11 may. 2016

36-16. BACHESANGO EN PEQUEÑA CIRCULAR. 10-5-2016.

Preciosa plástica de la Norte de Bachesango. 

Pista y Refugios del Barranco del Puerto de Yésero, Arista Norte y Bachesango. Descenso por la Arista Sur a Pista por debajo del Refugio Bajo.
10-05-2016.
Salida 08:30 h. Llegada 14:30 h.
Mixto.
Fácil.
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Bachesango procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            La Sierra de Tendeñera cuenta con una serie de contrafuertes más o menos paralelos que articulan su vertiente sur. El primero de oeste a este separa el Puerto de Biescas o Lasieso con el de Gavín encabezado por Campaniacha o Sarasé. Seguidamente, Bachesango es la culminación del segundo contrafuerte que lo separa del Puerto de Yésero. A continuación y como separación con el de Valle de Linás de Broto está la Arista de Toronzué y sucesivamente  las Fuebas, Fañanizas y Suaso que articulan el Sorrosal. Finalmente la Arista de las Comas que arranca de Fenez es el último y limítrofe con Bujaruelo y Torla.

La Fuentiacha en la Pista del Puerto de Yésero.

        Creo que habíamos visitado, algunos de forma repetida, a todos con la excepción de Bachesango: son cosas que pasan y vamos a compensar la omisión.
            Metidos en una semana de nubosidad, lluvias y alguna que otra tormenta espectacular, se nos ofrece una dudosa ventana para la mañana del 10 de Mayo de 2016. El asunto nos puede cuadrar bastante bien, ya que es una buena parte del ascenso utilizaremos la Pista del Barranco del Puerto y así al paso damos tiempo a que se escurra la vegetación tras una noche de lluvias torrenciales. Luego ya sobre la marcha.

Maravillas del agua en la Pista del Barranco del Puerto. 

            La mañana aparece con cielo despejado y aunque no sabemos cuánto durará son las ocho y media de la mañana cuando aparcamos  junto a la barrera que restringe el paso a la Pista del Barranco del Puerto de Yésero en el inicio del Puerto de Cotefablo a 1150 metros de altitud.
            Sabemos desde hace muchísimos años que nos espera una pista de alrededor de 5 kilómetros que subíamos en coche cuando no estaba restringido el tráfico para los comunes de los mortales, y nos lo tomamos con calma y al contraluz de la mañana pues el sol se cuela ya por encima de la Arista de Toronzué.

Una de las muchas cascadas del Barranco del Puerto. 

            En dirección nordeste para luego orientarse al norte y por la ladera derecha del barranco ganamos altura para pasar por la Fuentiacha y alcanzar seguidamente las dos grandes lazadas de una pista bastante rectilínea que transita un bosque mixto de fronda joven.
            La pista es atravesada por ocasionales torrentes que, en un día como hoy son barrancos pues además del deshielo ha debido llover de lo lindo esta noche. Las laderas, escalonadas por las areniscas nos entretienen la vista con varias y preciosas cascadas de aguas espumosas.

Cascada por la que volveremos a la Pista del Barranco del Puerto.

            Pasadas las lazadas alcanzamos la cascada más espectacular de todas ellas que contemplamos enmarañada por la fronda del bosque primero y más nítida en la pequeña vuelta que la pista da hacia el este. Creía que se trataba del Barranco de las Gradas pero en los mapas  ni siquiera aparece el torrente. Será precisamente por aquí cuando volveremos a la pista.

Llegando al Refugio Bajo del Barranco del Puerto.

            La pista, en bastantes buenas condiciones y limpiada de vegetación en sus orillas se arrellana un poco y enseguida nos deposita en el Refugio Bajo donde acaba a 1590 metros de altitud. Son las diez menos cuarto.
            Los escasos espacios que el bosque permite al pradrerío están verdes que revientan y un pequeño rebaño de vacas pasta junto al refugio que tiene dos partes cerradas y en decente estado de conservación aunque los colchones están en el habitáculo de los animales.

La Blanca y Tendeñera desde el Camino al Refugio Alto.

            Un caminillo no demasiado visible parte del refugio también por la Orilla derecha del barranco y tras unas lazadas atraviesa un tramo vestido de hayas para proseguir con un claro del bosque cubierto de asfódelos todavía sin flor.

El Refugio Alto del Barranco del Puerto.

            Siempre paralelos al barranco y mientras contemplamos Ripera  o la Blanca y Tendeñera vestidas de blanco pues el agua ha sido nieve a partir de los 2000 metros, alcanzamos enseguida la entrada del circo en el que se asienta el Refugio Alto del Barranco del Puerto situado a 1850 metros de altitud.


Ascenderemos directamente al oeste del Refugio Alto. 

            Contemplamos la cascada superior del circo que baja tumultuosa, nos olvidamos de cruzar el barranco para acercarnos al refugio pues al no haber puente no hay manera con estos chorros de agua y olvidándonos de alcanzar el fondo del circo y desde allí el Collado de Yésero nos vamos atajando al oeste para alcanzar la arista más arriba del collado.


Dejamos abajo el Refugio Alto del Barranco del Puerto.

            Se trata de una ladera excavada por los hielos y que enseguida se empina vestida de praderío y limpia de nieve debido a la orientación.


Saxifraga opositifolia en Bachesango.

            Tomamos las zonas más escalonadas cuando la ladera se pone de pie y tras coger agua, alcanzamos un pequeño rellano en el que se asienta un nevero que rodeamos por encima para alcanzar un crestón que nos deposita en la Arista Norte de Bachesango 50 metros por encima del Collado de Yésero situado a 2100 metros de altitud.


