6 may. 2016

35-16. PIC DE PIAU PARA DISFRUTAR. 4-5-2016.

Hemos de recorrer la arista de este a oeste en Piau Engaly.

Piau Engaly, Laquette,  Silla Engaly,Arista Nordeste y Arista Norte. Descenso por la Combe de Piau.
04-05-2016.
Salida 08:45 h. Llegada 12:45 h.
Sol.
Fácil.
Esquís de montaña.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Piau Engaly procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            El entorno de Piau Engly lo conocemos y no por frecuentar la estación como esquiadores de alpino a la que  suelen acudir con bastante frecuencia españoles, sino porque la hemos recorrido en varias ocasiones con nuestros esquís de travesía ya que ofrece una gran cantidad de posibilidades en un entorno amable que ofrece abundante nieve en momentos en los que escasea en la vertiente sur del Pirineo.  Su carretera limpia hasta los 1870 metros de altitud no es fácilmente igualable.

Atardecer sobre la Norte del Pic de Piau.

            Acudimos de cuando en cuando para disfrutar y en ello estamos hoy 4 de Mayo de 2016. Hemos dormido largamente en la furgo y nos despierta el sol de una espléndida mañana de primavera. Hasta las botas de plástico entran mejor al estar soleadas pues son las nueve menos cuarto cuando calzamos esquís en la Pista des  Isards a una decena de metros  de la furgo.
            La estación lleva ya muchos días cerrada y exenta de balizas y esquiadores se nos ofrece  toda para nosotros.

Ascendiendo por medio de Piau Engaly.

            Partimos de la zona noroeste de la estación y hemos de alcanzar la sudeste de la misma con lo que vamos a tener que atravesarla completamente. Para ello nos orientamos hacia el Laquette de Piau foqueando en dirección sur  y antes de que los declives nos quieran llevar al Col Cantoural perdemos unos metros y alcanzado el rellano continuamos con el ascenso.

Fin de la Silla Engaly y atrás el Pic Ludette.

            Nos sirve de referencia el final de la Silla Engaly y también la cima de la Ludette a la que no llegaremos y progresamos por la Pista Grives  que sostenida y con nieve más dura que por fuera de ella nos lleva directamente  a nuestro primer objetivo.

Las tres aristas del Pic de Piau.

            Estaremos por encima de los 2100 metros cuando conectamos con la Pista Grand Bleu que conocemos. Nos servirá para remontar con rapidez  y mediante un par de importantes lazadas, el considerable desnivel de esta zona de la estación.

Asomándonos desde la arista nordeste.

            Foqueamos relajadamente pero sin pausa y poco después alcanzamos la arista nordeste del pico al que nos dirigimos. Estamos sobre los 2400 metros de altitud y nos asomamos para contemplar el Valle de la Gela. Bueno, el valle verse no se ve sino que se adivina  hasta que se hace realidad la zona del Rellano de Barroude  con sus espléndidos murallones. También el Collado y los Picos de Barrosa y Puerto Viejo y la Arista Marioules-Bataillence con Garlitz y demás.

Col los Murallones des Cintes Blanques.

            Orientados al noroeste proseguimos un ascenso engañoso de esos que parece que no suben pero que te obligan a controlar el ritmo y en las frecuentes “paradiñas”  nos permite contemplar al Soum des Salettes y una buena parte de nuestro tajo de ayer en Lenquo de Capo.

Mucha y buena nieve en Piau y atras el Lenquo de Capo.

            También contemplamos las tres aristas visibles del Pic de Piau cada vez más próximo cuando finalmente la arista se allana y pasa junto a la caseta de servicio para provocar aludes, mientras recordamos los ventiscones que nos hemos benefeciado en esta zona bastante desprotegida.


Foqueo suavemente ascendente y continuado que nos acerca a Piau.

            Contemplamos el descenso de una pareja que marcha directamente para abajo, luego comprobaremos que se tiran desde el hombro y que no han subido al pico y enseguida alcanzamos la llegada de la Silla Piau al punto más alto de la estación y situado a 2530 metros de altitud. Van a ser las once menos cuarto.

Bajo el hombro de la Norte del Pic de Piau.

            Quitamos esquís, ponemos crampones y nos vamos para arriba por la arista norte que arranca aquí.
            El ascenso con esquís no es complicado pero lo conozco y no me gusta. La arista tiene cornisas que desaconsejan ascender por la zona amable de la misma y obligan a foquear con cuchillas imprescindibles por la cara oeste que, aunque tiene aspecto amable a tramos,  se corta brutalmente enseguida vestida de nieve dura poco soleada y sin transformar.


Casquete Somital del Pic de Piau. 

            Tras la entrada estrecha y cortada debido a la explanación hecha para el remonte, una pequeña pala medianamente erguida nos deposita en el hombro de la arista que se amplía y allana amable. La nieve está divina para los crampones.


Soum des salettes, Lenquo de Capo y Campbieil desde Piau.

            Un centenar de metros del hombro muy esquiable y desde donde se ha tirado la pareja que hemos visto, se estrechan y se empinan convirtiéndose en fina arista que obligan a Juan a dejar las raquetas y ponerse los crampones.


Murallones de Barroude y Pic de la Gela desde Piau.

            Nada más tocar la arista se abandona para superar unos metros de pared orientada al oeste y con una nieve durísima que enseguida nos deposita en la alargada cima del Pic de Piau situada a 2696 metros de altitud. Son las once y cuarto.


En la Cima del Pic de Piau. 

            Contemplamos el oscuro Valle de Aure y el lejano Pic de Aret al que debemos visita y la zona de Suelza. Incluso localizamos el inicio de la senda de las Pardas asomándose tras el Collado de Barrosa.
            Aquí mismo al sur el Pic de la Gela y la Hourquete de Charmentas que se adivina; luego el Circo de Troumouse y la Cabecera de Ordesa al completo y ya hacia el norte  Campbieil,  Estarange, Mechant y Bugatet con su acostumbrado traje de paredes vertiginosas.


Descenderemos hacia el Laquette de Piau.

            Sentados en unas pizarras echamos un bocado, la mañana está espléndida.
            Media hora después desandamos la arista tranquilamente y nos llegamos a los esquís cuando la nieve de la oeste quiere empezar a revenir.



Cruzando hacia la Combe de Piau.

            Juan marcha hacia el Col Cantoural mientras que nosotros nos vamos por la arista nordeste disfrutando de una nieve espléndida.


Acercándonos al Laquette de Piau desde el Col de Cantoural. 

            Casi al final de la arista tomamos  la Combe de Piau que es por  donde ha subido un trío tras nosotros que se ha quedado en el final de la silla sin subir al pico y nos vamos para abajo atravesando toda la estación de este a oeste. Se trata de una ladera absolutamente esquiable que está cosida de huellas viejas por todos partes. La nieve está tan buena que no notas diferencia cuando pasas nieve vieja pisada o sin pisar.


El Laquette de Piau.

            Podíamos llegar al Col Cantoural pero en las inmediaciones del mismo nos bajamos hacia el Laquette de Piau para reunirnos con Juan y cerrar la circular abierta unas pocas horas antes.


Ultimos giros junto a la furgo.

            Solamente nos queda deslizarnos hasta las inmediaciones de la furgo con una nieve que blandea mucho en los lugares bajos y abrigados.
            Es la una menos cuarto cuando liquidamos una esquiada de 850 metros que hemos subido previamente. Esperemos que no sea la última de la temporada.


Narcisos en Piau Engaly.

            Comemos, recogemos los bártulos y nos echamos a la carretera. A las tres y media estamos en casa. Nos ha costado menos la vuelta que la ida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.