4 abr. 2015

27-15. GRUTA HELADA DE LOS LECHERINES. 2-4-2015.


Interior de la Gruta Helada de los Lecherines.
 
Canfranc, Barranco de los Meses, Majadas de Gabardito y de Lecherines Baja y Corredor Sur.

02-04-2015.

Desnivel Acumulado 1050 m.

Distancia recorrida 16000 m.

Tiempo efectivo 06:15 h.

Sol.

Fácil.

Senderismo.

Agua en las Fuentes de la Paja y los Abetazos, en los Barrancos Aguaré y Campón y en la Majada de Lecherines Baja.

 La gruta es espectacular tanto en cuanto se trate de un periodo de tiempo en el que haya filtraciones por deshielo o lluvia y las columnas de hielo estén abundantemente formadas y no se hayan derrumbado.

Pablo y Miguel Bandrés, Oscar Layos, Rosa Mª. Martínez y Biola y Mariano Javierre.
 
Mapa de la Gruta Helada de los Lecherines procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Hemos subido en repetidas ocasiones a la Gruta Helada de los Lecherines, fundamentalmente para enseñársela al personal y hoy 2 de Abril de 2015 volvemos por idéntico motivo: Oscar y Biola no la conocen y Pablo y Miguel Bandrés tampoco y se apuntan.

            La visita a la gruta siempre es una pequeña paliza pues no está precisamente cerca de Canfranc. Quizás desde el final de la Pista de Aisa…

En el Barranco de los Meses llegando a la Fuente de la Paja.
 
            No madrugamos demasiado dando tiempo a que el sol haga su faena para cuando alcancemos el corredor bajo la gruta y son las nueve de la mañana cuando aparcamos  en la orilla oeste de la carretera frente a Canfranc a 1020 metros de altitud.

            Salimos inmediatamente para atravesar un par de prados y tomar el camino que en dirección oeste va ascender por el Barranco de los Meses.

En los Prados de Gabardito.
 
            La mañana está estupenda y suavemente nos vamos para arriba sin tomar un  solo atajo de los varios que hay. Se trata de un viejo camino muy trabajado que primero por la orilla izquierda del barranco en la que han hecho una corta significativa de pinos y luego por la derecha, se encarama en la pared, pasa junto a la Fuente de la Paja y poco después se sale del barranco para confluir por la pista que sube desde Villanúa.

            Sobre los 1300 metros de altitud seguimos con la pista que se alarga en dirección norte, suavemente ascendente, pasa junto a la Fuente de los Abetazos y prosigue hacia la Majada de Gabardito.

Mallos de Rigüelo, Lecherines y Pico Lecherines.
 
            En la majada no subiremos hacia la caseta sino que faldearemos en horizontal siguiendo la pista sobre los 1450 metros de altitud para atravesar el Barranco Añaza e introducirnos entre los claros del pinar de la Majada de Gabardito  ya en dirección noroeste.

            Solamente hemos hecho este tramo de camino en una ocasión y en descenso por lo que aprovechamos las huellas sobre discontinuas manchas de nieve, de un grupo que llevamos inmediatamente delante de nosotros. Acostumbramos a pasar por la cabaña y entrar en el pinar por la parte alta.

En el pinr antes de cruzar el Barranco Campón.
 
            Siempre cerca del Barranco Campón atravesamos los claros del pinar y se lían y liamos un poco hasta que en medio del viejo pinar retomo el camino que conozco y de esta manera alcanzamos el final del pinar en la entrada a la Majada de Lecherines Baja.

            Cruzamos el barranco a 1650 metros de altitud y nos reunimos tres grupos poniendo raquetas, polainas y demás etcéteras mientras contemplamos la majada baja y el corredor que hemos de subir y que está lleno de nieve como esperábamos. Son las once de la mañana.

La Majada de Lecherines Baja.
 
            Hay que atravesar la majada en dirección prácticamente norte y tras un nevero grande y con nieve ya blanda vamos buscando los limpios de nieve para atravesar la mayor parte de la misma que se va elevando paulatinamente. Los que van con raquetas buscan la nieve más o menos continua en las depresiones bajo el corredor.

Rampas de nieve por debajo del Corredor Sur.
 
            Superadas unas rampas suaves alcanzamos un pequeño rellano bajo el Resalte Inferior que es el más consistente y erguido de todo el corredor. Estamos sobre los 1800 metros de altitud.

Resalte Inferior del Corredor a la Gruta Helada de Lecherines.
 
            La parte baja del corredor se yergue inmediatamente y tras una diagonal al oeste alcanzamos un pequeño nicho bajo la parte central que es la más erguida. La nieve se ha puesto algo dura pues el sol no la ha reblandecido lo suficiente por lo que ponemos crampones para subir con mayor comodidad.

Por encima del Resalte Inferior.
 
Por encima del Resalte Inferior.
 
