13 abr. 2003

5-03. PICO DE CANAL ROYA, NUESTRO PRIMERO CON ESQUÍS. 13-4-2003.

Pico Canal Roya al fondo nuestro primer pico con esquís. 12-3-05.

Aparcamiento bajo el Portalet, Pla de la Gradillera, Col Houer y Cara Noroeste.

13-04-2003.

Salida 11 h. Llegada 15 h.

Sol.

Muy fácil.

Esquís de montaña.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Canal Roya procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
El Pico de Canal Roya  será nuestro primer pico con esquís de travesía. Bueno, no tengo muy claro que esa sea la afirmación más precisa puesto que los prolegómenos han sido como poco extensos. Por ello será conveniente que vayamos por partes.

 Durante los primeros días de Febrero de 2003, localizo en Internet algunos equipos de esquí de travesía de segunda mano en la página de Barrabés. Llevábamos ya cierto tiempo con el tema en la cabeza, fundamentalmente muertos de envidia al ver como la gente se iba valle abajo, cómoda y rápidamente, mientras nosotros  nos teníamos que patear todos los descensos. El asunto, en la zona del Portalet era el tema común de todas las ocasiones en las que acudíamos por allí, los franceses nos hacían los dientes largos siempre.

Nos calzamos los esquís por primera vez el 1 de Febrero, para subirnos primero un tramo de la pista de Santa Orosia aprovechando una potente nevada y seguidamente la pista de Piedrafita hasta el ibón, con regular recuerdo en nieve blanda y sin transformar.

            El día 29 de Febrero me voy con Miguel Lanaspa por la pista de Santa Orosia todo lo arriba que se puede con el coche, que es hasta frente el repetidor de Yebra y desde allí nos calzamos los esquís y con buena nieve nos subimos hasta la punta de Oturia, previo paso de algún que otro apurillo pues atacamos la cara sur de frente y la nieve dura junto a la pendiente es mucho para mí.

            Es mi primer pico con esquís. El día está estupendo y la bajada me servirá para comprobar que mi falta de nivel de esquí va a ser un serio problema. La nieve está divina, un pelín dura pero es de lo mejor que se puede encontrar. Luego, 250 metros más abajo, algo profunda resulta bastante peor.

            Al día siguiente intento repetir lo mismo con Rosa pero la nieve ha cambiado completamente y blanda, en una mañana cálida de nieblas, nos hace padecer para bajar desde la Caseta de San Cocoba.

            El día 8 de Marzo nos subimos ya con nuestros esquís, con bastantes apuros hasta el Collado de Los Monjes, tenemos nieblas en la zona del Ibón de Escalar, hemos peleado con la pared derecha del valle y con nuestra inexperiencia.

            En el collado dejamos los esquís y nos subimos por la arista norte para hacer el Pico de Los Monjes de  2349 metros de altitud, que habíamos hecho ya en el verano del 97. La subida es elegante a través de su arista mixta, pero eso es lo nuestro y disfrutamos entre la gente que es más esquiadora que escaladora. Nosotros tendremos bastante con pelear con nuestros esquís a la bajada mientras contemplemos cómo nos adelantarán con sus suyos los que habíamos adelantado en la arista ya que allí era donde ellos tenían los problemas.

            La llegada luego hasta el Ibón de las Truchas resultará aborrecible y acabará con mi moral fundamentalmente, hasta el punto de no querer probar el descenso por nieve virgen  y coger la pista para abajo sin más, para terminar con un horrendo día. De paso comprobaré que con la Koflas que llevo y su caña corta no permiten dominar con la misma facilidad los esquís que con las botas de caña larga. Lo que le faltaba a mi pobre nivel de esquí.

            Luego vendrían tres paseos por la zona del Portalet para ir aprendiendo un poquillo, que buena falta nos hace y por fin, llega el día 13 de Abril

Peña de la Glera desde el Centro Pastoral. 19-3-09.
 
            Hemos decidido pasar del lugar donde nos quedamos en nuestro primer paseo por el Valle d’Aneu, fue hasta el Pla de la Gradillere y yo secretamente aspiro a alcanzar alguna cima fácil de la zona.

La Campana de Aneu siempre en el horizonte. 19-3-09.
 
            Rosa sale de trabajar a las seis de la mañana y a las diez y media estamos en marcha.

