24 abr. 2015

33-15. CAILLABET DE REBEC DESDE ASTUN. 23-4-2015.

Casquete Somital Sur de Caillabet de Rebec.

Aparcamiento de Astún, Barranco e Ibón de Escalar, Collado de los Monjes. Lac de Plaa de las Baques, Barranco Rebec, Caillabet de Rebec, Barranco Houer, Hombro Oeste de Mala Cara, Corredor Noroeste de Mala Cara y Barranco de Astún.

23-04-2015.

Salida 10 h. Llegada 15:30 h.

Sol.

Fácil.

Esquís de montaña.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Caillabet de Rebec procedente de Alpina. Vía en amarillo.

            Parece ser que esta temporada  nos hemos hecho socios del Circo de Bious Artigues. Hemos estado en repetidas ocasiones a lo largo de esta temporada de esquí y siempre nos ha dejado buenas sensaciones por encima de algunas sorpresillas que no dejan de ser más que la salsa de la montaña.

            Hoy queremos volver para hacer el Caillabet de Rebec y puestos a elegir iremos por Astún para hacer una circular imaginada, tentando la suerte de que todavía quede nieve en el Barranco Escalar.

            A las diez de la mañana  la Raca ocupa todo Astún en medio de nuestra inesperada sorpresa. Es 23 de Abril de 2015 y queremos celebrar San Jorge disfrutando de nuestra común adicción a la montaña.

Astún vacía, la temporada ha terminado.
 
            Salimos del coche a una mañana templadamente primaveral tanto que el resalte de salida hacia los Llanos del Sol tiene la nieve blanda lo que agradecemos especialmente recordando alguna que otra ocasión con nieve desagradablemente dura.

Subiremos por el fondo del Barranco Escalar.
 
            Las nieblas se disipan de inmediato, atravesamos un par de cortes poco extensos y sobre praderío socarrado por el invierno y enseguida divisamos el Corredor del Barranco Escalar que parece conservar más nieve de la esperada. Posiblemente la nevada del finde pasado ha colaborado.

Saliendo del Barranco escalar con las nieblas por detrás.

            Como el corredor orientado al sur tiene buena y abundante nieve  recorremos la zeta del mismo por su fondo y alcanzamos el Ibón de las Ranas o Escalar en cincuenta minutos. Estamos a 2081 metros y los casi 400 metros ascendidos se nos han hecho cortos.

Atravesando sobre el Ibón de Escaalr con Benou detrás.
 
            Todavía podemos atravesar el Ibón de Escalar a pesar de que presenta una buena parte con agua superficial. Lo hacemos por la parte oeste que es la más directa mientras que Juan lo hace por la otra orilla.

Ascenso hacia el Collado de los Monjes.
 
            Nos reunimos en la entrada del corredor que suavemente en ascenso nos ha de conducir en dirección este al Collado de los Monjes.

            Son las once y diez y desde el amable y amplio collado situado a 2169 metros de altitud se extiende ante nosotros el amplísimo Barranco de Rebec inmaculadamente blanco todavía y una serie de montes cubiertos por una nubosidad demasiado desarrollada para nuestros intereses; o sea, que no vemos ni leches.

Hay que bajar hasta el lac de Plaa de las Baques de momento.
 
            No va a resultar demasiado fácil identificar nuestro objetivo sin referencias por lo que vamos a tener que tirar  de nuestro GPS  particular  y de experiencia para, de momento, bajarnos hasta el Ibón de Pla de las Baques y esperar que la evolución de la nubosidad nos aclare un poco las ideas.

De travesía en el Quartier de Rebec con nuestro objetivo al fondo.
 
            Hay unas huellas de esquí que se van barranco abajo y que nosotros seguimos mientras nos interesan. Las huellas prosiguen por el barranco por debajo de los 2000 metros de altitud y nosotros iniciamos una travesía en dirección sudeste para transitar la parte alta del Quartier de Rebec como procedimiento de no perder demasiada altitud que habría que recuperar seguidamente.

            Nuestro descenso se alarga hasta aproximadamente los 1880 metros de altitud, podríamos bajar más pero atravesamos en diagonal un barranco un poco más significativo y volvemos a poner las pieles para iniciar el remonte a partir de aquí. Son las doce menos cuarto.

Atrás los Monjes y una parte de nuestro recorrido.
 
            Las nubes se han levantado un pelín y nos han permitido identificar una cresta rocosa que tiene que ser nuestro objetivo y en el que no hemos estado nunca. Para ello hemos prefijado una trayectoria suavemente ascendente y en dirección prácticamente este que nos tiene que aproximar a una especie de collado situado al sudoeste del pico y en un cordal que se eleva paulatinamente hacia el Pico de Astu situado al nordeste del Ibón de las Truchas.

            Foqueando unas suaves rampas de nieve con poco rehielo vamos atravesando barranquillos que nos tienen que depositar en la arista divisoria entre los Barrancos de Rebec y de Houer.

            En uno de los pocos claros de hierba junto al que pasamos nos detenemos un poco a echar un bocado para que no se nos junte con la comida. Un bocado y un trago puesto que se hace calorcillo en este abrigado circo, al menos hoy.

Androsacea alpina en Caillabet de Rebec.
 
            Un rato después alcanzamos la arista en un amplio collado desde el que divisamos todo cuanto queremos saber: la loma arista se marcha medio pelada al Pico de Astu y hacia el norte tenemos un par de dientes rocosos tras los que aparece el Casquete Somital de Caillabet de Rebec.

