13 may. 2001

4-01. PELOPIN. 13-5-2001

La Oeste de Pelopín. 2-1-11.

Boca Este del Túnel de Cotefablo, Collado de Cotefablo, cara norte de Peña Ronata y Arista Oeste de pelopín. Arista sur y Punta del Pilón. Vuelta por la pista de las inmediaciones de la arista.

13-05-2001.

Salida 15 h. Llegada 19 h.

Nublado.

Muy fácil.

Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Pelopín procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
Disponemos de una tarde de domingo para estirar las piernas por el monte.

El tiempo está que ni fu ni fa y pensamos por tanto, además, en algo corto: iremos a Pelopín.

Es 13 de Mayo, mi chica sale de trabajar a las dos de la tarde y las dos y media nos metemos en el coche. Son las tres cuando aparcamos el coche en la boca este del Túnel de Cotefablo a 1420 metros de altitud y con mochilas ligeras a las espaldas nos echamos al monte.

Saliendo del Túnel de Cotefablo. 2-1-11.
 
Comenzamos atravesando los prados próximos al aparcamiento, en ascenso y al encuentro de la vieja y abandonada pista que lazada tras lazada asciende, alrededor de 200 metros, para situarnos en el plano Collado de Cotefablo, en la vertical del túnel.

Subimos tranquilamente ya que Rosa con su ciática no está para demasiados trotes. Es más, me dirá que no suponía de ninguna manera, esta mañana cuando se ha levantado, que  pudiera encontrarse así. Parada le molesta algo pero moviéndose parece ser que se le pasa bastante la molestia.

La Partcua desde la pista en la Norte de Ronata. 2-1-11.
 
Hemos subido en dirección noroeste y ahora viramos para tomar dirección sur y continuar por la pista que asciende, suavemente ahora, para dar posteriormente unas lazadas en plena pradera alpina y faldear por el este la cota 1934,  que en algunos mapas llaman Peña Ronata, un tanto en dirección este-sudeste.

Tres Sorores. 2-1-11.

Hemos visto el pilote de piedras del pico al que vamos y unas nubes nos regalan unas gotas de agua que nos invitan a ponernos las capas antes de que el asunto pueda ir a mayores.

No será nada ya que las nubes se encuentran por encima de los 2800 metros de altitud y no tienen gran desarrollo; se conformarán con hurtarnos la parte superior del paisaje norte.

Erata y Ronata desde Pelopín. 2-1-11.
 
Vamos ganado altura por la abandonada pista que conduce al collado oeste del pico y abandonándola ya que prosigue por su ladera oeste en dirección sur; tomamos la suave loma, recién abandonada por la nieve, que nos conducirá fácilmente a la cima del Pico Pelopín situado a 2007 metros de altitud.

La Este de Erata desde Pelopín.
 
Son las cuatro y media. Echamos un trago mientras contemplamos un paisaje de sobra conocido: Montañesa, Cancías, Guara y Frajineto, Oturia, Oroel, San Salvador y Cuculo, Erata, Telera, Escarra, Sabocos, Tendeñera, Otal, Fenez, Ordesa entre nubes, La Suca y Las Tres Marías; el siempre agradable lujo que nos proporciona la montaña, y la constancia de que el Prepirineo tiene nombres propios y no solamente el Pirineo Axial.

Norte de Oturia desde Pelopín.
 
Punta del Pilón y atrás Guara desde Pelopín.
 
La tarde está estupenda para caminar. Rosa va mejor de lo imaginable y propone continuar por la loma en dirección sur hasta una punta en la que destaca poderosamente un enorme pilote oscuro, un monolito que suponemos de piedras.

La Norte de Punta del Pilón desde Pelopín. 2-1-11.
 
Pisando algún que otro retazo de nieve residual casi  adrede bajamos y subimos la cota siguiente y en poco más de quince minutos alcanzamos la cota 1965 metros en la que encontramos un abrigo minúsculo hecho de piedras con una losa enorme que cubre más de la mitad del techo del mismo y el monolito de piedras de casi 4 metros de alto. Es la Punta del Pilón.

En la Punta del... 2-1-11.

Otra en el Pilón. 4-12-04.
 
Echamos otro trago, comemos algunas chucherías sentados y diez minutos más tarde emprendemos la vuelta.

Ordesa de vuelta de Punta del Pilón. 2-1-11.
 
Tomamos la pista que pasa por las inmediaciones de la punta del pilote y con ella, tranquila y relajadamente, nos vamos de regreso permitiendo que la conversación sobre cualquier tema nos acompañe para abajo. Es uno de esos días de montaña en los que la tranquilidad y el disfrute se presenta de forma especial y que resultan más cortos, más agradables y menos cansados de lo esperado.

Caserío de Otal desde el norte del pueblo. 2-1-11.
 
Allá abajo, mimetizado con el medio, se queda el caserío de Otal y mi recuerdo al malogrado Fernando al que no podré llevar para que conozca el pueblo de su apellido. Nosotros, contemplado la suave arista que conduce a Navariecho y la todavía enorme cantidad de nieve que queda en las laderas sur de los montes, a pesar del palo que ha llevado estros días, desandamos camino al encuentro de nuestro coche.

Erata  y Partacua. 4-12-04.
 
Son las seis y media de la tarde cuando rematamos nuestra marcha. Han sido 650 metros movidos en medio de una tarde agradabilísima en la que el tiempo nos ha respetado, proporcinándonos un rato mejor de lo esperado: íbamos dispuestos a soportar incluso alguna tormenta de primavera.

Bajando hacia el Collado de Cotefablo. 2-1-11.
 
A las siete estamos en casa tras comprobar que una tarde bien aprovechada  puede dar de si para hacer bastantes más cosas de las que podemos suponer a priori; siempre y cuando seamos capaces de poner en marcha adecuadamente ese chip que estamos estrenando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.