Por encima del Collado de Yésero.

            La arista está cubierta de nieve  al igual que la ladera oeste y el cordón de viento de la este que nos ha de acompañar hasta arriba. Hay una debilísima capa de nieve reciente sobre la vieja que ni dura ni profunda nos va a facilitar el ascenso.


En la Arista Norte de Bachesango.

            Faldeamos con cuidado un primer resalte por debajo del cordón de nieve cimero de la ladera este y retornamos a la arista para proseguir ya por ella hasta la cima que se alarga al sur tras otro par de resaltes suaves.


Buena nieve en la Norte de Bachesango. 

            Las nieblas que sitian intermitentemente las cimas más altas también rebosan de los valles en ascenso paulatino a nuestro encuentro con lo que la evolución esperada se está cumpliendo a rajatabla. Son las once y media.


Volviendo a la Cima de Bachesango.

            Cuando la arista sudoeste quiere comenzar a ahondarse hacemos un foto con nieblas a la parte intermedia de la misma, una de las opciones de descenso en circular y nos volvemos a la cima envueltos en nieblas. Hacemos algunas fotos testimoniales más que otra cosa y  abandonamos la Cima, de Bachesango que en algún mapa aparece como Salleta, acotada a 2256 metros de altitud.


En la Cima de Bachesango.

            Como la arista no tiene cornisas hemos podido subir por el filo, al paso contemplar toda la ladera orientada al sudeste y hemos elegido vía para el descenso: lo haremos por la arista Sur que arranca de la misma cima.


La Arista Sur nde Bachesango.

            Se trata de una arista alomada, medianamente inclinada y vestida de verdura que nos va a permitir perder bastantes metros cómodamente aunque yo sé que el descenso es algo más ya que se sumerge en el bosque, calculo que entre los 1750 ó 1800 metros aproximadamente.
            Perfectamente rectilínea ofrece un par de casetones derruidos y testigos tanto del cese de las actividades económicas de la zona como de la evolución de las formas de trabajo. En la inferior paramos a echar un bocado al abrigo de la brisilla que corre por la arista pues el cielo ya se ha cubierto completamente y parece que para durar.
            Un cuarto de hora después, son las doce y media, continuamos con el descenso al encuentro de un camino que tiene que venir desde la majada de la arista sudoeste para atravesar toda la ladera hacia los Refugios del Barranco del Puerto pero cualquiera sabe cómo estarán esos caminos y si los encontraremos.


Parece un parásito del enebro en Bachesango.

            La arista hace un último rellano herboso antes de sumergirse en el bosque a la altitud de 1750 metros que es por donde tendría que pasar ese esperado camino que sí hemos visto arrancar de la majada de la arista sudoeste.
            Nosotros a pesar de buscar en el rellano no vemos nada por lo que proseguimos para abajo introduciéndonos en el bosque.
            Enseguida se cierra muy vestido  descendiendo consistentemente. Es un bosque mixto en el que menudean las hayas y nos ofrece un sotobosque aclarado parcialmente que descendemos siguiendo pasillos en los que se ha depositado hojarasca de haya que se alternan con tramos más vestidos por los bojes.
            El camino que buscábamos hemos debido de dejarlo ya muy arriba cuando transitamos una ladera que se pone vertical y nos obliga a flanquear al oeste para salirnos tanto de la verticalidad como del susurro de las aguas  que no pueden más que complicar el descenso.
            No estamos perdidos pero realmente no sabemos dónde nos encontramos. Lo cierto es que tenemos un dilema entre proseguir para abajo, lo que significa que habrá que descender más metros hasta encontrar la pista o tratar de faldear hacia el nordeste para que el ascenso de la pista acorte nuestro descenso, aunque el faldeo que ya iniciábamos con esa intención hemos tenido que cortarlo para salir del barranco a la inversa.


En la cascada junto a la pista por debajo del Refugio bajo.

            Yo bajo bien, el jabalineo me va, pero mi chica lo lleva peor y tras un periodo de estoicismo ya protesta descaradamente cuando echando un poco de imaginación creo ver un camino, poco transitado, muy vestido pero es un camino. Estamos sobre los 1550 metros de altitud.
            El camino transita bastante llano, lo hemos tomado hacia el nordeste y enseguida comenzamos a cruzar los barranquillos de los que nos hemos alejado poco antes pero está lo suficientemente limpio para poderlo seguir sin dudas incluso en  los cortes de las torrenteras y sin mojarnos pues a pesar de su estrechez está bastante abierto.
            Calculo que caminaremos alrededor de kilómetro y medio cuando alcanzamos una cascada importante e inmediatamente me doy cuenta de que estamos en la vuelta de la pista por debajo del Refugio Bajo. Hacemos fotos de la cascada que ya habíamos hecho a la mañana y diez metros más allá está la pista.


Gencianas nivalis en Bachesango.

            Solamente nos queda caminar pista abajo alrededor de media hora para llegarnos a la barrera tras la que está nuestro coche.
            Son las dos y media de la tarde y no nos hemos mojado pues ha habido un momento en que quería gotear además de que el bosque estaba muy húmedo.
            Hemos realizado una circular bastante adecuada a las condiciones del día en el que hemos acumulado 1125 metros de desnivel.
            Por la tarde lloverá un poco y por la noche acantaleará. Tenemos una Primavera lluviosa como pocas se recuerdan.
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.