            Con las maniobras se nos va algo de tiempo pero… superada la parte central, el corredor se acuesta ligeramente y se encamina a un pequeño descansillo  bajo el siguiente resalte, mucho más corto y más amable que subiremos con toda tranquilidad aunque algo despacio.


A por los Resaltes Intermedios.
 

En los Resaltes Intermedios.
 
            La nieve fuera del tramo medio del resalte inferior está muy buena tanto para raquetas como para crampones y sin demora afrontamos, tras un nuevo descansillo otro resalte intermedio que subimos sin más.

Detalle del Corredor  la Gruta Helada de los Lecherines.
 
            Por encima del resalte aparece el Resalte Final del Corredor Norte de Lecherines pero antes de atacarlo hacemos un pequeño descanso para que el personal se recupere pues ha venido el señor del mazo.

            El corredor se abre en dos la rama norte conduce al Paso de Tortiellas mientras que nosotros tomaremos la noroeste que es la que nos interesa.

En las inmediaciones de la Gruta Helada de los Lecherines.
 
            Poco después siguiendo la huella que asciende por la derecha del resalte alcanzamos el cierre  de la depresión en la que se asienta la gruta que es un descansillo  tras el que el corredor prosigue hasta convertirse en una amplia pala que culmina en  el Pico de Tortiellas al que hoy no iremos.

Entrada a la Gruta Helada de Lecherines.
 
            Una cincuentena de metros más adelante y en la base de la pared de la arista que baja de Tortiellas se encuentra la Boca de la Gruta Helada de Lecherines. Estamos sobre los 2050 metros de altitud.

Todos en la Gruta Helada de los Lecherines.
 
            La boca es una acceso de considerables dimensiones  y que mediante un descenso, hoy de nieve, de una decena de metros nos deposita en la zona plana de la cueva en la que suelen estar la mayoría de las columnas de hielo. En esta ocasión hay más bien pocas y una de las columnas centrales se ha derrumbado. A pesar de ello hay tres pequeñas columnas espectaculares  y algunas pequeñas estalactitas de hielo por las paredes de la cueva.

Algunas columnas se han derrumbado en la Gruta Helada de Lecherines.
 
            La sala se ahonda hacia el sudeste pero en esa zona no suele haber formaciones de hielo que merezcan la pena. De cualquier forma la visita a la cueva no dejará a nadie defraudado aunque como hoy no nos ofrezca la espectacularidad que conocemos.

Pico Tortiellas.
 
            Fotos y más fotos, idas y vueltas por el interior de la cueva con cuidado pues hay mucho hielo en el suelo y media hora después nos salimos para fuera y nos sentamos a comer al sol. Deberíamos haberlo hecho antes.

Iniciando el descenso del Resalte Final de la Gruta Helada de Lecherines.
 
            Media hora después, serán sobre las dos y media, iniciamos el descenso.

Nieve muy blanda en el Corredor a la Gruta Helada de Lecherines.
 
            Cuesta abajo el asunto va mejor a pesar de que la nieve está blandísima y muy húmeda por lo que terminaremos todos con los pies hartos de agua; vamos, pies y piernas hasta la rodilla.  La suerte es que el día esta de sebo y camino abajo fuera de la nieve nos secaremos rápidamente.

La Majada de Lecherines Baja.
 
            Alcanzada la Majada de Lecherines Baja, en lugar de atravesarla totalmente  nos vamos por un barranco que en dirección sur se ahonda al encuentro del Barranco Campón. Está más soleado y por tanto será mejor que la parte alta del pinar con nieve blanda y profunda además del nevero de salida.

Bajamos por la Rama Norte del Barranco Campón.
 
            Solamente tocaremos algunas pequeñas manchas de nieve, conocemos el camino por alguna vez que lo hemos bajado y nos deposita justo antes de que se junten las aguas del barranquillo con las del Campón. Atravesamos sucesivamente las dos ramas sin problema y nos incorporamos al camino de ascenso en la parte media del pinar.

            En el pinar enseguida cogemos huellas que confirman nuestra trayectoria y poco después alcanzamos los claros del pinar en los que llaneamos de regreso.

            Con alguna pequeña  duda tomamos el cruce del Barranco Aguaré por encima de la cascada y allí la pista por la que descenderemos hasta la Fuente de los Abetazos en la que nos echaremos un buen trago de agua.

Deliciosa pareja de violetas en el Barranco der los Meses.
 
            Luego sin prisa pero sin pausa rematamos la pista, tomamos el Camino del Barranco de los Meses, fotografiaré unas preciosas violetas y nos llegamos a los coches cuando son las cinco de la tarde.

            Los 1050 metros de desnivel se han hecho notar especialmente por la nieve blanda. La Gruta Helada de Lecherines siempre se cobra su cumplido aunque justo peaje incluso en un día tan delicioso como hoy.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.