23 may. 2004

14-04. VUELTA A PUNTA CATIERAS. 23-5-2004.

La Sur de Punta Catieras. 28-12-06.
 
Barranco de la Ulot, Collado de Yenefrito, Mallata Yenefrito, Ibón de Catieras, Collado Catieras y Punta Catieras. Descenso por Barranco Piniecho y Foratiecho.

23-05-2004.

Salida 07 h. Llegada 13 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Punta Catieras procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
            Pedimos la llave de la Pista de la Ripera  con buen tiempo previsto pero el sábado 22 de Mayo de 2004, día de la boda del Príncipe Felipe, sale regular preveyéndose algo parecido para el día siguiente. Yo confío en que la perturbación meteorológica no afecte al Pirineo, aunque solamente sea una excepción de la regla.

Barranco de la Ulot desde Panticosa. 20-1-07.
 
            El domingo madrugamos como ya ni nos gusta. A las seis y media, después de algunas incidencias que nos retrasan, incluso olvidamos la llave y el permiso para la pista; marchamos para pasar Panticosa y tomar la pista a la que le abrimos la cadena en el picnic y nos introducimos por el Valle de la Ripera, en dirección este.

            La mañana está espléndida tal y como la hemos visto al levantarnos y confirma  mi sospecha de buen tiempo. La pista está escurrida a pesar de que ayer debió de llover en algún momento y se encuentra bastante decente gracias a que cuenta con numerosos agüatillos.

            Los 4 kilómetros de pista pasan enseguida. A las siete y cuarto aparcamos el coche tras la barrera de ganado junto al puente de la desembocadura del Barranco Laulot a 1500 metros de altitud y cinco minutos más tarde emprendemos el ascenso por las conocidas escorrentías de la orilla izquierda del mismo, no sin antes dar alguna vuelta en busca de paso libre de arbustos que están hartos de agua a estas horas de la mañana.

Contraluz en el Collado de Yenefrito. 28-12-06.
 
            Ascendemos fuertemente por terreno descompuesto en dirección este al encuentro de la pradera alpina  salpicada de pinos, bojes y rosales silvestres que se arrellana en la zona intermedia, para continuar con otro resalte terminal por camino más seco adornado de primaveras helatior y así alcanzar el Collado de Yenefrito situado a 1800 metros de altitud, dejando a nuestra izquierda la característica peña extraplomada y conocida como el Dedo de Yenefrito, no sin volvernos a proponer la visita a la misma.

Majada de Yenefrito y Punta Ferreras. 20-1-07.
 
            Tras el collado llaneamos con el camino faldeando las laderas al norte del Pico Las Escuelas para aproximarnos poco a poco al barranco  y a los primeros neveros que están algo duros a estas horas.

Barranco de Catieras desde el de la Ulot. 28-12-06.
 
            No podemos pasar por el vado próximo al Barranco de Catieras por lo que hemos de continuar hacia el este en busca de alguna posibilidad puesto que el barranco baja muy crecido.

Refugio de la Majada de Yenefrito. 20-1-07.
 
            Repitiendo experiencias de alguna ocasión anterior atravesamos algún que otro nevero hasta que por fin encontramos paso sin tenernos que descalzar. Luego hemos de continuar en fuerte ascenso y girando brevemente a nuestra izquierda para recuperar el camino que, con débiles trazos, asciende hacia el ibón.

            Pasamos un tramo rocoso conocido y continuamos el fuerte ascenso de un espolón herboso entre neveros con la hierba helada, lo que confirma la lluvia de la noche anterior.

            Los neveros se cierran y aunque un tanto desorientado pero sabiéndonos próximos al cambio de ladera nos paramos para ponernos polainas y crampones con lo que la marcha será mucho más rápida y uniforme.

            Nada más entrar al nevero localizo la vira que utiliza el camino y que conduce enseguida al falso collado por el que cambiamos de ladera.

Nevero persistente de camino  a Catieras. 20-1-07.
 
            No hay huella en la nieve que ya esperábamos por lo que nos la trazaremos a nuestro gusto sobre una fuerte pendiente vestida de nieve dura pues se encuentra a la sombra y orientada al noroeste.
Las Escuellas desde la Base del Puntón Oeste de Ferreras. 20-1-07.

            Elegimos una línea de pendiente moderada que nos eleve un poco más de las afloraciones rocosas próximas al barranco, se sube bien aunque luego tengamos que perder algunos metros puesto que hemos de cruzar el barranco antes del ibón.

En el Desagüe del Ibón de Catierras. 20-1-07.
 
            Perdemos alrededor de 30 metros y pasamos a la orilla derecha del barranco por un consistente puente de nieve para proseguir ya por la orilla norte del Ibón de Catieras situado a 2240 metros de altitud. Son las nueve y media de la mañana.

Delicados reflejos en el Ibón de Catieras.1-11-07.
 
