27 ago. 2017

56-17. PEÑA BLANCA EN CIRCULAR POR LA CANAL DEL BURRO. 26-8-2017.


Peña Blanca desde Punta Queba. 

Lacuniacha, Pista de Cuernias, Mallata Sarronal, Canal del Burro, Punta Queba, Arista Sudeste, Peña Blanca, Brecha y Corredor de Cachibirizas, Ibón de Piedrafita y Lacuniacha.
26-8-17.
Salida 07:45 h. Llegada 13:15 h.
Sol.
Bastante fácil.
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Peña Blanca procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Peña Blanca, la de Telera, que peñas blancas hay sembradas por todo el Pirineo, es un pico que, a pesar de estar muy a mano y no tener un desnivel excesivo, no acostumbramos a visitar. Recuerdo un par de ocasiones y basta. Hoy 26 de Agosto de 2017 volveremos; y ya que es posible haremos una circular que conocemos en su mayor parte pero todavía guarda una parte ignota y queremos recorrer.
            Son las ocho menos cuarto de la mañana cuando aparcamos en el inicio de la Pista de las Cuernias debajo de Lacuniacha a 1350 metros de altitud.

Remontando la Selva de Búbal. 

            Disponemos de dos canales para hacer la circular y elegimos la del Burro, la menos conocida, para el ascenso. Consecuentemente hemos de tomar la pista hacia el sur que llanea mientras recorremos alrededor de un kilómetro para abandonarla por un poco marcado caminillo que conduce hacia el Arco Natural de Piedrafita en dirección oeste.

La Canal del Burro y Punta Queba. 

            Se trata de un viejo camino poco evidente y sin señalización al principio y lleno de balizas azules y blancas después  que asciende entre viejos prados abandonados en busca de las Majadas Terrosa  y Sarronal. Ganados los primeros 150 metros de altitud el camino se arrellana un poco  buscando el declive en el que nace el Barranco del Sarronal  hoy seco.

En busca de la Canal del Burro.

            Alcanzados los Praderíos de Plana Terrosa seguimos el transitado camino que se aproxima al Arco Natural de Piedrafita que contemplamos frontalmente. Hay algunos hitos pero la hierba abrasada por el tránsito de bicicletas y caminantes es imperdible.
            Alcanzamos  las pedregosas laderas acampadas bajo las paredes de la Sierra de la Partacua y en las que se están asentando pinos y abandonamos el transitado camino para orientarnos hacia la Canal del Burro, coronada por una pequeña pirámide blanquecina al estar formada por calizas claras, se trata de Punta Queba, también conocida como Peña Blanca de Abajo. Estamos sobre los 1800 metros de altitud.

Peña Blanca, Corona del Mallo y Arco Natural de Piedrafita. 

            Dejando al sur del Arco natural  el corredor que asciende a la Faja Campanal y a la Corona del Mallo, nos vamos un poco más al sur en busca de la nuestra. La canal está formada por tres corredores paralelos. Comenzamos el ascenso por el de nuestra derecha u oeste que es muy amplio pero enseguida se cierra a media altura por lo que lo atravesamos y proseguimos el ascenso por la loma de verdura que lo separa del corredor central ya que nos ofrece una progresión cómoda y medianamente erguida.

Entrando a la Canal del Burro.

            Hay que subir sobre 400 metros y se puede hacerlo por el lomo de separación en el que unas difusas trazas de camino y algunos hitos lo jalonan. Cada vez es más frecuente las huellas de tránsito por lugares en los que hace solamente unos pocos años no se localizaba prácticamente nada.

Acendemos por la loma entre los dos corredores más occidentales.

            Nosotros siempre hemos subido por la loma pero en esta ocasión nos introducimos en el Corredor Central de la Canal del Burro que apunta directamente a Punta Queba. Se trata de un corredor rectilíneo igualmente inclinado que el reto de la canal, estrecho y fácil.

En el Corredor Central de la Canal del Burro.

            Subiremos con el mismo alrededor de 100 metros, también se puede coger más abajo y tras el pequeño estrangulamiento que se pasa con facilidad el corredor se disuelve en la faja de pedrizas bajo las paredes cimeras de la arista.

Llegando a la Pared Norte de Punta Queba.

            La arista se alcanza en el Portiecho tras faldear por el norte el monolito de calizas claras de Punta Queba por una inclinada faja de pedrizas que recorre la base de la Partacua y que tiene que conducir a la Corona del Mallo.
            Hay un corredor que puede evitarnos el rodeo de Punta Queba de camino a Peña Blanca pero igual resulta más cara la salsa que los caracoles pues será de tercero.

La este de Punta Queba o Peña Blanca de Abajo.

            Alcanzamos el Portiecho un amplio hombro  horizontal al este de Queba, sobre los 2275 metros de altitud y dando un pequeño rodeo por el sur, un corto tramo de pared tendida y escalonada que ascendemos un poco por cualquier parte, nos deposita en la Cima de Punta Queba situada a 2314 metros de altitud. Son las diez menos cuarto.

Remontando la Arista Sudeste de Peña Blanca. 

            La mañana, cálida, neblinosa y con ciertos vestigios tormentosos en la distancia  es pésima para la fotografía pues secuestra toda la nitidez y profundidad del paisaje en todas direcciones: No se distingue prácticamente ni la Sierra de Tendeñera aquí en frente,  el Midi aparece en otra galaxia y Oroel apenas destaca en un océano de azules en el que no se distingue Sabiñánigo, por ejemplo.  Bueno, Peña Blanca está cerca y se distingue con cierta nitidez de la que ya carece Parda y Telera en nuestro horizonte noroeste.
            Hay que bajar unos pocos metros suaves para alcanzar un rellano de praderío en la Cabecera de las Espedregueras y en la que hay un nutrido rebaño de ovejas buscando la brisa que se mueve por diferencia térmica.

