18 feb. 2017

11-17. SAMOLA BAJA DESDE LA FUENTE DEL PACO. 17-2-2017.


Se adivina más que se ve el corredor cimero en la Sur de Samola Baja. 

Fuente del Paco, Refugio de la Espata, Barranco Bozuelo. Collado de Marañán y Cara Sur. Descendo de un tramo de pista a Villanúa y Sendero directo a la Fuente del Paco.
17-02-2017.
Salida 09 h. Llegada 16 h.
Sol.
Fácil.
Esquís de Montaña.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de samola Baja procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Samola Baja es uno de los picos de la Sierra de la Partacua que veo desde mi casa: su vertiente este casi siempre rocosa y su cara sur que vestida de nieve refulge amable al sol de la tarde en una perenne invitación.
            Tenía ganas de Samola con los esquís pero sabía que la ascensión no suele ser cómoda  debido a su situación que exige largo recorrido y un desnivel importante aun eligiendo las  condiciones.
            Había que ir a Samola y hoy 17 de Febrero de 2017 le ha tocado, bueno, nos ha tocado.

Iniciando el porteo en el Puente de la Fuente del Paco.

            La Pista de Villanúa a la Trapa requiere el lío del permiso, la barrera está muy abajo y en muchas ocasiones los Ventisqueros de Letraz no dejan pasar ni siquiera a los todoterrenos así que te queda una enorme pista hasta el Cubilar  de la Espata y además,  con frecuencia ofrece cortes en la nieve con lo que suele ser un auténtico “chollo.”
            Queda la alternativa de la Fuente del Paco, a 1250 metros de altitud y un camino que conocemos poco y allí estamos a las nueve de la mañana.

En el tercer rellano ponemos los esquís con nieve dura.

            Cargamos esquís y raquetas e iniciamos el camino que en dirección este se marcha por el Barranco de Villanúa para pasar enseguida a su orilla derecha y proseguir en consistente ascenso por el Bosque de Puycerbera. Hay alguna mancha de nieve que aparece más consistente en las zonas de prados donde se arrellana el camino.
            Tras vencer la tentación de calzar los esquís, al tercer rellano lo hacemos tras chuparnos cuarenta minutos de porteo, estaremos sobre los 1500 metros de altitud, la mañana es espléndida y la nieve en los claros está dura y lavada por la lluvia.

Cerca de la confluencia con la Pista de la Trapa. 

            Hay una vieja huella que nos viene de cine para seguir el camino en el bosque que cruza diversos barranquillos siempre en muy suave ascenso y finalmente nos deposita en la pista justamente en la revuelta de debajo del refugio. El camino en estas condiciones no es cómodo ni para foquear ni para esquiarlo en descenso.
            Juan ataja y nosotros hacemos la última vuelta por la pista que está muy bien nevada y con nieve dura todavía pues ha habido un buen rehielo.

En el Barranco de Bozuelo.

            Son las once menos cuarto cuando estamos a 1670 metros der altitud y entramos al Barranco Bozuelo por encima del Refugio del Cubilar de la Espata siguiendo una huella  que se adentra por el barranco.
            Hemos terminado la primera parte del recorrido y viene ahora la segunda que es un barranco lineal y sombrío pero a pesar de nuestras suposiciones con nieve que mejora de condiciones.

Saliendo del tieso del Barranco Bozuelo. 

            Ponemos cuchillas y lo subimos por el fondo sin hacer los quiebros del camino de verano que pasa por la derruida Cabaña de la Espata. Tiene un resalte inicial algo erguido pero enseguida se acuesta un poco y nos deposita en la Pared Oeste del Collado de Marañán.

Pala de salida bajo el Collado de Marañán.

            No hay que alcanzar el collado situado a 2060 metros de altitud sino que hay que remontarlo hacia el norte superando una erguida pala que soleada ya, presenta una buena nieve. Alcanzado un pequeño collado, abandonamos el Desagüe del Marañán completamente cubierto de nieve y nos vamos en busca de la cara sur de nuestro objetivo ya por encima del Collado de Marañán. Son las once y media pasadas y hemos recuperado una buena parte del tiempo empleado en la parte inicial.

Situándonos por encima del Collado de Marañán.

            La alomada Arista Sudoeste de Samola nos enseña algunas piedras descubiertas por el viento  y deja traslucir algunas otras que nos invitan al cuidado y la atención. Ante nosotros se extiende toda la amable inmensidad de la Sur de Samola Baja que subiremos pacientemente pues las piernas me pesan en otro “viernes de pasión,” ¡no dejes el futbol sala, eh!

Juanillo de frente con Collaradeta.