            La nieve está  blanda a puro, más que de buena temperatura de las horas de sol que lleva ya. Por lo tanto, desechamos la idea de continuar por el barranco que conduce al Collado de Catieras, más largo, suave y uniforme;  e inmediatamente iniciamos el ascenso en dirección norte al encuentro del espolón este del pico.

Vertiente Este del Collado de Catieras. 5-9-08.
 
            Pasamos una fuerte escorrentía, padecemos lo nuestro sobre tramos de nieve blanda y profunda, sobre todo en pequeños tramos de fuerte pendiente; dudamos y reconducimos nuestra vía siempre peleando entre lo más directo y corto por tanto y lo más conveniente, pero finalmente aparecemos en la parte superior del espolón.

            Descartamos la idea de ascenderlo ya que presenta afloraciones calizas que anuncian complicaciones en tramos mixtos y alguna barrera vertical que se ve y nos decidimos a atravesar la empinada cara nordeste del pico al encuentro de la arista norte.

Vertiente Este del Pico de Catieras. 5-9-08.
 
            En el faldeo encontramos desde nieve buena que agradecemos y que buscamos bajo pequeños aludes, nieve blanda que padecemos y nieve profundísima en los tramos más pendientes en la que nos hundimos hasta casi la cintura y de la que hay que salir como sea: lo que toca.

 Ibón de Catieras desde Baldairán. 1-11-07.
 
            La llegada a la arista por razones del azar y de conveniencia se retrasa de tal forma que aparecemos directamente casi en la cima tras algunas dificultades en placas verticales en las que a ciegas hay que encontrar puntos de rotura y la cornisa vertical de salida.

Mallaruego.
 
Son las diez y media de la mañana cuando alcanzamos la bicéfala cima de Punta de Catieras a 2607 metros de altitud. Sobre las rocas de la cima este nos sentamos a almorzar al sol de una deliciosa mañana y a contemplar un paisaje exagerado que abarca desde Ordesa a Aspe, desde Sallent hasta Tendeñera: una auténtica colección de viejos conocidos, unos más cerca y otros más lejos. La verdad es que no se imagina uno la amplitud del paisaje que ofrece este pico hasta que se está en él.

Punta Catieras desde la Sureste de Baldairán. 5-9-08.
 
Media hora después desechamos  el descenso al ibón por su arista sur, más directa, y tomamos la decisión de bajar directamente por el Barranco de Piniecho.

Punta y Arista Oeste de Catieras.
 
Para ello iniciamos el descenso por la arista norte que no hemos subido, vestida de nieve blanda y profundísima y antes de alcanzar el Collado de Catieras  viramos al noroeste y aprovechando la ladera norte del circo más protegida del sol nos bajamos al encuentro del barranco atravesando extensos campos de nieve.

Vamos dejando a nuestra derecha y sucesivamente la Punta Baldairán, el Collado de Espelunz, Punta Tablato, el Collado Foratula y nos enfrentamos a las Puntas de Piniecho ya casi en el barranco. Pero en lugar de pasar a la orilla derecha proseguimos sobre la nieve de la orilla izquierda bajando lo más posible antes de que el barranco se estrangule en Yenefrito.

Valle de descenso con los Picos de Piniecho detrás. 5-9-08.
 
Finalmente pasamos a la orilla derecha, desprovista de nieve y nos quitamos polainas y crampones.

Salimos del lecho del barranco sobre la Mallata de Piniecho y remontando suavemente en dirección sudoeste iniciamos un desconocido faldeo sobre la punta más occidental de Piniecho.

El camino que está marcado en el mapa es de los menos transitado que conocemos y seguirlo resulta complicado incluso con experiencia pues se pierde continuamente. Solamente la lógica nos permite atravesar en suave descenso la pared surcada de barrancos y escorrentías  hasta que localizamos una enorme pedrera que baja bastante, nos dejamos de caminos y nos vamos patinándola de frente y para abajo.

Nos deposita más rápido de lo que calculábamos en los prados de Forratiecho, muy próximos a la pista.

En los prados perfectamente soleados nos detenemos un rato para echar un trago y tomar un poco el sol de un mediodía esplendoroso. Es la una y cuarto del mediodía y vamos maravillosamente bien de tiempo.

Media hora después nos bajamos hasta la pista  en cinco minutos y me vuelvo a por el coche ya que la hemos alcanzado 300 metros más abajo del lugar en el que lo hemos aparcado a la mañana. Hemos liquidado tranquilamente 1150 metros de desnivel y hemos disfrutado de una actividad agradable además de primada por el encanto de descubrir caminos nuevos.

Paramos en Panticosa para dejar la llave de la cadena en el buzón del ayuntamiento y a las dos y media estamos en casa y en lugar de la lata de sardinas clásica de nuestra comida, comenzamos con unas cervezas y unas nécoras. Luego más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.