Avanzando hacia la Gradillere.
 
            En el Portalet hace una mañana estupenda y soleada, bastante mejor de lo que se anunciaba y a las once y media estamos poniéndonos los esquís al otro lado del Barranco de Brouset, a 1700 metros de altitud, e iniciamos un conocido camino que pasando junto a la Cabaña Sacazé, en dirección oeste, asciende suavemente a través de cinco amables resaltes y nos depositará en el Pla de la Gradillere a 2050 metros de altitud, lugar en el que nos quedamos a comer la vez anterior.

Pic Gradillere desde el Primer Rellano hacia Canal Roya.
 
            Hemos empleado hora y diez minutos en llegar hasta aquí, a pesar de que las botas nos hacen daño. Hemos subido a buen ritmo y continuamos para subir el resalte antecima de la arista norte del Pico de Canal Roya.

El Pla de la Gradillere.
 
            Tras una pequeña discursión acerca del lugar al que queremos ir viramos hacia el noroeste y siguiendo una huella que transita la cara nordeste del Pico alcanzamos  fácilmente el Col Houer en la arista norte del pico  situado a 2220 metros de altitud.

La amable Cara Nordeste de Canal Roya. 19-3-09.
 
            Contemplamos el rellano situado al norte del collado   y tras vestirnos un poco pues el viento  del sur está pegando bastante fuerte, continuamos el ascenso suavemente girando primero al oeste y luego al sur.

Espelunciecha y Diente de Anayet desde Canal Roya. 5-2-06.
 
Arista Noroeste de Canal Roya. 19-3.09.
 
            Nos aproximamos a la arista oeste que por cierto está llena de cornisas y cuando estamos a unos 20 metros de la cima, el viento es tan fuerte que nos hace desistir de alcanzarla con los esquís. No encontrando ningún lugar protegido del viento, nos los quitamos y llevándonos todo lo demás por miedo a que el viento pueda arrastrarlo, nos subimos hasta la cima del Pico de Canal Roya  situado a 2331 metros de altitud. Es la una del mediodía, aunque casi ni miramos el reloj.

Canal Roya desde el Pico Canal Roya. 19-3-09.
 
El Midi siempre bello desde Canal Roya.
 
Ni miramos el reloj, ni hacemos la acostumbrada foto. A duras penas echamos una instantánea visual al paisaje, sitúo brevísimamente a Rosa, el Diente de Anayet, la Raca y el Midí están en su lugar y nos vamos para abajo, ni cortos ni perezosos, pues el “orache” es francamente desapacible.

Calzados los esquís, alcanzamos el collado enseguida realizando nuestros primeros giros con nieve profunda sin transformar. Desde el collado, bajamos el doble resalte con facilidad practicando una primera media ladera para alcanzar la huella de subida, con cierta “maestría”.

Desde debajo de la Gradillera.
 
Son poco más de las dos cuando llegamos  a las rocas donde comimos la vez anterior en el Pla de la Gradillere y nos quitamos los esquís para comer un poco.

El rato se hace desapacible y desagradable a causa del fuerte ventarrón que entra desde el sur. Es una pena pero no nos queda más remedio que abreviar con el tema, recoger a todo trapo e irnos para abajo sin acabar, y en compañía de un trío de españolitos que también se bajan. El chico está todavía más verde que nosotros con los esquís.

El descenso no resulta demasiado agradable pues el viento que entra de cara nos frena y nos obliga a remar más de lo esperado en los rellanos. A pesar de todo, girando menos de lo que hubiéramos deseado, vamos negociando y disfrutando el descenso. Al final, nos puede terminar gustando el tema.

            Cerca de la Centro Pastoral nos quedamos un poco al sol y al resguardo del viento para tomarnos el café y comer unos dulces, es decir, finalizar la comida.

 Veinte minutos después, como mi señora no está demasiado caliente en camiseta tomando el sol continuamos para abajo.

A las tres y media nos llegamos caminando hasta el coche. La cerveza que he dejado enterrada en la nieve está medio descubierta. En estas fechas la nieve reciente va que vuela.

Hoy han sido 630 metros de desnivel los que hemos hecho, pero lo peor ha sido las rozaduras en los pies; y consecuentemente, de lo mejor del día ha sido quitárselas.

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.