            Hay una huella de esquís que faldea los dientes pero ni siquiera merece la pena seguirla con esquís. Los dejamos aquí y nos vamos a por un corto faldeo horizontal que nos deposita enseguida en el arranque del corredor sur del pico.

El Corredor Sur de Caillabet de Rebec.
 
            Se trata de un corredor de alrededor de 40 metros, medianamente inclinado y amplio salvo un estrangulamiento que no ofrece ninguna dificultad especial más que apoyar las manos.

En la Cima de Caillabet de Rebec.
 
            Conduce a una pequeña brecha bajo la que fotografío unas preciosas androsaceas alpinas y desde allí, un tramo de corredor corto y más empinado con buena roca nos deposita en la Cima de Caillabet de Rebec situada a 2207 metros de altitud. Es la una del mediodía.

Pene dou Lapassa, Midi, Peña y Pic Peyreget, Pene del Col de L'Iou, Arazures...
 
            Desde la cima contemplamos la próxima Pene dou Lapassa y detrás un bestiario conocido con el Midi todavía con nieblas, las Peña y Pic Peyreget, la Peña del Col de L’Iou, Arazures, Gradillere… y nuestras vías de paso por los alrededores del este; al oeste Bious Artigues ya acuoso, Er, Aule, Gazies, Sesques, Ayous, Larry, Hourquette, Monjes…

Pico de Astu desde Caillabet de Rebec.
 
            Hacemos algunas fotos y un cuarto de hora después nos volvemos en busca de los esquís.

Volviendo a por los esquís.
 
            Tenemos dos opciones: la más cómoda es iniciar un faldeo horizontal por encima de Pene Blanque y desde allí alcanzar el Collado de los Monjes como lo hiciéramos el pasado año y la otra consiste en descender al encuentro del Barranco Houer faldeando Pene Blanque por el norte. Decidimos esquiar.

Dibujando el descenso del Caillabet de Rebec.
 
            Hay unas palas suaves y escalonadas que nos van a permitir acercarnos al barranquillo que divide las dos aristas de las cuatro que conforman el Pico de Astu que no hay que confundir con el Pico Astún .

            Alcanzamos el barranco en dirección sur y proseguimos con el mismo el descenso por su orilla derecha bajo las paredes del norte de Pene Blanque.

            La nieve está divinamente primaveral y el descenso es muy agradable pero hay que cortarlo y alcanzar el Barranco Houer sin perder demasiada altitud ya que hay que tomarlo seguidamente hacia su cabecera.

Iniciando el remonte sobre el Barranco Houer.
 
            Cómodamente alcanzamos el barranco sobre los 1875 metros de altitud, es un punto bajo similar al del Barranco Rebec y volvemos a poner las pieles y rumbo sudoeste para comenzar un último remonte.

            El barranco es muy amplio, soñaba con descenderlo pero nos toca remontarlo. Hay huellas de descenso y también una de ascenso que no nos matamos en buscarla. Se puede subir por cualquier parte.

            Ya bajo las Paredes del Barranco Houer aparecen tres opciones: la sudeste que lleva hacia la arista entre Mala Cara y Baguer y también permite cómodamente llegar al Col Houer y al Canal Roya, la que conduce al hombro de la Arista Oeste de Mala Cara y la más occidental que conduce al Collado de Astún. Tomamos la del medio.

Finalizando el último remonte del día.
 
            Foqueamos de frente a la pared hasta que se yergue un poco más y describimos una diagonal ascendente  al oeste para alcanzar ya muy arriba la huella de esquís que conduce al hombro.

            Un par de zetas por la huella nos depositan en el Hombro Oeste de mala Cara sobre los 2180 metros de altitud cuando son las dos de la tarde y las nubes de desarrollo van ganando entidad.

Zoom sobre Caillabet de Rebec y nuestras huellas.
 
            Nos sentamos a comer y a contemplar las zetas que recorren la Arista Oeste de Mala Cara y que nunca hemos subido. Mi chica quiere subir pero me temo que la parte superior esté limpia de nieve por lo que finalmente decido bajar hasta el Collado de los Monjes en busca de una salida y una pala un poco más picante cosa que haremos media hora después.

            Juan marchará hasta la Cima de Mala Cara, nos dirá que había un pasillo de nieve hasta arriba  y nosotros nos tiraremos desde el collado para bajar la erguida pala con nieve demasiado blanda  pero es lo que tiene que haber en estas circunstancias.

Nunca antes habíamos esquiado la Oeste de Mala Cara.
 
            Juntos haremos el tramo final del Corredor Noroeste de Mala Cara y deslizando pues esta nieve no admite otra cosa nos bajamos al encuentro del Barranco de Astún por cuya orilla izquierda está establecida la Pista de Salida aunque ahora no tiene otra notoriedad que la presencia de los cañones de nieve.

            Son las tres y cuarto cuando llegamos al coche en compañía de unas gotas de agua  perdidas  y de Juanma y el Grande que eran los que levábamos delante cuando hemos alcanzado el Collado de los Monjes esta mañana, han bajado a la Cabaña de la Glera y han remontado tras nosotros. Finalizamos nuestra circular imaginada al Caillabet de Rebec que saldamos con alrededor de 1115 metros de desnivel acumulado y un agradable disfrute en una temporada que está dando sus últimos coletazos.
 

             

 

           

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.