Una ventana natural al sudeste de Peña Blanca. 

            Recorrida la majada en suave ascenso nos acercamos a la arista sudeste obligados por una franja vertical de paredes claras poco potente pero continuada. Habrá que superarla por donde mejor nos parezca  para continuar el ascenso.
            Lo haremos al oeste de una pequeña ventana natural de la arista y a la izquierda de unas  brechas que si por una parte parecen tener buen acceso por el contrario igual se nos complica la progresión por la arista.

Trepando uno de los corredores del zócalo que defiende Peña Blanca. 

            De dos corredores que alcanzamos tomamos el de la izquierda que, aunque algo roto y vertical, nos ofrece una decena de metros algo escalonados que no se suben mal. Seguro que buscando habrá otras alternativas pero nosotros no lo hacemos.
            Tras el corredor continuamos por una arista suavemente ascendente y mezclada de pratenses con calizas ocres mientras nos asomamos a las paredes bajo las que aparece la Faja Campanal.  Remontamos un pequeño promontorio en plena arista y desde allí visualizamos la tricéfala Cima de Peña Blanca.

La tricéfala Cima de Peña Blanca. 

            Perdemos unos metros y faldeamos un poco por el oeste para alcanzar directamente la punta situada más al oeste y en la vertical de la Brecha de Cachiribizas.

Las Cimas Oriental y Central de Peña Blanca.

            Desde allí fotografiamos las otras dos cimas y nos volvemos un poco en busca de un pequeño collado de separación con la Cima Central a la que trepamos brevemente a continuación pues no recordamos que tiene un faldeo horizontal por el este.

Las Cimas Central y Occidental de Peña Blanca. 

            El descenso a la brecha de separación tiene un escalón vertical de tres metros fáciles e inmediatamente alcanzamos la Cima Oriental de Peña Blanca situada a 2536 metros de altitud y señalada con un pequeño hito de piedras. Son las diez y media.

En la Cima de Peña Blanca. 

            En la cima, recordando anteriores estancias y contemplando Telera, nos sentamos a echar un bocado. Quizás sea la cima menos visitada de las tres que rodean la Brecha de Cachiribizas. El día parece que quiere espabilar un poco.

La Corona del Mallo y la arista que algún día probaremos. 

            El descenso lo iniciamos faldeando la cima central y buscando hitos para descender por lo que se considera la vía normal al pico a partir de la Brecha de Cachiribizas.

Corredor Cimero en la Sudoeste de Peña Blanca.

            Recordamos vagamente algún corredor  descendemos el más próximo a la Brecha pero sin hitos. Alcanzamos con cuidado la inclinada faja herbosa en la que hay una marcada trocha de animales pero nos da la impresión por experiencias anteriores que habrá que bajar más. A pesar de ello, la seguimos al oeste.

Los dos corredores descendidos en la Sudoeste de Peña Blanca. 

            Nos depositará unos metros por encima de la Brecha de Cachibirizas, sobre un paretazo vertical y tendremos que darnos la vuelta para buscar otro corredor que nos baje un poco más.
            Tomaremos otro corredor más corto y muy tieso que nos conduce a un pequeño collado desde el que el acceso a la brecha ya es franco y desde allí fotografiaré nuestro descenso. A pesar de que no hay ningún hito en este collado y debería de haberlo, creo que deberíamos haber tomado los corredores un poco más al sudeste de los que hemos bajado.
            Por la base de las paredes ascendemos una veintena de metros que nos depositan cómodamente en el extremo oriental de la amplia Brecha de Cachiribizas, para nosotros de Telera. Son las once y media pasadas.

Enfilando para abajo el Corredor Norte de la Brecha de Cachibirizas.

            Desde los 2360 metros de altitud nos echamos Corredor de Cachibirizas abajo siguiendo las zetas del caminillo establecido  mientras nos cruzamos y charlamos con gente que sube. Cuenta con una parte superior estrecha y erguida entre paredes que se va ensanchando hasta tomar considerable amplitud.

Los pinos terminarán colonizando los alrededores del Ibón de Piedrafita. 

            Por la izquierda del corredor alcanzamos el lomo herboso del rellano intermedio que divide al mismo y a partir de allí seguiremos caminillo más o menos herboso y siempre muy transitado, pues Telera llama lo suyo, y deambulando de una parte a otra de la zona  inferior del corredor, nos iremos acercando al rellano de praderío en el que se asienta el, reducido hoy, Ibón de Piedrafita. Los pinos se están instalando en los alrededores de la sur del ibón. Estamos a 1600 metros de altitud.

Brecha de Cachiribizas e Ibón de Piedrafita. 

          La salida del corredor nos permite contemplar preciosas estampas del ibón extraordinariamente concurrido en este sábado de finales de agosto. El agua está algo tumbada, su nivel está bajo y en sus orillas se están instalando juncales. Hacemos algunas fotos y proseguimos para abajo junto al barranco por el que desagua el ibón.
            Alcanzada la pista la cruzamos de inmediato para tomar el camino que ataja los lazos de la misma permitiendo un descenso más directo.

Cardo lannudo en flor cerca del Ibón de Piedrafita.

            En la orilla del ibón había un montón de gente y otro más con el que nos iremos cruzando mientras bajamos al coche recorriendo los últimos metros por la pista.
            Es la una y cuarto del mediodía cuando cerramos la circular  para la que hemos necesitado superar un desnivel de 1200 metros. Nos volveremos a casa para comer fresquitos después de duchados, al gusto de mi chica, que para eso es la jefa de cocina. No todo ha de ser esfuerzos y sudores.
        

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.