanca.
 
            La nieve está muy buena para crampones. Tenemos por delante un desnivel de poco más de 100 metros y vamos a disfrutar al sol del mediodía.

Buena nieve en el Nordeste de Peña Blanca.
 
            Hay una huella de esquí que enseguida desaparece para continuar con crampones para arriba, también hay alguna vieja huella de botas pero las huellas de descenso con esquís, si las hubo que las habría, han desaparecido. Se trata de un corredor muy esquiable para gente con un poco de nievel que no es nuestro caso.

Saliendo del tramo erguido del Corredor Nordeste de Peña Blanca.
 
            El corredor en el que hemos entrado se yergue, nos ofrece alguna zona de placa más dura pero en general se sube muy bien. Su parte central en la que se estrangula un tanto es algo tiesa pero tenemos cierta costumbre en negocios de este tipo. Luego, sin acostarse prosigue para arriba ofreciéndonos una nieve más amable junto a la pared de la peña que utilizamos.

Arrieles, Pallas Aspe y Midi desde el Collado Este de Peña Blanca.
 
            Alcanzada la arista la nieve se refalda por detrás en la peña y nos deposita a una decena de metros de la cima a la que llegamos por un pasillo de nieve en la parte oeste. Se puede subir directamente por la roca.

La Arista al Arre Sourins y el Geouges de Arre desde Peña Blanca.
 
            Son las dos menos cuarto cuando alcanzamos la Cima de Peña Blanca situada a 2531 metros de altitud. La Llanura Gala está cubierta de nubes pero nos permite contemplar un paisaje poco conocido en el que anotamos   Latte de Bazen, Esquerra, los Gabizos, el Sanctus, Peña Sarriere, Medaa aquí mismo al igual que la amable arista que conduce al Arre Sourins; más allá la Arista de Geouges de Arre.  ¡Cuántos recuerdos!

Amoulat desde Peña Blanca.
 
            Al noroeste  Salón de Ger y Ger con Amoulat que abre la llave del oeste en donde aparece Sesques. Más cerca la estación de Artouste con la Sagette y en los alrededores desde Balaitus a Midi que pastorea a los Arrieles, Pallas, Lurien, Aspe, Bisaurín, Pala de Ip, Escarra… no está nada mal.

Ger desde Peña Blanca.
 
            Bajamos hasta la nieve y nos sentamos a comer en inestimable soledad al delicioso sol del mediodía. De las ventoleras anunciadas ni la más leve brisa.

Buena nieve en la Este de Peña Blanca.
 
            Sobre las dos y media iniciamos en descenso. El corredor está igual que a la subida y tranquilamente nos bajamos  a por lo esquís con los cuidados convenientes.

Entrando a les Flanques du Ger.
 
            Recogemos pieles, nos calzamos los esquís y nos metemos en el descenso que se va a convertir en un delicioso festival.

            La última pala que hemos subido se esquía bien pues la costra cede a los cantos de los esquís. Luego, será lo peor del descenso, las placas de un par de tramos cortos  de la Pista Peña Blanca se giran bien aunque muy rápidas. Antes de llegar al Rellano de Pla Segoune ya hemos comprobado suficientemente que la nieve fuera de pistas está mejor que en pistas por lo que ya no tenemos ninguna duda: por fuera de las pistas buscando tramos amablemente inclinados nos llegamos al rellano y optamos por introducirnos en les Flanques du Ger, un fuera pistas delicioso con una nieve primavera única debido a la altitud y a la insolación. Disfrutamos como unos bebés recién bañados y bien tetados.

Excelente nieve en les Flanques du Ger.
 
            Podríamos haber continuado el descenso por la ladera pero preferimos introducirnos en el Tubo de la Combe que tiene una nieve celestial es amplio y no aparece ni una sola roca ni por casualidad.  Divino.

El Tubo de la Combe es precioso.
 
            Nos deposita en la parte baja de la estación en la zona oeste plagada de resaltes amables y pistas azules que descendemos un poco por donde nos apetece, es la Zona de Pitchouns. Luego habrá que flanquear un poco al este para centrarnos en la estación y terminar el descenso por donde hemos comenzado a la mañana.

Diminuta Peña Blanca.
 
            Son las cuatro y media de la tarde cuando llegamos esquiando hasta el coche. La ascensión ha sido medianamente exigente con 1200 metros de desnivel pero el descenso ha sido celestial. Aquella vieja idea… ¡Qué buena idea!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.