            Vamos ascendiendo pequeñas depresiones paralelas separadas por incipientes cordones rocosos, siempre en dirección nordeste, pues vamos a atravesar toda la pala sur de un lado al otro. Lo hacemos de manera gradual para ganar altura pues no en vano hay que remontar 500 metros.

La Sur de Samola Baja. 

            Alcanzada la zona central de la pala y aprovechando un bloque calizo emergente nos sentamos a echar un bocado al delicioso sol de la mañana. Se nos va casi media hora pero se está tan bien…

En la amable sur de Samola Baja.

            Hay que continuar con la diagonal hasta alcanzar  el extremo este de la pala superando un tramo un poco más erguido y equivalente al que podríamos haber ascendido de forma más directa recortando la diagonal.

Alguna piedra aflora en la Sur de Samola Baja. 

            Nos hemos pasado de la vertical del corredor cimero al objeto de trazar otra diagonal que nos permita alcanzar el colladito de acceso al altiplano cimero. Lo haremos tal y como lo tenía pergeñado y el ascenso resulta consistente y aceptablemente cómodo, en un tramo de pared algo erguido. Las cuchillas nos ayudan con la nieve que está muy transformada.

En la Cima de Samola Baja, este año si.

            Alcanzado el altiplano cimero se hacen zuecos pero en este lugar son incómodos pero intrascendentes. Allí viramos de nuevo al este y en suave ascenso alcanzamos la Cima de Peña Samola Baja situada a 2568 metros de altitud.  Es la una del mediodía,  nos hemos chupado 1350 metros de desnivel y me encuentro zurrado de piernas y riñones lo que no es el mejor estado para ponerse a esquiar. Lo que acostumbra a ser uno de los placeres buscados por los traveseros es  un dudoso placer para nosotros.

Retona desde Samola Baja.

            Hacemos fotos en una cima que ha sido toda para nosotros pues la huella del inicio del Barranco Bozuelo había marchado hacia Espata fundamentalmente y como excepción  hasta la Derruida Cabaña de la Espata.

Samola Alta desde Samola Baja.

            Las Collaradas, Nevera, Samola Alta y Retona compensan de casi todos los esfuerzos y el sur nos acompaña cálidamente azul y empenachado de Blanco: Suerio, Manchoya, Erata, Oturia, Guara, Oroel… Más cerca Burrambalo, Ralla, Espata, Balposata…

Oturia y Santa Orosia desde Samola Baja.

            Alrededor de la una y media comenzamos el descenso del altiplano con nieve costra pero tan pronto como nos introducimos en la sur comienza el festival de nieve primavera que disfrutamos a pesar de todo. La esquiada promete ser extraordinaria como así será.

Iniciando el descenso de la Sur de Samola Baja. 

            Paramos a comer en la misma piedra que hemos almorzado y luego proseguimos descenso con una nieve que blandea un poco más de la cuenta para los expertos pero que a nosotros nos sabe a gloria.

Disfrutando en la Sur de Samola Baja.

            Terminada la cara sur entramos al Barranco Bozuelo por la pala erguida que, bien soleada, se gira de cine para esquiar el fondo del barranco ahora al sol y con nieve bastante transformada que resulta deliciosa.

Entrando al Barranco Bozuelo que está divino.

            El rellano con nieve dura nos conduce al Refugio del Cubilar de la Espata para coger agua en el abrevadero e introducirnos en la pista.

Desde el Rellano del Barranco Bozuelo. 

            Hemos decidido descender por la pista  y así lo hacemos. Sabemos que habrá que portear algo y además retornar el kilómetro y medio hasta el coche pero…

Descenso Intermedio desde el Refugio de la Espata. 

            Bajamos alrededor de 4 kilómetros de pista con un solo corte y dos pasos justos pero en general con muy buena nieve que se desliza muy bien, incluso rápida en los sombríos.

Descenso directo hacia la Fuente del Paco.

            Un segundo cartel situado sobre los 1450 metros de altitud nos ofrece un camino para bicicletas cuyo rótulo no identificamos pero que nos tiene que llevar hacia el coche. Indica que baja 200 metros y por la altitud tiene que ser adecuado a nuestros intereses.
            Cargamos esquís y raquetas en las mochilas y en veinte  minutos cortos primero por camino, luego con atajos al camino sobre suelo mullido por la hojarasca nos plantamos en el coche. Previamente el camino se había convertido en amplia tiradera de madera y alcanzado los prados abandonados que reconocemos.

Pareja de crocus en flor.

            Son las cuatro de la tarde y el día ha podido salir mejor pero no es muy fácil mejorarlo. El día ha sido espléndido de cabo a rabo, pero con este anticiclón que se nos ha echado encima y con estas temperaturas, no sé qué futuro tiene la nieve. Disfrutaremos mientras podamos. 
              

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.